jueves, 24 de septiembre de 2020 06:04 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

'Forever Young', la música como alimento para ser siempre jóvenes

Archivado en: musical, Tricicle, Forever Young, Alphaville, Marcos Blanco

Menudo viaje a los 80, ¿no? ¿Se acuerdan del 'Forever Young' que cantaba Marian Gold en 1984 cuando Alphaville sacó su primer álbum? "Forever young, i want to be forever young, do you really want to live forever, forever, and ever". Algo así decía la canción, ¿verdad? Pues una impresionante versión vocal de Dulcinea Juárez forma parte de la última creación de Tricicle: un musical que se llama como aquel 'hit' de los Alphaville.

'Forever Young' se estrenó en Madrid a mediados de marzo y, tras haber escuchado y leído buenas críticas, acudí a ver el espectáculo. La función representa a un grupo de ancianos, cada cuál con sus manías y características personales, que residen en una residencia dentro de 40 años. El montaje muestra un día de sus vídas y cómo ellos recuerdan su pasado, manifestándolo a través de canciones o relacionando lo que va sucediendo en el escenario con temas de siempre. Pese a la existencia de una escenografia relativamente sobria, la brillante caracterización de los individuos, sus voces, un piano magistral y la capacidad de las composiciones para hacerte volar, le otorgan un grato valor musical a 'Forever Young', donde desde los más pequeños hasta los más mayores no pararán de reir.

PD: "Forever young, i want to be forever young".

Publicado el 6 de abril de 2011 a las 02:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Grinnin' & Tuesdays', blues que pone la piel de gallina

Archivado en: música, Grinnin' & Tuesdays, concierto, Día de la Esperanza, Sala Clamores, Manu Gómez, Carlos Pérez, Marcos Blanco

Manu Gómez (voz y guitarra) y Carlos Pérez 'Tito' (guitarra) llevan las riendas de 'Grinnin' & Tuesdays', una formación madrileña cuya base esencial suena a blues, estilo envuelto con influencias del rock, funk y lo que les venga en gana. Así de bien, de emocionante, sonaba en la radio 'Grinnin' in your face', la versión de Son House que sirvió para poner la mitad del título de la banda. La otra mitad tiene que ver con las frenéticas 'jam sessions' en uno de sus garitos favoritos: el Moe Club.

Estos dos gran tipos se juntaron hace no demasiado tiempo para hacer canciones después de conocerse a través del trabajo, reclutaron a Jorge Fesser (batería) y a Ramón Manzanal (bajista), quien ha tenido que abandonar el cuarteto por motivos personales. Una verdadera pena. Han creado temas muy interesantes que puedes escuchar en MySpace (http://www.myspace.com/grinninandtuesdays) y este domingo harán doblete sobre los escenarios.

Manu y Tito abrirán en acústico el festival benéfico 'Un día para la esperanza', iniciativa organizada por Intermón Oxfam, en la Plaza del Ayuntamiento de Getafe. Lo harán a las 12 del mediodía. Más tarde, a partir de las 21.30 horas estarán en la sala Clamores. Allí se estrenará Nestor de Inés, el sustituto de Manzanal al bajo, su directo demuestra que están en la rampa de lanzamiento hacia cosas importantes y parece ser que habrá sorpresas. Llenaron Clamores la primera y única vez que tocaron allí y este vídeo ilustra aquella noche. ¡Allí nos veremos!

Publicado el 6 de abril de 2011 a las 01:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Adele, un número 1 sin fecha de caducidad

Archivado en: música, Adele, 21, Rolling in the Deep, Hometown glory, Marcos Blanco

He leído por ahí que esta chica londinense de 22 años está arrasando en Estados Unidos y Reino Unido con su segundo álbum, '21', la edad que tenía cuando sacó este trabajo discográfico. Me han contado que es o ha sido recientemente número 1 en ventas. Me alegro. ¿Sabéis porqué? Porque, teniendo en cuenta la cantidad de música comercial que no dice absolutamente nada en cuanto a composición, instrumentación o interpretación vocal, Adele aporta ese toque mágico, diferente, especial.

Su voz enamora, puede abordar cualquier tipo de registro que se proponga y la producción del disco vive en sintonía con su forma de cantar, ofreciendo pop, soul, rhythm and blues, jazz, momentos para la intimidad y otros para la grandiosidad sinfonía propia de los épicos finales felices de las películas. Adele nació gracias a MySpace, a esas canciones suyas que se colgaron en la red, entre las que estaba el principio de todo: 'Hometown Glory'.

Este sábado 2 de abril actúa en Madrid, pero cuando me di cuenta de su presencia ya era demasiado tarde. Volveré a saborear '21' o '19', cerraré los ojos e imaginaré que estoy allí, escuchándola. Ojalá su carrera dure muchos años. Lo que hace jamás tendrá fecha de caducidad.

Publicado el 2 de abril de 2011 a las 14:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

San Leon, cada vez mejor

Archivado en: San Leon, The Bleach, Charada club de baile, Madrid, Marcos Blanco

Como le decía Aldo Comas, ya puedo considerarme un fan de San Leon. De los buenos. Porque este viernes les vi por tercera vez en concierto. Primero, fue en la sala El Sol con Delco. La siguiente cita tuvo lugar en la sala Nasti. En esta ocasión, subidos al escenario de la sala Charada y compartiendo cartel con los madrileños The Bleach.

Su mestizaje musical desde Barcelona provoca un ambiente muy agradable, partiendo de un sonido muy ecléctico, y la gente no para de mover el esqueleto con ellos. Seguramente sea una coincidiencia, pero tengo la impresión de que atraen a mucho público femenino porque sus ritmos alternan seducción y desenfreno. Cada escucha de 'Bits & Pieces', su primer y único largo en este proyecto, ofrece un matiz nuevo y, además, ayer pudimos saber cómo suenan en directo los temas del reciente 'EP' Sotavento. Les sobra calidad, pero carecen de toda la difusión que merecen. Algún día la tendrán. Ya verán.

En cuanto a The Bleach, duele decirlo pero me defrauron un poco en directo. Tras gozar con 'Shinning Blackout', esperaba algo más del grupo madrileño, muy piropeado por los medios especializados. No sé si fue el sonido, la actuación vocal o cómo plasman el disco cuando actúan en vivo. De todos modos, cuando hay talento siempre hay margen de mejora.

 

Publicado el 2 de abril de 2011 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Entrevista con Maika Makovski: "Si no escribiese canciones, no sería cantante ni instrumentista"

Archivado en: Maika Makovski, Origami Records, John Parish, Kradiaw, Kraj So Kóferot, Marcos Blanco

Su padre procede de Macedonia y la madre de Maika Maikovski (Palma de Mallorca, 1983) tiene genética andaluza. Él es músico y ya desde pequeña ella se sentaba en la primera fila de sus conciertos y ponía la oreja. "En casa estaba constantemente rodeada de trompetas, trombones, tubas, acordeones... ¡Era un zoo musical!", recuerda Maika. No se planteaba que la música pudiese ser una opción porque era demasiado natural en su vida. "Pensé que debía haber cosas más serias que hacer en la vida", bromea.

Empezó a estudiar piano, su progenitor le daba clases y lloraba mucho porque no tenía paciencia. De repente, apareció la guitarra. Escribió su primera canción y dijo: "¡Vaya, un instrumento que está a mi servicio! ¡Qué cambio! Porque normalmente con el piano clásico estás leyendo partituras y haciendo lo que te dice la partitura". De este modo, se planteó que quizá estaba ante su verdadera pasión. "Si no hubiera sido por escribir, no habría sido cantante ni instrumentista. Otra cosa, seguro. Porque lo que me motiva es escribir canciones", plantea Maika Makoski.

Ha publicado su tercer trabajo discográfico 'Maika Makovski' (Origami Records), después de 'Kradiaw' (2005) y 'Kraj So Kóferot' (2007). 'Lava Love', tema que ya tiene videoclip, abre el álbum y las 11 canciones finalizan con 'City Life'. Rock y blues conviven en un exorcismo sentimental. Ella podría formar parte de un conjunto sonoro en el que apareciesen PJ Harvey, Patti Smith, Tori Amor, Russian Red y Boat Beam. Tom Waits, The Stooges o el la música negra que han creado Prince o James Brown han influido en sus creaciones.

'Maika Makovski' supone un nuevo paso en la carrera discográfica de la intérprete, compositora, guitarrista y pianista mallorquina. "Es muy importante para mí. No es un comienzo, porque todo cuenta, incluso lo que hubo antes del primer disco (maquetas, conciertos, etc), pero sí que es el primero disco con el que me siento no totalmente satisfecha, pero sí tengo un nivel de satisfacción más alto que en los anteriores y creo que he encontrado un camino", asegura Maika. "Me he librado de personajes. Creo que hay dos tipos de artistas: los que son lo que querrían ser y artistas que son lo que son. ¡Y yo aspiro a ser lo que soy! ¡Estoy en ese proceso!", afirma ante semejante descubrimiento.

¿Se refiere al estilo, a las melodías, a las letras, al sonido con esa increíble producción? ¿Un poco a todo? "A todo. Esto es como una mesa. Si una pata está coja, toda la mesa lo está. Creo que todas las patas de esta mesa, que formarían mi música, tienen estar bien afianzadas al suelo". Y una de las patas fundamentales de 'Maika Makovski' ha sido la producción de John Parish. "Escuchó las 'demos', le gustaron, seguimos hablando por 'email', intercambiando opiniones y, al final, llegamos a la conclusión de que éramos almas musicales afines, de que podríamos trabajar juntos y entendernos bien. Entonces, decidimos tirar para adelante".

Cada decisión y cada detalle siempre ha tenido suma importancia para Maika, pero en este momento quizá mucho más. "Siento que es algo que estaba escrito. Desde mi banda, que son unos músicos increíbles y unas personas impresionantes, hasta haber grabado el disco con John Parish. El hecho de que por casualidad acabáramos grabándolo en Inglaterra y luego el año que ha habido en medio, intentando buscar 'management' y discográfica. Al final he ido confiando en mis instintos", reconoce. "Todo eso han sido pequeñas decisiones, pero casi han venido rodadas. Entonces, creo que lo más importante es que los instintos estén tranquilos y que las alarmas estén todas en verde. Que no haya luces rojas por ninguna parte. Si uno hace caso a los instintos y está tranquilo de base, pueden salir las cosas mal, pero es mucho más difícil", recomienda Makovski. ¿Acaso el corazón importa más que la cabeza en numerosos instantes? "Exactamente. Primero el corazón y luego la cabeza, porque sin la cabeza tampoco se puede funcionar, pero hay que hacerle caso a la intuición".

En cuanto a su definición artística, Maika no se considera "músico". Mantiene con su guitarra "un matrimonio de conveniencia (risas). A veces la adoro y en otras me gustaría dejarla aparte y que la tocara otro. A veces lo hago. Lo que me motiva realmente es ir tocando de aquí, tocando de allá. Por ejemplo, ahora he empezado a tocar el contrabajo. Y estoy sintiendo algo distinto, es un 'maromo', es más alto que yo. ¡Y yo mido 1,74!", reflexiona. Las novedades atraen, "pero creo que es importante seguir con lo antiguo, acabar las cosas que empiezas. Eso sí, sin dejar de incluir elementos nuevos en la vida. En todo y, por supuesto, en la música". Surge la indecisión al plantearle las escuchas externas que aparecen en sus canciones. "No sé qué música que escucho y se transmite en mis canciones, porque supongo que actúo más como una esponja que como alguien que se sienta a escuchar, diseccionando la música para llevársela a su terreno. No es mi caso. Escucho la música como algo que me llega, sin pararme a pensar en ello, a medirlo, a contarlo. Simplemente, la escucho. Más que aplicarla a mi música, la absorbo y no sé cuál acaba plasmándose". Talento y cáracter convergen en una ecuación perfecta: Maika Makovski. Se despide con la misma sonrisa magnética que ha llegado.

Maika Makovski ha publicado su tercer álbum con 'Origami Records': 'Maika Makovski'. Aquí encontrarás toda la información sobre sus conciertos. Así suena en vivo, uno de grandes temas del disco: 'Ruled by Mars'.

Publicado el 9 de diciembre de 2010 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

30 años y un día sin John Lennon

Archivado en: John Lennon, aniversario, muerte, Nueva York, Mark David Chapman, The Beatles, Give peace a chance, Plastic Ono Band, Imagine, Marcos Blanco

Annie Leibovitz retrató de esta manera a John Lennon y Yoko Ono el 8 de diciembre de 1980. Pocas horas después, Mark David Chapman decidió acabar con la vida de este músico y compositor (Liverpool, 1940) cuando apenas tenía 40 años. El surrealismo pinta la realidad de un modo insultante, ridículo y radicalmente injusto. Los latidos de Lennon no valían más que los de cualquier ser humano por el simple hecho de ser un 'beatle' o haberse ganado el respeto universal debido a la utilización de su repercusión artística para reivindicar derechos tan fundamentales como la paz. Pero la manera en que falleció conmociona a cualquiera.

El asesino de Lennon, situado en las inmediaciones de su casa con 'El guardián entre el centeno' de J.D. Salinger como acompañante literario, le pidió un autógrafo esa misma tarde con una educación nada sospechosa. Lennon le firmó un ejemplar de 'Double Fantasy'. Cuando el artista regresó por la noche, Chapman le disparó con una frialdad cinematográfica y las balas perforaron el cuerpo de Lennon. Poco antes de que acabase aquel día, su corazón dejaba de latir en el Hospital Roosevelt de Nueva York, la ciudad donde sucedió todo.

'Dale una oportunidad a la paz', decía este tema. 'Give peace a chance'. La citada composición, escrita por Lennon y editada en un sencillo con el nombre de Plastic Ono Band, fue una buena muestra del compromiso social de Lennon, que se había encamado en marzo de 1969 con Yoko Ono en el hotel Hilton de Amsterdam después de su boda para manifestarse en contra de la Guerra de Vietman.

La frase que supuso el título de la canción fue utilizada por John de forma esporádica tras la pregunta de un reportero en aquel encierro y Lennon ideó una pieza musical en torno a la idea, que fue grabada en un hotel de Montreal (Canadá) con un ambiente eufórico. Corría el año 1969. Dos más tarde (1971), salió al mercado 'Imagine', quizá el álbum más popular de Lennon como solista, que incluía ese himno mundial por la paz llamado 'Imagine'.

Desgraciadamente, uno de los mayores embajadores de la paz fue víctima de una guerra, la violencia personal de quienes no saben vivir en paz consigo mismo. Han pasado treinta años y un día desde que murió. Pero ni Chapman ni el terrorista ideológico más potente del universo logrará que desaparezca de nuestras mentes. Sus palabras tienen mucho más poder.

 

Publicado el 9 de diciembre de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'What a fool believes' resiste el paso del tiempo

Archivado en: música, The Doobie Brothers, What a fool believes, Michael McDonald, Listen to the music, Marcos Blanco

Entro en la redacción, enciendo el ordenador y, antes de darle caña al trabajo pendiente para finalizar el número 180 del periódico Gente quiero manifestar mi pasión por una canción tan pegadiza como 'What a fool believes', de The Doobie Brothers. Este vídeo corresponde a una actuación en pleno siglo XXI con Michael McDonald, autor del tema junto a Kenny Loggins, dándolo todo a los teclados y con esa voz tan 'soul' que emociona al respetable.

El tema está incluido en el álbum 'Minute by minute' (1978), uno de los trabajos discográficos de McDonald con la banda estadounidense desde su inclusión a mediados de la década. 'What a fool believes' se ha convertido en un auténtico clásico, que suena en todo tipo de emisoras y recordado por la gente cuando cantas el 'falsete' de la pieza. El grupo tuvo un notable éxito durante la década de los 70 y otro de sus 'hits' surgió tras el segundo disco, donde aparecía 'Listen to the music'. Después, vino 'Long Train Runnin'' y 'What a fool believes' llegaría más tarde. ¡Qué tengas ustedes un maravilloso día!

Publicado el 9 de diciembre de 2010 a las 10:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'I can see clearly now' (y ojalá dure)

Archivado en: música, Johny Cash, I can see clearly now, cambios, marcos blanco

Ha pasado casi más de un mes desde la última entrada en el blog. Han sucedido muchas cosas desde entonces. Un pequeño cambio profesional provocó el completo abandono de este rincón musical, pero tras un tiempo de reciclaje ha vuelto el vicio, el mono, la necesidad de contar cosas. Los cambios suelen provocar miedo por la incertidumbre novedosa que traen consigo, aunque esa misma frescura pueda convertirse en un estímulo durante el día a día. De reperente, las normas habituales del universo cotidiano (me refiero al plano laboral) varían de un modo radical. El cuerpo lo nota. La mente también.

Vale, no es nada grave porque uno tiene trabajo, un tesoro de valor incalcuable en nuestra sociedad. Bueno, un tesoro poco valorado porque los 'mileuristas' ya son auténticos privilegiados. Nos tiramos la tercera parte de nuestro día en el trabajo. Por eso, no queda más remedio que padecerlo de una forma llevadera. Ya no digo disfrutarlo, que muchas veces se disfruta. Al menos, a mí me sucede. Dice un buen amigo que no hemos venido al mundo para sufrir. Amémonos a nosotros mismos, mirémonos al espejo y dejémonos de excusas baratas.

Pongamos una bella canción para despejar esas feas nubes que pueblan nuestra cabeza y tiremos hacia adelante. Ni antes, ni después. Ahora. Johnny Nash cantó un tema maravilloso en 1972 que se llamaba 'I can see clearly now'. No hace falta saber inglés, para comprender con su voz y la melodía que estos 2 minutos y 45 minutos constituyen un antídoto contra las malas vibraciones.

 

Publicado el 8 de diciembre de 2010 a las 10:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La Caravana Americana, un impulso certero para Xoel López

Archivado en: Xoel López, La Cavarana Americana, concierto, Circo Price, Madrid, Pablo Dacal, Buho Real, Marcos Blanco

imagen

El pasado viernes 29 de octubre fue un día muy especial para este melómano porque después de mucho tiempo pude ver en directo al señor Xoel López con ese gran proyecto llamado La Caravana Americana. Después de hablar con él, las ganas de ver en acción esta historia se multiplicaron por mil. Casi me dejo la rodilla en las calles mojadas de Madrid, pero llegué a tiempo al Circo Price y aluciné con las tres horas de concierto. Esperaba un ambiente más cargado, con más gente desde el primer momento pero eso no estaba en mi mano. Si uno se pone estupendo, podría haberse mejorado el aspecto técnico (sonido, luces) y también la organización del evento (la entrada de los artistas, etc), pero el concierto dejó varias conclusiones. A lo positivo me refiero.

Con 15 años de carrera, Xoel va a más. Canta y toca de forma primorosa, pero asombra con sus progresos. Sigue ampliando aptitudes estilísticas e instrumentales. El 'indie' que hacía a principios del siglo XXI ya es historia. Ni huella de esta época en la caravana. Bueno, hizo 'Caetano Veloso' del 'If things were to go wrong'. Más bien por el guiño brasileño que aportaba al contexto multicultural. Ya no suena a otros, suena a sí mismo y lo hace en un idioma que le costó mucho en un principio: el castellano. El cambio generado por 'Los jóvenes mueren antes de tiempo' generó cierta confusión. Podía hacer letras mucho mejores. La música quedaba huérfana. Curioso. Sólo rescató 'Extraña habitación' para el concierto del Circo Price, acompañado por Xosé Manuel Budiño. Y las hizo en 'Fin de un viaje infinito' y 'Reconstrucción', dos trabajos repletos de canciones duraderas. Por eso, casi todos los temas propios en el repertorio de la cita tenían que ver con estos álbumes.

"Sois unos valientes", repetía Xoel a los asistentes. Tú también, macho. Por eso la segunda conclusión tiene que ver como esta idea tan loca, la posibilidad de que un artista alejado del 'mainstream' (porque no olvidemos que Xoel, o Deluxe antes, no vendía discos como churros ni llenaba estadios o pabellones gigantes) decida traerse a un montón de gente, extraña para muchos ciudadanos, que conoció durante su aventura americana para plasmar sobre el escenario lo vivido. Sí, la broma poseía un coste, el de la entrada, pero pocas actuaciones se desmarcan de la cotidianeidad con tanta frescura. Y la tercera  conclusión reside en el gesto musical, la posibilidad de observar el trabajo de tantos músicos, de tantos lugares en una fraternidad escénica ante la que resulta inevitable no comportarse como un cómplice. Muchos melómanos ávidos por escuchar cosas nuevas y material íntimo, trabajado, expuesto con sinceridad, agradecerían la propuesta. Por estas tres razones principales, la Caravana Americana en el Circo Price de Madrid podría considerarse un éxito. Ha sido un impulso certero en la carrera de Xoel.

Además, el concierto ha permitido que en España conozcamos un poco más a diferentes artistas. Por ejemplo, a Pablo Dacal (Buenos Aires, 1976). Xoel López define 'Ella ya está en la playa' como una de las mejores canciones que se han escrito en Sudamérica. Ambos interpretaron a dúo la composición en el Price y dos días después repitió Dacal en el 'Buho Real' de Madrid. Allí estaban muchos integrantes de 'Radio Cavarana', como se hacen llamar ellos.

El genuino multiinstrumentista Manuloop (con quién creo 'La Orquesta de Salón' en 2003) Sebastián Rubín, Álex Ferreira, Gonzalo Deniz (Franny Glass) o Xoel compartieron escenario con el gran protagonista durante una velada que permitió conocer de cerca la enorme valía vocal de Dacal, su magnetismo escénico y la tremenda capacidad del argentino para envolver letras sencillas en atmósferas sentimentales voluptuosas. 'La Guitarra y el Bolsón', 'El Mundo del Espectáculo', 'San Valentín' o 'Fantasmas' son cortes de su último trabajo 'La Era del Sonido' y sonaron a las mil maravillas en el local de la calle Regueros. Apunten su nombre.

Publicado el 3 de noviembre de 2010 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Expectación insatisfecha para ver a Fuel Fandango en Moby Dick

Archivado en: concierto, crónica, Fuel Fandango, Ale Costa, Nita, Moby Dick, Madrid, Marcos Blanco

imagen

Habían puesto a la venta un número determinado de entradas anticipadas a través de Atrapalo, éstas se agotaron y advirtieron en Internet que todavía se venderían algunas a partir de las 21 horas en la sala Moby Dick, escenario del concierto. Pocos minutos después de la hora señalada, allí estaba con un par de amigos haciendo cola. ¡Y qué cola! ¡Hacía tiempo que no veía algo parecido!

Lo más recomendable habría sido venderlas todas a través de la Red para mayor comodidad de todos, porque hubo gente que estuvo allí para nada, pero lo importante es que la expectación generada por el concierto madrileño de Fuel Fandango habría doblado el aforo de la sala. El jaleo previo provocó que el concierto comenzase con media hora de retraso, lo habitual en estos saraos musicales. Y la Moby Dick estaba hasta arriba.

Evidentemente, tenía que haberme colocado en las primeras filas para advertir con mayor detenimiento el espectáculo, pero nunca me gustaron los agobios y finalmente acudí solo, circunstancia muy recomendable aunque poco propicia para pegarse a otros cuerpos. La belleza atemporal de Nita, vestida como una auténtica flamenca, estaba flanqueada por Ale Costa y el inestimable apoyo de Carlos Sosa. La propuesta sonora resulta muy atractiva para quienes se alejan de los cánones clásicos de la música. Ante ustedes, una mujer vestida de 'bailaora' al ritmo de una melodía electrónica que podría encadilar al público más 'cool' de cualquier población anglosajona. De repente, canta en inglés como una reina del soul y al rato tira de 'quejío' patrio.

Al público le costó entrar en calor, pero se fue aclimatando a la temperatura explosiva 'made in Fuel Fandango'. Se sucedían los piropos dirigidos a Nita y los vítores cuando el ritmo endurecía los oídos. Desde mi humilde punto de vista, faltó un poco más de funk, de guitarras rasgadas. Quizá la acústica percibida desde el fondo de la sala no ayudaba a saborear en su justa medida este envoltorio, pero así me quedé. Ahora, los chicos andan por Inglaterra, tocando y finiquitando los detalles de su primer álbum. A finales de noviembre estarán por Galicia. Ale y Nita se comportan como un par de valientes atrevidos, conscientes de la singularidad que poseen. Por eso Fuel Fandango provocará más colas como la que asustaba el pasado sábado 30 de octubre en la sala Moby Dick. Seguro.

ENLACES RELACIONADOS:

-Fuel Fandango, un dúo arrollador

 

 

 

 

Publicado el 3 de noviembre de 2010 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD