miércoles, 24 de octubre de 2018 06:12 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Marcos Blanco

Melómanos

El prestigioso anonimato de James Hunter

Archivado en: James Hunter, The James Hunter Six, Minute by Minute, concierto, Teatro Lara, Madrid, Pequeños grandes momentos 1906

A lo lejos, cuando bajaba la Corredera Baja de San Pablo, se intuía el gentío en la puerta del Teatro Lara. Normal. Había muchas ganas de ver en acción a James Hunter con su banda de siempre. Como suele suceder en demasiadas ocasiones, hubo que esperar un buen rato para acceder al recinto y sentir las excitantes vibraciones de este músico británico junto a su banda, pero nos hemos acostumbrado tanto a estas circunstancias que, sobre todo siendo viernes, éstas pasan casi desapercibidas. Mientras esperábamos en el exterior, el gran protagonista de la noche apareció por la puerta, como si fuese un pulpo en un garaje mientras el típico melómano le decía que no se preocupase por el tiempo, ya que llevábamos ya bastante (no sólo en aquel 12 de abril) esperándole por Madrid. Agradecido, se marchó para dentro y procedió a la metamorfosis clásica de quien abajo parece un ser anónimo, pero arriba se comporta como un iluminado divino.

En un entorno precioso, aunque dotado de cadenas en forma de butacas para evitar el contorneo pélvico, Hunter respondió a las expectativas de quienes entienden de esto y de quienes, sin saberlo, aprecian el trabajo artístico de un verdadero ‘showman', una voz personalísima, un guitarrista incandescente y rodeado de instrumentistas fabulosos que generaron una dinámica ensoñadora. Porque escuchar y ver cómo ‘The James Hunter Six' presentaron los temas de ‘Minute by Minute', además de otras composiciones de este inglés risueño, invita a viajar a otra época, aquella en la que el soul, el R&B y el rock levantaban el ánimo desde una postura enérgicamente romántica. Las canciones se deslizaron ante nuestro ojos y por nuestros oídos como sonrisas perennes entre aplausos enrojecidos. El teatro estaba hasta arriba, consciente de la oportunidad, del regalo sonoro que ridiculiza tanta baratija pop digerida por el inconsciente diario. Ese falsete agudo y el movimiento corporal de Hunter superan cualquier revolución tecnológica.

Publicado el 13 de abril de 2013 a las 18:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

James Hunter, una sensualidad añeja de paso

Archivado en: James Hunter, The James Hunter Six, Minute by Minute, concierto, Teatro Lara, Madrid, Pequeños grandes momentos 1906

Si estuviese en la clásica fiesta americana de fin de curso en el instituto con mi copa de ponche en la mano, echaría el resto para sacar a bailar al clásico amor platónico cuando James Hunter entonase ‘Minute by minute'. Probablemente todo esto suene muy cursi, pero hay pocas cosas tan sexuales, sensuales y gratificantes desde una óptica tan rítmica como vocal como este cincuentón británico. La mejor manera de verificar tanto disfrute auditivo tendrá lugar este viernes 12 de abril con su concierto en el Teatro Lara (Madrid, 22:00 euros, 20-22 euros), incluido en el ciclo ‘Pequeños grandes momentos 1906'.

Van Morrison puede equivocarse de gusto textil o gastronómico, pero musicalmente resulta imposible. El ‘León de Belfast' ha sido uno de los grandes impulsores mediáticos en la trayectoria de este cantante, guitarrista y compositor que vendrá a la capital de España para presentar su trabajo discográfico más reciente ‘Minute by minute' (2013), un lujo sonoro creado junto a los músicos (se hacen llamar ‘The James Hunter Six') que le han acompañado durante estas dos últimas décadas. Este álbum llega tras el fabuloso ‘The Hard Way' (2008), un disco de referencia para entender la importancia de Hunter en el soul, el R&B y el rock añejo de los 50 desde que acabó el pasado siglo hasta el actual.

Aretha Franklin, Etta James o Morrison han admirado el trabajo de un artista que recuerda a gente tan incomparable como Sam Cooke y Jackie Wilson. También se pasará por Santiago este sábado 13. Si preguntas en la calle por él, quizá te miren raro. Al escucharle, se les iluminará el rostro. 

 

Publicado el 9 de abril de 2013 a las 21:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Black Light Gospel Choir', cánticos guardados en el alma

Archivado en: música, concierto, Black Light Gospel Choir, Rebeca Rods, Teatro Lara, Madrid, Marcos Blanco

Hace poco os hablaba de Soul Friends Gospel, un grupazo madrileño de gospel, y en esta ocasión abordo el mismo género musical para hacer una mención especial a Black Light Gospel Choir. Sin lugar a dudas, estamos ante uno de los proyectos más importantes de gospel en nuestro país. La cantante, compositora y arreglista Rebeca Rods está al frente de estas voces maravillosas, que hacen vibrar a cualquiera que escuche su disco homónimo.

El álbum ha sido producido por Paco Ortega y publicado por el sello discográfico El Pescador de Estrellas. Pop, soul, funk o rock pasan por el filtro del gospel en todos los temas, ya sean clásicos de siempre (Stevie Wonder, Michael Jackson, Robbie Williams, Leonard Cohen) o míticas composiciones del estilo que les identifica, como la que interpretan en el vídeo. Además, el largo contiene una emotiva canción compuesta por Rods con el título de 'Keep alive my soul'.

La escucha del disco ha producido un impacto tremendo en el alma de quien aquí escribe. Hay alma, corazón, talento y una grabación muy ciudada que recoge todas estas manifestaciones intangibles. Este viernes 27 de mayo actuarán en el Teatro Lara de Madrid. Ellos aseguran que este concierto puede ser el punto de inflexión de un coro que debería tener un largo recorrido, físico y sonoro, por todos los rincones del planeta. Al menos, este melómano intentará que así sea. Ellos lo merecen.

Publicado el 26 de mayo de 2011 a las 20:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ara Malikian, un maestro del violín que enseña música clásica a los más pequeños

Archivado en: música, Ara Malikian, mis primeras cuatro estaciones, teatro lara, madrid, fernando egozcue, con los ojos cerrados, marcos blanco


El violinista libanés Ara Malikian es uno de los más populares de la capital, en nuestro país y también se le conoce en medio mundo. Si no es así en la otra mitad, será porque no han escuchado su virtuosismo instrumental, unido a la empática naturalidad gestual que manifiesta sobre el escenario. Como él mismo dice, vive en una continua gira (observen su calendario por si lo dudan), pero reside en Madrid, donde los domingos ofrece un concierto muy especial en el Teatro Lara: 'Mis primeras cuatro estaciones'. ¿Saben de qué va esto? Se lo cuento.

Durante este espectáculo, Malikian intenta acercar la música clásica a los más pequeños de un modo didáctico y divertido. En este caso, los niños conocerán la figura de Antonio Vivaldi y su obra 'Las cuatro estaciones', una de las piezas de música clásica más conocidas y reconocidas. Se trata de un libro de cuatro conciertos compuestos para violín y orquesta que hace referencia a cada uno de los tiempos en los que se divide el año. Para que los niños se enganchen a la representación, Malikian explica, a través de la narración de Marisol Rozo, los sonetos que Vidaldi redactó para estos conciertos.

Por lo tanto, la palabra introduce y permite una mayor compresión de las piezas musicales que, junto a tres notables músicos, Malikian interpreta posteriormente. A la habilidad técnica que le caracteriza, hay que unirle esa frescura gestual tan necesaria en un estilo encorsetado como la música clásica y unas dotes teatrales para el humor sin palabras que más de un actor desearía tras toda una vida de formación. Según la web del teatro, estará por allí los días 15, 22 y 29. Vayan a verle con sus hijos, sobrinos o nietos si quieren que éstos sepan apreciar la música clásica o si les apetece hacerlo a ustedes. Saldrán encantados.

Además, quiero recordar que el violinista libanés tocará junto al guitarrista argentino Fernando Egozcue los días 5 y 6 de junio en la madrileña sala Clamores para presentar 'Con los ojos cerrados', una continuación del trabajo que hicieron con 'Lejos'. Y es que este hombre no para. Su violín tampoco.

 

 

Publicado el 11 de mayo de 2011 a las 02:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Nocturnos', pop-rock pegadizo desde Alcalá de Henares

Archivado en: música, Nocturnos, David Montijano, David Frutos, Alberto Pastor, Víctor García, Alcalá de Henares, 13 canciones, Teatro Lara, Madrid, Conciertos Sublimes de Vertical Pop, Matiné, Marcos Blanco

Aunque tuvieron mil problemas externos a su voluntad con el sonido en aquel concierto del Teatro Lara, dentro del programa 'Conciertos Sublimes de Vertical Pop' y compartiendo cartel con Matiné, me quedé con un gran sabor de boca tras ver a los alcalaínos Nocturnos. Por eso, fue casi obligatorio coger a la salida una de las copias de '13 canciones' (2010) para profundizar un poco más en el conocimiento sobre la banda que forman David Montijano (voz y guitarra), Víctor García (guitarra, teclados y voz), David Frutos (batería) y Alberto Pastor (bajo).

Cuando escuchas '13 canciones' concluyes que este grupo, formado en 2003 y que ha hecho muchos kilómetros y escenarios, merece una mayor notoriedad en el panorama musical español. 'Astronautas', el tema que aparece en el videoclip anterior, representa a la perfección el tipo de sonido creado por este cuarteto. Una mezcla de la música española de los 60 y 70 con pinceladas más modernas. Pueden recordar a Lori Meyers, pero tampoco demasiado. El citado tema también sirve de metáfora sobre los mensajes líricos escondidos bajo sus melodías. 'Felicidad' o la divertidísima versión de 'Lost in the Supermarket' de The Clash se pegan y hacen piruetas en tu interior. Espero que os gusten.

PD: Aquí puedes bajarte material sonoro de Nocturnos y este es su MySpace

 

 

Publicado el 15 de abril de 2011 a las 16:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Impuntualidad y desorden horario, malas costumbres 'musicales'

Archivado en: música, conciertos, impuntualidad, horarios, Niño y Pistola, La Iguana Club, Dinero, El Sol, L.A., sala Caracol, Amparo Sánchez, Teatro Lara, Matiné, La boca del lobo

imagen

Espero que sólo sea una mala racha o el fruto de varias casualidades consecutivas, porque atisbo cierta tendencia al retraso, a la impuntualidad y desorden horario en los eventos musicales. Queridos programadores y artistas, el tiempo es oro. Para todos.

El pasado viernes acudí al concierto de Niño y Pistola en la sala La Iguana Club de Vigo. Según el MySpace del grupo, la hora prevista para el espectáculo eran las once de la noche. Según el Faro de Vigo, la cita comenzaba a las doce. La sesión arrancó tarde con Aerostato, los teloneros, y la banda principal se puso a tocar pasada la una de la madrugada. Un día antes, sucedió lo mismo en el Teatro Lara (Madrid) con el evento de Amparo Sánchez. Su web y diferentes páginas en Internet advertían que a las 22 horas tendría lugar la cita. Nada más llegar al teatro, supe que hasta las 22:30 estaría de brazos cruzados. Esto también me ha pasado en el concierto que los Dinero ofrecieron en la sala El Sol (Madrid), en el eterno retraso de los L.A. dentro de la sala Caracol (casi una hora) o antes del último conciertazo que dieron los Matiné en La Boca del Lobo. La música sonó 45 minutos después de la hora prevista. Demasiados ejemplos, casi todos recientes, para argumentar una fea costumbre.

Así como las funciones en las salas de cine tienen una hora de comienzo, los espectáculos teatrales actúan de la misma manera y los museos suelen ser rigurosos en este aspecto, la música tiene que comportarse de forma educada, quitándose algunas etiquetas relacionadas con el orden desordenado frecuente en sus modos profesionales. ¿A quién corresponde la culpa de estos errores? Exceptuando los conciertos masivos, para los que hace falta pagar un pastón en una entrada, o esos realizados en grandes aforos (estadios, pabellones, recintos emblemáticos), la puntualidad brilla por su ausencia, así como la coordinación de las diferentes informaciones relacionadas con los horarios.

Evidentemente, cuando uno acude por la noche a un recinto para ver a su artista favorito, no le otorga demasiada trascendencia a este asunto. Si vas acompañado de muchos amigos, las charlas y el consumo en la barra (motivo que puede propiciar estos retrasos) amenizan la espera, pero quienes frecuentan las salas de conciertos no deberían escapar a la análisis. Los fines de semana o vísperas de festivos, tampoco fastidia, pero entre semana el personal tiene el tiempo calculado para madrugar al día siguiente. Al y al cabo, el tiempo es oro, un bien valioso, para todos, además del respeto que envuelve a toda esta reflexión.

Entiendo que mi queja no es una pataleta, sino un derecho, ya pagues el importe del espectáculo o acudas como informador a cubrir el susodicho evento. Un poco de orden en este sentido ayudaría a mejorar la imagen de la música, que ya tiene muchos sambenitos a su alrededor como para añadirle uno más.

 

Publicado el 29 de marzo de 2010 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Amparo Sánchez ahuyenta los males

Archivado en: música, concierto, Amparo Sánchez, Teatro Lara, Madrid, Tucson-Habana

imagen

El amplificador de su guitarra no funcionaba correctamente durante la primera canción. Entonces, Amparo Sánchez se dispuso a contar una historia. Llegó a Madrid en 1995 para vivir en un piso situado entre la calle Ballesta y Corredera de San Pablo. Al ver la zona en la que iba a vivir, su padre le preguntó. "Hija, ¿de verdad tú crees que esta es una buena calle para vivir?". Tranquilo papá, esto es sólo para empezar, le contestó la hija. Risas entre el público. Quince años después, la artista que se hizo popular con Amparanoia, ha aparcado su versión más festiva y bailonga para ponerse íntima, personal. Tras la publicación de ‘Tucson-Habana', su primer disco con el nombre musical de Amparo Sánchez, comenzó el 13 de marzo en Bilbao una gira con la que recorrerá España y media Europa. Dentro de esta programación, la andaluza se instaló durante tres noches en Madrid para enseñar sus canciones en un espacio tan histórico como el Teatro Lara, idóneo para este renovado estilo sonoro.

Jordi Mestres (contrabajo), Kaki Arkarazo (guitarra), Óscar Ferret (piano), José A. Varona (trompeta), su hija Cari Rosi (chelo) y Carlos Falanga (batería) acompañaron a Amparo Sánchez sobre el escenario, quien, una vez superados los problemas técnicos iniciales, dio paso a un recital brillante, suave, en el que su voz le cantó a cada uno de los presentes como si fuese el único espectador de la sala y definido por unas armonías melódicas persuasivas, ante las que caes embobado, contemplativo. Hubo tiempo para saborear las letras, escuchar con atención los paisajes instrumentales de 'Tucson-Habana' e incluso todos fuimos cubanos dando palmas.

El último concierto de la serie madrileña, celebrado el jueves 25 de marzo, tuvo un desarrollo cálido, agradable, aunque hubo varios instantes superlativos. La fuerza sentimental de 'Mi suerte' clarifica porqué Amparó lloró tanto durante su composición, 'La parrandita de las santas' propuso una cadencia músical vibrante, 'Mujeres sin miedo' recordó una dolorosa realidad y, sin lugar a dudas, 'La gata sobre la lluvia' se llevó el mayor número de aplausos. "Fue una canción que me buscó a mí. Es un tema que de pequeña he escuchado en la voz de Rocío Durcal. Me llamaba mucho la atención la letra, me hablaba. Es una canción muy peliculera. Con el paso del tiempo, de pronto apareció de una manera persistente. La escuchaba en lugares muy diferentes, sin relación entre ellos", comentaba Amparo un día antes de este concierto. Con la compañía instrumental de Óscar y Cari, aquello sonó bárbaro.

Con la gente haciendo los coros (los hombres decían 'el apagón' y las mujeres 'mi amor') en 'Apagón en la Habana', tema definitivo del espectáculo, finalizó una velada inolvidable, que ensalza el reciente rumbo artístico tomado por Ámparo. Definitivamente, sus canciones ahuyentan los males.

Enlaces relacionados:

-Artículo sobre el disco 'Tucson-Habana' en Melómanos

-MySpace de Amparo Sánchez

 

Publicado el 26 de marzo de 2010 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marcos Blanco

Marcos Blanco

Vigués. Gallego. Periodista 'todoterreno'. Entusiasta de la vida. Melómano. Loco del deporte. Celtista. Enérgico. Radiofónico. Así es Marcos Blanco, periodista que actualmente colabora en el Grupo de Comunicación Gente  con este blog, que nació un 19 de noviembre de 2008 con un 'post' sobre Jamie Cullum.

 

Esta web ha funcionado durante todo este tiempo como una banda sonora diaria, repleta de canciones que nos hacen amar la vida. Recuerdos, descubrimientos, opiniones, novedades, entrevistas o crónicas de conciertos han formado parte de 'Melómanos' y seguimos en la brecha:

 

marcosblancohermida@gmail.com

 

Enlaces

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD