viernes, 6 de diciembre de 2019 09:48 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

El vergonzoso tratamiento político hacia la cultura

Archivado en: Guillermo McGill, Festival Internacional de Jazz de Madrid, carta, cultura, España, Marcela San Martín, El Sol

Gracias a Marcela San Martín, programadora de la sala El Sol, descubro una situación personal desgarradora que, desgraciadamente, no supone ninguna novedad para la gente dedicada a la cultura de este país. Guillermo McGill ha suspendido su concierto previsto dentro del Festival Internacional de Jazz de Madrid e hizo pública la carta que el domingo 21 de octubre le envió a la dirección del evento. El texto hace visible el vergonzoso funcionamiento de las cosas en estos tiempos actuales.

Querido Festival de Jazz de Madrid,

Hoy domingo 21 de octubre estoy reunido con mi "cabezapensante", responsable de la promoción del concierto previsto para el día 27 de noviembre en el marco del Festival de Jazz de Madrid, ciudad europea, para comenzar a trabajar en mi propia promo complementaria a la que realice el festival. Lo primero que hemos hecho, lógicamente, es indagar en las páginas de internet, dirigiéndonos a los que en teoría son los espacios oficiales del festival. La web oficial del festival anuncia la programación del 2011. La página oficial en Facebook del festival es un espacio con solamente 199 seguidores, que no informa nada sobre la programación de la edición 2012. Por parte del público, la programación solo puede ser consultada teniendo mucho interés en ello, y a trozos. Es decir, entrando en la web de Circo Price para saber qué hay en el Circo Price, entrando en la web del Teatro Fernán Gómez para conocer qué sucederá allí. Respecto a la web de Conde Duque lo máximo que ofrece al respecto es un PDF de programación trimestral, en el que se informa sobre la existencia de un "Festival de Jazz", pero sin indicar qué artistas en qué días, asunto al cual otorga la misma importancia que las clases de yoga en el mismo espacio. Y, lo más curioso, en www.esmadrid.com , la web de nuestro Ayuntamiento, nada de nada.

Se supone que si a un artista le interesa actuar en un Festival de Jazz de Madrid, es porque, incluso actuando a taquilla, incluso pagando gastos del concierto, se forma parte de una programación importante. Una programación importante que en teoría estaría acompañada de cierta profesionalidad. Asuntos tan básicos como la existencia de un libro de programación, una web oficial del festival, una página oficial en Facebook del festival que funcione de verdad, etc., en esta edición NO se cumplen a escasos días de su inicio.

Aunque todo eso estuviera previsto, e incluso pudiera llegar a existir en próximos días, estamos a menos de dos semanas para el inicio del festival y a un mes para mi concierto. En un otoño de 2012, el mundo real indica que en Madrid, para tener cierta esperanza en llenar un aforo de 253 espectadores, la promo del concierto debe comenzar con al menos dos meses de antelación. Falta 1 mes, y nos encontramos con que, de cara al público, mi concierto NO es que no tenga todavía las entradas a la venta. Es que, directamente, de forma pública, NO existe aún ninguna referencia en medios oficiales o en prensa.

Por esta razón, definitivamente voy a suspender mi concierto. La única razón que podría llevarme a hacer un concierto a taquilla y con gastos en un festival de ciertas características, es porque se supone que el festival reúne características propias de un gran festival. Entradas a la venta con suficiente antelación, una promoción coherente de cierta repercusión desde muchas semanas antes. Ahora me encuentro con que si quiero empezar este lunes 22 mi promo por mi propia cuenta, aparte de la que haga el festival (que de momento es inexistente) a falta de 2 semanas para comenzar, tampoco tengo nada que promocionar, debido a que la venta de entradas de mi espectáculo tampoco existe.

Aunque esta semana, faltando escasos días para el comienzo del festival, y apenas un mes para mi concierto, comenzara por fin la promo del propio festival, se publicara un programa común para todos los recintos, existiera web oficial, una estrategia Social Media medianamente decente, salieran a la venta las entradas de Conde Duque, etc..., no da tiempo a aspirar a conseguir vender las 253 entradas. Podríamos aspirar a vender 130 o 140 entradas, que si están a 12 euros, podría significar una taquilla de apenas unos 1500 euros, de los cuales hay que descontar 54€ de backline, 200€ de producción para el festival, unos 150€ para Sgae, unos 500€ para tres viajes ida y vuelta en AVE, 300 euros en habitaciones de hotel, comidas, taxis... El superávit final, con una entrada normal, sin ser un desastre en ventas, vendiendo algo más de medio aforo, sería de 500 euros a repartir entre 5, y a mi me da vergüenza ofrecer este dinero a personas del talento de las que trabajan conmigo, y no soy una ONG para pagar de mi bolsillo y salvar los muebles del Ayuntamiento de Madrid, que sí obtendrá rédito por la "heroica realización del Festival de Jazz en tiempos de crisis". ¿Tiene sentido? No. Ahora mismo, esto no tiene ni pies ni cabeza. Uno puede aceptar ciertas condiciones para hacer un concierto, pero no para justificar la supuesta labor de ciertos concejales a costa de mi dinero, mi dignidad, y mi trabajo. Puedo comprender que estemos en tiempo de crisis económica, pero hay asuntos como poner las entradas a la venta a tiempo que tienen el mismo coste para el festival si se hace el día antes o cuatro meses antes. Actualizar la web oficial del festival no requiere una inversión millonaria para que exista al menos un método oficial para que el público conozca la programación al completo. ¿Vamos a taquilla, pagando gastos, y confiando en que la gente adivine por inspiración divina que conciertos hay, cuanto cuestan, dónde son y dónde comprar las entradas? Si el asunto es así, me resultaría más rentable hacer el mismo concierto por mi cuenta, decidiendo con cuánta antelación salen a la venta las entradas. Y si la promo de mi concierto va a depender solamente de la que yo mismo organice, poder planearla en los espacios de tiempo coherentes según indica el mundo real.

La inteligencia de las personas que viven en esta ciudad está siendo secuestrada por una banda de ignorantes que pretenden enseñarnos "lo verdaderamente importante" en la vida, es decir, llevárselo crudo y rápido, y lo demás son tonterías que no merecen respeto alguno. Tenemos que enseñarles que no necesitamos toda la basura que nos venden y que nuestra vida tiene sentido en la medida en que compartimos cultura, además de sobrevivir de forma equilibrada. Los creadores y los consumidores de cultura formamos un ecosistema dentro del cual nos necesitamos, nos comunicamos y nos alimentamos, y eso es precisamente lo que nos distingue de los animales.

Invito, por último, a las personas cultas de los medios de comunicación a que se rebelen y rompan los barrotes en los que también a ellos mantienen secuestrados, y hablen y escriban libremente, tal como hacían hace 30 años. ¿Es que no lo recordáis?

Estoy seguro de que si no arreglamos las cosas nosotros AHORA, dentro de 4 o 5 años lo lamentaremos mucho. Ya está bien de decirnos que no somos necesarios y, a los ciudadanos, decirles qué es necesario y qué no, desde la ignorancia más descarada.

 

Publicado el 1 de noviembre de 2012 a las 13:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los Últimos Bañistas: "Hacemos un 'corta-pega-colorea' grupal hasta quedarnos a gusto"

Archivado en: música, entrevista, Los Últimos Bañistas, pop, Cartagena, el gran apagón, Álex 'Dumdaca', Marcos Blanco

Álex 'Dumdaca', baterista y percusionista de Los Últimos Bañistas, responde al cuestionario de Melómanos para que podamos conocer sus impresiones sobre el lanzamiento del primer disco de este grupo de pop procedente de Cartagena y cuyo título es homónimo. Salió a la venta a principios de junio, ha llamado la atención de quien escribe y así se manifiesta 'Dumdaca', dueño de pocas pero clarividentes palabras si tenemos en cuenta el verbo escrito.

Enhorabuena por la publicación de este gran disco. ¿Ha costado mucho llevarlo
a cabo artística y económicamente?

Está claro que hacer todo esto cuesta dinero y quizá si nos hubiera sobrado de eso todo habría sido mas rápido. Ha sido un proceso retroalimenticio en el que el propio grupo iba produciendo lo suficiente para ir creciendo poquito a poquito.

¿Qué significado personal tiene para vosotros?

Yo diría que, más que nada, es algo reconfortante ver que, después de tantos meses de trabajo y espera, al final todo sale a la luz. Ahora a ver que pasa...

Voy a lanzarme a la piscina. Da la impresión de que los temas del disco
forman parte de un todo conceptual donde caben unas estructuras melódicas
muy cuidadas y limpias, voces suaves, letras con libre interpretación y una
producción fresca. En definitiva, pop revitalizante y muy pegadizo. ¿Cuánto de
cierto puede haber en todo esto?

Yo no diría que hablamos de un disco conceptual, puesto que su creación no surgió así. Más bien es un recopilatorio de los temas que el grupo ha ido produciendo a lo largo de bastante tiempo. Algunos temas son muy antiguos.

¿Qué pretensiones musicales teníais a la hora de materializar este trabajo?

Nunca hemos tenido demasiadas pretensiones más que intentar hacer cada vez mejores canciones y sonar cada vez mejor. Lo ideal sería que nuestra música pudiera llegar a toda la gente posible y trasmitirles algo.

Muchas de las canciones tienen un largo recorrido. ¿Esto implica que había
mucha claridad estilística, compositiva o artística desde el principio?

Antes de que el grupo se formara del todo, Álvaro, Nando y yo ya llevábamos un tiempo haciendo ruido. Cuando llegó Manu, de repente todo empezó a salir rodado y empezamos a trabajar en el repertorio de un modo bastante fructífero.

¿Ha habido muchas variaciones en el sonido que habéis ido creando entre ensayos y directos?

Supongo que es inevitable que con el tiempo el sonido vaya evolucionando. Espero que el cambio haya sido a mejor (risas). 

¿Cuál es el funcionamiento grupal de 'Los últimos bañistas' a la hora de
componer la música, las letras o hacer aportaciones al proyecto ¿Qué aporta
cada uno de los componentes?

Básicamente, los dos principales compositores de la banda son Álvaro y Manu. Ellos llegan con sus locuras al local y una vez allí hacemos un 'corta-pega-colorea' entre todos hasta quedarnos a gusto con el resultado final. Hay que decir que la letra de 'El gran apagón' la escribió nuestro buen amigo Carlos Madrid, un genio en la sombra.

¿Cuáles podrían ser vuestras influencias musicales y con qué artistas
actuales os sentís identificados? ¿Teméis que os encasillen en el dichoso
movimiento 'indie'?

Es difícil decir sólo unos pocos artistas que nos influyan. Creemos que todos los discos que han pasado por nuestras manos en los ultimos 20 años habrán servido de inspiración en menor o menor grado, pero es obvio que algunos tiran mas que otros. Cosas tan distintas como The Shins, Smashing pumpkings, Oasis, The Cooper Temple Clause, Belle&Sebastian, etc. Y por supuesto The Smiths, The Cure, The Beatles... Éstas podrían ser algunas referencias.

Ahora, llega el momento de las críticas y las opiniones. ¿Qué opinión os merece
la crítica especializada en música que existe en España? ¿Pensáis que los
blogueros y melómanos ya crean tanta tendencia como los grandes medios o
periodistas musicales?

Es un tema difícil de responder. Creo que hay de todo. Supongo que a veces puede resultar fácil crear montañas de humo sólo para poder decir que uno descubrió antes a uno u otro artista. Las exageraciones pueden llegar a ser ridículas y contraproducentes.

Los artistas huyen de definiciones y etiquetas. Algunas encasillan, pero muchas
sirven para definir propuestas entre tanta variedad. ¿Cuál podría ser vuestra
etiqueta si tuviésemos que poneros un sello?

Supongo que sería algo cercano al pop, con protagonismo de las guitarras.

Quizá sea el nombre del grupo, la portada o el diseño del disco, pero siento
el impacto de la brisa marina en mi cara cuando escucho vuestras canciones.
¿Podríamos considerarlo un disco mediterráneo? ¿Aparece el mar como fuente
de inspiración en estas canciones?

Tanto Manu (gallego), como Álvaro, Nando y yo (cartageneros) hemos vivido siempre cerca del mar. No creo que la fuente de inspiración directa haya sido el mar, pero sí que es cierto que para los que tenemos la suerte de tenerlo cerca siempre es parte de muchas vivencias y recuerdos. Así que supongo que indirectamente el mar esta presente.

Por último, me gustaría saber qué ofrecen 'Los últimos bañistas' en directo.
¿Hasta qué punto transformáis las canciones? ¿El repertorio incluye versiones
o temas que no están en el disco? Lo digo porque al tener un álbum si tocáseis
sólo los 10 temas la duración sería bastante corta...

En directo somos algo mas potentes. Nos gusta alargar algunos temas y hacer uniones entre varias canciones. Nuestro repertorio tiene temas de antes y de después del disco. En alguna ocasión ha caído alguna versión, pero no es lo habitual. Intentamos que sean conciertos variados con tiempo para la intensidad y momentos mas calmados.

www.losultimosbañistas.com.

www.myspace.com/losultimosbanistas.

Publicado el 20 de junio de 2011 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los ultimos bañistas, un chapuzón refrescante

Archivado en: música, Los últimos bañistas, Ernie Records, disco, publicación, pop, Cartagena, Marcos Blanco

Queridos melómanos, tengo el placer de presentarles a 'Los últimos bañistas'. ¿Les conocen? Me alegro. ¿No les han escuchado? Háganlo a través de su MySpace, Spotify o mediante sus vídeos en la Red. Aunque sólo sea una vez. Este martes 7 de junio es un día sumamente especial para ellos porque hoy publican su primer disco con Ernie Records. Contiene 10 temazos como 'Nadia' (el videoclip está recién salido del horno) o 'El gran apagón', la favorita de quien escribe.

Se formaron en 2009, provienen de Cartagena y hacen un pop bonito, muy bonito, de fácil y comprensible digestión. Poco amantes del barroquismo sonoro, la música de Manu, Álvaro, Nando, Dumdaca y Viwe llega al corazón. Te hace cantar en la ducha, cuando preparas las tostadas o el café, caminando por el metro o en el propio trabajo ante la curiosa mirada del respetable. Voces, coros, dos guitarras, bajo, percusión y teclados componen la propuesta instrumental de un proyecto nacido hace dos años. Aquellos temas se han hecho mayores ahora, se están independizando y desean volar libres como el viento. Miren hacia arriba. Los confundirán con el azul de las alturas.

Publicado el 7 de junio de 2011 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD