domingo, 16 de junio de 2019 23:45 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Patricia Costa

Asuntos pendientes

Los afectados por la hipoteca buscan ya un nuevo punto de acampada

Archivado en: madrid, acampada Bankia, afectados por la hipoteca, desalojo

Después de 108 días de protesta, y de varias daciones en pago y alquileres sociales alcanzados, la acampada pacífica de afectados por la hipoteca situada frente a la sede de Bankia, en la plaza de Celenque de Madrid, ha llegado a su fin, aunque no voluntariamente. A las cuatro y media de la madrugada, el pasado jueves, la Policía Nacional desalojó a las únicas dos personas que permanecían en el asentamiento haciendo guardia, Luis Domínguez y Manuel López, menos de lo habitual por las bajas temperaturas.

Pero, mientras fuentes policiales aseguran que la intervención se produjo sin incidentes ni detenidos, desde la acampada lo niegan. "No fue algo pacífico y se llevaron todas nuestras pertenencias. Lo hicieron como ladrones, por la noche, porque saben que a la luz del día estamos más. Además, había como unos cincuenta agentes para hacer frente a sólo dos personas", explica Gladis, una de las participantes en la protesta. Carlos, otro de los afectados, apunta que la Policía "ha barrido con todo. Toda la comida, los enseres e incluso la documentación, que han rescatado luego unos compañeros. Ha sido un desalojo a la fuerza y los han tratado de malas formas".

Al cierre de esta edición, varios de los involucrados en esta acción se encontraban reunidos para establecer un nuevo punto de acampada frente a otra entidad financiera. "La lucha no se acaba aquí, ahora seremos más fuertes, porque esta acampada ha sido un referente. No pararemos hasta que no cambie la ley", advierte Carlos, que pelea por que su hija, parada de 33 años, consiga la dación en pago. "Ahora siento una impotencia total, pero seguiremos adelante. De momento, la tienda de disfraces situada frente a Bankia nos permite estar en la acera que le pertenece", añade Gladis, que lucha igualmente por la condonación de su deuda.

La acampada comenzó en septiembre de 2012, cuando un afectado por desahucio se declaró en huelga de hambre frente de la entidad financiera. A él se sumaron posteriormente otras personas pendientes de la ejecución de su desalojo, recibiendo el respaldo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, voluntarios, abogados... Todos ellos acordaron permanecer en la plaza de Celenque hasta ver cumplidas las diferentes reivindicaciones de dación en pago y alquiler social de su vivienda, habiéndose conseguido algunas de ellas en este tiempo.

Publicado el 8 de febrero de 2013 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

"Ya tengo mi alquiler social, pero debo pelear por el resto"

Archivado en: bankia, desalojos, desahucios, hipoteca, crisis, vivienda

Un inocente aplauso, agradeciendo a un compañero la comida y las mantas que ha traído a la Plaza de Celenque, pone en alerta a los antidisturbios que desde hace días vigilan la acampada pacífica de unos sesenta afectados por la hipoteca frente a la sede de Bankia. Piden la dación en pago, la condonación de la deuda, y alquileres sociales. Y, de momento, "la cosa va bien. Se han parado tres desahucios y se han concedido al menos dos daciones en pago. Estoy muy contento con lo que está sucediendo", explica Carlos, que tras avalar la vivienda de su hija, en Pinto, solicita una de esas daciones.

Todavía más sonriente nos encontramos a Luis, de Parla. "Me acaban de conceder un alquiler social por cinco años, de 250 euros mensuales. Yo ya lo tengo resuelto, pero hay que pelear por los problemas de todos", aclara. "No soy el único. Hoy mismo acaban de darle el alquiler social a otros compañeros", apunta. Se refiere a José, inmigrante peruano residente en Valdemoro y padre de tres hijas. Un alquiler social de 280 euros le permitirá mantener su casa y frenar su desalojo. Gloria, una colombiana que vive en Torrejón de la Calzada y que fue desahuciada recientemente, ha conseguido un alquiler de 200 euros; Robinson, nigeriano con hijos y nietos a su cargo, pagará 315 euros; y Lourdes, ecuatoriana, 375. Estos primeros éxitos de la acampada se produjeron tras un breve encierro de varios activistas en una sucursal de Bankia ubicada en Gran Vía, el pasado miércoles; tal y como ocurrió la pasada semana en otra sede de la calle Alcalá.

Y mientras el Gobierno central estudia cómo solucionar el aumento de los desalojos, pactando con los bancos y sin modificaciones legales, tal y como han publicado algunos medios de comunicación esta semana; en el campamento de Bankia aguardan soluciones otros afectados como Mónica, ecuatoriana vecina de La Elipa y con dos hijos menores. "Yo ya he dejado de pagar el piso hace un año. Fue subastado hace una semana y ahora espero el desahucio", señala.

Como ella, Gladis, peruana residente en Ciudad Pegaso, lleva quince años en España. "Yo vine con un contrato, cotizo desde el primer día, y tengo derechos, por eso estoy aquí", afirma esta última, aclarando que "mi subasta ha sido en septiembre. De momento está desierta, pero el banco se lo va a adjudicar a corto o largo plazo. ¿Quién va a comprar un piso a estas alturas?".

Todavía más dramático es el caso de Inma, que participa en los turnos de la acampada en apoyo a su hermana, española de 48 años residente muy cerca del 12 de Octubre. "Su pareja la maltrató, la abandonó y ahora no puede hacer frente a hipoteca. Todo esto le ha generado problemas de salud y ahora es pensionista, con tres hijos a su cargo, el menor de seis años. Su casa ya ha sido subastada y está esperando, como todos los que ves por aquí", concluye.

Publicado el 2 de noviembre de 2012 a las 08:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Patricia Costa

Patricia Costa

Asuntos Pendientes. ¿Cuántos tienes tú? En este blog recogeré mi punto de vista y breves reportajes sobre temas sociales y todo tipo de desigualdades, centrándome especialmente en la mujer.

Nací en Redondela (Pontevedra), en 1981. Soy doctora por la Universidad de Vigo (con la tesis 'El tratamiento de la violencia machista y la lucha por la igualdad en la radio pública. Análisis del programa 'Tolerancia Cero' de Radio 5. Propuesta de modelo'), Master en Radio por la Universidad Complutense de Madrid y licenciada en Publicidad y RR.PP (UVIGO). 

Comencé en Radio Galega, en Deportes, y desde 2007 soy colaboradora de Radio Nacional de España. Actualmente trabajo en los espacios 'Abierto hasta las 2' (Radio 1), 'Tolerancia Cero' y 'Tendencias', ambos en Radio 5. Además, soy redactora del semanario Gente en Madrid desde 2006, en este momento cubriendo la información relativa a la capital.

En 2009 gané el premio Carmen Goes de Periodismo en la modalidad de Radio por un reportaje sobre la ablación que podéis escuchar en este programa de Tolerancia Cero.

Y en junio de 2013 el XV Premio Tiflos de Periodismo de la ONCE en la modalidad de radio por un reportaje sobre los recortes en la universidad.

Por otro lado, la Academia de la Radio otorgó a 'Tolerancia Cero' el premio Teresa de Escoriaza en febrero de 2014.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD