domingo, 8 de diciembre de 2019 14:34 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Por el culo

Archivado en: Por el culo, Política cultural, Egales

Por el culoLa editorial Egales acaba de publicar un libro titulado Por el culo. Políticas anales, cuya portada adjunto en este post. Advierto que no he leído el libro y que hablo un poco de oídas, por lo tanto. Pero como la música de la historia me suena, creo que es una buena ocasión para volver a reflexionar sobre los males de nuestro tiempo.

Mili, la editora, me asegura que el libro es un libro "serio". Es decir, un estudio sobre lo que da de sí la analidad, sobre la homosexualidad y su represión, sobre la linguística aplicada al mismo culo. Quizás un libro excesivo, pero un libro con ambiciones y con prestancia. Un libro que a una buena parte de la población (no sólo sodomitas, también psicólogos y sexólogos, o antropólogos, o diletantes culturales) podría interesar.

Mili me cuenta que ha sido imposible distribuir el libro. Que en las librerías (supongo que con alguna honrosa excepción) y por supuesto en las grandes superficies, en El Corte Inglés y en la FNAC lo rechazan diciendo: "Es que un libro con ese título y con esa portada no se va a vender". Ellos tampoco han leído el libro, no saben si es bueno o malo o regular. Simplemente prejuzgan su espectro.

¿Prejuzgan? ¿O quizá juzgan? La verdad es que no sé qué sería más desolador, si una clase cultural (desde editores hasta comerciales, desde programadores de televisión hasta cazatalentos) que se pone la venda antes de que haya ninguna herida, o una sociedad pacata, asustadiza, biempensante y remilgada que considera de mal gusto una portada con un culo peludo.

En cualquier caso, nada nuevo: cada vez todo más previsible, conformista y manso. Cada vez un mundo más gris. Y todo ello (me parece) porque faltan verdaderas políticas anales. De las que sodomizan y de las que empalan.

Publicado el 5 de abril de 2011 a las 00:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 14

1 | Fernando J. (Web) - 05/4/2011 - 01:39

Asusta el auge de este tipo de censura y, peor aún, de la autocensura que puede traer consigo. Es curioso que la industria del libro -ya sea la editorial, ya la distribución- considere ofensivo un título o una cubierta como esta (¿no hubo una revolución sexual hace unas cuantas décadas o acaso lo hemos soñado todos?), cuando la televisión dedica horas a envolver en papel supuestamente de luxe auténticos ejercicios de nefanda y desagradable casquería. Supongo que estos últimos son lícitos porque se disfrazan de colorines, tienen clac y, en el fondo, son totalmente acríticos, pues se limitan a destrozar vidas en vez de a remover conciencias.
Sin embargo, una alusión sexual explícita y, peor aún, una alusión homosexual explícita es motivo de censura automática por esos que presumen de abiertos, de tolerantes y de defensores de la moral. No doy crédito, de verdad.

2 | coque - 05/4/2011 - 09:32

¿y qué dices de la poca visión comercial de las editoras y los autores?
entre la (auto)censura y pensar en el cliente/lector al que te quieres dirigir, hay un punto intermedio.

3 | Joe - 05/4/2011 - 11:15

Qué hubiera pasado si hubiera sido un chocho peludo?

4 | no+vello - 05/4/2011 - 14:29

no lo veo tanto como una censura al mundo homosexual como una cuestión peliaguda. yo, la verdad, hubiera puesto un culo depilado.

5 | Luisge - 05/4/2011 - 17:55

Tienes razón, no+. En realidad es una censura capilar, no ideológica. De eso me quejo, de que desde hace tiempo en esta sociedad no hay intelectuales, hay estheticiènnes.

6 | Katia Kabanova - 05/4/2011 - 18:50

¿Y no será que la editora no ha calibrado bien el nivel de escándalo que quería generar para obtener publicidad gratuita? Tú mismo has tenido que aclarar que se trata de "un libro 'serio'". Porque no lo parece.
Cuando he visto la cubierta, antes de comenzar a leer el post, me he dicho "madre mía ¿qué es ese horror?". No se trata de si me gustan o no los culos peludos (me gustan; es más: me ponen), sino de que esa cubierta y ese título ofrecen una idea de libro muy distinta. Jamás me habría acercado a ese libro por más que me resulte interesante el tema. Y tratándose de una editorial experimentada que sabe muy bien lo que vende me resulta difícil pensar que hayan sido tan torpes. A mí, como ya he dicho más arriba, me parece que su estrategia de venta iba encaminada a montar revuelo y polémica para ganar espacio en los medios y se han pasado de frenada.
En cuanto a la negativa a de las librerías a distribuírla, aunque no me guste nada la idea que un libro tenga que pasar una suerte de "censura" de los libreros, no cabe duda de que el centímetro de estantería en las librerías es muy caro y son muchos los libros que diariamente tienen que competir para estar allí. Dejar paso a uno implica quitar a otro y en eso me parece lógico que el librero piense si lo va a poder vender o no. Precisamente estos días ando buscando desesperadamente un ejemplar de "La edad de la ira", de Fernando J. López, cuya segunda edición está teniendo unos incomprensibles problemas de distribución. La leí con mucho interés (por cierto, trata el tema de la homofobia desde una perspectiva muy constructiva) y querría encontrar otro ejemplar para un regalo.

7 | no+vello - 05/4/2011 - 20:48

...El escritor ve lectores,
el diputado, carnaza;
el mosén ve pecadores,
y yo veo a esa muchacha...
...Los carteristas ven primos,
los banqueros ven morosos,
el casero ve inquilinos
y la pasma, sospechosos...
...El general ve soldados;
juanetes, el pedicuro;
la comadrona, pasado;
no+vello, trabajo...

8 | palinuro - 19/4/2011 - 02:24

Por lo que veo nadie ha leído el libro, tal vez se trate de un manual de proctología. Que algún valiente nos saque de dudas.

9 | Agi desde Bhutan - 12/5/2011 - 07:06

Estoy en Butan a donde he huido de la campaña (?)l electoral y de los insultos y obscenidades de la misma. Pero como esto es demasiado tranquilo -el país del ministerio de la felicidad- voy a tu blog y me topo una vez más con tu protesta contra todo lo que a la gente "normal" le parece normal. Vamos a ver, ?no crees que el título tiene mucho que ver con la provocación? Una pena, les salió el tiro por la culata o por el culote. Ah! last but not the least, política anal la tenemos a mogollón, nos estan dando por ahí desde hace mucho tiempo, pero hay muchos tan contentos, simplemente porque podemos publicar un libro que se llame "Por el culo". Pues bueno, que les den. De verdad, ya está bien de reivindicar banalidades.

10 | Luisgé - 13/5/2011 - 00:40

Agi, tengo la impresión de que vas a tener una vejez difícil. Espero que quien te cuide tenga paciencia suficiente.

Hoy mismo, antes de leer tu comentario, me contaba un amigo que Hermann Tersch (de quien es también amigo) era hace años pro-batasuno. Primero he sentido la perplejidad que siento siempre ante estas revelaciones, aunque ya debería estar curado de espanto. Luego se me ha ocurrido que tan vez algún día se descubra que hay una causa biológica, como decía Woody Allen en una de sus películas: que el cerebro deja de oxigenar con la edad o que determinados lóbulos del mismo, hipertrofiados o atrofiados en algunos individuos, les empujan hacia lo extremo, hacia lo excesivo. Es posible que en el futuro, si es así, eso tenga cura o sea operable.

Por último, he vuelto a pensar en qué cantidad de gente se considera intérprete de la gente normal (aunque hayas tenido al menos el pudor de poner comillas; eso quiere decir que el lóbulo todavía no tiene la inflamación máxima) y de la normalidad. Estoy leyendo una biografía de Marcial Maciel en la que hay muchas personas (él entre ellos, claro) que se consideran meros intérpretes de Dios. Debe de ser algo parecido.

Me da por pensar (puro entretenimiento nocturno) que hay una generación, la tuya y la de Tersch, demasiado exagerada, demasiado inconstante y demasiado superficial. Que leyó muchas cosas (a Althusser y a Marcuse, a Marx y a Guy Debord), pero no supo digerirlas.

Y me da por pensar, claro, que quien tiene tanta facilidad para sentirse provocado es que a lo mejor tiene el alma demasiado pequeña. Sea lo que sea el alma.

Uso mucho a Bután en discursos, parábolas y discusiones, últimamente. Me parece una metáfora perfecta. Pero quiero sacarte de un error, al que quizá te lleva tu temperamento: la tranquilidad y la felicidad no son lo mismo.

11 | Nostalgia 12 - 14/6/2011 - 18:20

Luis, nos tienes abandonados...

Necesitamos algo de apoyo-complicidad moral, con el espanto que está cayendo (especialmente desde el 22-M).

12 | no+vello - 14/6/2011 - 19:46

a mí ya me han crecido los pelos.

13 | Agi desde Canadá - 11/7/2011 - 01:15

No se lo que te está pasando pero, con todo lo que está pasando, has desaparecido del mapa. Me produce cierta satisfacción ver que tu último comentario, y largo, ha sido para mí. Siempre, aunque digas cosas que no me gustan ni esté de acuerdo con ellos me gusta leer lo que escribes, por el puro placer dela música y el ritmo de tu escritura. Siempre lo he dicho. Podría contetarte muchas cosas... sobre mi vejez...que ya lo es, afortunadamente tengo quien me cuide y a quien cuidar, pero si no fuera así, aunque no lo creas tengo paz de espíritu, al menos con la vida. Ahora estoy en Canada, Ottawa, y la madre de Gary - 94 años y hasta hace dos conduciendo- creo que se está yendo. LLevamos un mes en el hospital a pie de obra. Es muy duro ver sufrir a una persona con un cuerpo que se quiere agarrar a la vida pero con un coste que no tengo claro yo quisiera para mi. Esto suscita muchos pensamientos y te enfrenta a lo que nos parece que ningún día llegará.
Aparte de esto, yo sigo con lo mío, y de acuerdo con Nostalgia... la que nos está cayendo... pero, menos mal que llegó el 22-M. Un abrazo.

14 | sex shop (Web) - 05/4/2013 - 04:50

Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD