martes, 19 de noviembre de 2019 11:27 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

Jamiroquai, a punto de publicar 'Rock Dust Light Star'

Archivado en: Jamiroquai, Jason Kay, Rock Dust Light Star, White Knuckle Ride, Blue Skies, Mercury, Virtual Insanity

Jason Cheethman Kay ha cumplido 40 tacos. Cualquiera lo diría al verle sobre el escenario moviéndose de un lado para otro, saltando, cantando con el entusiasmo de la primera vez y creando esos sonidos bailongos que tanto le definen. Jason Kay, el líder de Jamiroquai, apareció en la escena musical con un álbum llamado 'Emergency on Planet Earth' (1993) y, desde entonces, no ha hecho más que entusiasmar al público con esa mezcla sonora que combina pop, jazz, funk o disco.

Hace cinco años, publicó 'Dynamite', el último trabajo discográfico de estudio, y ahora estamos a punto de conocer todas las canciones del próximo álbum: 'Rock Dust Light Star'. Saldrá a la venta en noviembre y se trata del primer disco con el sello Mercury, después de una larga relación con Sony. Por ahora, conocemos dos temas: 'White Knuckle Ride' (ver vídeo en la parte superior) y 'Blue Skies'.

Sin lugar, el músico, cantante y compositor de Jamiroquai se ha ganado un hueco en el panorama musical con esta formación debido al eclecticismo estilístico que poseen, a la cantidad de grandes temas que han compuesto y a unos directos espectaculares que hacen bailar a la persona más estática que resida en el globo terráqueo. Le he visto tres veces en vivo, la última en Londres, y nunca aburre.

 

 

Publicado el 14 de septiembre de 2010 a las 08:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Stevie Wonder o cuando uno cumple el sueño de observar en directo a un artista inigualable

Archivado en: música, Hard Rock Calling, Hyde Park, Londres, Stevie Wonder, Jamiroquai, James Morrison, Corinne Bailey Rae, Diane Birch, My sad captains, Florence Rawlings

imagen

El sábado 26 de junio fue un día muy especial, quizá uno de los más importante en la vida de este melómano por un motivo bien sencillo: iba a ver a Stevie Wonder en directo. Así transcurrió aquella jornada en el Hard Rock Calling, un escenario perfecto para la ocasión. ¿Te vienes de paseo?

A eso de las tres de la tarde entramos en el recinto. Sí, entramos porque no estaba solo. Mi prima Lucía se había apuntado al evento y algunos amigos suyos vendrían más tarde. Apenas había colas para entrar. A toda leche, nos fuimos al concierto de Diane Birch, una cantante norteamericana de 26 años, que me tiene loco desde hace tiempo con su disco 'Bible Belt'. A la sombra, en el segundo escenario principal, decenas de personas se quedaron anonadas escuchando composiciones como ésta.

A Lucía, que no la conocí de nada, le encantó. Una vez finalizada esta historia, nuevo paseo para conocer el recinto y parada en el 'Bandstand', el tercer escenario del Hard Rock Calling. Un espacio muy pequeño, pero muy cercano al público e idóneo para comer algo con calma. Allí estaban los 'My Sad Captains', una formación londiense que presentó los temas del álbum 'Here & Elsewhere'.

Dos directos, dos éxitos para los oídos. Nos fuimos, de nuevo, hasta la entrada del festival al encuentro de unos amigos de Lucía. Escuché la voz de Corinne y grité. Sin más dilación, me acerqué al gran escenario para ver y escuchar a uno de mis grandes descubrimientos musicales de este siglo: Corinney Bailey Rae. Con un sonido hiptónico, esta mujer británica de 31 años y dos discos en su haber entonó temas como 'Like a star', introducido con una preciosa historia. La única vez que ha accedido a cantar por teléfono fue para un espectáculo que hacía o en el que estaba Stevie Wonder. La canción elegida no podía haber sido otra...

Sentado, de pie, cerca del escenario o un poco más lejos disfruté con Corinne, aunque su concierto supuso una elección durísima porque Rox estaba actuando en otro escenario. ¡A quién se le ocurre colocarlas a la misma hora! Posteriormente, quise indagar un poco en la música de Florence Rawlings, a sabiendas de que iba a ser complicado moverse con facilidad más tarde por la zona principal de Hyde Park sin perder de vista a Lucía y sus divertidos amigos. ¿Cómo fue la experiencia? Más o menos así.

Rawlings apenas posee 22 años, también es británica y fue un talento descubierto por Mike Batt con 13 años. Ha publicado su primer disco 'A fool in love' y tiene mucha fuerza vocal, aunque el vestido no era el más apropiado para el escenario ni para este festival. '¡Too short Florence!'. Tras un ratito observándola, volví al escenario principal, donde se encontraba James Morrison. No, prima, no es el mítico cantante de The Doors. Imagínense. Esta fue una de las grandes bromas de la jornada. El chico no es hombre de un solo 'hit', pese a que 'You give something' lo pareciese. 'Songs for you, Truths for me' ha sido su segundo álbum y Morrison propone un directo enérgico con ritmos entretenidos, amorosos, unas cuerdas vocales especiales y fíjense la reacción que provocaba entre el gentío.

¡Todo un 'showman' este hombre! Así estuvo todo el rato durante el concierto, preludio de una irrupción musical soberbia: Jamiroquai. J-Key está a punto de publicar su próximo disco, sacó una foto del público para la portada y preparó al respetable para Stevie Wonder con mucho funk y todo tipo de sonidos bailables. 'Virtual Insanity', 'Deeper Underground', 'Space Cowboy' o 'Little L' fueron canciones incluidas en un repertorio vibrante. Así sonaba el directo de Jamiroquai.

Instalado a una distancia prudencial del escenario, con sitio para moverme a mis anchas, desistí en el intento de ver más historias en los otros dos escenarios. Por lo tanto, aproveché la situación para hacer un poco de vida social, así como para practicar inglés con casuales y maravillosos acompañantes. Por cierto, ha que darle un sobresaliente a la organización, que hizo muy agradable la estancia de 50.000 melómanos en el Hard Rock Calling. Espacio para todos y pocas colas a la hora de comer, beber o ir al servicio. Además, el civismo imperó en una celebración musical para todos los públicos. La hora se acercaba y todavía no daba crédito al suceso que iba a celebrar: la llegada de Stevie Wonder.

 

A las 8:15 de la tarde apareció sobre el escenario la figura de Stevie Wonder, caminando hacia el público con un blanquecino teclado entre sus manos. Con el aspecto que todos conocemos de él, este norteamericano de 60 años y probablemente el ciego más popular del planeta saludó a la gente, ansioso por escucharle, y dio comienzo a una fiesta, una celebración radiante, llena de amor y buen rollo. Como podéis ver en el vídeo, 'Jamming' fue uno de los primeros temas interpretados por Stevie Wonder, que dedicó constantes mensajes de recuerdo a Michael Jackson. Muy bromista, como si de un niño grande se tratase, el señor Wonder jugaba con las palabras, con los sonidos e hizo partícipe al público de sus innumerables éxitos. A su lado, una banda excepcional y una escenografía bestial.

'Living for the city' fue de los temas que sonó durante aquel concierto, un verdadero éxtasis emocional por los gritos, las caras y la atmósfera que creaban los asistentes. Sonrisas entre desconocidos, abrazos entre amigos y desinhibición total ante uno de los mejores músicos que viven y vivirán en la Tierra. Lo he dicho varias veces y seguiré repitiéndolo. Si alguien cree que existen barreras insuperables, que se fije en Stevie Wonder. Sí, tiene un don, pero ha sabido superar las adversidades con optimismo y propuso, para terminar el espectáculo, un mensaje necesario: que nos amemos, que celebremos nuestar presencia en este mundo como si de un 'Happy birthday' eterno se tratase. He visto a Stevie Wonder 'for once in my life' durante dos horas. Ya me puedo morir tranquilo.

 

 

Publicado el 2 de julio de 2010 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Paul McCartney, un ciclón en la despedida del 'Hard Rock Calling'

Archivado en: música, Hard Rock Calling, Londres, Hyde Park, Pearl Jam, Ben Harper, Stevie Wonder, Jamiroquai, Paul McCartney, Elvis Costello, Lissie

Paul McCartney puso el broche de oro a la quinta edición del Hard Rock Calling, un festival que ha reunido a más de 50.000 personas por jornada durante tres días en un espacio habilitado para la ocasión dentro de Hyde Park (Londres). El artista de Liverpool, uno de los ilustres miembros de The Beatles, ofreció un recital espectacular durante dos horas y tres cuartos. Con un atmósfera rockera muy latente, el señorMcCartney, que está hecho todo un chaval, tocó numerosos temas de su época con la legendaria banda británica y clásicos de tiempos posteriores entre bromas, dedicatorias o verdades absolutas como que medio mundo ha aprendido inglés gracias a The Beatles.

El tiempo soleado fue una grata compañía durante la sesión dominical y todo el festival, que mereció un notable en cuanto a la organización, así como un sobresaliente para el público, muy civilizado. Desde la una y media del mediodía, como en las jornadas anteriores, miles de personas de todas las edades entraron de forma progresiva en un recinto agradable, con multitud de puestos para comida y bebida. Los espectadores, ciudadanos londinenses y aficionados que llegaron a Londres de otros países, alternaron los conciertos precedentes en el escenario principal ( Crosby, Stills & Nash, Crowded House, Elvis Costello, Joshua Radin, More than me) con los otros dos espacios sonoros.

El 'Pepsi Max Stage', cubierto con una lona y parada a la sombra para quienes sufrían con el sol, tuvo invitados tan interesantes como The Urban Voodoo Machine o Lissie. Muy cerca, el 'Bandstand', un lugar apropiado para el descanso y cercano a los músicos, permitió la posibilidad de ver a gente menos conocida como John Grant.

Para miles de melómanos, el Hard Rock Calling ha sido una experiencia fantástica y un enriquecedor encuentro de culturas, estilos o propuestas artísticas con la música como excusa perfecta. La música. Una de las pocas cosas en este mundo que une más de lo que separa. El rock cañero y sus sonidos alternativos dominaron la apertura del festival el pasado viernes. Ritmos más bailables y líricos dieron forma al evento el pasado sábado. Allí estuvo Stevie Wonder, cabeza de cartel entre grandes actuaciones como las de Jamiroquai, Corinne Bailey Rae o James Morrison.

Sin lugar a dudas, Stevie Wonder es una fuerza de la naturaleza, un ejemplo del espíritu de superación que reside dentro de nosotros, una celebración constante en cada canción. Así comenzó su actuación, que duró dos horas y fue un frenesí sentimental. En los próximos días, contaremos todo lo que ha sucedido en el Hard Rock Calling, ilustrando las crónicas con vídeos de diferentes espectáculos. Ha sido inolvidable. ¡Hasta el año que viene!

 

 

 

Publicado el 28 de junio de 2010 a las 14:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD