jueves, 22 de octubre de 2020 00:48 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

El BBK Live 2012, un éxito de público con ciertas sombras organizativas sobre el cartel y los servicios

Archivado en: BBK Live 2012, Kobetamendi, The Cure, Radiohead, Keane, Garbage, cartel, organización, accesos, perspectivas, Marcos Blanco, Melómanos

El BBK Live recibió a 109.178 personas en su séptima edición, todo un récord de asistencia para un festival que tuvo 103.083 espectadores durante el pasado año. Sin lugar a dudas, la presencia de The Cure y Radiohead en el cartel supusieron un atractivo masivo para alcanzar esta cifra. Eso sí, el éxito también se debió a la mayor presencia británica por el giro en la selección musical hacia aquel territorio.

Cartel: Las bandas de Robert Smith y Thom Yorke (sobre todo esta última con casi 40.000 almas) fueron los dos focos de atracción para reventar Kobetamendi. Keane y Garbage estuvieron bien, pero el sábado merecía un nombre mayor. Pese a la importante oferta, la variedad y la calidad no fue tan alta como la del año pasado. El producto británico pesó demasiado. España merece más espacio. Además, la coincidencia de tantos artistas en los diferentes escenarios redujo el disfrute del respetable.

Organización del recinto: Se habla de un posible cambio de ubicación para el festival, aunque todo lo que sea bajar del monte o darle un toque poligonero puede matar su crecimiento. Más que esto, la gente de Last Tour International debería reorganizar los servicios existentes en Kobetamendi para que haya más zonas (y mejor distribuidas) de tickets, sanitarios o recipientes de basura en su interior. Ya sé que el público pierde el civismo con dos copas, pero al menos no podrán alegar escasez. En cuanto a la comida y a la bebida, nada que objetar. Precios razonables y buena calidad.

Accesos: En líneas generales, la subida a Kobetamendi desde San Mamés se realizó con fluidez durante las dos primeras jornadas. Obviamente, si todo el mundo sube en hora punta se tardará más en ascender la montaña. De todos modos, esperar 20 minutos para luego bajarse en 10 y que te dejen a 15 caminando del recinto no tiene mucho sentido. Por cierto, el bus urbano número 58, que se pilla frente a la Ribera, también va para arriba. Otra opción es subir o bajar caminando. Se tarda media hora como mucho de la entrada a Termibus.

Perspectivas: Esperemos que el BBK Live no pierda la cabeza como ha sucedido en el caso del FIB, donde prima más el turista extranjero que el nacional y la fiesta oculta el déficit de bienestar durante cuatro días. Tras siete ediciones, llega el momento del análisis y de marcar las pautas a seguir. Con la subida del IVA para los espectáculos hasta el 21 por ciento, habrá una gran incertidumbre por el precio de los abonos y la oferta propuesta para el próximo año. 

Publicado el 17 de julio de 2012 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El patético lío organizativo en el concierto de los Lori Meyers

Archivado en: Lori Meyers, concierto, sala Joy Eslava, organización

Siempre he creído que con educación y respeto se va a todas partes. A más de uno, sobre todo últimamente en Internet, 'se le va la olla'. Seguramente, no tienen nada más entretenido que hacer con sus vidas. En fin... Lo importante es aclarar ciertos aspectos en relación al concierto que los Lori Meyers ofrecieron el pasado jueves 22 de enero en la Sala Joy Eslava de Madrid. El 'menda lerenda' tenía ganas de ver al grupo granadino y, como periodista en el ejercicio de la profesión, consiguió un par de invitaciones. Siempre me he sentido muy afortunado por hacer lo que me apasiona. Además, por ciertos privilegios que eso conlleva.

Al no comprar la entrada desconocía lo que se podían imaginar tantos seguidores de Noni y compañía. Evidentemente, la mayoría de los asistentes (por no decir todos con alguna excepción como la mía) pensaban asistir a un espectáculo único de los Lori, con telonero, teloneros o quien sea antes de su salida al escenario. Si uno paga 15 o 20 euros por un billete y recibe la contraprestación artística ofrecida por la banda (un 'títere' en manos de la promotora o de quienes hayan organizado tal desaguisado) tiene todo el derecho del mundo a cabrearse. Yo lo haría. Y me cagaría en todo. Así sucedió cuando después de 45 minutos el grupo se dio a la fuga sin despedirse con buenos modos. Si en las entradas ponía 22:30 como hora de comienzo y la historia finalizó a las 23:15, debería caérseles la cara de 'vergüenza', señores promotores. No se puede jugar con la gente. Claro, a ustedes les da igual, pero quienes van a pagar los platos si la cosa no cambia van a ser los artistas. Si ustedes tuvieran conciencia, deberían devolverle el precio de las entradas al personal.

Al desconocer este asunto (entonamos el 'mea culpa'), me quedé un tanto perplejo por los insultos de la peña al acabar el 'show'. "Deberían haber dicho algo para despedirse o hecho algún bis", pensaba. Pues no. En el exterior de la sala, caras largas, mosqueos considerables. Al 'menda lerenda' le dijeron desde la organización del evento que todo comenzaba a las 20 horas. Si en los tickets ponía 22:30... ¿Alguien de arriba me explica esa diferencia si finalmente hubo dos 'teloneros'? Patético. Navegando por Internet y viendo algunos carteles por ahí me defraudó saber que la cita musical se denominaba 'Food&Wine experience', cuyo cartel incluía también a dos bandas como 'Ovni' o 'Yani Como'.

Al igual que sucedió en la sala El Sol el pasado mes de octubre (aquí lo decía su cantante), pensé que estábamos ante otro concierto con el tiempo repartido y, seguramente, con una hora, como máximo, de Lori Meyers. Llegué a las ocho de la tarde a la Joy. Pregunté a miembros de la organización, que tenían mucho lío. No hubo respuesta concreta. Que si a las nueve, nueva y media... Decidí ir a tomar algo con un amigo, regresando a la sala sobre las 9:30. Me sorprendió el gran espacio que había en la pista de la Joy. Sobre las 22:15 aquello estaba lleno. Pusieron la publicidad del evento en las pantallas... y luego pasó lo que pasó.

La promotora debería dar la cara. Todos los que hayan estado implicados en la organización del 'show', Lori Meyers incluídos. Que si los grupos anteriores tocaron más de lo previsto, que si las normas de la Joy obligan a cortar los conciertos a esa hora... La gente que estuvo en el concierto quiere respuestas. Por cierto, 'cerrar' la web del grupo por miedo a las quejas no viene a cuento.

Publicado el 23 de enero de 2009 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD