sábado, 7 de diciembre de 2019 09:40 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Descansen en paz

Archivado en: Periodismo, 11-M, Goebbels

"A esto es a lo que me refiero cuando digo que la izquierda y la derecha no son simétricas. La gente de todas las creencias miente, pero la derecha tiene toda una estructura institucional de mentiras que no tiene equivalente en la izquierda". No son palabras mías, sino de Paul Krugman, el Premio Nobel de Economía al que se le entiende lo que dice y que tiene un blog combativo cuya lectura -está traducido y enlazado en la página web de El País- recomiendo fervorosamente.

Krugman no hablaba de España, por supuesto, sino de Estados Unidos, donde el panorama mediático está lleno de purulencias. Pero es evidente que la afirmación le queda como un guante a nuestro país, y será bueno repetirlo hoy, 11 de marzo, para recordar que en la Historia Universal de la Infamia del periodismo hay pocos casos tan indecentes y tan dañinos como el que tiene a esta fecha como estandarte.

Todo forma parte de un modo de hacer política que enorgullecería a Goebbels. Repetir una mentira hasta que parezca imposible que sea mentira y retorcer el lenguaje hasta que diga lo contrario de lo que realmente debe decir. Es verdad que hay hitos que deberían pasar directamente a la historia del goebbelismo, como lo del aborto causado por la "violencia estructural contra las mujeres" del manso Gallardón, que ya arrancó con laureles asegurando hace semanas que la reforma de la ley para eliminar los plazos era "lo más progresista" que podía hacer. Pero más allá de esos hitos admirables, tenemos casi un ejemplo diario. La reforma laboral no trae recorte de derechos ni inseguridad, por ejemplo, sino que ofrece flexibilidad. Las acciones del Gobierno no se hacen por ideología, sino por sentido común. Etcétera.

Dolores de Cospedal inauguró la nueva era nombrando al ultra Nacho Villa director de la televisión de Castilla-La Mancha, en un gesto elocuente de lo que el PP considera neutralidad mediática. Ahora Álex Grijelmo ha sido sustituido al frente de la Agencia EFE por José Antonio Vera, exdirector de La Razón y tertuliano de trinchera. Nos queda por ver quién es colocado al frente de Televisión Española y de sus servicios informativos, a pesar de que la ley aprobado por el diabólico Zapatero seguramente dificultará, incluyo con mayoría absoluta, la obscenidad anterior.

En este trance, además, ha muerto Público. Es cierto que una empresa tiene que ser ante todo rentable, pero no es menos cierto que la prensa se mantiene entre otras cosas gracias a la publicidad y a las inversiones de capital interesado. Las pérdidas de Público no eran más grandes que las de ABC, La Razón o La Gaceta, pero ha muerto. Quien no quiera entender la lógica perversa de todo esto tendrá que tratarse clínicamente la parálisis cerebral.

Resulta cómica la idea, denunciada por Krugman, de las simetrías, idea que en España está siendo defendida cada vez más también por ciudadanos de izquierdas con mala conciencia histórica o con una trayectoria personal ebria. Para cargarse de razón en sus censuras a Jiménez Losantos admiten que Iñaki Gabilondo es igual pero con mejores formas, y para poder atacar con contundencia a Intereconomía reconocen que lo único que la diferencia de La Sexta es el sentido del humor.

Este análisis sólo demuestra indigencia intelectual o pereza mental. En la vida casi nada es simétrico ni especular, pero si hubiera algo así, el equivalente a Intereconomía sería una cadena de los Jemeres Rojos y el gemelo izquierdista de La Razón no sería Público, sino Pravda. Y, que yo sepa, en España no hay televisiones castristas ni periódicos maoístas.

"Una visión cínica del periodismo sostiene que la verdad no existe. Que puede haber tantas verdades como interpretaciones de la realidad. Este planteamiento es una gran trampa. Creo que los periodistas hemos sido negligentes al descuidar la defensa de la verdad. Porque la verdad, en periodismo, existe. Al menos existe la verdad de los hechos, la verdad factual. Aquello que es cierto y es comprobable". Lo escribía, en su columna de despedida, Milagros Pérez Oliva, una de las periodistas más honestas y lúcidas de este país. Hasta que esa verdad sea reivindicada de nuevo no habrá realmente democracia, porque cualquier interpretación ideológica tiene que tomar como base la realidad, no la invención o la mentira.

Es necesario repetirlo hoy, 11 de marzo, para que los 192 muertos causados por el terrorismo islamista puedan descansar de verdad en paz.

 

Publicado el 12 de marzo de 2012 a las 00:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 41

1 | Gabriel web (Web) - 12/3/2012 - 17:19

Gracias, ni me acordaba de este horrible acto de violencia. Siempre conviene recorder a los muertos inocentes. Escribes muy bien.

2 | Janfri - 13/3/2012 - 18:30

Es interesante tu visión sobre las mal llamadas simetrías. Yo pienso de manera muy similar a la tuya pero, a la vez, no puedo creer que mi opinión sea mejor que, por ejemplo, la de mi padre, hombre de su tiempo (85 años) que adora las tertulias de Intereconomía y no duda en que tras los atentados que les robaron las elecciones del 14-M hubo un amano negra. Comprenderás que hemos tenido trifulcas muy gordas por nuestros puntos de vista en política o religión, sin embargo le considero un hombre íntegro y seguramente se podrá vanagloriar de haber hecho muchas más cosas buenas que yo, aunque tal vez haya leído mucho menos.Tal vez nuestro error sea querer cambiar al otro que piensa de manera diferente lo que, bien mirado, supone un progreso histórico: antes se le sometía o se le aniquilaba sin más.
Cuando uno entra en los comentarios a las noticias que se dan en algunos diarios digitales llega a la conclusión de que la gente es peor cuando se expresa en el anonimato que en la realidad, o que solo escriben los amargados o resentidos y aquí si que hay simetría de ferocidad en las dos Españas que decía el poeta. En fin, tal vez solo deberíamos aspirar al respeto, que no es poco.

3 | Luisgé - 14/3/2012 - 00:59

Janfri, no estoy de acuerdo (o no del todo) con lo que dices. En el fondo creo que es el espejismo del nazi bueno, el nazi que cuida a sus hijos, les canta canciones por la noche, escucha música clásica y ayuda a una ancianita a cruzar la calle. Sí, sí, pero es nazi. No dudo de la integridad de muchas personas como tu padre, pero no creo que baste con la integridad. Como decía Cristina en un post reciente de este blog, todas las personas son respetables, pero no todas las ideas.

Yo siempre suelo usar el ejemplo de la homosexualidad, que es algo que me ha tocado vivir y seguir de cerca. Yo respeto que cada uno haga con su vida lo que quiera, pero no puedo respetar a quien se empeña en decirme qué tengo yo que hacer con mi vida y en señalarme como lacra social. Hacen daño. Arruinan vidas. Incluso llegan a matar sin apretar el gatillo. Esa es la diferencia entre Intereconomía y La Sexta. Y no hay respeto que valga.

Es verdad que los trolls anónimos de los periódicos son terribles, pero también es curioso (analízalo) que los trolls de derechas son diez veces más numerosos que los de izquierdas. En los foros de cualquier periódico. De todas formas, lo peor de cada cual sale donde puede. Las juntas de vecinos no son nada anónimas y son, en mi experiencia vital, el lugar en el que más miseria humana puede juntarse. Sin que haya ideologías.

4 | DD - 14/3/2012 - 11:16

Que los medios de comunicacion afines a la ideologia de la derecha española son mucho mas numerosos es algo constatable y mas aún si tenemos en cuenta el papel de las tv autonomicas. ¿A que se debe Luis? ¿Puede ser que defender esas ideas sean rentable? ¿Y la Iglesia forma parte de ese entramado institucional de mentiras?

5 | Janfri - 14/3/2012 - 12:12

Luisgé, pensar que el infierno son los otros es muy gratificante pero, si te esfuerzas un poco, lo es más saber que el demonio también puede estar dentro de cada uno nosotros y, salvo en las contadas ocasiones que debemos sacarlo ante los necios, hemos de aprender a tenerlo controlado.No me tomes por angelical,nada más lejos de la realidad, yo también he vivido el desprecio pero intento no apropiármelo pues tengo la teoría de que gran parte de los que odian, en realidad se odian a si mismos.
Un cordial saludo

6 | Luisgé - 14/3/2012 - 12:24

DD, la pregunta no tiene respuesta fácil, ni la tengo yo. Pero está claro que el dinero y los intereses que el dinero mueve siempre han sido de derechas. Los lobbys industriales, preseionen al gobierno que presionen, tienen unos intereses evidentes. Y quien tiene el dinero para montar una cadena de televisión tiene sin duda dinero. Y de la Iglesia, la mayor multinacional de la Historia, qué decir.

7 | Luisge - 14/3/2012 - 12:28

Janfri, a mi mi demonio interior no me da muchas satisfacciones, sinceramente. Ni cuando lo tengo controlado ni cuando está descontrolado.

Hablar en primera (y más bien en segunda persona, porque yo nunca he sido muy despreciado, la verdad) no es apropiarse de nada. Es simplemente tratar de poner rigor y concreción en lo etéreo.

Y yo no comparto la teoría de que los que odian en realidad se odian. Es una idea de psicoanálisis de andar por casa que me parece injustificada. Alguno hay, no cabe duda, incluso muchos, si quieres. Pero la mayoría de los que odian simplemente odian. Porque se creen la medida de todas las cosas.

Abrazos

8 | Cristina - 15/3/2012 - 02:31

Yo también quisiera darte las gracias por el artículo, Luisgé. Por todos los puntos que has tocado. Por cómo lo has hecho. Eso sí, hago un pequeño guiño-pregunta retórica: ¿de verdad existe la izquierda en EEUU? Quiero decir, más allá de Chomsky y el M.I.T... (pero eso no es EEUU)

A mí también me causa indignación, me saca de quicio, el asunto de las simetrías. Esa vacía fórmula según la cual "hay que respetar las ideas de los demás" como si se tratara de un intercambio infantil de cromos, sin ningún alcance sustancial. Precisamente para una determinada ideología, las inviolables son las personas. Pero las ideas se defienden (y las antagónicas se combaten) con argumentación, con tenacidad, con decisión, con sentido de la justicia y, en mi caso, ¡qué le vamos a hacer!, con pasión. ¿Cómo se puede equiparar la homofobia, la misoginia, la teocracia, la defensa de una sociedad con excluidos, la vuelta a la esclavitud, la discriminación de distintos colectivos, la enajenación de los derechos y bienestar de la inmensa mayoría por los privilegios de una escueta minoría, con la defensa de la dignidad de los seres humanos, la búsqueda de una sociedad igualitaria, justa y, entonces sí, democrática? Claro que hay ideas que matan, unas al contado y otras en incómodos plazos. Ideas que producen sufrimiento, desesperación.

Janfri, lo que propició la victoria del PSOE hace ocho años (Rick en Casablanca lo habría tenido claro) no fue la ejecución del horrendo atentado del 11M, sino la obscena manipulación que el gobierno del PP y sus corifeos mediáticos hicieron de él y de las victimas. Sólo por esta vez, les salió el tiro por la culata.

Efectivamente, que descansen en paz

9 | Janfri - 15/3/2012 - 10:51

Estoy de acuerdo con vosotros, con una pequeña objeción: creer que una determinada ideología mejora o empeora a quien la sustenta o elegir una determinada emisora otorga más pedigrí ético me parece una idea moralista, o incluso pueril. Excluyo lógicamente a los extremistas de todo tipo, que considero perfectamente intercambiables.
Luisgé, recuerdo un magnífico artículo que escribiste en el que venías a decir que la erudición o la exquisitez de gustos no hacia precisamente mejores a las personas.
Un abrazo.

10 | Luisgé - 15/3/2012 - 11:58

Y me ratifico en lo que dije. Pero poco tiene que ver con este asunto, o solo lateralmente. En primer lugar, hablábamos, si quieres llamarlo así, de los extremismos de todo tipo, que tal vez sean intercambiables, pero que (y a eso iba el post) en España sólo tienen un color, al menos en los medios de comunicación.

Por otro lado, a lo mejor hay que echar mano de ideas moralistas o pueriles, si resulta que además tienen fundamento. Coincido contigo en que defender la justicia social no le hace a uno necesariamente buena persona, y no pocos casos de hijos de puta redomados la han defendido. Pero, moralista o pueril, me parece evidente que defender la homofobia, la misoginia, la teocracia, el darwinismo social... y la teoría de que ETA y el PSOE estuvieron detrás del 11-M le convierte a uno en una mala persona sin necesidad de más acreditaciones. Aunque luego ayude a cruzar la calle a las ancianitas. ¿Ves? Las simetrías vuelven a no funcionar.

11 | Luisge - 15/3/2012 - 12:04

Ah, y por si queda duda del matiz, recordemos a Sócrates: la maldad viene, si no siempre sí a menudo, de la ignorancia.

12 | Gabriel_web (Web) - 15/3/2012 - 12:05

Y gracias por el enlace al blog de Krugman. Me puse a leer y es muy interesante.

13 | Janfri - 15/3/2012 - 17:06

Creo que he puesto bien claro que suscribo lo dicho sobre la manipulación de los atentados del 11-M (es más dejé de comprar la prensa que los difundía), también que excluía a los extremistas entre los que incluyo homófobos, misóginos y a todos los que creen que solo su deseo es certero y no dudan en imponerlo a los demás. En cuanto a que la maldad viene de la ignorancia, pues que quieres que te diga, Hitler no era precisamente ignorante, ni Stalin, Bin Laden, ni Rouco Varela. De la ignorancia viene la manipulación, pero ese ya es otro cantar.
Saludos y no se me enfade.

14 | Luisgé - 15/3/2012 - 20:42

Pues si entonces estamos de acuerdo. Lo que pasa que vamos a tener que acabar metiendo en el saco de extremistas a la mitad de la población, porque el que no es misógino es homófobo y el que no, tiene una tía que vive en Alcalá.

Y respecto a la ignorancia, he dicho "si no siempre sí a menudo", superando a Sócrates. En realidad yo creo que muchos de los comportamientos antisociales (no la homofobia de Rouco, sino la de la beata que va amisa desde los trece años todos los días) viene de esa ignorancia.

Y no me enfando, faltaría más

15 | Ági - 16/3/2012 - 13:16

El blog del pensamiento único. Y yo que pensaba que el titulo era por los pobres niños belgas y por el ejemplo que han dado los suizos y la prensa suiza para proteger el dolor del morbo que tanto se defiende en el Estado Español por mor de la santa libertad de expresión. Qué gozada, esto nos permite leer y escuchar enormes tonterías ilustradas.
Cristina, eres Grande y apasionada! Ciertamente.

16 | Luisgé - 16/3/2012 - 13:22

Agi, creo que vas (por ser generoso contigo, en honor a nuestra vieja amistad) con una década de retraso en todo, sobre todo en el lenguaje. Bueno, creo que siempre has ido así, ¿no?

Mañana mismo empiezo a leer la prensa suiza, eso sí.

17 | Cristina - 16/3/2012 - 23:44

Ya, Agi... Gracias... Pero como además, si no recuerdo mal todo lo que has dicho, soy tonta, zorrila y lectora única de Público (irredenta: lo sigo leyendo en la superviviente versión digital), tengo que decir que manda ... narices confundir la libertad de expresión con el amarillismo precisamente denunciado por el artículo de Luis y tan caro, por otra parte, para tus mentores.

Celebro la pulcritud de la prensa en Suiza. Por lo demás, no es para mí la tranquilidad helvética (ni la de los cementerios ni la de los bancos).

Y, Luis, yo creo que sí has sido generoso. Hace más de diez años que llevan con esa matraca.

Me encanta tu regreso.

18 | Luisgé - 17/3/2012 - 01:57

Eres absolutamente injusta, Cristina. Estábamos aquí discutiendo con Janfri con argumentos poco precisos y ha participado Agi con un comentario lleno de matices, dando su opinión minuciosa sobre la diferencia entre un periodismo y otro, entre una forma de pensar y otra, y tú lo echas por tierra sectariamente. A ella le ha costado muchas lecturas llegar a ese punto y no se puede ser tan destructiva.

He estado leyendo el Berner Zeitung y el Neue Zürcher Zeitung, y están francamente bien. Dicen que en el accidente de esta semana no ha tenido nada que ver ETA.

19 | Extremista de todo tipo - 17/3/2012 - 02:36

No se si llamarte gracioso o insultón. La cosa es que os salen espumarajos por la boca. Estàs encantado con tu blog en donde a nadie se le permite el desacuerdo, y vengo yo aquí a joderte por pasar el rato con unas cuantas chorradas, por utilizar un lenguaje mas moderno y familiar. Quieres ridiculizarme, pero tus sutilezas son demasiado evidentes. La verdad que me das un poco de pena. El pobre Janfri (ya Bogart, Casablanca, qué sutileza una vez más) disculpándose y aclarándote q ya no compra la prensa mala... Y tu diciendo q en España los extremismos solo tienen un color y otras gilipolleces por el estilo, he sido muy amable con lo de las tonterias ilustradas.Francamente
Luisgé, si te tenía algún respeto poco me queda ya. Puedes berrar todo lo que te venga en gana, es que me da igual. Me va tu marcha, por eso sigo tu monótono y monocorde blog. No por lo que dices, sino esperando tus
respuestas que son superdivertidas. (ahora me llamarás pija, es que no hay por donde cogerme). Quedo a la espera de tu próximo, apasionante y novedoso blog.

20 | Luisgé - 17/3/2012 - 11:12

¿Veis, Cristina, Janfri?: Agi siempre argumenta, da explicaciones, valora los pros y los contras, hace avanzar el debate con puntos de vista originales... Podéis repasar este blog desde sus orígenes y veréis que siempre ha sido así: ella ha puesto el grado de sensatez, los razonamientos, los silogismos, las refutaciones fundamentadas... En definitiva, gracias a Agi hemos enriquecido las discusiones.

Lo único que me duele, eso sí, es darte un poco de pena. Me has roto el corazón. Menos mal que tengo en casa orfidales suficientes para superar la crisis.

21 | Luisgé - 17/3/2012 - 11:16

Y por cierto, Janfri, lo de Casablanca y esas cosas no se las tomes en serio. No es que quiera ofenderte sin conocerte. Es su forma particular de ser respetuosa con sus interlocutores. No es algo personal contigo.

22 | Cristina - 17/3/2012 - 16:19

Luis, estoy destrozada por lo que me has dicho. Eres consciente del ascendente moral que has ido adquiriendo sobre mí. De manera que después de llorar en un rincón, ya dije que no soy tan fuerte como Agi, he decidido hacer examen de conciencia, dolor de las injurias, propósito de enmienda y aceptar y cumplir la penitencia que me impongáis. Eso sí, azotadme con látigo si queréis (al fin y al cabo, Luis, tú "lo vas a poner de moda...") pero, por favor, no me impidáis seguir el blog. No podría soportarlo. Y haría cualquier locura...

23 | Cristina - 17/3/2012 - 16:24

¡Ah! Y también es verdad que me salen espumarajos por la boca.

24 | Agi - 19/3/2012 - 20:57

"La literatura es una arma para hacer daño, molestar al lector e incluso abrirle alguna brecha en la cabeza, sin que le salgan los sesos". Es una opinión, una pose, una boutade, simple marketing??. En fín, Iba a despedirme del bloguero y su amiga Cristina antes de irme a una clínica de desintoxicación, pero por casualidad he topado con la noticia de la Agencia EFE (!cómo es posible que el Sr Vera te publique esto, no me lo puedo de creer!) sobre tu nuevo libro y esta frase de cabecera que me hace pensar -si es que me concedes esa capacidad, en todo caso con malos pensamientos- que realmente estás comprometido con tus ideas, es decir, las practicas. Así que tu respuesta a aquella pregunta que te hice, sobre si en este blog eres tú o uno de tus personajes, está claro que sí, eres tú... y uno de tus personajes. Lo del látigo viene muy bien al caso, ahora caigo!Oye, hay gustos pa'tó. La prueba es que yo sigo disfrutando de este blog, siempre con la misma "matraca".
PS. Ah, y yo no me he "metido" para nada con el bueno de Janfri. Si no lo has entendido es tu problema.

25 | Cristina - 19/3/2012 - 23:38

Amén, Agi. Estoy convaleciente de la penitencia y no voy a hacer comentarios.

Esta madre, espero que no sobreprotectora, pregunta tímidamente si se puede saber ya cuándo será la de Madrid.

26 | Luisgé - 21/3/2012 - 03:01

Agi querida, los expertos dicen que una pregunta insistente retrata al que la formula y no a quien la responde. A mí, por supuesto, me resulta insólito que alguien dude tan reiteradamente de que mis ideas son mías y de que estoy comprometido con ellas. Tal vez lo haces porque estás acostumbrada a tratar con gente que considera las ideas propias algo instrumental con lo que es legítimo mercadear. O con gente que tiene tantas y tan contradictorias que lo mismo le da ocho que ochenta.

Tú, sin ir más lejos, en uno de cada dos comentarios dices que te aburre el blog, y en el otro de cada dos (como en éste de nuevo) dices que lo disfrutas (aunque sea masoquistamente). Está claro que es una forma tuya de ser.

El señor Vera aún no ha tenido tiempo de poner la foto de sus niños en el despacho, pero te anuncio anticipadamente (es posible que como eres tan despistada no lo sepas) que la literatura es inofensiva, y, dentro de la literatura, yo soy minúsculo o incluso inexistente. De modo que voy a seguir gozando por muchos años del consentimiento del señor Vera. Incluso de la de Urdaci, si fuera menester.

De Janfri decías (y entrecomillo) “El pobre Janfri (ya, Bogart, Casablanca, qué sutileza una vez más) disculpándose y aclarándote q ya no compra la prensa mala...”. Es decir, se disculpa servilmente y tiene la sutileza de una ameba al ponerse el sobrenombre, pero eso no es “meterse” con él. Algo está claro: o tú o yo vivimos en mundos virtuales y no entendemos bien el castellano. Y tengo la sensación de que no soy yo.

Una cosa sí me parece bien: lo de la clínica de desintoxicación.

Cristina, como me fui a Barcelona a decir boutades o a hacer poses mercadotécnicas no te puse aún la penitencia: para poder seguir leyendo este blog tienes que seguir en Twitter a Hermann Tersch.

27 | Cristina - 21/3/2012 - 22:10

Esto... Luis, ¿tú sabes que están prohibidos los castigos crueles, inhumanos o degradantes?

28 | Janfri - 30/3/2012 - 12:41

Señor Luisgé, no creo que lo que escribe en este blog le beneficie, al menos yo tenía otra opinión cuando solo leía sus novelas.Tenía usted razón en el artículo al que me he referido y lo ha plasmado perfectamente en sus comentarios.Por cierto, la sutileza al cambiar su nombre ha sido antológica.

29 | Luisgé - 30/3/2012 - 13:34

Amigo Janfri, sólo dando por supuesto que ha leído descuidada y fragmentariamente los comentarios anteriores puedo disculpar su salida de tono. Que alguien se burle de usted, que yo le defienda y que usted arremeta contra mí no me parece que sea de recibo, aunque esté perfectamente insertado en tradición quijotesca de España. Del comentario final acerca de la sutileza de cambiar mi nombre deduzco el malentendido, de modo que le ruego que relea los comentarios y dirija su justa indignación a quien corresponda.

Dicho esto, es evidente que yo tenía razón en el artículo que usted mencionaba y es evidente que yo, aunque lo deseara, no soy una excepción a las reglas de la condición humana. Lo único que me consuela es que en ese ranking, creo, estoy bastante lejos de la pole position. Como se acaba de demostrar.

Y dicho esto, por último, quiero volver a insistir en que no escribo este blog para obtener beneficio. Es posible que sea difícil de entender en una época abiertamente utilitarista, pero es así. Es una de las maldiciones de ser escritor.

30 | Agi - 30/3/2012 - 14:31

No voy a entrar en el fondo de tu post Luisgé, porque ni siquiera lo he leido entero, pero ruego retires las palabras "si alguien se burla de Usted", si se refieren a mi comentario sobre Casablanca, etc., En absoluto me refería a Jonfri, ya te lo he dicho y espero que él lo haya entendido así. La culpa la tiene seguro mi incpacidad para expresarmen correctamente. Contento? Y si le compadecí (a JOnfri) fue por tu falta de respeto respecto a su comentario tratando de comprender a su padrey él, humilde y educadamente, tratando de hacerse entender. Así que, por favor, STOP IT! It's enough.

31 | Agi - 30/3/2012 - 14:39

JANFRI (con A!!) disculpa, escribo muy deprisa, no tengo paciencia para revisar mi comentario y me empeño en llamarte Jonfri, no sé por qué. Saludos.

32 | Luisgé - 30/3/2012 - 15:10

Agi, querida, no eres tú quien debe decir cuando stop y cuando es enough. Sólo faltaría.

Me alegro no sabes cuánto de que rectifiques, pero es mejor que rectifiques, no que te escaquees con tonterías y mentiras. Esto es lo que dijiste, vuelvo a escribirlo: “El pobre Janfri (ya, Bogart, Casablanca, qué sutileza una vez más) disculpándose y aclarándote q ya no compra la prensa mala...”. Ahora dices que con Casablanca no te referías a él. ¿A quién te referías? ¿A mí? ¿Con Casablanca? Hombre, Rosita, que puede que sea sectario e incluso imperdonablemente rojo, pero gilipollas no soy. O sea que no me enfades más de lo necesario.

"Y si le compadecí (a JOnfri) fue por tu falta de respeto respecto a su comentario tratando de comprender a su padrey él, humilde y educadamente, tratando de hacerse entender". Definitivamente tienes un problema no sólo con la expresión, sino con la comprensión del castellano. ¿¿¿Falta de respeto??? ¿Me puedes decir exactamente en qué le falté al respeto? ¿Cuándo? ¿Con qué palabras? Porque a lo mejor va a ser que para ti faltar al respeto es no estar de acuerdo (a pesar de que el desacuerdo con Janfri era escaso, de matiz y creo que más emocional que racional, dado que intervenían padres y seres queridos). Espero por favor que respondas a esto, para ampliar mis conocimientos sobre la comprensión gramatical de los españoles de tu generación.

En todo caso, querida, insisto en que me congratulo con tu rectificación. Está bien que uno dé marcha atrás cuando se equivoca, aunque sea sin reconocerlo.

33 | Rosa - 30/3/2012 - 15:30

Primero, digo ya está bien porque no dejas de referirte a mi de mala manera para contestar a este chico o chica que te contesta exclusivamente a tí y se refiere exlusivamente a tí. Tú te defiendes comprometiéndome a mi. Me parece un tanto cobarde.
Segundo. Deja ya de insultarme y poner de relieve mis errores, de los cuales ya me he explicado.
Tercero. Insisto, mi referencia a Casablanca fue por tu comentario, no porque esta persona se llame JAnfri.
Cuarto. Estoy segura de que no merece la pena darte más explicaciones. Me guardo lo calificativos que te mereces. Como dije el otro día te gusta insultar, descalificar a la gente que no piensa como tú y muchos etcs. Eres de una especie que ahora abunda mucho y que hace años habíamos extinguido. Lo siento por este país y espo que tu influencia como buen escritor solo llegue a tus alumnos, los que te siguen a ojos cerrados. Sería estupendo que no me contestaras. Gracias

34 | Luisgé - 30/3/2012 - 18:11

¿Por qué sería estupendo que no te contestara? ¿Para que pienses que llevas la razón? Qué lista eres.

Primero, me refiero a ti porque el origen de todo esto no está en mí ni en Janfri, sino en tu comentario. Yo con él había discutido civilizadamente, como suelo hacer con la gente civilizada, y si él me hace una broma burlona sobre mi "sutileza al cambiar" mi nombre entiendo que me está confundiendo contigo. Lo que, como podrás comprender, me parece terrible.

Segundo, si reconoces que fue un error abandonaré. Pero no digas que te has explicado: lo has negado. Y de hecho (tercero), lo sigues negando con una infantil machaconería: la referencia a Casablanca fue por mi comentario y no porque él se llame Janfri. Lo vuelvo a copiar: "El pobre Janfri (ya, Bogart, Casablanca, qué sutileza una vez más)..." ¿¿Por mi comentario?? ¿Qué tenía que ver mi comentario con Bogart y Casablanca? Nada, por supuesto. Tu broma era con el nick de Janfri, que suena como Humphrey castellanizado, de cuya falta de sutileza tú te burlabas (como si los nicks tuvieran que ser el colmo del ingenio). Reconócelo de una vez, mujer. Reconócelo abiertamente, que a lo mejor duermes mejor.

Cuarto (el mejor punto, con varios subpuntos):"La verdad que me das un poco de pena". "Y tu diciendo q en España los extremismos solo tienen un color y otras gilipolleces por el estilo, he sido muy amable con lo de las tonterias ilustradas. "...si te tenía algún respeto poco me queda ya". Todo esto está en el comentario 19. Que tú, precisamente tú, me digas que me gusta insultar y descalificar a la gente que no piensa como yo me llena de estupor. Que encima digas que es una especie que hace años habíamos extinguido (dándote además protagonismo a ti misma, que pasaste del maoísmo a la caverna: gran lección de pensamiento centrado y tolerante) me regocija por lo insólito: ¿qué años, los años del sindicato del crimen, los años del "ladran su rencor por los rincones", los de Jiménez Losantos y Pedro J. durante el zapaterismo?

Y quinto, que lo pongo yo: lo que a ti te pasa, Rosa, y tengo la sensación de que ha sido así siempre, es que eres incapaz de dar un argumento de nada. Argumentos con los que yo podría estar de acuerdo o no (creo que tengo derecho), y que te discutiría apasionadamente porque soy así (qué le voy a hacer). Pero es que no hay nunca argumentos. Eres, como las ideas que defiendes, ideas sin ideas, pura nada, y tal vez (esto es un piropo) te falte el instinto goebbeliano que tienen Gallardón o Fátima Báñez (por citar dos ilustres casos recientes) para defender algo diciendo exactamente lo contrario de lo que es. En mi último comentario te pedía que me dijeras cómo había faltado yo al respeto a Janfri. ¿Respuesta? Ninguna, claro. La muletilla esa de "no merece la pena darte más explicaciones", la que usas siempre para escapar por el burladero.

Me encantará que defiendas tus ideas, aquí y donde sea. Será algo inédito.

35 | Cristina/Tócala otra vez, Sam - 30/3/2012 - 20:28

Esto... con permiso. Dado que fui yo quien introdujo el reconocimiento (o la interpretación, que a lo mejor me equivoqué) del sobrenombre de Janfri, precisamente porque me resultó simpático, me gustaría intervenir de puntillas.

Janfri, desde que empecé a intervenir (a dar la lata) en este blog, Agi me ha puesto de majadera para arriba. Parece ser de esas personas que consideran que Izquierdista significa Imbécil. Llegado el caso, siempre Luisgé "me ha amparado", es un buen anfitrión. También es cierto que luego Agi me ha dirigido palabras más cálidas que recojo y agradezco. No me parece que contigo haya pasado algo diferente. Somos los objetos lanzables con que Agi acribilla a Luisgé. Ahora que caigo: de ti no ha sugerido que seas majadero. ¡¿De qué te quejas?! (Es broma)

Porque, eso sí, has leído los comentarios con enojo y precipitación, seguramente. Por eso has errado en la procedencia de la flecha. Pero escrito está. Cualquiera puede constatarlo, menos Rosa en posición de Agi, según parece. Yo también leí el artículo de Luisgé en el que, de forma provocadora hacía su seguramente justificado ajuste de cuentas con el mundillo literario. No tengo el placer de conocerle personalmente (a Luisgé, al mundillo literario ni por el forro) pero desde luego, precisamente de su blog ( y no sólo de su producción estrictamente literaria) se puede deducir bastante bien lo refractario y ajeno que debe ser a esa carrera disparatada hacia la cutrería. Así que, si me lo permites, Janfri, te sugiero que lo sigas y disfrutes tanto como yo. Y eso que me cuesta una penitencia recurrida ante el Tribunal de DDHH de Estrasburgo...

Agi, creo que encarnas perfectamente el ideal de "genio y figura hasta la sepultura". Estoy estupefacta. Menos mal que esta vez no me has pedido que te defienda. Me hubiese tocado enarbolar bandera blanca y exiliarme ¡Y mira que tengo fama de defender causa pobres, perdidas y desesperadas!

Bueno, para que no parezca que hago mucho la pelota a Luisgé, añadiré que estoy hasta el moño de vuestros continuos anglicismos. Soy anglófoba homologada y francófila militante (no te hagas ilusiones, Agi, es sólo en el sentido de afinidad por la cultura francesa). Y vuestras continuos intercambios en inglés ¡son insufribles!

En El Rastro seguro que venden pipas de la paz...

36 | Cristina - 30/3/2012 - 20:30

Quise decir "debe de ser"

37 | Janfri - 01/4/2012 - 13:40

Amigo Luisgé ¿tiene usted amigos? En su primera contestación a mi (creo que amable) comentario, tuvo la desfachatez de comparar con un nazi a quien no recuerdo que nunca haya faltado el respeto a nadie .Su único y terrible delito (para usted) es que le guste ver Intereconomía. No sé si está en la pole, pero hablando de simetrías derecha-izquierda yo, por afinidades en el insulto, le sitúo a la misma distancia que Miguel Angel Rodriguez. Aunque a lo mejor le he entendido mal y solo se trata de que le gusta provocar. En ese caso discúlpeme pero tengo mejores cosas que hacer.

38 | Agi, desde la nada - 01/4/2012 - 20:02

Luisgé, no quieres entender, aL menos cuando no se te da la razón. Me da la risa leer TU comentario sobre lo que yo he dicho. Me da la risa por no llorar, pero lo que vuelcas en el último post, con unas ideas preconcebidas que reflejan tu catadura moral y la de muchos que se colocan a tu lado y condenan sin remisión a los que piensan diferente. Te estoy contestando por respeto a Janfri, simplemente para que sepa, si lee esto, que, en absoluto, en ningún momento se me ha pasado por la cabeza hacer burla de su nick . Y no me molesto en explicaciones para tí porque alguien lo ha hecho por mi, y muy bien además

39 | Luisgé - 01/4/2012 - 21:18

Don Janfri, lo que usted dice es tan maleducado y tan fuera de razón que por un instante he pensado que usted no era usted, sino un avatar de doña Agi. Después de reprenderme por un comentario que yo no había hecho, en vez de pedir disculpas o contemporizar, lo que hace ahora es mandarme a los infiernos (a los de verdad) por una supuesta comparación que hice en mi primera respuesta a su (sin duda amable) comentario, respuesta que en ese momento pareció comprender sin ofensa puesto que siguió discutiendo (amablemente), pero que a día de hoy le parece la más terrible infamia.

Como yo, a diferencia de usted, no tengo nada más importante que hacer en la vida, me tomo la libertad de darle explicaciones. Jamás comparé a su padre con un nazi. Por atrevido e insultón que yo sea, me tomo la molestia siempre de hacer un poco de trabajo de campo antes de insultar a nadie, y a su padre no tengo el gusto de conocerlo. Lo que hacía era analizar una formar de juzgar muy extendida, y lo hacía usando un ejemplo que no es mío, que es estandar y del que creo incluso que hablaba yo en ese artículo de El País tan mencionado aquí. Y es la de diferenciar los comportamientos personales y las opiniones como si fueran compartimentos estancos y como si uno, siendo íntegro, como usted dice, o siendo bondadoso, quedara ya liberado para participar de opiniones racistas, homófobas, machistas y retrógadas. Mi opinión es que no. Es decir, mi opinión es que uno también es responsable del daño que causan sus opiniones, aunque no sea por su propia mano. Y dicho esto, me alegro de que usted le tenga amor a su padre, que es lo que hay que tenerle a los padres.

Lo de Miguel Ángel Rodríguez no se lo voy a tomar en cuenta. Sé que lo ha dicho en un momento de pasión de la que se arrepiente.

40 | Luisgé - 01/4/2012 - 21:23

Guau, Rosa, ¡¡catadura moral!! Guau, guau, guau. Cómo te define esa expresión. Tú, tan tolerante, tan comprensiva, tan argumentativa siempre. Tan muerta de risa (por no estar muerta de llanto) cuando se entrecomillan las cosas que dices.

Guau, Rosa, te quiero.

41 | Luisgé - 01/4/2012 - 21:27

Cristina, te doy las gracias por comprender el castellano (eras profesora, ¿no?; a lo mejor tiene algo que ver), gracias por comprenderme a mí y gracias por acompañarme en mi sectarismo y en mi catadura moral.

En premio, te levanto el castigo del twitter de Hermann Tersch. Porque así se empieza y uno no sabe cómo acaba todo. Bueno, sí, en mayoría absoluta.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD