martes, 25 de septiembre de 2018 10:30 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javier Memba

El insolidario

"La amante", una "nouvelle" de Jules Renard

Archivado en: Cuaderno de lecturas, "La amante" de Jules Renard

imagen

 

            Estas notas tienen dos orígenes. Por un lado, un fichero de mi primer ordenador -uno de aquellos Amstrad de hace treinta años- donde fui a consignar someramente los argumentos de los textos que leía para cuando la memoria empezara a fallarme; por el otro, la perdida del archivo donde apuntaba esos asuntos. Desolado ante el desastre, resolví acometer la empresa de nuevo. Ahora bien, más allá de concisión y la brevedad de las primeras fichas, decidí extenderme en artículos tan completos como los que entonces publicaba con cierta regularidad en algunos suplementos literarios. En consecuencia, aunque su destino era un cuaderno privado mío, empezaron a costarme el mismo trabajo que cualquier otra pieza de las que publico en la prensa impresa para que me salgan esas cuentas que casi nunca me salen.

 

            De modo que durante mucho tiempo tuve la sensación de que mi Cuaderno de lecturas era otro más de mis esfuerzos en vano. Hasta que surgió la oportunidad de poner en marcha El insolidario y se convirtió en uno de los pilares de mi bitácora. Y es ahora, que "como libros leídos han pasado los años" (Jaime Gil de Biedma), cuando, gracias a estos apuntes, guardo una memoria detallada de mis lecturas del último cuarto de siglo. Pese a que olvido lo que iba a hacer cuando ya he empezado a hacerlo.

 

            A la postre, la escritura siempre es un trabajo a lago plazo. Frente a la fugacidad de los artículos impresos -no hace mucho, al día siguiente de su llegada a los quioscos acababan envolviendo el pescado- los digitales pueden permanecer colgados indefinidamente. Los primeros que publiqué por este procedimiento datan del año 2000 y aún pueden consultarse en el mundolibro.es. Tiene además esta prensa digital -que ofrece al lector la posibilidad inmediata de interactuar a favor o en contra de lo leído- un contacto mucho más cercano con el destinatario. No es -o no del todo- ese mensaje que se introduce en una botella y se arroja al mar, como en un principio pensé que era. A veces la opinión del lector, aunque proceda del otro lado del océano, llega a los pocos minutos de la publicación de la pieza.

 

            No hace mucho, en un comentario aparecido en uno de los asientos anteriores, vino a colación el adulterio como género novelístico y me dio que pensar en el tema. Partiendo de la base de que no tengo en la alta estima que tiene el común de los lectores aquellas que están consideradas las tres obras maestras del género -Madame Bovary (Gustave Flaubert, 1856), Ana Karenina (León Tosltói, 1877) y La regenta (Leopoldo Alas Clarín, 1884 1885)- me pregunto si la crítica extranjera también incluirá la experiencia de Ana Ozores y el Magistral de la catedral de Vetusta en esa trilogía ideal. Es curioso cómo el adulterio en el amor cortés, cantado por lo trovadores, se me antoja romántico frente a ese retrato de la mezquindad, que se me antoja subyace en la novela adulterina decimonónica. Y eso que las damas medievales ya padecieron esa insatisfacción, ese bovarismo que ha ido a llamársele, varios siglos antes de Flaubert diese a la estampa Madame Bovary.

 

            En lo que a la novela adulterina decimonónica respecta, yo destacaría La amante. Aparecida ya en las postrimerías de la centuria, en 1896 para ser exactos, se trata de una novela corta -una auténtica nouvelle que las llaman los franceses- en la que su autor, Jules Renard, es capaz de describir el adulterio en cuestión sin un ápice de sentimentalismos. Su estoicismo se asemeja a aquel con el que Buster Keaton encajaba los batacazos. Di cuenta de ella hace ahora justo diecisiete años. Gracias a mi Cuaderno de lecturas, guardo buena memoria de ella.

 

            Aunque la construcción del texto, a base de diálogos, me hizo desconfiar en un primer momento, reconozco que el procedimiento no resta enjundia a la historia y aporta agilidad al lector. En ciertos aspectos, Renard viene a desmitificar el amor, sin duda uno de los grandes mitos no ya de la novela, sino de la cultural universal. Blanche, la amante aludida en el título, es una mujer que acepta ser la querida de Maurice, un hombre más joven que ella, con dos únicas condiciones: que él la ame sosegadamente y que nunca le falte un alojamiento confortable. Aceptadas las dos por parte de Maurice, la pareja se ama por primera vez en su mansarda. Posteriormente, habiéndose enterado él de que ella tiene otro amante, un hombre mayor, le escribe una carta anunciándole la ruptura. Pero no será capaz de entregarle dicha misiva.

 

?

 

            Mi edición (Península, Barcelona, 1999) viene seguida de Cuentos que nos dejan pensativos, una colección de pequeñas estampas costumbristas. La primera de ellas, El invitado Sylla, nos refiere la actitud de una anfitriona ante un visitante que no ha llevado ningún regalo a sus hijas. Su talante para con él cambiará radicalmente después de que llegue una caja de dulces sin tarjeta. La señora agradece a la gentileza de su huésped por más que éste niegue haber hecho el regalo.

 

            Ida y vuelta también nos cuenta las pequeñas miserias de las visitas. En este ocasión se trata de mostrarnos toda la retórica desplegada por una señora de provincias para que un amigo de su hijo, que viene a visitarle desde París, se vuelva a la capital sin tan siquiera haber entrado en la casa.

 

            Primeras amigas nos cuenta las tristes fantasías que un joven fracasado se hace sobre sus vecinas.

 

            La chica es la evocación por parte del narrador de una bofetada que le propinó una muchacha cuando le quemó accidentalmente al ir a darla un cigarrillo.

 

            Por último, Blandine y Pointu, el mejor texto de todo el libro, guarda bastante similitud con Un corazón simple, de Flaubert. Si la criada de aquél no tenía más que a su loro, la que nos presenta Renard, en un preciso y eficaz diálogo con su amo, no tiene más que a Pointu, el perro de la casa en la que sirve. Muerto el animal, Blandine anuncia que se negará a encariñarse con el nuevo perro que su señor va a adquirir.

 

            Ya dejando atrás las notas de marzo del 99 y al hilo de lo escrito anteriormente sobre Clarín, el cariño de Blandine por Pointu me hace volver sobre Adiós Cordera, uno de los relatos más hermosos sobre el amor franciscano a los animales. La mujer que lo protagoniza, al ver partir a su hermano a la guerra, recuerda a Cordera, la vaca con la que los dos jugaban siendo niños, cuando se la llevaron al matadero. Mucho más adecuado para estos días de exaltación animalista que La Regenta, ahora que su bovarismo se ha quedado tan lejano de la mujer de nuestros días como las pedidas de mano de antaño.

Publicado el 7 de marzo de 2016 a las 22:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Javier Memba

Javier Memba

            Periodista con cuarenta años de experiencia –su primer texto apareció en la revista Ozono en 1978-, Javier Memba (Madrid, 1959) es colaborador habitual del diario EL MUNDO desde 1990. Estudioso del cine antiguo, tanto en este rotativo madrileño como en el resto de los medios donde ha publicado sus cientos de piezas, ha demostrado un decidido interés por cuanto concierne a la gran pantalla. Puede y debe decirse que el setenta por ciento de su actividad literaria viene a dar cuenta de su actividad cinéfila. Ha dado a la estampa La nouvelle vague (2003 y 2009), El cine de terror de la Universal (2004 y 2006), La década de oro de la ciencia-ficción (2005) –edición corregida y aumentada tres años después en La edad de oro de la ciencia ficción-, La serie B (2006), La Hammer (2007) e Historia del cine universal (2008).

 

            Asimismo ha sido guionista de cine, radio y televisión. Como novelista se dio a conocer en títulos como Homenaje a Kid Valencia (1989), Disciplina (1991) o Good-bye, señorita Julia (1993) y ha reunido algunos de sus artículos en Mi adorada Nicole y otras perversiones (2007). Vinilos rock español (2009) fue una evocación nostálgica del rock y de quienes le amaron en España mientras éste se grabó en vinilo. Cuanto sabemos de Bosco Rincón (2010) supuso su regreso a la narrativa tras quince años de ausencia. La nueva era del cine de ciencia-ficción (2011), junto a La edad de oro de la ciencia-ficción, constituye una historia completa del género, aunque ambos textos son de lectura independiente. No halagaron opiniones (2014) fue un recorrido por la literatura maldita, heterodoxa y alucinada. David Lynch, el onirismo de la modernidad (2017), un estudio de la filmografía de este cineasta, es su última publicación hasta la fecha.  

 


Seguir en Facebook

              Instagram

 

https://twitter.com/javiermemba

 

Javier Memba en 2009

 

Javier Memba en 1988

 

Javier Memba en 1987

 

1996

 

 

Javier Memba en la librería Shakespeare & Co. de París

 

 

 

 

 

 

COMPRAR EN KINDLE:

 

 

 

 

Enlaces

-La linterna mágica

-Obra en T&B Editores

-Unas palabras sobre Vida en sombras

-Unas palabras sobre La torre de los siete jorobados

-50 años de la Nouvelle Vague en Días de cine

-David Lynch, el onirismo de la modernidad en Radio 3

-Unas palabras sobre Casablanca en Telemadrid

 

 

ALGUNOS ARTÍCULOS:

Malditos, heterodoxos y alucinados

Destinos literarios

Sobre La naranja mecánica

Mi tributo al gran Chris Marker

El otro Borau

Bohemia del 89

Unos apuntes sobre las distopías

Elogio de Richard Matheson

En memoria de Bernadette Lafont

Homenaje al gran Jean-Pierre Melville

Los amores de Édith

Unos apuntes sobre La reina Margot

Tributo a Yasujiro Ozu con motivo del 50 aniversario de su fallecimiento

Unos apuntes sobre la aportación de Run Run Shaw a la pantalla internacional

Unos apuntes sobre dos cintas actuales

Las legendarias chicas de los Stones

Unos apuntes sobre el "peplum"

El cine soviético del deshielo

El operador que nos devolvió el blanco y negro

Más real que Homeland

El cine de la Gran Guerra

Del porno a la pantalla comercial

Formetera cinema

Edward Hopper en estado puro

El cine de terror de los años 70

Mi tributo a Lauren Bacall

Mi tributo a Jean Renoir

Una entrevista a Lee Child

Una entrevista a William McLivanney 

Novelistas japonesas

Treinta años de Malevaje

Las grandes rediciones del cómic franco-belga

El estigma de La campana del iniferno

Una reedición de Dalton Trumbo

75 años de un canto a la esperanza

Un siglo de El nacimiento de una nación

60 años de Semilla de maldad

Luces y sombras del libro digital

Cuando la musa es una niña

Sobre las adaptaciones de Vicente Aranda

Regreso al futuro, treinta años después 

Un festival de imágenes

La otra cabeza de Murnau

Un tributo a las actrices de mi adolescencia

La plástica del poder

Cineastas españoles en Francia

El primer surrealista

La traba como materia literaria

La ilustración infantil de los años 70

Una exposición sobre la UFA

La musa de John Ford

Los icebergs de Jorge Fin

Un recorrido por los cineastas/novelistas -y viceversa-

Ettore Scola

Mi tributo a Jacques Rivette

Una película a la altura de la novela en que se basa

Mi tributo a James Cagney en el trigésimo aniversario de su fallecimiento

Recordando a Audrey Hepburn

El rey de los mamporros

Reivindicación de Gustave Caillebotte

Una guía clásica de la ciencia ficción

Impresionistas y modernos

La Feria del Libro de Madrid cumple 75 años

Musas de grandes canciones

Memorias de la España del tebeo

70 años de la revista Tintín

Ediciones JC regresa a sus orígenes

Seis claves para entender a Hergé

La chica del "Drácula" español

La primera princesa de la lejana galaxia

El primer Tintín coloreado

Paloma Chamorro: el fin de "La edad de oro"

Una entrevista a la fotógrafa Vanessa Winship

Una recuperación del Instituto Murnau

Heroínas de la revolución sexual

Muere George A. Romero

Un mito del cine francés

Semblanza de Basilio Martín Patino

Malevaje en la Gran Vía

Entrevista a Benjamin Black

Un circunloquio sobre la provocación

Una nueva aventura de Yeruldelgger

Una dama del crimen se despide

Recordando a Peggy Cummins

Un tributo a las yeyés francesas

La última reina del Technicolor

Recordando a John Gavin

Las referencias de La forma del agua

El Madrid de 1988

La nueva ola checa

Un apunte sobre Nelson Pereira dos Santos

Una simbiosis perfecta

Un maestro del neorrealismo tardío

El inovidable Yellowstone Kelly

Que Dios bendiga a John Ford

Muere Darío Villalba

Los recuerdos sentimentales de Enrique Herreros

Mi tributo a Harlan Ellison

La inglesa que presidió el cine español

La última rubia de Hitchcock

Unos apuntes sobre Neil Simon

Recordando Musicolandia

 

ALGUNAS RESEÑAS:

Un adelanto de David Lynch, el onirismo de la modernidad en Zenda libros

Una entrada de El Insolidario accesit del Premio Paco Rabal

No halagaron opiniones en La Razón

No halagaron opiniones en El Mundo

No halagaron opiniones en elmundo.es

La nueva era del cine de ciencia-ficción en Lo que yo te diga

La nueva era del cine de ciencia-ficción en elmundo.es

Unas palabras sobre Cuanto sabemos de Bosco Rincón

No halagaron opiniones en Archivo de la Frontera

No halagaron opiniones en Literaturas.com

David Lynch, el onirismo de la modernidad en AISGE

 

CORTOMETRAJES:

Pandémica (1985)

El gran amor de Max Coyote (1989) (primera parte) en Youtube

El gran amor de Max Coyote (final)


El gran amor de Max Coyote en la web de RTVE

 

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Archivo

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD