miércoles, 29 de enero de 2020 09:14 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

Tesoros ocultos para agrandar la leyenda de Amy Winehouse

Archivado en: música, Amy Winehouse, Lioness: Hidden Treasures, Frank, Back to black, Salaam Remi, Mark Ronson, Mitch Winehouse

Winehouse durante su actuación en 'Rock in Rio Madrid 2008', la última vez que cantó en España.

Las personas mueren, pero sus obras nunca fallecen. A Amy Winehouse le perseguían, con merecimiento o sin él, de aquí para allá,  por sus fechorías temperamentales y por el morbo que provocaba aquella imagen frágil, extraordinariamente corriente, callejera. Las idas y venidas amorosas con Blake Fielder-Civil, así como los frecuentes conflictos de la veinteañera londinense con el alcohol y las drogas, eclipsaron en demasiadas ocasiones lo más importante: su talento artístico, esa capacidad vocal única, capaz de abarcar diferentes estilos como pop, R&B, soul, jazz, hip-hop o reggae.

Ahora que ya no podrá recibir más 'flashes' ni protagonizar excentricidades, sólo hay espacio para las canciones que integraron 'Back to black' (2006) -un disco aclamado con sabor a clásico por ser un álbum redondo-, y las menos mediáticas, aunque brillantes, de 'Frank' (2003). En este último, llegó a marcarse una versión de Billie Holliday ('There's no greater love') que firmaría la mismísima cantante y compositora norteamericana. Únicamente nos queda lo que pudo ser y no fue o lo que fue y podría haber sido de otra manera. Nadie cambiará lo sucedido (falleció el 23 de julio en su casa de Candem Town con un alto nivel de alcohol en sangre, según  la autopsia), pero el mito de la artista londinense -cuyo corazón dejó de latir a los 27 años- merece una cálida página tras la reciente publicación de 'Lioness: Hidden Treasures' (tesoros escondidos). Estamos ante un álbum póstumo (escúchalo en Spotify) que cuenta con el beneplácito familiar y cuyos beneficios se destinarán a la Fundación Amy Winehouse, creada por su familia para ayudar a todas esas personas que tienen problemas con las adicciones. Ella las tuvo y la causa lo merece.

Según Island Records, quienes han trabajado con Winehouse desde aquella mítica grabación de 'The Girl from Ipanema'   -la primera, en mayo de 2002-, hasta el dúo con Tonny Bennet ('Body&Soul')-la última, en marzo de 2011-, decidieron rendirle homenaje con esta colección de canciones (concretamente doce) tan terrenales en la frescura e intimidad que desprenden, como celestiales en su resultado, conocido para ellos pero inédito para sus seguidores. Ellos son dos figuras tan relevantes como Salaam Remi, que coprodujo 'Frank', y Mark Ronson, gran culpable junto a Remi del insaciable caramelo sonoro que supone la escucha de 'Back to black'. Ambos productores han llevado las riendas de esta sentida recopilación, siempre con la previa aprobación de la familia, el 'management' de Amy Winehouse y su sello.

Los que han estado cerca de ella aseguran que nunca cantó o tocó una canción igual dos veces. Además, reescribía con sus cuerdas vocales cualquier letra hasta darle un significado personal e impactante. Así sucedió con el popular tema brasileño durante su primera visita a Miami para grabar con Remi. "La manera en la que interpretó este clásico de la bossa nova me hizo darme cuenta de que estaba frente a un talento muy especial. Su versión de la canción era tan joven y fresca que realmente sirvió de inspiración para el resto de las sesiones de grabación", afirma el productor que formó parte del lanzamiento discográfico de la artista. Su padre, Mitch Winehouse, ha definido como "maravilloso" este álbum, "un digno tributo al legado musical de Amy", aunque asegura que "no puedo seguir escuchándolo". Dolor y placer están aquí estrechamente ligados.

Amy tuvo su bautizo español en el FIB de 2007. Aunque tímida frente al público, su voz generaba una sonrisa de oreja a oreja, una sensación de paz imperturbable. Un año después, el 'fenómeno Amy' había crecido de forma exponencial, debido a la enorme difusión comercial de 'Back to black' y a surrealistas arrebatos personales. Regresó a España para actuar en Madrid, en el festival Rock in Rio 2008,  tras haber hecho el ridículo en la edición portuguesa de este evento. Entonces, hubo casi más ríos de tinta periodística por la incertidumbre de su llegada y su estado de salud sobre el escenario, que referencias a la exhibición vocal que realizó.

El destino tenía previsto unir nuevamente a Amy Winehouse con nuestro país el pasado 8 de julio, fecha para la que estaba programado su directo en el BBK Live de Bilbao. El nuevo disco seguía sin una fecha concreta. Canceló la gira tras el desastroso concierto de Belgrado a finales de junio, y el trágico final de esta joven conmocionó al mundo. Fue la constatación de un temor que  dio paso a un nuevo mito.

Doce temas para conversar con la intimidad

'Lioness: Hidden Treasures' propone doce acercamientos sonoros a Amy Winehouse, capaz de transmitir, a través de sus interpretaciones profesionales, toda esa sensibilidad que le pasó factura en lo personal. Esta especie de homenaje a la artista hará las delicias de los fans y funcionará como una especie de conversación privada entre quien canta y quien dispone los oídos para atenderla. ‘Between the cheats' podría haber formado parte del tercer disco que estaba preparando, ‘Tears dry' supone un guiño original a la balada que posteriormente fue el ‘uptempo' para ‘Back to black', y versiones como ‘Will you still love me tomorrow' (Carole King) constituyen un fiel reflejo del viaje al pasado que generaba su música, un billete al más allá.

Artículo publicado en la contraportada del número 222 de las ediciones madrileñas del periódico Gente y en el número 100 de sus ediciones nacionales.

Publicado el 9 de diciembre de 2011 a las 12:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amy Winehouse, una gran pérdida

Archivado en: música, muerte, Amy Winehouse, Back to black, Marcos Blanco

Me enamoré de su voz hace cuatro años cuando la vi en FIB. 'Frank' fue un aperitivo fantástico antes de 'Back to black', insuperable. Con la misma fuerza y luz que emergió, fue desapareciendo. Su destino estaba escrito. Tenía que habernos dejado mil canciones maravillosas. Se marchó con 27 años. Putas drogas. Maldita fama. Le faltó amar la vida. Descanse en paz...

ARTÍCULOS SOBRE ELLA:

-Amy Winehouse, una caída libre sin fin

 

Publicado el 23 de julio de 2011 a las 19:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'El Tiempo Futuro', un soberbio homenaje audiovisual de Eladio y Los Seres Queridos a Vigo

Archivado en: música, videoclip, El Tiempo Futuro, Eladio y Los Seres Queridos, Vigo, Marcos Blanco

Apenas tiene unas horas de vida en Internet, pero ha corrido la voz y también fluyen los mensajes entre los vigueses sobre la emoción que provoca el nuevo videoclip de Eladio y Los Seres Queridos, un homenaje audiovisual a la ciudad olívica con una factura extraordinaria para envolver perfectamente la letra de este tema: 'El Tiempo Futuro'. Así suena el segundo single del álbum 'Están ustedes unidos', publicado por la banda del mismo origen (salió en marzo). Una excusa más para conocer el lírismo sonoro de este proyecto, acorde con la belleza de las imágenes. Un serio candidato a videoclip del año.

Publicado el 23 de junio de 2011 a las 05:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Feliz 'Fin de semana de la Música Heineken'

Archivado en: música, El Día de la Música Heineken, festival, Matadero, Ron Sexsmith, Russian Red, Anna Calvi, South San Gabriel, Toro y Moi, The Pains of Being Pure at Heart, Scala & Kolacny Brothers, Janelle Monáe, Marcos Blanco

Con la reflexión que provoca la distancia temporal, quiero comentaros mi experiencia en ‘El Día de la Música Heineken', que tuvo lugar el pasado fin de semana en Matadero (Madrid). Aunque desconocía a gran parte de los nombres que integraban el cartel, como buen melómano me documenté antes de ejercer de ‘festivalero'. Disfruté de lo lindo con tantos conciertos, junto a personas afines y aguanté estoicamente las embestidas del sol. Tras las dos jornadas, creo que el precio del abono estuvo más que compensado con tanta calidad, variada en cuanto a estilos y tratamientos escénicos dentro de la denominada escena independiente.

Comenzaré por el sábado. Por la mañana recorrí los stands de sellos discográficos y festivales. Hubo dos paradas. Una ante el Low Cost Festival, donde estaba Miguel Esteve, compañero de batallas en Rock in Rio Madrid 2008 y persona que trabaja en la producción del evento de Benidorm. También conocí a Olga y Rosa, dos encantos que promocionan acentral Folque (centro galego de música popular), un proyecto dedicado al estudio, la promoción y la divulgación de la música gallega. Si entráis en www.folque.com podréis informaros mucho mejor sobre este tema. Una de sus últimas producciones es el disco ‘Acróbata', que firman la artista gallega Ugía Pedreira y el brasileño Fred Martins.

Por la tarde acudí a los conciertos de Anna Calvi, Toro y Moi, South San Gabriel y The Pains of Being Pure at Heart. La todoterreno británica brilló a gran nivel. Diría que es una Maika Makovski barroca, con voz de barítono. También me impresiono el electro-pop del norteamericano Chazwick Bundick en su proyecto Toro y Moi. ‘Underneath the pine' es un discazo y sus ritmos te hacen bailar aunque no lo pretendas. Además de echarle un vistazo al contundente metal instrumental de Lüger, asistí al bucólico homenaje de South San Gabriel, puro country de Texas, al ‘songwriter' Vic Chesnutt. Bonito, bonito. Delicado, pero nada frágil. Y antes de emprender rumbo a la sala Caracol (había que ver a The Pepper Pots en un ansiado concierto para quien escribe que compensó gran parte de sus expectativas), el pop guitarrero de The Pains of Being Pure at Heart hizo honor a ‘Belong' (2011), segundo y gran álbum de esta banda neoyorquina.

Al día siguiente, más y mejor. Al menos, si me atengo a la misma franja horaria. La entrada de este melómano en el recinto coincidió con el espectáculo de Scola & Kolacny Brothers. Estaban por pimera vez sobre un escenario español y no será la última. De ello, estoy seguro. Este grupo de voces femeninas, comandadas por un frenético ‘director de orquesta' y un acompañamiento a los teclados, conectó rápidamente con el público. Su versión de ‘Creep' (Radiohead), la sorpresa española (hicieron ‘Cumpleaños total' de Los Planetas) o el tremendo ‘Black horse and the cherry tree' de KT Tunstall levantaron al personal.

Posteriomente, un poco de sombra y descanso sentado ante Ron Sexsmith, una especie de Paul McCartney o de Elvis Costello nacido en Canadá. Le dedicó el set al fallecido Clarence Clemons. Lleva dos décadas haciendo grandes temas, a medio camino entre el pop y el folk, y vino a Madrid para presentar ‘Long Player Late Bloomer'. De ‘indie' tiene poco, pero se agradecen regalos inesperados.Y después vino Janelle Monáe. No vino, porque fuimos todos a por ella. El escenario principal se llenó de gente porque todos querían ver a la nueva reina del soul. Palabras mayores. Respuestas superiores. Con ‘ArchAndroid' (2010) dejó a público y crítica con cara de asombro. Faltaba confirmarlo en directo. Ratificado. Magnificado. Ensalzado. Canta como los ángeles, se mueve como nadie, tiene gracia, carácter y puede moverse por todos los estilos de raíz negra.

Tras la tempestad, surgió la calma en la figura de Lourdes Hernández: ‘Russian Red'. Creó una fiesta intimista para interpretar los temas de ‘Fuerteventura', segundo larga duración tras ‘I love your glasses', estuvo simpática, acertada en su parte y bien acompañada por una banda engrasada. Mención especial para Manuel Cabezalí, su guitarrista, que está en todos los ‘saraos' (Havalina, The Cabriolets, produciendo, etc) y crece como uno de los mejores músicos de nuestro país en la ya mencionada escena independiente. Creo que se le mojaron los ojos cuando presentó 'Cigarettes'. La entiendo. La vida da tantas vueltas que cuando regresas a un punto determinado, el corazón pierde la compostura.

El cansancio hizo mella en este cuerpo y no pude con el concierto de Glasvegas. Tocaba marchar para casa con la satisfacción de haber confirmado lo deseado y de haber descubierto lo desconocido. Únicamente le pongo dos pegas al Día de la Música Heineken. Los ‘minis' de cerveza no pueden ser tan caros (7,50 euros) y para ir a un festival no hace falta vestirse como si fueses a una boda o una fiesta de fin de año. Feliz día de la música. Ayer, hoy, mañana y pasado. Siempre.

 

Publicado el 23 de junio de 2011 a las 05:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amy Winehouse, una caída libre sin fin

Archivado en: música, concierto, Amy Winehouse, Belgrado, Frank, Black to black, drogas, imagen, Marcos Blanco

Antes de criticar lo sucedido en Belgrado (sólo hay que observar las imágenes) con Amy Winehouse y la caída libre de su figura artística quiero insistir en la admiración que me produjeron sus dos primeros discos ('Frank' y 'Black to Black'). Sin lugar a dudas, la cantante londinense era una de las grandes esperanzas vocales del siglo XXI. Aunque sean palabras mayores, me recuerda a Billie Holiday y posee aptitudes interpretativas sobresalientes para abordar el pop, el soul, la música negra en sus diferentes vertientes o el reggae. Estoy seguro de que muchísimos estilos más si ella se lo propusiese. Me refiero a su capacidad como cantante e intérprete. Sobre el escenario es otra cosa.

Cuando la descubrí (personalmente, quiero decir) en Benicassim (2007) sentí que estaba ante una mujer grandiosa, sin límites positivos sobre un escenario. Nada que ver con el progresivo deterioro de su imagen pública o las cansinas noticias sobre su estado psicológico y de salud. Cada directo de Amy se ha convertido en una interrogante, en una incertidumbre sobre qué ofrecerá a sus seguidores. Como fan ya estoy cansado de todo esto.

Hizo el ridículo en Lisboa durante Rock in Rio 2008, cumplió mínimamente en Madrid y poco a poco fue desapareciendo del mapa. Desde hace tiempo esperamos nuevo material, pero siempre salen fechas que no se cumplen. Admito la compasión o la humanidad que pudo producir su situación en un principio, el hecho de que necesitase tratamiento, pero todo tiene un límite. Ya no me vale que le echen la culpa a su entorno (seguro que la explotan como la gallina de los huevos de oro) para explicar lo que sucede. Inmadura por su juventud o actitud vital, esta chica ha iniciado una caída libre sin fin. Algunos medios comparan su situación con los casos de Kurt Cobain, Jim Morrison, Janis Joplin o Jimi Hendrix. Todos murieron cuando tenían 27 años, la edad actual de Winehouse. Quizá sean casos comparables en cuanto a su despreocupación general por la vida y su querencia por las drogas, pero hicieron mucho más por la música que Amy. Sólo hay que analizar sus trayectorias. Winehouse estaba en la rampa de lanzamiento, se ha puesto a volar y nadie le ha puesto un paracaídas.

Publicado el 21 de junio de 2011 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los Últimos Bañistas: "Hacemos un 'corta-pega-colorea' grupal hasta quedarnos a gusto"

Archivado en: música, entrevista, Los Últimos Bañistas, pop, Cartagena, el gran apagón, Álex 'Dumdaca', Marcos Blanco

Álex 'Dumdaca', baterista y percusionista de Los Últimos Bañistas, responde al cuestionario de Melómanos para que podamos conocer sus impresiones sobre el lanzamiento del primer disco de este grupo de pop procedente de Cartagena y cuyo título es homónimo. Salió a la venta a principios de junio, ha llamado la atención de quien escribe y así se manifiesta 'Dumdaca', dueño de pocas pero clarividentes palabras si tenemos en cuenta el verbo escrito.

Enhorabuena por la publicación de este gran disco. ¿Ha costado mucho llevarlo
a cabo artística y económicamente?

Está claro que hacer todo esto cuesta dinero y quizá si nos hubiera sobrado de eso todo habría sido mas rápido. Ha sido un proceso retroalimenticio en el que el propio grupo iba produciendo lo suficiente para ir creciendo poquito a poquito.

¿Qué significado personal tiene para vosotros?

Yo diría que, más que nada, es algo reconfortante ver que, después de tantos meses de trabajo y espera, al final todo sale a la luz. Ahora a ver que pasa...

Voy a lanzarme a la piscina. Da la impresión de que los temas del disco
forman parte de un todo conceptual donde caben unas estructuras melódicas
muy cuidadas y limpias, voces suaves, letras con libre interpretación y una
producción fresca. En definitiva, pop revitalizante y muy pegadizo. ¿Cuánto de
cierto puede haber en todo esto?

Yo no diría que hablamos de un disco conceptual, puesto que su creación no surgió así. Más bien es un recopilatorio de los temas que el grupo ha ido produciendo a lo largo de bastante tiempo. Algunos temas son muy antiguos.

¿Qué pretensiones musicales teníais a la hora de materializar este trabajo?

Nunca hemos tenido demasiadas pretensiones más que intentar hacer cada vez mejores canciones y sonar cada vez mejor. Lo ideal sería que nuestra música pudiera llegar a toda la gente posible y trasmitirles algo.

Muchas de las canciones tienen un largo recorrido. ¿Esto implica que había
mucha claridad estilística, compositiva o artística desde el principio?

Antes de que el grupo se formara del todo, Álvaro, Nando y yo ya llevábamos un tiempo haciendo ruido. Cuando llegó Manu, de repente todo empezó a salir rodado y empezamos a trabajar en el repertorio de un modo bastante fructífero.

¿Ha habido muchas variaciones en el sonido que habéis ido creando entre ensayos y directos?

Supongo que es inevitable que con el tiempo el sonido vaya evolucionando. Espero que el cambio haya sido a mejor (risas). 

¿Cuál es el funcionamiento grupal de 'Los últimos bañistas' a la hora de
componer la música, las letras o hacer aportaciones al proyecto ¿Qué aporta
cada uno de los componentes?

Básicamente, los dos principales compositores de la banda son Álvaro y Manu. Ellos llegan con sus locuras al local y una vez allí hacemos un 'corta-pega-colorea' entre todos hasta quedarnos a gusto con el resultado final. Hay que decir que la letra de 'El gran apagón' la escribió nuestro buen amigo Carlos Madrid, un genio en la sombra.

¿Cuáles podrían ser vuestras influencias musicales y con qué artistas
actuales os sentís identificados? ¿Teméis que os encasillen en el dichoso
movimiento 'indie'?

Es difícil decir sólo unos pocos artistas que nos influyan. Creemos que todos los discos que han pasado por nuestras manos en los ultimos 20 años habrán servido de inspiración en menor o menor grado, pero es obvio que algunos tiran mas que otros. Cosas tan distintas como The Shins, Smashing pumpkings, Oasis, The Cooper Temple Clause, Belle&Sebastian, etc. Y por supuesto The Smiths, The Cure, The Beatles... Éstas podrían ser algunas referencias.

Ahora, llega el momento de las críticas y las opiniones. ¿Qué opinión os merece
la crítica especializada en música que existe en España? ¿Pensáis que los
blogueros y melómanos ya crean tanta tendencia como los grandes medios o
periodistas musicales?

Es un tema difícil de responder. Creo que hay de todo. Supongo que a veces puede resultar fácil crear montañas de humo sólo para poder decir que uno descubrió antes a uno u otro artista. Las exageraciones pueden llegar a ser ridículas y contraproducentes.

Los artistas huyen de definiciones y etiquetas. Algunas encasillan, pero muchas
sirven para definir propuestas entre tanta variedad. ¿Cuál podría ser vuestra
etiqueta si tuviésemos que poneros un sello?

Supongo que sería algo cercano al pop, con protagonismo de las guitarras.

Quizá sea el nombre del grupo, la portada o el diseño del disco, pero siento
el impacto de la brisa marina en mi cara cuando escucho vuestras canciones.
¿Podríamos considerarlo un disco mediterráneo? ¿Aparece el mar como fuente
de inspiración en estas canciones?

Tanto Manu (gallego), como Álvaro, Nando y yo (cartageneros) hemos vivido siempre cerca del mar. No creo que la fuente de inspiración directa haya sido el mar, pero sí que es cierto que para los que tenemos la suerte de tenerlo cerca siempre es parte de muchas vivencias y recuerdos. Así que supongo que indirectamente el mar esta presente.

Por último, me gustaría saber qué ofrecen 'Los últimos bañistas' en directo.
¿Hasta qué punto transformáis las canciones? ¿El repertorio incluye versiones
o temas que no están en el disco? Lo digo porque al tener un álbum si tocáseis
sólo los 10 temas la duración sería bastante corta...

En directo somos algo mas potentes. Nos gusta alargar algunos temas y hacer uniones entre varias canciones. Nuestro repertorio tiene temas de antes y de después del disco. En alguna ocasión ha caído alguna versión, pero no es lo habitual. Intentamos que sean conciertos variados con tiempo para la intensidad y momentos mas calmados.

www.losultimosbañistas.com.

www.myspace.com/losultimosbanistas.

Publicado el 20 de junio de 2011 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Clarence Clemons, notas que vuelan entre lágrimas

Archivado en: música, muerte, Clarence Clemons, derrame cerebral, Bruce Springsteen, E Street Band, Javi Casal

Maldito derrame cerebral. Sus consecuencias han enviado al cielo a Clarence Clemons, uno de los mejores saxofonistas que he visto jamás sobre un escenario, un elemento imprescindible en la música de Bruce Springsteen y, según cuentan, un tipo extraordinario. Durante los últimos años, 'Big Man' formaba parte de mi familia como todas aquellas canciones, discos y artistas que te hacen sonreír, con los que experimentas sensaciones que ninguna suma de dinero puede igualar. Las notas que partían de su instrumento musical constituyen una fuente inagotable de imaginación. Superior a la más potente de las drogas que tengan en mente.

Afortunadamente, la pena que me embarga (la E Street Band nunca volverá a ser lo que era sin él) encuentra cierto consuelo las miles de personas que lloran su pérdida, aunque las lágrimas vayan por dentro. Son esas que no pueden secarse con pañuelos de papel. ¿Recuerdan a ese amigo de un amigo que hoy en día es su amigo con mayúsculas y sin intermediario? Javi Casal, periodista pontevedrés y enorme 'springsteeniano', es uno de ellos. Nos unen muchas cosas, pero el jefe y su banda han aproximado nuestros corazones.

Cuando uno entra en el facebook, suele encontrar joyitas audiovisuales suyas relacionadas con Bruce y la E Street Band. Dice que estuve en el mejor concierto de Springsteen en España, junto al del 81. Se refiere al de Barcelona en el Paul Sant Jordi (2002). Javi habla como si les conociese de toda la vida porque los lleva en las venas. Hace un rato, ha colgado en su muro una nota que me ha hecho llorar. No me enorgullezco de ello ni voy de sensiblero. Simplemente describo mi realidad porque cada uno tiene la suya. Le he pedido permiso para publicar su texto. Creo que merece una ambientación adecuada. Pulsen el 'play' de este vídeo que viene a continuación para leerlo, si les apetece (no se arrepentirán), y cuando finiquiten la lectura, hagan lo propio con el segundo vídeo. 'See you, Big Man'. Descanse en paz, Clarence Clemons.

'See you, Big Man'

"La primera y, a la postre, antepenúltima vez que vi a la E Street Band en directo fue a finales de 2007 en el Palacio de los Deportes de Madrid. Era noviembre y el fresco empezaba a rascar. Fue un concierto especial por muchas razones. Mayormente, por perder la virginidad en lo que a shows de Springsteen se refiere. Después de devorar CD's, DVD's y rarezas varias que llegaron a mis manos durante años y años, a través de diferentes vías, por fin caía una actuación de mi banda favorita. Atrás quedaba el palo de 2002, cuando me quedé sin disfrutar del histórico concierto del Sant Jordi por estupideces que no vienen a cuento.

Digo que fue un espectáculo especial porque, sin que sirva de precedente, los planetas quisieron alinearse para bien y, de chiripa pura y dura, conseguimos colarnos prácticamente en primera fila, con bastante hueco a nuestro alrededor y con Manel Fuentes haciéndose el interesante con el set list a pocos menos de nosotros. Sobre estas cosas reflexionaría después del concierto, porque antes y durante me resultó imposible. Estaba demasiado centrado en disfrutar de la música y flipar de lo lindo con el negraco que tenía a unos pocos metros de distancia. Sombrero, gafas de sol, gabardina y con un saxo casi tan grande como él, se llevaba todas aquellas ovaciones que no iban destinadas directamente al Boss. Aquel bicharraco de casi dos metros de humanidad era Clarence 'Big Man' Clemons, el alma mater de un grupo de rock histórico que, al igual que él, hoy a dejado de respirar.

El saxo es un instrumento que siempre me ha llamado la atención, pero al que me costó asociar al rock. Buena parte de culpa que de acabase pasando por el aro la tiene el bueno de Big Man, por no decir toda. Todo aquel que piense que el saxo está de más a la hora de mezclarse con riffs guitarreros, debería escuchar Jungleland, The promised land, Night,  Badlands o, por supuesto, Born to run. Temas históricos e inolvidables que ya nunca volverán a ser lo mismo sin los pulmones de Clarence haciendo de las suyas.

El propio Bruce afirmó en más de una ocasión de que la E Street Band solo tenía sentido gracias a su oscuro compañero, por mucho que él fuese el Jefe y partiese bacalao. Así lo reconoce en una de las canciones del Born to run, Tenth Avenue Freeze-out, en la que recuerda que  "When the change was made uptown / And the big man joined the band/ From the coastline to the city / All the little pretties raise their hands". En resumen, que algo tenía ese hombretón en cuya espalda se apoyaba socarronamente en la portada del disco más aclamado del Boss.

Clarence Clemons no era excesivamente viejo (no llegó a los 70 años). Es cierto que un derrame cerebral le puede dar a cualquiera, pero no lo es menos que el hombre ya llevaba mucha tralla en el cuerpo. Treinta años de giras mastodónicas, con conciertos de cuatro horas y algún que otro exceso mellan a cualquiera, por mucho que mientras estás a ello te lo pases pipa. Porque, realmente, daba la sensación de que tanto él como Bruce disfrutaban de lo lindo en cada concierto, portándose como dos chiquillos, señalando al público y animándolo a tomar parte del show, partiéndose la caja con cualquier gesto... Especialmente hilarante resultaba cuando el Boss presentaba en sociedad a todos sus compinches y, cuando llegaba el turno del Big Man (siempre lo dejaba para el final), lo camelaba con todo tipo de tiropos. Secretario de la Hermandad, el próximo Rey de Inglaterra, el futuro senador de New Jersey... y, mientras tanto, Clarence, que de carisma iba tan sobrado como de estatura, se cruzaba de brazos y miraba al público con una expresión de reto fingido, tratando de aparentar seriedad, pero siempre acababa traicionándolo su sonrisa de bonachón.

Big Man ya estaba muy cascado cuando la E Street Band realizó su última gira, allá por 2009. Un taburete era colocado discretamente en uno de los laterales del escenario, para que el hombre no tuviese que estar 3 horas y pico de pie. Atrás quedaban sus bailoteos de cadera y sus saltos. Pero, aún hecho pedazos, le daba de sobra para quebrar el aire y silenciar a Camp Nou abarrotado con el desgarrador solo de Jungleland, o darle vidilla al cuerpo en Night, mientras Bruce desgarraba versos cargándose en los jefes de turno (ironías de la vida).

Clarence Clemons se ha ido y, con él, la E Street Band. Dudo que Springsteen se plantee si quiera sustituirlo. Mal haría. No me imagino a los Rolling fichando a otro batería si Charlie Watts se fues al otro barrio, por poner un ejemplo similar. Hay cosas que trascienden más allá de cómo se interprete un tema, y mal haría el Boss si dejase que si banda de siempre fuese languideciendo a base de sustitutos de poca monta. Solo queda dar las gracias por haber podido disfrutar de esta gente en directos inigualables y dar el más sentido pésame a aquellos que no escucharon jamás el Born to run en directo, ni vieron a Bruce guiñarle un ojo a su gran amigo y arrancarse con su 'one, two, one, two, three, four!'

Es probable que Big Man está ahora mismo con Danny Federici, el primer miembro de la originaria banda que murió en 2008 víctima de un cáncer. No sería de extrañar que estuviesen comentando la que liaron juntos aquí, acompañando a su mandamás. Sea como fuere, see you, Big Man".

 

Publicado el 20 de junio de 2011 a las 00:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Wilco, fantasmas azules del siglo XXI

Archivado en: música, Wilco, Jeff Tweedy, A ghost is born, sky blue sky, Theologicans, You are my face, Marcos Blanco

A Jeff Tweedy le basta con su voz y una guitarra para demostrar que es uno de los músicos más carismáticos de los últimos quince años. Fue verle en La Riviera (Madrid) hace unos años y sentir ese cosquilleo que transmiten las grandes figuras de nuestro tiempo, más allá de los endiosamientos comerciales. Si en solitario abruma, al frente de Wilco magnifica esta bella esencia con mayor riqueza instrumental y sentimiento colectivo.

A falta de escuchar toda la discográfica de esta tremenda banda norteamericana, reincido habitualmente en 'A ghost is born' (2004) y 'Sky blue sky' (2007). De cada uno de ellos extraigo un tema. Por un lado, 'You are my face, del segundo álbum mencionado, por esa variación melódica de ida y vuelta. Del otro, 'Theologicans', del primero en cuestión, ya que podría durar 30 minutos sin que uno quiera dejar de escuchar esos teclados. Para misceláneos y melancólicos.

Publicado el 8 de junio de 2011 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los ultimos bañistas, un chapuzón refrescante

Archivado en: música, Los últimos bañistas, Ernie Records, disco, publicación, pop, Cartagena, Marcos Blanco

Queridos melómanos, tengo el placer de presentarles a 'Los últimos bañistas'. ¿Les conocen? Me alegro. ¿No les han escuchado? Háganlo a través de su MySpace, Spotify o mediante sus vídeos en la Red. Aunque sólo sea una vez. Este martes 7 de junio es un día sumamente especial para ellos porque hoy publican su primer disco con Ernie Records. Contiene 10 temazos como 'Nadia' (el videoclip está recién salido del horno) o 'El gran apagón', la favorita de quien escribe.

Se formaron en 2009, provienen de Cartagena y hacen un pop bonito, muy bonito, de fácil y comprensible digestión. Poco amantes del barroquismo sonoro, la música de Manu, Álvaro, Nando, Dumdaca y Viwe llega al corazón. Te hace cantar en la ducha, cuando preparas las tostadas o el café, caminando por el metro o en el propio trabajo ante la curiosa mirada del respetable. Voces, coros, dos guitarras, bajo, percusión y teclados componen la propuesta instrumental de un proyecto nacido hace dos años. Aquellos temas se han hecho mayores ahora, se están independizando y desean volar libres como el viento. Miren hacia arriba. Los confundirán con el azul de las alturas.

Publicado el 7 de junio de 2011 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

John Lennon y la madre que nunca tuvo

Archivado en: música, película, Nowhere Boy, John Lennon, Mother, Marcos Blanco

Quiero recomendaros desde aquí 'Nowhere Boy', la película de Sam Taylor-Wood sobre la problemática adolescencia de John Lennon. Además de ofreceros un artículo que explica el contenido del filme, quiero ensalzar la banda sonora de esta cinta. Aquí, podemos escuchar 'Mother', un emotivo tema de Lennon dedicado a la figura de su madre. Y también a la de su padre. "Madre, tú me tuviste/pero yo nunca te tuve", dice la letra. "Padre, tú me dejaste/pero yo nunca te dejé", añade el mítico músico de Liverpool. La pieza fue incluida en 'John Lennon/Plastic Ono Band' (1970). Su contenido y la forma que tiene el artista de abordar el tema concentran el significado de la película, de todo lo que sintió con respecto a sus padres. Un mensaje para quienes todavía no valoran el tesoro que supone tenerles a nuestro lado.

Publicado el 7 de junio de 2011 a las 11:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD