domingo, 22 de septiembre de 2019 17:42 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Tony Judt y Mercedes Milá

Archivado en: Tony Judt, Gran Hermano, Paul Krugman

Tony JudtAcabo de terminar de leer Algo va mal, del historiador británico Tony Judt, y estoy aún sacudido por la emoción. No es un libro emocionante, pero me emocionan cada vez más la lucidez, la transparencia y la capacidad de ordenar las cosas con sensatez y contención.  Leo a Lluís Basset citando a Paul Krugman: "Cuando los historiadores contemplen retrospectivamente los años 2008 a 2010, creo que lo que más les desconcertará será el extraño triunfo de las ideas fallidas. Los fundamentalistas del libre mercado se han equivocado en todo, pero ahora dominan la escena política más aplastantemente que nunca". Ése es el punto de partida de Algo va mal. La radiografía de una sociedad sin discurso moral, anestesiada, entregada a las ceremonias del becerro de oro en todas sus formas y colores. Una sociedad en la que se llama democracia de manera recurrente al mero cálculo de las mayorías: las audiencias, las ventas, los votos. La diversidad, el respeto a las minorías, la interlocución con los grupos diferentes o la búsqueda de la cohesión social mediante la reducción de las brechas que existen en el reparto de la riqueza o en el acceso a la educación, han desaparecido sencillamente del discurso o se han convertido en puro papel mojado, en retórica hueca.

Hoy leo en el periódico que Tele 5 va a sustituir CNN+ (la cadena que Prisa ha decidido cerrar dada su falta de rentabilidad) por un canal de Gran Hermano. Veinticuatro horas de Gran Hermano. Las cámaras de la casa enchufadas todo el tiempo y Mercedes Milá haciendo resúmenes y entrevistas para agitar la coctelera. Reemplazamos CNN+ por Gran Hermano-24 horas. Es inevitable reconocer el mundo en el que algo va mal. El mundo en el que la democracia -o su sucedáneo- se construye cada vez más sin información o con la información manipulada, en el que el debate o la discusión argumentada se sustituyen por el adocenamiento o la demagogia, en el que se llama cultura a www.seriesyonquis.com y cosas semejantes, en el que a muy poca gente le inquieta que Mercedes Milá, otrora agitadora, sea ahora un icono de la basura.

Lean al menos a Tony Judt.

Publicado el 27 de diciembre de 2010 a las 14:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 8

1 | Joaking - 31/12/2010 - 14:41

Por una vez, y sin que sirva de precedente, total y efusivamente de acuerdo contigo. De hecho, he regalado varios ejemplares de "Algo va mal" estas navidades para afrontar la década con algo de coraje moral. Abrazos.

2 | Cristina - 02/1/2011 - 02:48

Estoy apasionadamente de acuerdo con las consideraciones que has hecho, al hilo del libro de Tony Judt. Y, ciertamente, creo que el rearme moral es posible; es, más bien, obligatorio... No se pueden traer hijos a este mundo sin una apuesta decidida en el sentido de que la sordidez no tendrá la última palabra.
Y ya puesta, voy a salir del armario en este primer aniversario de tu blog. Te conocí gracias a mi marido: "Te paso esta entrada de blog que me ha llegado, te va a gustar". Como estás casado, ya sabes que los cónyuges suelen acertar con estas cosas. Leí esa entrada, las posteriores, ... las anteriores. He ido leyendo tus libros, empezando por "Las manos cortadas". Especialmente indicada era esa lectura para mí. Aunque era niña cuando sucedieron aquellos acontecimientos, Salvador Allende y el proyecto que encabezó han sido y siguen siendo mis referentes políticos y morales. ¡Qué le vamos a hacer!, así de pasada de moda estoy.
A través tuyo también he conocido a Marta Sanz (quizá con la que estoy más próxima ideológicamente de los dos). Su última novela, magnificamente presentada por ti, me gustó mucho.
Volviendo a tus novelas, me han producido una dolorida admiración literaria, angustia y ese grado de sufrimiento que acompaña a los alumbramientos... Y, obviamente, me han conmovido.
Ya he sugerido antes que creo estar un poquito a tu izquierda y, añado ahora, soy muy vehemente (creo que te puede sonar) en política. Durante todos estos meses, en cualquier caso, he disfrutado con tus artículos, tus reflexiones, la expresión de ciertos sentimientos, con los autores de los que has hablado (entre ellos George Steiner, a quien admiro), con cuestiones de actualidad, con lo relativo a la injusticia y el desorden, con Venecia, con el boicot a Mont Blanc, con la oportunidad y necesidad del anticlericalismo, con tus matices... He disentido también en alguna ocasión, pero siempre me ha parecido que te movía algo que yo también apreciaba, aunque lo interpretásemos de forma distinta. Finalmente voy a mencionar una entrada muy especial. La relativa a José Saramago (por quien siento devoción), tras su fallecimiento. En esas breves líneas se expresa un emocionado homenaje que permite vislumbrar tanto las cualidades y bonhomía del homenajeado como las del homenajeador. (Perdón: ya sé que te gusta "vender" que los seres humanos son mezquinos; pero he salido un poco contestataria).
En definitiva, no me postulo como representante (nadie me ha votado para ello) de la mayoria silenciosa que te ha seguido este año. Pero, modestamente, soy un caso entre todos los que de momento(toquemos madera) no tenemos que bregar por la custodia compartida, los que no parangonamos y no tenemos nombres variables de monja... Y sí, creo que es curiosa la forma en que ideas, sentimientos y algo más, que es inefable, reúne, convoca a unas personas con otras.
Sinceramente, Luisgé, te deseo lo mejor para el 2011. También deseo que quieras compartirlo con nosotros.
(Me he pasado de longitud: ya no me toca hasta el 2015...)
PD:¿Para cuándo esa novela sobre un hombre que ve desvelado un secreto suyo personal? Como ves, se te sigue, en la red.

3 | Luisgé - 02/1/2011 - 23:45

Cristina, desde este mismo instante soy tu rendido servidor. Empezar así el año, recién llegado de viaje y con un horizonte de regreso al trabajo y a los miles de crisis que hay abiertas, alivia un montón. Diría incluso que justifica cosas tan terribles como la vida.

Cuando quieras quedamos un día con Marta Sanz a tomar unas cervezas. Y brindamos por los siguientes cinco años, como si hiciéramos un plan quinquenal.

La novela, que saldrá este año aunque no sé si en el primer semestre o en el segundo, no es exactamente así. No sé qué has leído ni dónde, pero aunque habla de los secretos tiene poco que ver con ese argumento. Se titulará Dos mujeres, eso sí.

Mil gracias y un beso

4 | Luisgé - 02/1/2011 - 23:47

Joaking, tú me añades felicidad a la de Cristina. Si incluso tú estás de acuerdo conmigo, algo debo haber aprendido.

A ver cuándo le damos al menú.

5 | Rosa - 03/1/2011 - 19:08

¿Existe Cristina o es en realidad tu alter ego positivo?

En fin, yo también te deseo lo mejor para 2011 y me alegro de tu vuelta.

6 | Luisgé - 04/1/2011 - 00:35

Rosa, espero que Cristina exista. No te pongas celosa. Pero si quieres también puedes ponerme tú comentarios así con pseudónimo.

De todas formas, si te ha parecido mi alter ego positivo, con lo que dice, es que aún no te hemos perdido del todo.

Espero que en el 2011, y el 12, y muchos años más, te dure la calma suiza, el buen humor y el "lost in traslation".

7 | Cristina - 08/1/2011 - 03:33

Bueno, no tenía intención de reaparecer, sobre todo cuando falta tanto para el 2015, pero esta tarde me ha pasado algo imprevisto: te he visto junto a tu marido cuando yo entraba con el mío y con mi hija en una tienda de ropa. Verás, amí me gusta mucho el cine de Kieslowski, con su azar y sus casualidades. Me parecía estar en una de sus películas.

Lo cierto es que, desde mi regreso de un corto viaje, dudaba de si expresarte o no mi gratitud por tu cálida respuesta. Con esto, me he decidido. Doy fe a Rosa, además, de mi minúscula existencia. Hace muchos, muchos años hubiera sido imposible catalogarme de positiva. Pero no se deben pasar en vano las travesías del desierto que desembocan en la amistad y el amor confiados (perdón por la apropiación).

Siguiendo con los secretos, te confesaré que acudí a conoceralAutor.com cuando llegaste a mis lecturas. En el final de una entrevista realizada hace un año mencionabas la novela que estabas escribiendo y es verdad que mi recuerdo de tus palabras ha sido algo confuso. No hablaste (lo he revisado ahora) de un hombre, en concreto, sino de una persona con un secreto que es descubierto por otra. Quedaba claro además que la novela estaba en los primeros momentos de gestación.

En fin, estaremos al acecho de "Dos mujeres".

Yo sí que debo darte mil gracias, enviarte un beso y decirte que aquí estaremos (vuelvo al armario)

8 | Nano Cañas - 15/1/2011 - 01:57

Parece, amigo Luis, que cuanto más negro se presenta el panorama, más sentimientos positivos reunen los comentarios a tus post. A éste paso y viendo lo poco que queda para la "década del
PP ",vaticino que tu infierno quedará completamente bloqueado por angelotes y querubines ( y alguna que otra monja recalcitrante ) que te obligarán a diluir poco a poco la mala leche hasta el punto de convertirte en prologuista del próximo Best Seller de Monseñor Rouco Varela, ingresar en el seminario (previa ocultación de tu matrimonio pecaminoso) y cambiar el nombre de tu blog por " El infiernillo con los otros ". ¡ Feliz año para tí y Axier y nos vemos en el Palacio de Invierno!
(yo llevo la guillotina).

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD