lunes, 22 de octubre de 2018 15:13 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Ramón Bajo

Noticias de León

Un ‘grano’ en la plaza

Qué maravilla de ciudad sería León si el único y gran problema fuera la restauración de la Plaza del Grano. Y es que parece increíble que este tema haya saltado incluso a los informativos de las televisiones nacionales como ‘otro Gamonal’ cuando apenas si se están reparando y modernizando las calles de entrada y cuando hay un proyecto para ejecutar que ganó un concurso de ideas en ¡noviembre de 2011! firmado por el arquitecto Ramón Cañas y que estuvo expuesto junto a los finalistas en el Palacio de Gaviria. Cinco años y pico después estamos peor que entonces cuando tanto el autor del proyecto como el Ayuntamiento garantizan una reforma respetando los elementos históricos. Dice el arquitecto Javier Ramos Guallart que “no se entiende tanta agitación en torno a una intervención en la Plaza del Grano que pretende consolidar una vez más su tradicional empedrado y hacer mínimamente accesible la plaza a todos los que desean disfrutar de ella”. Otros hablan de atentado al patrimonio. Alguien manipula y miente...
Al cierre de esta edición, 20.00h. del jueves 23-F, comenzaba una manifestación en defensa de la emblemática Plaza. ‘¡No esperes a que la destruyan! Salvemos la Plaza del Grano’. Era el grito de guerra. Hasta ahora las convocatorias han sido minoritarias y hasta los vecinos se han posicionado a favor de la reforma de la plaza... Todos dicen buscar  garantizar el respeto al ‘alma’ histórica de la Plaza del Grano, pero con posturas irreconciliables.  Unos por otros, la Plaza está hecha un asco y lo que debería de ser uno de los rincones más típicos y queridos es una de las vergüenzas por el abandono de años, la reducida accesibilidad y el poco respeto a la historia.
La Plaza del Grano merece una reforma acorde con sus históricos orígenes y da la impresión de que el proyecto de Cañas cumple con el reto. Al final, la ejecución lleva paralizada cinco años cuando tenía que estar ya acabada y exigir a todo el entorno el mismo cuidado exquisito para dar más relumbrón a esta zona antigua. Pues no. Venga movidas para que nada avance y buscando implicar a otros colectivos -universitarios, políticos, ciclistas- para que la protesta sea más sonora.Y así,  ni se hace la Plaza del Grano, ni se reivindican temas que sí son vitales para el futuro como el paro, la despoblación, la Ciudad del Mayor, una autonomía que nos ‘come’, el Palacio de Congresos, el Centro de Control del AVE en el Noroeste,  Torneros y otros muchos temas que siguen ‘muriéndose de risa y de asco’ sin que nadie reivindique su puesta en marcha. Mal camino. Tratamos el ‘grano’ y olvidamos el cáncer.

Publicado el 24 de febrero de 2017 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 1

1 | DEMOCRACIS AVANZADA - 20/2/2018 - 00:28

DEMOCRACIA AVANZADA

Francisco Iglesias Carreño Presidente PREPAL


En estos momentos contemporáneos de los tiempos de aquí que, a lo que parece, nos toca vivir con y también convivir, donde anida, en plena ebullición, la masiva posverdad, canta en lastimera congoja el pagado censor y se enculubra la ambigüedad posicional retorciéndose tras hiedra logrera, parece que, en una primera toma de contacto, el ir desde un remar hacia las fuentes integrales primigenias, que antes eran el brote de la plenitud, casi se situaría, en esa observancia exteriorizante, fuera de la ambientación escénica de bandeja comensal que, desde la cuasi universal instrumentalización, se dibuja, propala y activa.



Acontece que este marco social ambiental y hasta vivencial , aunque no lo parece, viene alongado, en asidero no pequeño, por un específico, concreto, activo y dinámico mandato constitucional (sí de la Constitución Española del 6-12-1978, esa que espero, a que pasara el día de los Santos Inocentes, para ser vigente por el BOE desde la fecha del 29-12-1978), situado en su preámbulo que, de forma precisa, contundente e imperativa, señala lo siguiente: “Establecer una sociedad democrática avanzada”,, siendo tal y tan concreto cometido, diríamos más: tan especial cometido, una tarea (¿mancomunada?) de (toda) la Nación Española.



Viene ahora, después de lo anteriormente señalado esa fase tan nuestra,¡ tan hispánica!, de la procastrinación, de darle lapsus al tiempo, de situarnos en el imposible lugar por donde, en un suponer, cuando otros pasen, por ahí, con ese preciso tema/asunto/proyecto, engancharse al carro de la oportunidad que, ya de inicio, presumíamos imposible. Hispania parece estar repleta de esos imposibles lugares que unas veces son mentales (el BOE, vivir para ver, nos hizo a todos demócratas e incluso monárquicos con un par de giros de los rodillos de la rotativa) y otras físicos (caso que fue el de aquel burgalés que se sentó a la entrada del túnel de La Engaña, en Pedrosa de Valdeporres, para otear, en el horizonte, la llegada del tren Santander-Cantábrico al Sagunto-Mediterráneo;¿estará también liberalizada esta línea para el 2020?, ¿Qué será de Cataluña y del País Vasco, si alguno pica y la abre?, y ya de puestos a picar, queríamos decir, a abrir, y en levantando el veto gubernativo, acuérdense de que por aquí tenemos cerrada la línea ferroviaria de La Vía de La Plata, que ahora está cumpliendo(¿?) el objetivo de impedir el tráfico ferroviario entre el Noroeste y Sur de España por el Oeste peninsular)



Lo preambular constituyente de establecer la justicia tiene un cerrado aplauso, no digamos ya redondearlo con la libertad y a mayores cuadrarlo hasta con la seguridad, era mucho más impactante como marketing, y casi más veloz, que el gradismo frailusiano “acude, corre, vuela, traspasa la alta sierra, ocupa el llano”, y además, y para esta vez, solo se puso lo de:” promover el bien de cuantos la integren”, se veía un gran avance respecto aquella otra del año1812 (La Pepa), que puestos a todo (y rodeados como estaban en la gaditana isla de León), no repara en gastos, soltaron aquello de: “El objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación”, fin tan loable que no fue superado en “el 68” (estamos en pleno revival), ni con aquello tan directamente subliminal , mantenido con los adoquines del empedrado, que escuetamente, en la estación de Censier, señalaba: “sean realistas, pidan lo imposible”



Pues bien, ya: en uso de su soberanía, la Nación Española tiene que iniciar el camino en pos de cumplimentar el mandato constitucional de alcanzar una democracia avanzada, que sin duda alguna es, o debe ser, eso que se postuló el 6-12-1978, que sea auténticamente democracia y verdaderamente avanzada, o sea nada, en el nada de nada, de elementos orgánicos en el proceso, ni al principio, ni en el medio y tampoco, claro está, al final.



Si pasamos de la CE´1931 a la CE´1978, que parece que si pasamos, en un proyecto de democracia avanzada, como impone el mandato constitucional, se debe caminar en nuestro criterio político, desde la emisión del voto individualizado (¿hace falta poner que debe ser personalizado, libre y secreto?), al escrutinio público garantista (humana y técnicamente óptimos) y la formulación contractual estadística de su incorporación al respaldo de una candidatura (¿hfpqds abierta?), donde estén visualizados todos y cada uno de los ciudadanos candidatos y siempre, y solo sí, que estos últimos, sean respaldados en sus opcionables candidaturas, sin excepción alguna, por la cobertura administrativa oficial correspondiente y hayan podido desarrollar (en todo momento, circunstancia, lugar y ocasión) su campaña electoral pública en plenas y equiparables condiciones, medios e infraestructura que el resto, en lo que debe ser un proceso electoral interactivo que, de forma efectiva, real y práctica, sea ejemplo nítido y trasparente de igualdad de oportunidades, en la liza electoral correspondiente, para todas y cada una de las candidaturas (confeccionadas sin ningún tipo de encorsetamiento y/o distingo previo en su concreción hacia la preceptiva junta electoral ), que en todo instante sean amparadas, por el conjunto social de la Nación y el técnico del Estado, en el desarrollo de su constitucional ciudadana acción, libre comparecencia y servicio a toda la comunidad, en aras de un bien común general, pluralmente solidario y fraternalmente compartido.

Valorio 20-2-2

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Ramón Bajo

José Ramón Bajo

José Ramón Bajo Álvarez -Gordaliza del Pino (León) 26-2-1961- es licenciado en Ciencias de la Información, rama de Periodismo, por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Es director de Gente en León desde su puesta en marcha en octubre de 2004, cargo que actualmente compatibiliza con el de Director Comercial de Gente en León y el de Director de Contenidos del Grupo Gente. Además de Gente en León, también formó parte del equipo fundacional de los periódicos La Crónica de León (1986-1999, llegando a Director Adjunto) y El Día de Valladolid (2000-2003, en los puestos de Jefe de Local y Cierre). También ha trabajado en El Diario de León (en 1985 como Redactor-Delegado en las Comarcas de Astorga-La Bañeza), Radio Valladolid de la Cadena Ser (verano de 1985) y TVE (verano de 1984). También participó en el libro de Afrodisio Ferrero 100 leoneses y el porvenir de León.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Archivo

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD