jueves, 20 de septiembre de 2018 08:04 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javier Memba

El insolidario

Carole André

Archivado en: Inéditos, cine, Carole André

Foto Javier Memba

La bella Carole André en mi ordenador

            Todas son dichosas. Pero de cuantas tareas entraña la cinefilia, no hay ninguna tan grata como la de adorar a las actrices. Es un amor aún más platónico que aquellos no correspondidos, a menudo por ignorados, que tan plácido dolor causan en la adolescencia. Y lo es porque, a la postre, se trata de suspirar por una ilusión aún más excelsa que la que nos inspiraba aquella que nos hacía ruborizar al sorprendernos mirándola: la chica cuyo florecimiento a la feminidad, en el pupitre de al lado, nos interesaba mucho más que las declinaciones latinas y el no menos nefasto valor de Pi.

            Ni Audrey Hepburn, ni Gene Tierney, ni siquiera la sublime Catherine Spaak. Yo sólo he amado así a Carole André, la Lady Marianna del Sandokán televisivo de Sergio Solima. En antena en el año 76, fue aquella adaptación de la más célebre obra de Emilio Salgari uno de los grandes éxitos de la parilla de su época. Pero nunca llegué a verla en aquellas emisiones pretéritas más que fugazmente. No obstante lo cual, fue bastante para que Carole me cautivara.

            Meses después se exhibía una versión cinematográfica de esa misma historia y tras Dos hombres y un destino (George Roy Hill, 1969) se convertía en la segunda cinta a cuya proyección asistí sistemáticamente. El graduado (Mike Nichols, 1967) fue la tercera. Al cabo de los años he comprendido que el visionado ritual de las dos propuestas estadounidenses obedeció al magnetismo que ejerció sobre mí su protagonista, Katharine Ross. Pero mi verdadero amor de la pantalla fue Carole André y fue en el madrileño cine Postas, de la calle homónima, donde la idolatré. En aquellos días, aquélla era una sala de sesión continua desde las diez de la mañana. Todavía estaba por convertirse a la X, camino que iniciaría con la "S" de Emmanuelle (Just Jaeckin, 1974), uno de los grandes éxitos del Postas.

            Pero cuando yo la frecuentaba ritualmente para rendir el debido tributo a la belleza de Carole André, los amores mostrados en la pantalla eran tan puros como el que me inspiraba mi chica imposible. Ya entonces era consciente de que Sandokán era una película mala. Fue la primera cinta insalvable que vi sistemáticamente por cuestiones ajenas a su calidad. Sin hacer yo todavía a esa encantadora textura del cine antiguo, incluso presté más atención a ella que a Pacto de honor (1955), un western todo lo notable que suelen serlo los de André de Toth, que completó el programa la primera semana. Recuerdo haber ido a cumplir con aquel rito de adorar a Carole tras la primera noche en blanco que pasé en mi vida. Fue en el Año Nuevo de 1977. Su hermosura me despertó aún más que los míseros estimulantes que llegaron después. La quise tanto al verla curar a Sandokán (Kabir Bedi) que admirarla me hizo superar los miedos de mi adolescencia. Ya al cabo de los años, al asistir al trance de muerte de Giovanni De' Medici (Christo Jivkov) en El oficio de las armas (2001), del gran Ermanno Olmi, comprendí que para hacer más llevadero el dolor previo a la entrega del alma, el viejo soldado piensa en una mujer. Frente aquellos dolores -léase miedos de mis primeros años- yo imaginé a Carole André. Y después, como el amor en sí, que puede ser tan frágil como poderoso parece al alumbrarlo, o tan prosaico como el dinero del que dispone la pareja para mantenerlo, olvidé a Carole por las chicas de verdad.

            Pasaron los años. Me hice cinéfilo y al volver a ver a mi chica convertida en Esmeralda, una de las prostitutas que animan el burdel de Muerte en Venecia (Luchino Visconti, 1971), comprendí lo que a la sazón debían sentir aquellos que amaron a muchachas igualmente inocentes a las que vieron convertirse en yonquis y luego en prostitutas.

            Me engañaba cuando creí haberla olvidado. Ya más que cuarentón, volvía a verla incorporando a la Françoise Pigaut de Una mariposa con las alas ensangrentadas (Duccio Tessari, 1971) y sentí auténtica grima cuando la matan con toda la brutalidad que se hace giallo. Y sentí también la brevedad de su papel. Como en su colaboración con Visconti, su mejor trabajo de cuantos he tenido oportunidad de admirarla, su personaje tenía poco que decir. Pero a mí, sus roles me traían sin cuidado. Ya digo, casi siempre la amé en filmes malos. Era ella la que me inspiraba. Realización, interpretación, puesta en escena... Me traía sin cuidado todo lo demás. Cuando entraba Carole en campo acaparaba la pantalla. Me hacía sentir lo mismo, pero con una mayor intensidad, que las que florecían en el pupitre de al lado de mi remota adolescencia. La belleza de Carole André era tangible, como sólo lo fue la de Catherine Spaak.

            Tras redescubrirla en Una mariposa con las alas ensangrentadas quise saber más de mi antigua musa. Pero en el impagable Internet Movie Data Base no consta más que su filmografía y su lugar nacimiento. Hay más posts que datos. Ello viene a dar cuenta de cuanto se la amó. Todas esas bitácoras son apuntes de otros comentaristas que la admiraron tanto como yo, más es imposible. Todavía me gusta escribir su nombre como al adolescente el de aquélla que le inspira junto a la flecha y el corazón del amor.

            Carole vio la luz por primera vez en el París de 1953. Su madre, de la que habría de tomar su nombre artístico, fue la actriz Gaby André, antigua colaboradora de Marc Allégret -Entrée des artistes (1938)-, Abel Gance -Paradis Perdu (1940)- e incluso Rudolph Maté -El guantelete verde (1952)-.

            De vocación tan temprana como su progenitora, la adorada Carole debutó en la pantalla cuando sólo contaba catorce primaveras. Lo hizo en un spaghetti western, género pródigo en bellezas tangibles, de Guiseppe Vari: Con lui cavalca la morte (1967). Con Sergio Solima, el realizador con el que habría de trabajar más frecuentemente, lo hizo por primera vez en Cara a cara (1967). Aunque en Fellini-Satyricon y Dillinger ha muerto, de Marco Ferreri esta última y ambas de 1969, sólo incorporó a personajes sin frase, su candor, su belleza y su ternura se hicieron notar.

            Durante los años 70, además de con Solima, entre otros, también colaboró con Lucio Fulci incorporando a la Krista Oatley de su versión de Colmillo blanco (1973). Ya al final de aquella década llegó a participar en una coproducción con España: Encuentro en el abismo (Tonino Ricci, 1980). Yor, el cazador que vino del futuro, una de esas fantasías de Antonio Margheriti, fue la última cinta interpretada por la maravillosa Carole que se vio en nuestras pantallas. Su filmografía se prolongó hasta comienzos de los años 90 haciendo mucha televisión italiana.

            He creído entender que ahora, a sus 57 años, la antigua musa se dedica a la gestión en Francia. En la Red hay una foto de ella que la muestra con 54 otoños brindado con Kabir Bedi, el antiguo capitán de los tigres de Mompracem, y Philippe Leroy, Yañez de Gomera en aquel viejo Sandokán tan malo pero tan entrañable. Para sus admiradores las actrices no envejecen. Yo prefiero recordar a Carole como era entonces. Aún la guardo en el mismo limbo que a Anne-Laure Meury y el resto de las efímeras musas de Eric Rohmer. Y otra cosa, leí a Emilio Salgari por ella. Por imaginar su belleza una vez más.

Publicado el 1 de julio de 2010 a las 11:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 16

1 | David J - 27/7/2010 - 03:42

Gracias amigo, nunca vi la serie de sandokan, pero me lei el libro de fotos cuando tenia 15 años y quede enganchado de esa mujer, ahora tengo 25, al igula que tú busque información sobre su vida en internet pero no encontré lo que hay son datos de peliculas y de peliculas dificil de conseguir o ver en internet, en fin gracias por tú esfuerzo

2 | MIRTA AURELIA MAIDANA CASTRO - 12/8/2010 - 17:58

QUERIDO JAVIER, SOY MUJER Y ME ENAMORÉ DE KABIR BEDY, SOÑANDO CON SER LADY MARIANNA Y ENCONTRAR EN LA VIDA REAL A ALGUIEN COMO SANDOKAN, PERO ESO ES SOLO UN SUEÑO, ENTIENDO PERFECTAMENTE TU AMOR POR LA BELLÍISMA CAROLE ANDRÉ, ELLA QUE ES HOY UNA HERMOSA MUJER DE MAS DE 50 AÑOS, POR FAVOR DILE QUE NO SE SOMETA A NINGUNA ESTÚPIDA CIRUGÍA, SOLO ARRUINARÍA SU NATURAL BELLEZA, OPINAS IGUAL?? SALUDOS!!!

3 | MIRTA AURELIA MAIDANA - 17/8/2010 - 18:14

QUERIDO JAVIER, NO SOY CRITICO DE CINE COMO TÚ, Y RESPETO TU OPINIÓN COMO CINÉFILO QUE ERES, PERO DIME POR QUE DICES QUE "SANDOKAN" ERA SISTEMÁTICAMENTE UNA MALA PELÍCULA??? EN MI HUMILDE OPINIÓN ES FANTÁSTICA, TIENES ACCIÓN, ROMANCE, AVENTURAS, FILMACIONES EN LOCACIONES REALES , VESTUARIO ESPECTACULAR, MUSICA SUBLIME, QUE MÁS PUEDES PEDIR? UNA HERMOSA HISTORIA DE AMOR, SIN OBCENIDADES NI LENGUAJE PROCAZ.TE HABLO DESDE EL CORAZÓN. MIS MAS SINCEROS SALUDOS Y MUCHAS FELICIDADES EN TU CUMPLEAÑOS!!!!

4 | Javier Memba - 21/8/2010 - 17:58

Hola Mirta Aurelia:
Siento no haberte podido contestar antes pero unos imponderables me lo han impedido. Respecto a tu primer comentario, yo no conozco a Carole André, por lo que no puedo decirle que no se opere. Pero estoy de acuerdo contigo. Si buscas una foto de ella que hay colgada en la Red, ésa a la que me refiero en el post, que la muestra junto a Kabir Bedi y Phillipe Leroy, verás que no lo ha hecho.
Respeto a tu segundo comentario, aun partiendo de la base de que es una de las películas que más he visto dada mi fijación con Carole, he de decir que hay momentos en "Sandokan" en donde falta sentimiento, un verdadero pulso narrativo que consiga conmovernos. Pero insisto en que para mí es una película entrañable que me ha deparado muy buenos ratos. Si lees el post dedicado al cine italiano de géneros, verás como también exalto varias cintas que no son buenas.
Muchas gracias por tu interés y un cordial saludo.
--

5 | MIRTA AURELIA MAIDANA - 02/9/2010 - 17:47

HOLA JAVIER:
como has estado? ESPERO QUE BIEN. COMO FASCINADO CON LA BELLA CAROLE ANDRE VEO QUE HAS SEGUIDO DE CERCA TODA SU FIMOGRAFÍA, ES MUY EXTENSA POR CIERTO, CONSIDERANCO QUE EMPEZÓ SIENDO UNA MUJERCITA EN LOS "SPAGHETTI WESTERN".HAY OTRA PELÍCULA BASADA EN UNA NOVELA DE EMILIO SALGARI "EL CORSARIO NEGRO" DONDE KABIR BEDI Y CAROLE ANDRE VUELVEN A TRABAJAR JUNTOS, ME ES IMPOSIBLE ENCONTRARLA..LA HAS VISTO?? CREO QUE NO TUVO EL EXITO DE "SANDOKAN".RECUERDO HAVER VISTO A BEDI EN UN CAPÍTULO DE LA SERIE NORTEAMRICANA "DINASTÍA " JUNTO A LA PÉRFIDA ALEXIS CARRINGTON, LA ACTRIZ JOAN COLLINS..SU PAPEL DE ACTOR INVITADO ME PARECIO HORRIBLE, JUGANDO EL PAPEL DE "EXOTICO INDIO" EN TIERRAS AMERICANAS.. LO VI GORDO Y FEO. PERO ESA ES OTRA HISTORIA. ESPERO ESTES BIEN DE SALUD Y CON MUCHO TRABAJO!! SALUDOS!!!

6 | MIRTA AURELIA MAIDANA - 03/9/2010 - 17:22

HOLA JAVIER
QUISIERA COMENTAR QUE VI POR VEZ PRIMERA "SANDOKAN" CUANDO ERA UNA NIÑA EN LAS PUERTAS DE LA PUBERTADY COMO TU ,ME ENAMORE DE LA HISTORIA .AÑOS DESPUES UN CANAL DE CABLE"EUROPA, EUROPA" LA TRANSMITIO EN EL AÑO 2007 Y PUDE GRABARLA EN UNA VIEJA PERO EN FUNCIONAMIENTO "VHS". ME LLAMÓ LA ATENCIÓN QUE LA HOJA DEL PODEROSO SABLE DE SANDOKAN CUANDO LIQUIDA A SUS ENEMIGOS NO MUESTRA RASTRO DE SANGRE. ME ENCANTA LAS DEMOSTRACIONES DE AFECTO DE SANDOKAN A MARIANNA, EL LE TOMA SUS MANOS REPETIDAS VECES ENTRE LAS SUYAS, BESÁNDOLAS CON MUCHO CARIÑO. VI LA FOTO QUE MENCIONAS , ELLA ESTA DIVINA EN UN VISTOSO TRAJE ROJO Y BEDI ES HOY UN HOMBRE MUY ATRACTIVO, UN ABUELO MUY ATRACTIVO. PERO EL SEÑOR LEROY ESTA MUY ANCIANO.SOBRE TU COMENTARIO QUE CARESE DE PULSO NARRATIVO CREO QUE LA PELICULA PARA TV FUE CONCEBIDA COMO ENTRETENIMIENTO FAMILIAR SIN OTRA PRETENSION Y VAYA QUE LO CONSIGUE!!! RECUERDO COMO TANTO MI PADRE COMO YO DIFRUTAMOS DE VERLA JUNTOS!UNA PREGUNTA QUE QUIERO HACERTE: EXISTE ALGÚN CLUB DE FANS DE CAROLE ANDRÉ PARA PODER ENVIARLE MENSAJES, HOMBRES Y MUJERES POR IGUAL?? DE TODAS PARTES DEL MUNDO SUS FANS PODRAN EXPRESARLE SU ADMIRACION. SALUDOS!!!!

7 | Javier Memba (Web) - 17/9/2010 - 10:43

Hola Mirta Aurelia
Carole André tiene una cuenta en Facebook. Creo que es lo más parecido a ese club de fans por el que preguntas.

8 | MIRTA AURELIA - 17/9/2010 - 16:57

HOLA JAVIER :
ESPERO QUE TE ENCUENTRES BIEN Y CON MUCHO TRABAJO. GRACIAS POR LA INFORMACÍON!! EL SEÑOR BEDI TIENE SU SITIO WEB Y PARA SER HONESTA ES MUY ABURRIDO VERLO HASTA EN LA SOPA!!SIN ÁNIMO DE OFENDER A NADIE, POR FAVOR,DISCULPA MI FRANQUEZA.ES AGRADABLE LEER TU COLUMNA LA FORMA EN QUE EXPRESAS TUS SENTIMIENTOS..CUANDO TE REFIERES A CAROLE COMO "MI CHICA" Y COMPRENDISTE A LOS QUE AMAN A MUCHACHAS INOCENTES QUE SE CONVIERTEN EN YONQUIS Y LUEGO EN PROSTITUTAS, QUE OLVIDASTE A CAROLE POR LAS CHICAS DE VERDAD...TODOS, EN MI HUMILDE OPINION, CUANDO MADURAMOS DEBEMOS ACEPTAR LA FEA Y PROSAICA REALIDAD,PERO CREO QUE ES BUENO Y NOBLE MANTENER LA ILUSION, LA FE,LA ESPERANZA QUE HARA POSIBLE VIVIR DIA A DIA. NO EN VANO, AUN HOY, EN UN MUNDO PLAGADO DE HORROR Y DESILUCIONES, MUCHOS BUSCAN REFUGIO EN EL ARTE.ESPERO QUE TAL VES, QUIENQUIERA QUE LEA ESTO MANTENGA Y PROTEJA SU CAPACIDAD DE ASOMBRO. SALUDOS!!!!

9 | Rodrigo - 14/4/2011 - 03:10

Hola Javier, tenia yo unos 18 abriles cunado vi la serie por televisión. De forma parecida a tí, fue tanta mi fascinación por su belleza que solo me acuerdo de las escenas donde ella aparecía. He visto, tanto en cine, como en televisión, como en la vida diaría muchas mujeres guapas pero nunca me ha impresionado igual ninguna mujer. Incluso la foto en blanco y negro de tu blog la he mirado varias veces seguidas.
Un cordial saludo

10 | Javier Memba (Web) - 14/4/2011 - 09:23

Gracias amigo. Fue -y para nosotros siempre lo seguirá siendo- la mejor.

11 | RICHART CASTILLO - 27/5/2011 - 23:19

PARA MI SIGUE SIENDO EL AMOR DE MI VIDA. YO VI LA SERIE SANDOKAN EN LOS AÑOS 1985 Y 1992. CON TAN SOLO NUEVE AÑOS YA ME HABIA IMPACTADO, Y NI LES CUENTO CON 16 AÑOS!!! ADORO A CAROLE ANDRE!!!!

12 | Mirta Aurelia Maidana - 28/5/2011 - 17:09

HOLA A TODOS LOS "ENAMORADOS" DE LA SEÑORA CAROLE ANDRE´VEO QUE SE VAN AGREGANDO A TU BLOG CON MUCHO AGRADO MAS VALIENTES HOMBRES QUE CONFIESAN SU AMOR DE JUVENTUD, SU CÁNDIDA PASION POR UNA MUCHACHA QUE ENCARNÓ UN PERSONAJE TAN "PURO" Y TAN "ANGELICAL" COMO EL DE LADY MARIANNA...PERO Y LAS MUJERES???? DONDE ESTÁN SUS ADMIRADORAS??? LES VOY A CONTAR ALGO QUE TAL VEZ LES IMPORTE UN BLEDO, PERO NO ME IMPORTA. CUANDO ERA NIÑA Y ME VOLVÍ LOCA CON EL FILME "SANDOKAN" (LES CONFIESO QUE AUN LO ESTOY)USABA UN RODETE Y LAZOS BLANCOS DE RAZO COMO LADY MARIANNA, LAS ENVIDIOSAS COMPAÑERAS DE ESCUELA ME LLAMABAN "LA GITANA" POR USAR UN VELO COMO EL QUE USA LA SOBRINA DEL LORD GUILLONK!!! ESTOY MUY ORGULLOSA DE SER TAN GUAPA COMO ELLA Y TRATAR DE MANTENER ESA FRESCURA, CANDOR E INOCENCIA DE LA CUAL USTEDES ESTÁN ENAMORADOS.LA ACTRIZ BRITÁNICA Mz. JUDI BOWKER , PROTAGONISTA DE "HERMANO SOL, HERMANA LUNA" Y LA SERIE "BELLEZA NEGRA" ME RECUERDA MUCHO A CAROLE,AMBAS TIENEN UN PARECIDO FISICO Y HAN REPRESENTADO PERSONAJES FEMENINOS "CASTOS, PUROS DE CORAZÓN" ALMAS NOBLES Y TAL VEZ AMORES INTANGIBLES, PLATÓNICOS E IMPOSIBLES.QUE OPINAN? ESPERO QUE ALGUNA OTRA MUJER SE UNA EN ESTE BLOG!! JAMAS ENVIDIE LA BELLEZA DE OTRA MUJER, SI ADMIRO SU BALLEZA DE FISICO O DE ALMA TRATO DE IMITARLA,LA USO COMO INSPIRACIÓN, QUIERO APRENDER DE ELLA NO CONFRONTARLA. A TODOS LOS CABALLEROS ENAMORADOS DE ESTA ACTRIZ TAN ENCANTADORA UN MILLÓN DE SALUDOS!!! MANTENGAN LA CAPACIDAD DE ASOMBRO Y ALEJENSE DEL CINISMO!!!

13 | mirta aurelia maidana - 04/6/2011 - 16:52

ESTOY BUSCANDO MATERIAL SOBRE LA ACTRIZ QUE MENCIONE Mz JUDI BOWKER Y MUCHOS COINCIDEN QUE POSEE UNA BELLEZA "ETHEREAL" ELLA TRABAJO EN LA MINISERIE BRITÁNICA "COUNT DRACULA" DE 1977 ES LA MISMA VERSION QUE TU MENCIONAS EN TU BLOG "VEINTE PELICULAS"?? UN SALUDO Y GRACIAS!!!

14 | Javier Memba - 08/6/2011 - 20:56

Hola amigos:
Si tenéis oportunidad, no dejéis de admirar a Carole André en su aparación al final de "Dillinger ha muerto" (Marco Ferreri, 1969). Está más guapa que nunca.

15 | Flor de la fuente - 01/4/2014 - 04:33

Hola a todos, yo también ví la serie Sandokán hace muuuuchos años atrás. Hoy, en You tube, a los 61 años, he tenido la oportundad de volverla a ver y disfrutar de esas románticas escenas entre sus protagonistas. Ella, Mariana, era realmente hermosa, y nunca he podido entender el porqué tuvo que morir.... y por eso mismo, ni antes ni hoy, terminé de ver la serie completa, como que no valía la pena. Todos nos hemos "enamorado" alguna vez de alguna estrella de cine o de un personaje... en mi caso, fue Mr. Darcy, de Orgullo y Prejuicio, la película con Keira Knightely.

16 | Mirta Aurelia Maidana - 06/4/2014 - 03:55

Hola en You Tube solo encuentro fragmentos de la Serie Sandokan. Por que tuvo que morir ?. La verdad trendria que ver el libro de Salgari . Sin ella no vale la pena..mira que lindas palabras. Uma historia de amor muy preciosa . Luego filmaron el Regreso de sandokan..y la verdad un fiasco absoluto. Un cordial saludo .

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Javier Memba

Javier Memba

            Periodista con cuarenta años de experiencia –su primer texto apareció en la revista Ozono en 1978-, Javier Memba (Madrid, 1959) es colaborador habitual del diario EL MUNDO desde 1990. Estudioso del cine antiguo, tanto en este rotativo madrileño como en el resto de los medios donde ha publicado sus cientos de piezas, ha demostrado un decidido interés por cuanto concierne a la gran pantalla. Puede y debe decirse que el setenta por ciento de su actividad literaria viene a dar cuenta de su actividad cinéfila. Ha dado a la estampa La nouvelle vague (2003 y 2009), El cine de terror de la Universal (2004 y 2006), La década de oro de la ciencia-ficción (2005) –edición corregida y aumentada tres años después en La edad de oro de la ciencia ficción-, La serie B (2006), La Hammer (2007) e Historia del cine universal (2008).

 

            Asimismo ha sido guionista de cine, radio y televisión. Como novelista se dio a conocer en títulos como Homenaje a Kid Valencia (1989), Disciplina (1991) o Good-bye, señorita Julia (1993) y ha reunido algunos de sus artículos en Mi adorada Nicole y otras perversiones (2007). Vinilos rock español (2009) fue una evocación nostálgica del rock y de quienes le amaron en España mientras éste se grabó en vinilo. Cuanto sabemos de Bosco Rincón (2010) supuso su regreso a la narrativa tras quince años de ausencia. La nueva era del cine de ciencia-ficción (2011), junto a La edad de oro de la ciencia-ficción, constituye una historia completa del género, aunque ambos textos son de lectura independiente. No halagaron opiniones (2014) fue un recorrido por la literatura maldita, heterodoxa y alucinada. David Lynch, el onirismo de la modernidad (2017), un estudio de la filmografía de este cineasta, es su última publicación hasta la fecha.  

 


Seguir en Facebook

              Instagram

 

https://twitter.com/javiermemba

 

Javier Memba en 2009

 

Javier Memba en 1988

 

Javier Memba en 1987

 

1996

 

 

Javier Memba en la librería Shakespeare & Co. de París

 

 

 

 

 

 

COMPRAR EN KINDLE:

 

 

 

 

Enlaces

-La linterna mágica

-Obra en T&B Editores

-Unas palabras sobre Vida en sombras

-Unas palabras sobre La torre de los siete jorobados

-50 años de la Nouvelle Vague en Días de cine

-David Lynch, el onirismo de la modernidad en Radio 3

-Unas palabras sobre Casablanca en Telemadrid

 

 

ALGUNOS ARTÍCULOS:

Malditos, heterodoxos y alucinados

Destinos literarios

Sobre La naranja mecánica

Mi tributo al gran Chris Marker

El otro Borau

Bohemia del 89

Unos apuntes sobre las distopías

Elogio de Richard Matheson

En memoria de Bernadette Lafont

Homenaje al gran Jean-Pierre Melville

Los amores de Édith

Unos apuntes sobre La reina Margot

Tributo a Yasujiro Ozu con motivo del 50 aniversario de su fallecimiento

Unos apuntes sobre la aportación de Run Run Shaw a la pantalla internacional

Unos apuntes sobre dos cintas actuales

Las legendarias chicas de los Stones

Unos apuntes sobre el "peplum"

El cine soviético del deshielo

El operador que nos devolvió el blanco y negro

Más real que Homeland

El cine de la Gran Guerra

Del porno a la pantalla comercial

Formetera cinema

Edward Hopper en estado puro

El cine de terror de los años 70

Mi tributo a Lauren Bacall

Mi tributo a Jean Renoir

Una entrevista a Lee Child

Una entrevista a William McLivanney 

Novelistas japonesas

Treinta años de Malevaje

Las grandes rediciones del cómic franco-belga

El estigma de La campana del iniferno

Una reedición de Dalton Trumbo

75 años de un canto a la esperanza

Un siglo de El nacimiento de una nación

60 años de Semilla de maldad

Luces y sombras del libro digital

Cuando la musa es una niña

Sobre las adaptaciones de Vicente Aranda

Regreso al futuro, treinta años después 

Un festival de imágenes

La otra cabeza de Murnau

Un tributo a las actrices de mi adolescencia

La plástica del poder

Cineastas españoles en Francia

El primer surrealista

La traba como materia literaria

La ilustración infantil de los años 70

Una exposición sobre la UFA

La musa de John Ford

Los icebergs de Jorge Fin

Un recorrido por los cineastas/novelistas -y viceversa-

Ettore Scola

Mi tributo a Jacques Rivette

Una película a la altura de la novela en que se basa

Mi tributo a James Cagney en el trigésimo aniversario de su fallecimiento

Recordando a Audrey Hepburn

El rey de los mamporros

Reivindicación de Gustave Caillebotte

Una guía clásica de la ciencia ficción

Impresionistas y modernos

La Feria del Libro de Madrid cumple 75 años

Musas de grandes canciones

Memorias de la España del tebeo

70 años de la revista Tintín

Ediciones JC regresa a sus orígenes

Seis claves para entender a Hergé

La chica del "Drácula" español

La primera princesa de la lejana galaxia

El primer Tintín coloreado

Paloma Chamorro: el fin de "La edad de oro"

Una entrevista a la fotógrafa Vanessa Winship

Una recuperación del Instituto Murnau

Heroínas de la revolución sexual

Muere George A. Romero

Un mito del cine francés

Semblanza de Basilio Martín Patino

Malevaje en la Gran Vía

Entrevista a Benjamin Black

Un circunloquio sobre la provocación

Una nueva aventura de Yeruldelgger

Una dama del crimen se despide

Recordando a Peggy Cummins

Un tributo a las yeyés francesas

La última reina del Technicolor

Recordando a John Gavin

Las referencias de La forma del agua

El Madrid de 1988

La nueva ola checa

Un apunte sobre Nelson Pereira dos Santos

Una simbiosis perfecta

Un maestro del neorrealismo tardío

El inovidable Yellowstone Kelly

Que Dios bendiga a John Ford

Muere Darío Villalba

Los recuerdos sentimentales de Enrique Herreros

Mi tributo a Harlan Ellison

La inglesa que presidió el cine español

La última rubia de Hitchcock

Unos apuntes sobre Neil Simon

Recordando Musicolandia

 

ALGUNAS RESEÑAS:

Un adelanto de David Lynch, el onirismo de la modernidad en Zenda libros

Una entrada de El Insolidario accesit del Premio Paco Rabal

No halagaron opiniones en La Razón

No halagaron opiniones en El Mundo

No halagaron opiniones en elmundo.es

La nueva era del cine de ciencia-ficción en Lo que yo te diga

La nueva era del cine de ciencia-ficción en elmundo.es

Unas palabras sobre Cuanto sabemos de Bosco Rincón

No halagaron opiniones en Archivo de la Frontera

No halagaron opiniones en Literaturas.com

David Lynch, el onirismo de la modernidad en AISGE

 

CORTOMETRAJES:

Pandémica (1985)

El gran amor de Max Coyote (1989) (primera parte) en Youtube

El gran amor de Max Coyote (final)


El gran amor de Max Coyote en la web de RTVE

 

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Archivo

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD