martes, 11 de agosto de 2020 00:02 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

Lori Meyers, el sobresaliente comienzo de su viaje en el tiempo

Archivado en: concierto, Lori Meyers, Joy Eslava, Madrid, Noni, Viaje de Estudios, Marcos Blanco

Los Lori Meyers comenzaron este miércoles ‘El Viaje al Hostal del Tiempo y del Destino' con el primero de los cuatro conciertos previstos hasta el próximo sábado en la sala Joy Eslava de Madrid y en el que tocaron los temas de ‘Viaje de Estudios', primer álbum de la banda. ‘Hostal Pimodan' (jueves), ‘Cronolánea' (viernes) y ‘Cuando el destino nos alcance' (sábado) sonarán en los días posteriores a un primer directo inolvidable por su significado y resultado.

Fue un concierto fascinante por todo lo que representa ‘Viaje de estudios', estreno discográfico de 2004 con esa mezcla de los 60 y los 90 tan característica de la banda, aunque los años les hayan animado a probar nuevos sonidos y arreglos. Los ecos de aquel pop-rock ‘garajero' sonaron con la fuerza y la experiencia musical adquirida desde entonces.

Temas tan coreados como ‘Viaje de estudios' o ‘Tokyo ya no nos quiere' convivieron con piezas no publicadas y guiños a otros discos, contenidos tan menores como complementarios de la noche. Asimismo, hubo invitados (Alis, Antonio Arias, Chico Lapido), como habrá todos los días, ante un público que abarrotaba la sala con una extraordinaria atención.

El sexteto encabezado por el vocalista y guitarra Antonio López, conocido por todo el mundo como ‘Noni', demostró una vez más la valía artística que poseen, pese a su juventud y el hecho de llevar apenas una década en el mundo de la música. Jesús Ordovás, mítico locutor de Radio 3 y presentador de ‘Diario Pop', hizo de maestro de ceremonias recordando aquella llamada de estos chicos procedentes de Loja con la intención de estar en su programa.

Después, un encuentro casual en un bar granadino sería el punto de partida para la grabación de ‘Viaje de Estudios' en El Refugio Antiaéreo de Los Planetas con la producción de Mac McCaughan. Ocho años más tarde y durante 90 minutos, iniciaron su viaje al pasado con el primero de estos cuatro ingeniosos conciertos que sitúan la famosa etiqueta ‘indie' en la mejor de las categorías: la independencia de quien hace lo que quiere y defiende lo hecho con un gusto exquisito.

Publicado el 2 de febrero de 2012 a las 00:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Mario Biondi, un Barry White con identidad siciliana

Archivado en: Mario Biondi, this is what you are, Handful of soul, marcos blanco, melómanos

¡Hola familia! ¡Muy buenas! Este humilde espacio se ha tomado unas largas vacaciones, que comenzaron con las fiestas navideñas y se prolongaron debido a múltiples motivos, tanto personales como profesionales, que ahora mismo no procede relatar. A partir de ahora, intentaré actualizar el blog con cierta frecuencia, utilizando esa banda sonora que me acompaña cada día.

Uno de mis últimos descubrimientos ha sido el próximo protagonista de ‘Melómanos': Mario Biondi. Gracias a un programa de Radio 3 cuyo nombre desconozco, un día escuché este ‘hit' mientras profundizaba en las tareas domésticas. No hay nada como escuchar un buen tema mientras pasas la escoba, la fregona, friegas los platos o planchas cualquier prenda.

Tiene una voz cautivadora y, aunque parece el mismísimo Barry White, estamos ante un hombre siciliano (Catania, 1971) que se estrenó en el panorama discográfico con ‘Handful of Soul' (2006). Allí, estaba esta maravilla ‘That is what you are'.

¡Feliz miércoles!

Publicado el 1 de febrero de 2012 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amaral: "Nuestra base es la búsqueda de canciones que sean verdaderas"

Archivado en: música, entrevista, Juan Aguirre, Amaral, Eva Amaral, Hacia lo salvaje, Marcos Blanco Hermida

imagen

El diálogo con Juan Aguirre desmonta cualquier teoría sobre la premeditación del éxito -entendido como reconocimiento social- y la anormalidad de quienes son elevados a los altares mediáticos, sea cuál sea su ámbito de acción. Junto a Eva Amaral, el donostiarra forma el dúo más popular de la música española en la última década, pero esta condición no ha modificado las prioridades humanas del guitarrista. "Somos de la única manera que podemos ser: los mismos que vamos por la calle, que hablamos contigo, que nos vamos a tomar algo a un bar o nos subimos al escenario. Lo demás es un poco anecdótico. Pasamos bastante de todo lo que no es el sonido del directo, la electricidad, la sensación de ‘caña', de cuando subes al escenario. Eso es lo que nos ha traído hasta aquí y lo único que nos interesa", confiesa un músico que, junto a su compañera de aventuras, encuentra en los conciertos la mejor manera de agradecerle a la gente "que nos permite hacer lo que más nos gusta: tocar".

Reconocidos por la calidad de sus directos, los que han llevado a cabo desde octubre incluyen en su repertorio canciones de ‘Hacia lo salvaje', un último álbum "igual de libre o mirando hacia lo desconocido que los anteriores porque todos los hemos hecho bajo los mismos principios estéticos de absoluta libertad y de intentar entender la música como una expresión". El citado disco se ha convertido en el sexto de estudio en su trayectoria, cuya base, como la de los anteriores, ha sido "la búsqueda de canciones que sean verdaderas. Es como si quisieras describir una película que fuera verdadera. Todo lo que pones lo haces en torno a esa idea, a la sensación que te produce una canción. Un tema puede ser más 'heavy', suave, folk o electrónico, pero para nosotros no tiene valor si no suena verdadero. Luego, en cada disco nos hemos abierto a sonidos nuevos. Obviamente, hay una manera de cantar de Eva que es muy reconocible y nosotros utilizamos las guitarras de una determinada forma. Desde un punto de vista superficial, se podría decir que somos el encuentro entre una tía que viene del rock (Eva) y yo, que vengo más de la música folk, aunque sea electrónica. Esa sería la base de nuestro sonido. Lo que pasa es que ahí cabe cualquier cosa", reflexiona un Juan Aguirre al que le cuesta psiconalizar el camino realizado en estos 13 años. Básicamente, porque "hemos vivido tan rápido que no nos hemos parado a pensar mucho en nosotros mismos. Estábamos observando lo que pasaba a nuestro alrededor, sintiendo y viajando. Imagino que en algún momento habrá que mirar atrás, pero la vida no nos ha puesto todavía en esa tesitura".

Independientemente de la respuesta que obtengan sus creaciones, "seguimos mirando la música como fans", inmersos en una pasión compartida que comenzó el primer día que ambos (Juan y Eva) se conocieron en Zaragoza. "Somos fans de montones de grupos, desde los clásicos hasta la gente con la que hemos crecido de adolescentes. Te hablo de The Cure, The Stone Roses, toda la música de los 90, música electrónica, The Beatles, el rock inglés de los 60, mucha música folk de hace tiempo y cosas muy distintas. Estamos constantemente enseñándonos discos y diciendo "viene a Madrid no sé quién y tenemos que ir a verlos". Son ese tipo de cosas que siempre hemos hecho y ahora las hacemos más porque, afortunadamente, no tenemos que dedicarnos a otros trabajos", agradece la mitad de Amaral, que no considera la música como una profesión o un oficio. "Para mí es un estilo de vida. Una profesión es otra cosa, es algo que haces de 8 a 3", argumenta. Así habla y así piensa el cincuenta por ciento de Amaral, "dos tíos de Zaragoza que tienen una banda de música, de rock, de pop, o de folk-rock. No nos preocupa mucho más. Lo vemos así de sencillo". 

UNIDOS POR UNA NATURALIDAD INCONSCIENTE

La anarquía, el caos y la impulsividad dominan el proceso creativo de los temas de Amaral. La mitad de las ideas plasmadas en sus canciones viene por este camino, en el que Juan y Eva se comportan como seres "intercambiables" y "complementarios". Aunque en el escenario Eva sea la parte más visible del grupo, los roles varían en el estudio. Aguirre puede cantar o tocar el bajo, mientras que la zaragozana se atreve con la guitarra eléctrica o golpea la batería. "Probablemente podríamos hacer canciones por separado, pero disfrutamos mucho componiendo juntos", manifiesta el donostiarra sobre la naturalidad inconsciente que les une.

Publicado el 21 de diciembre de 2011 a las 14:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Coldplay, la renovación de una fe desmedida

Archivado en: marcos blanco, coldplay, concierto, 02 Arena, Londres, Mylo Xyloto, Chris Martin, Vicente Calderón, gira

La relación sentimental entre este melómano y los Coldplay comenzó no se sabe cuándo tras la escucha de ‘Parachutes', su álbum de debut (2000) y ha ido creciendo con el paso de los años hasta convertirse en una pasión inagotable, una necesidad frecuente, un alimento vital tan placentero que no empacha. Simplemente, se multiplica de forma exponencial.

Un viaje familiar fue la excusa perfecta para acudir el viernes 9 de diciembre a una cita con la banda británica en su casa (Londres) ante muchos compatriotas, aunque el carácter cosmopolita de esta ciudad se podía comprobar en las gradas. Desconozco cuánta gente entra en el O2 Arena, pero el recinto estaba abarrotado. Un pabellón espectacular en el que Chris Martín y sus chicos dieron un recital extraordinario, sin muchas sorpresas en la escenografía (colorista y onírica) ni en el repertorio (casi idéntico al que ofrecieron en el estreno mundial de ‘Mylo Xyloto') con respecto al directo de Madrid. Dos meses después, la máquina está engrasada para recorrer el mundo. La entrega física, mental y musical del cuarteto fue tan soberbia como la de sus ‘fans', que corearon cada letra de su canciones como si les pagasen por ello.

Tocaron 19 canciones, pertenecientes a sus cinco discos en un ‘show' que no alcanzó las dos horas. Corto, muy corto. Los Coldplay tienen temas para completar al menos dos horas y media de espectáculo, en las que algún día deberían incluir composiciones como ‘Trouble'. Sería lo más justo cuando uno paga 60 libras por verles desde el ‘gallinero'. Afortunadamente, una graciosa situación permitió a este seguidor del grupo observarles desde un lugar más próximo. En cuanto a los precios, no descubrimos nada si decimos que son totalmente desorbitados pero existen dos opciones: ir o no ir. Personalmente me compensa, aunque uno se sienta indefenso cuando, por ejemplo, llama a Ticketmaster para resolver cualquier duda. ¿Dónde está su servicio de atención al cliente? Varias llamadas durante una mañana previa al espectáculo y ningún operador al teléfono. Sólo un contestador que te remite a la web. Pátetico. ‘Business is business'. 

Exceptuando estas dos situaciones, la velada fue fantástica con Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion en su máximo esplendor. Interpretaron siete piezas de ‘Mylo Xyloto', cinco de ‘A rush of blood to the head', tres de ‘Viva la vida or death and all his friends', dos de ‘X&Y' y otros tantos de ‘Parachutes'. Uno de ellos, ‘Don't Panic', no formaba parte de sus directos desde 2008. ‘Clocks', ‘Fix you' y ‘Every teardrop is a waterfall' pusieron el broche de oro a la actuación del O2 Arena. Si no hubiese tenido que trabajar al día siguiente, habría repetido. El 20 de mayo estarán en el Vicente Calderón (Madrid). El día 22 salen a la venta las entradas. Rezaré para conseguir la mía. Entonces, volveré a renovar mi fe en estos chicos.

Publicado el 16 de diciembre de 2011 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Juan Zelaya o cómo 'currárselo' tocando sin parar

Archivado en: música, Juan Zelada, BBC, Londres, The Blues remain, Breakfast in Spitalfields, Madrid, Marcos Blanco Hermida

El jueves suele ser un día complicado para quien escribe porque cerramos la edición semanal del periódico (salimos los viernes). Apenas hay tiempo para comer, pero esta vez sí saqué un ratito y además tenía un buen estofado con guarnición bien preparado para la ocasión. Llegué para los últimos minutos del telediario en TVE y descubrí a Juan Zelada, un músico madrileño que se ha hecho popular en Inglaterra, ya que la Radio 2 de la BBC ha escogido dos singles suyos como ‘disco de la semana'. Ambos estarán en el álbum que sacará con Decca (Universal) el próximo mes de enero. Jason Mraz o Jaime Cullum son algunos de los nombres con los que uno puede relacionar estilísticamente a este madrileño nacido en 1981 que desprende mucha energía.

Juan Zelada tiene una historia que merece más minutos que los de una pieza en los informativos, varias páginas en un periódico o un programa entero en cualquier emisora del país. Se lo ha ‘currado' (este artículo en El País demuestra su obsesión por dedicarse a esto), me identifico con esa sonrisa que deja a su paso y espero que vuelva pronto a Madrid (tocó este jueves en El Sol) para verle en directo. Admira a Ray Charles y afirma que cuando era un chaval se emocionaba tocando ‘Great balls of Fire' de Jerry Lee Lewis. Él se ha labrado su propio destino. Aprendamos la lección.  

 

Publicado el 16 de diciembre de 2011 a las 01:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Emeli Sandé, un diamante escocés para el baile y la intimidad

Archivado en: música, Emeli Sandé, O2 Arena, concierto, Coldplay, Heaven, Daddy, Maybe, Our version of events, Marcos Blanco Hermida

Las horas previas al concierto que ofrecieron los Coldplay en el O2 Arena de Londres el pasado viernes estuvieron amenizadas por los excelentes 'The Low Suns' y la maravillosa Emeli Sandé, acompañada por unos músicos que le iban como anillo al dedo. Es probable que los amantes de las novedades en el mercado británico ya sepan de quién hablamos (cantaba en el 'Diamong Rings' de Chipmunk), pero he de reconocer mi total desconocimiento hacia su figura artística. Puede hacer lo que quiera con su voz y este es primer single de su primer álbum, que saldrá a la venta en febrero del próximo año.

'Heaven' suena a pop electrónico, a 'trip-hop', a Massive Attack y a un montón de cosas. Por el mismo camino va Daddy, otro de los temas de su debut discográfico. Esta cantante, compositora (ha escrito para figuras modernas de la música inglesa) e instrumentista (capaz de ponerse a los teclados emulando a Alicia Keys) causó sensación en el O2 Arena con un variado repertorio, que permitió conocer su capacidad para abordar diferentes registros. Sande, cuyo disco 'Our version of events' saldrá el 6-F, regenera el soul y el R&B, dándole una vertiente más contemporánea, además de manifestar una habilidad suprema para las baladas. He aquí 'Maybe', una de ellas. Tiene madera de estrella.

Publicado el 15 de diciembre de 2011 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amy Winehouse, una gran pérdida

Archivado en: música, muerte, Amy Winehouse, Back to black, Marcos Blanco

Me enamoré de su voz hace cuatro años cuando la vi en FIB. 'Frank' fue un aperitivo fantástico antes de 'Back to black', insuperable. Con la misma fuerza y luz que emergió, fue desapareciendo. Su destino estaba escrito. Tenía que habernos dejado mil canciones maravillosas. Se marchó con 27 años. Putas drogas. Maldita fama. Le faltó amar la vida. Descanse en paz...

ARTÍCULOS SOBRE ELLA:

-Amy Winehouse, una caída libre sin fin

 

Publicado el 23 de julio de 2011 a las 19:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'El Tiempo Futuro', un soberbio homenaje audiovisual de Eladio y Los Seres Queridos a Vigo

Archivado en: música, videoclip, El Tiempo Futuro, Eladio y Los Seres Queridos, Vigo, Marcos Blanco

Apenas tiene unas horas de vida en Internet, pero ha corrido la voz y también fluyen los mensajes entre los vigueses sobre la emoción que provoca el nuevo videoclip de Eladio y Los Seres Queridos, un homenaje audiovisual a la ciudad olívica con una factura extraordinaria para envolver perfectamente la letra de este tema: 'El Tiempo Futuro'. Así suena el segundo single del álbum 'Están ustedes unidos', publicado por la banda del mismo origen (salió en marzo). Una excusa más para conocer el lírismo sonoro de este proyecto, acorde con la belleza de las imágenes. Un serio candidato a videoclip del año.

Publicado el 23 de junio de 2011 a las 05:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Feliz 'Fin de semana de la Música Heineken'

Archivado en: música, El Día de la Música Heineken, festival, Matadero, Ron Sexsmith, Russian Red, Anna Calvi, South San Gabriel, Toro y Moi, The Pains of Being Pure at Heart, Scala & Kolacny Brothers, Janelle Monáe, Marcos Blanco

Con la reflexión que provoca la distancia temporal, quiero comentaros mi experiencia en ‘El Día de la Música Heineken', que tuvo lugar el pasado fin de semana en Matadero (Madrid). Aunque desconocía a gran parte de los nombres que integraban el cartel, como buen melómano me documenté antes de ejercer de ‘festivalero'. Disfruté de lo lindo con tantos conciertos, junto a personas afines y aguanté estoicamente las embestidas del sol. Tras las dos jornadas, creo que el precio del abono estuvo más que compensado con tanta calidad, variada en cuanto a estilos y tratamientos escénicos dentro de la denominada escena independiente.

Comenzaré por el sábado. Por la mañana recorrí los stands de sellos discográficos y festivales. Hubo dos paradas. Una ante el Low Cost Festival, donde estaba Miguel Esteve, compañero de batallas en Rock in Rio Madrid 2008 y persona que trabaja en la producción del evento de Benidorm. También conocí a Olga y Rosa, dos encantos que promocionan acentral Folque (centro galego de música popular), un proyecto dedicado al estudio, la promoción y la divulgación de la música gallega. Si entráis en www.folque.com podréis informaros mucho mejor sobre este tema. Una de sus últimas producciones es el disco ‘Acróbata', que firman la artista gallega Ugía Pedreira y el brasileño Fred Martins.

Por la tarde acudí a los conciertos de Anna Calvi, Toro y Moi, South San Gabriel y The Pains of Being Pure at Heart. La todoterreno británica brilló a gran nivel. Diría que es una Maika Makovski barroca, con voz de barítono. También me impresiono el electro-pop del norteamericano Chazwick Bundick en su proyecto Toro y Moi. ‘Underneath the pine' es un discazo y sus ritmos te hacen bailar aunque no lo pretendas. Además de echarle un vistazo al contundente metal instrumental de Lüger, asistí al bucólico homenaje de South San Gabriel, puro country de Texas, al ‘songwriter' Vic Chesnutt. Bonito, bonito. Delicado, pero nada frágil. Y antes de emprender rumbo a la sala Caracol (había que ver a The Pepper Pots en un ansiado concierto para quien escribe que compensó gran parte de sus expectativas), el pop guitarrero de The Pains of Being Pure at Heart hizo honor a ‘Belong' (2011), segundo y gran álbum de esta banda neoyorquina.

Al día siguiente, más y mejor. Al menos, si me atengo a la misma franja horaria. La entrada de este melómano en el recinto coincidió con el espectáculo de Scola & Kolacny Brothers. Estaban por pimera vez sobre un escenario español y no será la última. De ello, estoy seguro. Este grupo de voces femeninas, comandadas por un frenético ‘director de orquesta' y un acompañamiento a los teclados, conectó rápidamente con el público. Su versión de ‘Creep' (Radiohead), la sorpresa española (hicieron ‘Cumpleaños total' de Los Planetas) o el tremendo ‘Black horse and the cherry tree' de KT Tunstall levantaron al personal.

Posteriomente, un poco de sombra y descanso sentado ante Ron Sexsmith, una especie de Paul McCartney o de Elvis Costello nacido en Canadá. Le dedicó el set al fallecido Clarence Clemons. Lleva dos décadas haciendo grandes temas, a medio camino entre el pop y el folk, y vino a Madrid para presentar ‘Long Player Late Bloomer'. De ‘indie' tiene poco, pero se agradecen regalos inesperados.Y después vino Janelle Monáe. No vino, porque fuimos todos a por ella. El escenario principal se llenó de gente porque todos querían ver a la nueva reina del soul. Palabras mayores. Respuestas superiores. Con ‘ArchAndroid' (2010) dejó a público y crítica con cara de asombro. Faltaba confirmarlo en directo. Ratificado. Magnificado. Ensalzado. Canta como los ángeles, se mueve como nadie, tiene gracia, carácter y puede moverse por todos los estilos de raíz negra.

Tras la tempestad, surgió la calma en la figura de Lourdes Hernández: ‘Russian Red'. Creó una fiesta intimista para interpretar los temas de ‘Fuerteventura', segundo larga duración tras ‘I love your glasses', estuvo simpática, acertada en su parte y bien acompañada por una banda engrasada. Mención especial para Manuel Cabezalí, su guitarrista, que está en todos los ‘saraos' (Havalina, The Cabriolets, produciendo, etc) y crece como uno de los mejores músicos de nuestro país en la ya mencionada escena independiente. Creo que se le mojaron los ojos cuando presentó 'Cigarettes'. La entiendo. La vida da tantas vueltas que cuando regresas a un punto determinado, el corazón pierde la compostura.

El cansancio hizo mella en este cuerpo y no pude con el concierto de Glasvegas. Tocaba marchar para casa con la satisfacción de haber confirmado lo deseado y de haber descubierto lo desconocido. Únicamente le pongo dos pegas al Día de la Música Heineken. Los ‘minis' de cerveza no pueden ser tan caros (7,50 euros) y para ir a un festival no hace falta vestirse como si fueses a una boda o una fiesta de fin de año. Feliz día de la música. Ayer, hoy, mañana y pasado. Siempre.

 

Publicado el 23 de junio de 2011 a las 05:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amy Winehouse, una caída libre sin fin

Archivado en: música, concierto, Amy Winehouse, Belgrado, Frank, Black to black, drogas, imagen, Marcos Blanco

Antes de criticar lo sucedido en Belgrado (sólo hay que observar las imágenes) con Amy Winehouse y la caída libre de su figura artística quiero insistir en la admiración que me produjeron sus dos primeros discos ('Frank' y 'Black to Black'). Sin lugar a dudas, la cantante londinense era una de las grandes esperanzas vocales del siglo XXI. Aunque sean palabras mayores, me recuerda a Billie Holiday y posee aptitudes interpretativas sobresalientes para abordar el pop, el soul, la música negra en sus diferentes vertientes o el reggae. Estoy seguro de que muchísimos estilos más si ella se lo propusiese. Me refiero a su capacidad como cantante e intérprete. Sobre el escenario es otra cosa.

Cuando la descubrí (personalmente, quiero decir) en Benicassim (2007) sentí que estaba ante una mujer grandiosa, sin límites positivos sobre un escenario. Nada que ver con el progresivo deterioro de su imagen pública o las cansinas noticias sobre su estado psicológico y de salud. Cada directo de Amy se ha convertido en una interrogante, en una incertidumbre sobre qué ofrecerá a sus seguidores. Como fan ya estoy cansado de todo esto.

Hizo el ridículo en Lisboa durante Rock in Rio 2008, cumplió mínimamente en Madrid y poco a poco fue desapareciendo del mapa. Desde hace tiempo esperamos nuevo material, pero siempre salen fechas que no se cumplen. Admito la compasión o la humanidad que pudo producir su situación en un principio, el hecho de que necesitase tratamiento, pero todo tiene un límite. Ya no me vale que le echen la culpa a su entorno (seguro que la explotan como la gallina de los huevos de oro) para explicar lo que sucede. Inmadura por su juventud o actitud vital, esta chica ha iniciado una caída libre sin fin. Algunos medios comparan su situación con los casos de Kurt Cobain, Jim Morrison, Janis Joplin o Jimi Hendrix. Todos murieron cuando tenían 27 años, la edad actual de Winehouse. Quizá sean casos comparables en cuanto a su despreocupación general por la vida y su querencia por las drogas, pero hicieron mucho más por la música que Amy. Sólo hay que analizar sus trayectorias. Winehouse estaba en la rampa de lanzamiento, se ha puesto a volar y nadie le ha puesto un paracaídas.

Publicado el 21 de junio de 2011 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD