domingo, 26 de mayo de 2019 04:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Celda 211

Archivado en: Premios Goya, Celda 211

Celda 211Vamos por el buen camino (o por el malo, según se mire): Celda 211 es la gran película española del año. Es decir, la mejor película española del año es una película hollywoodiense, prefabricada, tambaleante y hueca pero de una factura impecable, con una producción majestuosa y con un ritmo de los que quitan el hipo. Esto quiere decir que el cine español a lo mejor ha vendido su alma -si alguna vez la tuvo- al diablo. Y que el diablo paga muy bien, de modo que tal vez empiece a haber una industria. Daniel Monzón contaba hoy que ya ha recibido ofertas para hacer un remake de la película en Hollywood. No me extraña.

Celda 211 insinúa su inverosimilitud ya desde el principio, como dice un amigo mío, pues arranca con la visita que un funcionario de prisiones hace a su nuevo trabajo un día antes de la fecha de su incorporación para conocer a sus compañeros y familiarizarse con el entorno laboral. ¿Qué funcionario español -o no funcionario- haría eso? ¿Alguien lo conoce?

Esto es sólo una broma de humor rancio. La inverosimilitud de la película, no. El guión hace agua por todas partes. El funcionario novato queda atrapado en la zona del motín de una manera absurda. El negociador gubernamental se niega a aceptar unas peticiones razonables y nada comprometidas. Los GEO suspenden su asalto en espera de esa negociación, pero cuando la negociación se paraliza siguen sin intervenir sin que sepamos nunca por qué (yo se lo digo: para que el guionista pueda seguir escribiendo escenas). En un ejercicio de equilibrismo narrativo, a la mujer del funcionario novato, que está embarazada, no la avisan de la situación para no disgustarla, pero cuando el motín ya es público y sale en las televisiones siguen sin avisarla sin que sepamos por qué (yo se lo digo: para que puedan ocurrir unas cuantas tragedias). La pobre mujer se planta en la prisión en estado de histeria, y se encuentra allí una insólita manifestación de familiares de presos, que protestan con una celeridad inusitada y con una vehemencia inexplicable. En una secuencia memorable, la mujer, interpretada por Marta Etura, aparta a todos los manifestantes, como si fuera el mismísimo Schwarzenegger, y avanza hacia las puertas de la cárcel justo en el momento en el que el malísimo Antonio Resines, que es el funcionario de prisiones inclemente y cruel, sale a disolver la manifestación sin permiso y sin justificación. ¿A quién golpea justamente Resines con la porra despiadada? A la pobre esposa embarazada, que va derecha al hospital y muere allí. Ya es fatalidad la de este matrimonio: él va a trabajar antes y se queda atrapado en un motín; ella va a buscarle y es la única que muere. Pero la cosa resulta mucho más fascinante: no sólo el funcionario malo golpea a la inerme chica buena, sino que lo hace delante de una cámara de televisión que, con una profesionalidad y un arrojo propios de corresponsales de guerra, ha conseguido llegar al corazón del barullo, de modo que los presos pueden enterarse de lo que ha ocurrido y el funcionario novato puede inflamar su espíritu clamando venganza y aliándose por fin con los desfavorecidos. Todos estos disparates están -aumentados- en la novela de la que parte la película, de modo que no sé si debo censurar la concesión del Goya al Mejor Guión Adaptado. ¿Se adapta mejor una novela corrigiendo sus despropósitos o manteniéndolos? Nunca lo he sabido.

El resto de los elementos de la película, casi sin excepción, rozan la excelencia. Los actores hacen filigranas, logrando que esos personajes de cartón piedra cobren vida auténtica. No sólo Tosar, no sólo Etura: también el novato Amman, también Resines y Carlos Bardem. La producción es espectacular, inusual en un cine, como el español, en el que no hay dinero y se hacen las escenas de multitudes con diez extras que corren en círculo. La música acompaña como debe, la fotografía ilumina con un realismo sin desteñidos, el montaje da continuidad narrativa y belleza visual y la dirección artística -los decorados, el vestuario...- es perfecta. Daniel Monzón, por lo demás, dirige la orquesta con cierto virtuosismo: todo está engrasado, el ritmo no se desacompasa nunca, e incluso consigue que veamos sin estupor una historia con más vías de agua que el Titánic.

¿Cuál es el resultado de todo esto? Una excelente película menor, de las de palomitas y tarde de verano. Nos hace pasar un buen rato, no nos produce sueño y, además, nos invita a reflexionar socialmente -con más demagogia y superficialidad que inteligencia- sobre lo terrible del sistema penitenciario. ¿Que una excelente película menor sea la mejor película española debe llenarnos de orgullo o de vergüenza? ¿De esperanza o de pesimismo? ¿De satisfacción o de desengaño?

Es evidente que la respuesta a estas preguntas dependerá de lo que cada cual crea que es el arte. De lo que cada cual crea que es el cine.

Publicado el 16 de febrero de 2010 a las 01:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 14

1 | Javier S. - 16/2/2010 - 12:03

No pensaba ver Celda 211 antes de leer tu opinión, así que imagínate ahora. Me interesan más Agora, entre las españolas, y Avatar, entre las extranjeras. Pero no me tomes muy en serio, ya sabes que mis gustos (¿?) cinematográficos son muy dudosos.

2 | Leandro (Web) - 16/2/2010 - 13:55

Me he desayunado leyendo a Boyero. "Droga sabia y dura para todo tipo de espectadores, tenso, negro, complejo y admirable ejemplo de narración que te engancha de principio a fin y te provoca las ancestrales sensaciones del gran cine", dice sobre Celda 211. Pero ahora, tras leer tu post, ya no tengo muy claro si pasaré o no por taquilla.

3 | Luisgé - 16/2/2010 - 17:57

Mario, soy pejiguero, no puedo negarlo. Lo que no me da ni me quita ni un ápice de razón.

Sin duda conocerá usted la tan explicada diferencia entre veracidad y verosimilitud. Las películas (incluso los documentales) tienen que ser verosímiles, no veraces, y para ello deben de cumplir unos equilibrios de composición interna. Que Celda 211 no cumple. Me gustaría que me dijera usted alguna de esas muchas películas más grandes en las que hay disparates semejantes (y además en tal cantidad).

Le agradezco la corrección (un poco pejiguera también, aunque con el lenguaje hay que ser muy respetuoso), que procedo a introducir inmediatamente. Me siento tentado de decir, sin embargo, que no era un error, pues la película, en algunas partes, hace aguas. Y mayores, no menores.

4 | Angel de Manuel - 16/2/2010 - 18:56

Lo mejor que le ha podido pasar al cine español se llama Alex De la Iglesia. Y el triunfo de Celda 211 es el primer sintoma de ese cambio. Creo que Daniel Monzón pertenece a esa hornada de directores que se ha llegado desde hace unos años que tratan nuevos temas y de una manera diferente. Nuevos temas aquí en España porqué es lo que hacen en otros sitios desde siempre. Aquí nos hemos acostumbrado a la moralina. A los ajustes de cuentas históricos que interesan muy poco a los que vn cine.
El cine esta unido desde sus inicios al su faceta industrial. Uno puede crear una novela o un cuadro con muy poco coste. Para escribir solo se necesita papel y lapiz (u ordenador), es el mismo y su imaginación. Una película es otra cosa. El producto terminado, la obra de arte en si, es la película ya editada, y esto hace que sea una creación carísima que sin el concurso industrial carece de sentido. No se puede exigir a las sociedades quwe sufragen los gastos de estas creaciones tan caras y en tanta cantidad. Así que el camino que quiere emprender el cine español es el correcto. La autogestión y el alejamiento de papa estado. Así no habra ninguna sospecha de a quien sirve...o no es bueno para la creación alejarse del poder político?

5 | Luisgé - 16/2/2010 - 19:24

Ángel, son demasiadas cosas como para que pueda contestarlas todas en aluvión. En primer lugar, te diré que la producción de Celda 211 comenzó muchísimo antes de que Álex de la Iglesia llegara a la presidencia. En segundo lugar, te diré que me da la impresión de que ves poco cine español, pues hace años que se está haciendo un cine absolutamente diverso, desde comedias frívolas hasta cine negro puro. Lo de los ajustes de cuentas históricos, que son muy necesarios en sus dosis, ¿son más o menos que los del cine americano con la guerra de Irak, que los del cine británico con el tatcherismo o que los del cine universal con el nazismo o el stalinismo? Me da la impresión de que ves ideología hasta en los códigos de barras de los botes de tomate, y eso no lleva a ningún lado bueno.

Es bueno alejarse del poder político, claro que sí. En una democracia no necesariamente las subvenciones son censoras, hay elementos de control, aunque a veces fallen. En cualquier caso, lo que es necesario ver es si es posible. Para tu información: en Gran Bretaña, en Francia, en Estados Unidos incluso, quitando un escaso porcentaje de teatro comercial (no malo: comercial), el teatro está subvencionado. Y la ópera, por supuesto. No subvencionado tan chapuceramente como en España (porque el público y la industria son mucho mejores), pero subvencionado. ¿Eso es malo? A lo mejor no. A lo mejor las "sociedades" consideran que es necesario.

Celda 211, como todo el cine español, se hizo con subvenciones, por cierto. Seguro que con el 100% de la inversión subvencionado, como todas las películas españolas.

Y para no desviarme de mi post, porque yo no quería hablar de nada de todo esto, mi ideologización no debe de ser tanta: ¿para hacer cine bueno, para hacer cine que conecte con el público, para alejarse de papá estado... es necesario hacer un guión disparatado? Yo creo que no.

6 | Mario Moliner (Web) - 16/2/2010 - 20:57

'Con faldas y lo loco' es una peli inverosímil de principio a fin, pero al espectador no se le arruga la nariz en ningún momento.

También muchos filmes de acción, desde las aventuras de Batman (¿vuela o no vuela ese bicho?), a la saga de James Bond y otras muchas.

Buenas noches y enhorabuena por el blog.
Mario

7 | Angel De Manuel - 16/2/2010 - 22:48

He visto bastante cine español, no te preocupes. Tengo la cuota cubierta y siempre que despierte mi interés voy a verlo. Lo que creo que tu eres el ideologizado. No dije que Alex de la iglesia tuviera nada que ver con Celda 211, pero me alegro de la coincidencia que seguro nos traerá muchas cosas buenas.
No considero que no se deba subvencionar nada..solo repito que el cine está unido historicamente a su condición de industria. Esto es inseparable y el coste de las producciones lo hacen necesario.
la cuestión es que los espectadores se han ido alejando poco a poco del cine español. hay un sector de la sociedad que nunca ira a ver cine español por principio,y tu sabes porqué. A veces se han dedicado a echar a la gente de las salas de cine más que a atraerla.
Podriamos tener un debate sobre el papel de los artistas en las sociedades democráticas y su intervención en el juego de partidos y política.Entenderíamos muchas cosas que están pasando hoy.
De todas formas a veces un guión disparatado es la formula de la excelencia...creo que los guiones deben tener ciertas licencias, para que sean Cine, si no serían otra cosa...un ejemplo:
La Vida es Bella...fantasiosa, poco rigurosa , pero maravillosa

8 | Luisgé - 17/2/2010 - 00:09

Ángel y Manuel, es evidente que no estamos hablando de las mismas cosas. Ya sé que La Guerra de las Galaxias es todo mentira, que no existen las naves espaciales (de momento). Ya sé que Qué bello es vivir es irreal, no existen los ángeles. Nada de eso tiene que ver con los errores de un guión, con la banalidad de los sucesos, con las trampas deliberadas, con las inconsecuencias, con el abuso de las casualidades inexplicadas e inexplicables, etc. Eso es lo que a mi modo de ver ocurre en Celda 211 continuamente. Y eso no ocurre ni Con faldas a lo loco ni en La vida es bella ni en ninguna de todas esas películas, en las que hay, como decía Mario, ún pacto con el espectador logrado por la ficción. A este respecto, habría que subrayar que la ciencia ficción y la comedia, con sus reglas, son más flexible que el realismo, y mucho más que el realismo dramático (o trágico) al que quiere pertenecer Celda.

Ángel, yo creo que a lo mejor estarás de acuerdo en que mucha gente no va a ver cine español desde hace años por puros prejuicios. Ha habido años buenos, años malos y años regulares, pero hace años que se hacen todo tipo de películas. A mí me preocupa (y de eso habla el post) que cada vez triunfen más las películas lights. No sólo en España, pero también en España.

El ideologizado seré yo, pero el que ve fantasmas políticos e ideológicos en todas partes eres tú. Me parece que hay un poco de contradicción. Pero a lo mejor es también por ideología, no sé.

9 | David D. - 17/2/2010 - 15:00

Las sensaciones que me produjo ver Celda 211 son las mismas que describe Luis G. Según la Academia, Celda es la mejor pelicula del año, de largo, del cine español comparado con el Secreto de sus ojos y El Baile de la Victoria, y esta no es la sensacion que a mi como espectador y no critico de cine me produjo al ver estas otras.
Fui a ver Celda 211 con mi mujer embarazada en estado avanzado y nos avisaron de que podia ser duro verla en ese estado. Pues bien, fue tal el coladero de irracionalidades de los personajes desde el principio que salimos asepticos. Porque a quien se le ocurre, en esas circunstancias, ponerse en primera linea de protesta pegada a la verja (a menos que te lo pida un director de cine para que se vea tu cara), y como narices llega hasta alli en su estado (claro, por educacion la dejan llegar hasta alli). En fin, creo que el comportamiento de los personajes principales se asemejan mucho a los que tienen los de las peliculas de terror americanas tipo Scream, Se lo que hicisteis.. etc., que fueron taquillazos en USA, y al publico les gusta y entretiene como ha ocurrido con Celda 211, pero de ahi a que sea la mejor pelicula del año en España....
Yo me quedo con la seccion de peliculas iberoamericanas.
Luis G. te seguiré (leeré) de cerca.
Gracias.

10 | Angel De Manuel - 17/2/2010 - 19:13

Luisgé...veo que tenemos dos maneras de entender el Cine y lo que es light. Pero para que me entiendas voy a hacerte el razonamiento que creo que hay detrás de tus palabras y que ha hecho el cine español durante todos estos años. Creo que es lo que va a cambiar Alex de la Iglesia...
El razonamiento es el siguiente:
-Nosotros no solo hacemos Cine, Hacemos ARTE.
-Los yanquis solo hacen entretenimiento y colonialismo cultural.
-Nuestro Cine es más profundo y trata temas importantes, duros, intimistas.
-La gente prefiere ir a ver Cine Americano.
-Por lo tanto la gente es estúpida e inculta.O son unos fachas llenos de prejuicios.
-Hay que obligar a la gente a ver nuestro Cine.
Solución: cuota de pantalla...
Las películas españolas que han explorado nuevos temas y lo hacen con calidad son éxitos de taquilla. Estos estúpidos y mal hechos éxitos de taquilla serán los que den la posibilidad de hacer películas intimistas, profundas, de la Guerra Civil...etc.
A mi me encantó Celda 211. Desde luego no pasará a la historia del Cine y posiblemente no la pondrán en la lista de las 10 mejores películas españolas..pero eso pasa con muchas películas que han ganado muchos premios...muchas películas que hoy amamos parecieron en su época auténticos bodrios.
Alabaste las interpretaciones de Tosar y compañía..forman parte de un todo y no son una cosa aparte del guión, dirección, etc...los academicos también lo habrán tenido en cuenta digo yo..
En cuanto a lo de idiologizado tu seguramente piensas que soy un fachilla así que para ti estoy descalificado antes de empezar...
he de decirte que son las posiciones más cercanas a las tuyas los que ven idiología en todo. Un bautizo, un crucifijo, una procesión un monumento, una calle, un cartel publicitario,un plural del masculino, un plural a secas, una emisora de radio, etc...
Un abrazo

11 | Luisgé - 18/2/2010 - 01:59

Ángel, me alegro de tu nuevo comentario porque me parece que nos acerca. Estoy de acuerdo en el planteamiento, pero lo que ocurre es que yo creo que eso es un tópico antiguo que no se acerca a la realidad. En España, desde hace años, se están haciendo comedias intrascendentes, cine negro, cine de aventuras, thillers de acción, melodramas sin complejos... Desde hace años los cineastas (y yo también)saben que el cine es múltiple. Lo que ocurre es que no han conseguido vencer prejuicios. Te voy a poner un ejemplo de este año, para no buscar en mis archivos: Pagafantas es una comedia gamberra (sin ínfulas artísticas) a mi modo de ver mucho más conseguida, cercana, graciosa y fresca que la mayoría de las comedias gamberras hollywoodienses que nos llegan y que triplican (o multiplican) su taquilla. ¿Por qué? Por prejuicios y por razones de inversión publicitaria. No hay más. La cuota de pantalla es más compleja de lo que acabas de señalar, y creo que lo sabes. Nació como una resistencia al chantaje que hacían las majors a los cines para colocar películas-bodrio a cambio de tener un Spilberg, por ejemplo. Es decir, era una norma antimonopolística.

No sé si es que me expreso mal, pero por si acaso: me parece que deben existir películas como Celda 211, y muchas. Pero: a) creo que esta tiene agujeros imperdonables que me enfadan; y b) esos agujeros me hacen pensar que es una película menor. No sólo he alabado a Tosar. Si me relees, he dicho que comparto el Goya a la mejor dirección, por ejemplo. El Goya al mejor guión me parece un esperpento. Y, dicho todo esto, también creo que el cine tiene que tener una función. Y que tiene que incomodar. ¿Hay que ser hermético? No. ¿Hay que ser pedante? No. ¿Hay que ser "artista"? No.

No creo que seas un fachilla. De hecho no creía nada. Pero si tengo que creer algo, creo que eres de ese grupo de personas que se indignan más con los errores de sus hermanos ideológicos que con las barbaridades de sus antagonistas. Yo no. Y claro que veo muchas cosas mal. Muchas. ¿Es malo? Soy profundamente respetuoso con las personas religiosas, pero profundamente anticlerical, que son cosas compatibles. Cuando los crucifijos sean algo espiritual me resultarán indiferentes. Y los crucifijos que algunas personas llevan en su cuello me pueden parecer hasta admirables.

Otro abrazo para ti

12 | Angel De Manuel - 18/2/2010 - 19:17

Bueno a veces seguir en lo mismo llev a la melancolía..
Parece que empezamos a encontrarnos en algún punto. Esto es lo que trae la discusión y la confrontación de ideas. En lo básico estoy de acuerdo contigo, y en gustos ya se sabe, no hay nada escrito.
Solo puntualizar alguna cosa:
Los exhibidores son empresas privadas y son de los que mayor resistencia ponen a el tema de las cuotas. Si se les obliga habrá que compensarles económicamente, ya que ellos ponen en riesgo su negocio, algo muy importante.
Creom que una de las cosas más negativas del cine español es su incapacidad para al autocrítica. El cine de todos los países del mundo lucha contra el enorme poder de la industria americana. No solo el lloriqueo es suficiente. Tienen que revisar sus metodos. La publicidad es un método. Santiago Segura publicita hasta la nausea sus películas y le va muy bien.
A veces tengo la impresión de que el enemigo americano nos viene muy bien para muchas cosas. Es la excusa perfecta, que nos lleva al inmobilismo. Esto se da en demasiados ámbitos ya. Quizás un poco más de imaginación, más trabajo, más temas, mezclado con cierta dosis de proteccionismo, pero en su justa medida. Lo contrario nos acerca demasiado a cosas que detesto..
Sigue escribiendo como lo haces...me gusta mucho seguirte...un abrazo

13 | eugago - 14/3/2010 - 14:08

acabo de verla, tarde, y me ha parecido una pelicula llena de lugares comunes,superficial...un tostón

p.d. Excelente crítica, la de usted.

14 | Julián - 12/1/2012 - 22:10

He visto celda hace muy poco. He alucinado. Iba sin mucha fé, pero tanto se ha hablado que no se me pasaba por la cabeza que pudiese ser tan mala.
Una gran producción, tan grande como vacía, tramposa y mentirosa. Una pena que se hable tanto y tan alto de tan poco. Mal vamos si esa pelicula es el ejemplo de por donde ha de ir el cine español. Buenas interpretaciones y poco más es lo que salvo de la película. Que este bien hecha no tendría que sorprendemos, es cuestión de presupuesto y buenos profesionales y desde luego en España los hay.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD