domingo, 29 de noviembre de 2020 06:17 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Patricia Costa

Asuntos pendientes

"Son jóvenes que tiran del grupo para desencadenar su violencia"

Archivado en: javier urra, violencia, barrio del pilar, fiestas, disturbios, policia

imagen

"Hay mucho cobarde que aprovecha el grupo para tirar la piedra, mucha desresponsabilización". Esta es la principal conclusión que Javier Urra extrae de los disturbios ocurridos el pasado fin de semana en las Fiestas del Pilar, que se saldaron con 11 detenidos -dos menores- y 37 heridos, varios de ellos policías.

El psicólogo, que ha desarrollado su trayectoria en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados de Menores de Madrid (desde 1985), y que fue Defensor del Menor en la Comunidad entre 1996 y 2001, se suma así a la opinión de Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en la capital, quien mostró su preocupación por tratarse de "una actitud violenta protagonizada por gente joven, de entre 16 y 28 años".

Un perfil que, según Urra, se corresponde con el de "jóvenes asqueados con ellos mismos, que quieren tener derechos pero que no asumen responsabilidades. Suelen tener bajo nivel de formación académico y emocional".

Por su parte, José Antonio González, concejal del distrito Fuencarral-El Pardo, aclara que "la mayoría de los detenidos no son ni de la ciudad de Madrid y algunos tienen antecedentes".

Los hechos comenzaron sobre las 4.30 horas, en la madrugada del domingo, cuando dos agentes municipales de paisano socorrían a una joven que estaba siendo atacada en Monforte de Lemos. Según fuentes policiales, los agentes se vieron rodeados, pidieron apoyo a la Policía Nacional, y ésta fue recibida violentamente. Lo ratifica Ana Unanyan, vecina de la calle Melchor Fernández Almagro. "Lo vi todo desde la terraza del salón. Según salieron los policías empezaron a echarles piedras, que por cierto también cayeron en los coches aparcados. El mío se salvó por poco. Al rato llegaron los antidisturbios, pero antes le plantaron fuego a dos contenedores. Pasamos miedo", explica.

Al margen de la falta o no de policías, denunciada por el PSOE, para Javier Urra el problema de raíz en estos conflictos se basa en la impunidad existente. "Es muy difícil probar las heridas de un policía, y entonces estos casos se diluyen. Por otro lado, existe cierta devaluación de la autoridad. Yo veo entrar en los juzgados a menores con las manos en los bolsillos que tratan de tú al juez. Hay que educar", denuncia el experto.

Todos los arrestados mayores de edad fueron puestos en libertad el pasado martes. Los tres que tuvieron una actitud más agresiva tendrán que acudir al juzgado todos los lunes, y los menores detenidos han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.

El 'botellón', un "problema previo"
Para Miguel Ángel Ordinas, presidente de la AV La Flor, "hay un problema no resuelto previo a todo lo ocurrido, que es el botellón. Lo demás son anécdotas. Hay que actuar antes". Critica también "la actitud poco responsable de la Policía", teniendo en cuenta el estado de embriaguez de la mayoría.

Publicado el 19 de octubre de 2012 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Lotfi El-Ghanduri: "Al HUB le llaman el Facebook físico"

Archivado en: hub madrid, emprendimiento, trabajo, zona franca, ayuntamiento de madrid, barrio de las letras

imagen

Un antiguo garaje en la calle del Gobernador, con capacidad para unos quince coches, dejaba paso en 2010 a la llegada de HUB Madrid, una comunidad internacional de innovadores sociales que el pasado martes acogió la presentación de la primera Zona Franca de Industrias Creativas y Culturales en España.
A través de esta iniciativa, ampliamente conocida en países como Francia, Reino Unido o EE.UU., el Ayuntamiento anunció una exención de impuestos (basuras, vados, circulación, construcciones...) hasta 2015 que alcanza los 5.000 euros anuales y que se dirige a las pymes del sector que se encuentren en el Barrio de las Letras. En ella ha colaborado el propio HUB y la Asociación de Comerciantes de la zona.
"un proyecto humano"

En el HUB nos citamos con Vicent Rosso, Country Manager de BlaBlaCar en España y Portugal, una especie de red social que conecta a quienes buscan compartir vehículo en sus traslados. Esta es su sede desde hace dos años, cuando sólo había instaladas unas treinta personas. Ahora, HUB cuenta con 300 emprendedores conectados además con los 5.000 miembros de los 31 HUBS repartidos por el mundo. "Estuve un tiempo trabajando desde casa, pero necesitaba el contacto con los demás, compartir mi trabajo, y el HUB me dio eso. Me permitió ver cómo otros se movían en temas de comunicación o de marketing, y eso me enriqueció", explica Rosso. "HUB es un proyecto humano, y el emprendimiento de mañana sólo se puede entender poniendo en común el conocimiento", añade.

En la pared, mientras charlamos con el mexicano Max Oliva, director del HUB, observamos una resolución de 1962 pintada en la pared del reconvertido garaje. Él, junto a otras siete personas, dos de ellas españolas, los hermanos José y Pablo Almansa, fundó este espacio en 2010, inspirado en el HUB londinense, abierto en 2005. "No queríamos pensar sólo en hacer dinero, y nos une la innovación social, proyectos que buscan un impacto medio ambiental, cultural...", confiesa.

Otro de los cofundadores de HUB Madrid es el marroquí Lotfi El-Ghanduri, que participa también en el desarrollo de otros HUB en Túnez, Palestina, Haití o Montreal, entre otros. "Nos llaman el Facebook físico, porque un HUB es un conector de emprendedores, a diferencia de un espacio de 'coworking', que lo considero una biblioteca", subraya. Más información sobre esta comunidad en la web Hubmadrid.com.

 

Publicado el 5 de octubre de 2012 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Revalorizando el barrio

Archivado en: basurama, madrid, barrios, san cristobal de los angeles, obra social caja madrid

imagen

Una zona embarrada en pleno barrio de San Cristóbal de los Ángeles, justo bajo la plataforma de nueve carriles de la Avenida de Andalucía, se convertirá muy pronto en un espacio abierto vecinal especialmente dirigido a los más jóvenes.

De la revalorización de este recurso local se encarga Basurama, un colectivo formado por arquitectos que trabaja desde hace una década dando un nuevo uso a lugares abandonados y a materiales residuales, recuperando al mismo tiempo la capacidad de las personas para retomar su entorno.

Este proyecto, que forma parte de la iniciativa 'Autobarrios', ideada por Basurama, lo respaldan Obra Social Caja Madrid (que aporta la financiación principal), pero también y sobre todo, un gran número de asociaciones presentes en el barrio desde hace años, como La Unidad o La Chimenea, aparte de Educación, Cultura y Solidaridad y los trabajadores "de calle" que pertenecen al Programa Integral de Convivencia y al Programa de Atención Continuada del Ayuntamiento de Madrid. Sin olvidarnos de la Asociación de Empresarios del Polígono La Resina, que donarán parte de los materiales necesarios para recuperar el sitio.

Gestión de recursos

"Se trata de revalorizar y volver a aprender a gestionar los recursos locales para hacer y construir lo que soñamos. En el caso de San Cristóbal, intentamos crear un espacio vecinal para los jóvenes de quince años para arriba, faltos de lugares donde desarrollar actividades", explica Sarah Fernández Deutsch, colaboradora en el proyecto 'Autobarrios' de Basurama. "La idea es que sean conscientes de que ellos pueden generar barrio para ellos y para el resto de vecinos. Lo que vamos a hacer es recuperar una zona que se encuentra en estado de semi abandono, con la ayuda de los jóvenes desde el diseño y generación de deseos hasta la habilitación final, apunta Juan López-Aranguren, miembro del colectivo.

Uno y otro insisten en que los jóvenes son aquí los protagonistas, y las asociaciones de este barrio, que siempre ha tenido una fuerte identidad, las que luchan con ellos cada día. "Nuestra labor es proporcionar un escenario donde las actividades que ya llevan a cabo puedan desarrollarse de forma distinta, y el 'feedback' con los chavales ha sido estupendo de momento, facilitado por las propias asociaciones", matiza López-Aranguren.

Mobiliario urbano

Otro de los objetivos radica en dotar a dicho ambiente de mobiliario urbano, convirtiéndolo "en un espacio atractivo, con colores, luces, y con un suelo transformado donde poder tener desde una zona de juego a una zona de estancia", añade Juan.

Para ello parece fundamental contar con la colaboración de los empresarios del entorno. "La suerte de este barrio es que tiene cerca un polígono industrial con muchísimas compañías que hacen todo tipo de servicios y a las que les interesa mucho participar en este proyecto", reconoce Sarah, entendiendo el polígono como una oportunidad y como un beneficio para los empresaros, que se integran así en el barrio, no como un lugar de conflicto, sino de cooperación.

Algunos ejemplos de esa reutilización de materiales se basan en construir un campo de juegos con neumáticos, un volumen donde generar actividades con bolsas de plástico, o estructuras y fachadas con palés. Todo ello teniendo en cuenta que "hay que cambiar la mirada y utilizar estos materiales de forma distinta", subraya Juan.

Algo que ya se ha hecho en el barrio. "Para demostrar a la gente que puede construir objetos acabados de calidad con los materiales del entorno y con sus propias manos, hemos construido mobiliario urbano con neumáticos y hemos creado una zona de sombra con lonas de segunda mano, todo ello en la plaza de Los Pinazo, un lugar de paso entre el área comercial y muchas viviendas. Los neumáticos se hicieron para esa zona, parte se han destinado a Casa San Cristóbal, y podrían ir incluso a colegios del entorno", expone López-Aranguren.

Falta de mentalidad

Sin embargo, y aunque en países como Alemania, Suecia o Berlín crece el interés por la reutilización, desde Basurama se quejan de que "en Madrid no hay una mentalidad asumida ni una política que haga esta apuesta de futuro, por la creatividad", advierte, destacando que "en cambio, recientemente, tuvimos aquí a dos profesores de Washington para que les asesorásemos en trabajar con materiales". Por otro lado, argumentan que se trata de un proyecto necesario en cualquier barrio "porque crea comunidad y eso se ha ido perdiendo por nuestra forma de vida. Se ha perdido la calidad de lo público. Antes se veía a cualquier señora bajándose la silla a la calle, ahora esta casi prohibido. Toda iniciativa común depende de aprobaciones y al final los espacios pierden mucho de imaginario colectivo", concluye Sarah.


Sombras hechas con lonas de anuncios

Lonas procedentes de espacios publicitarios o exposiciones han servido para crear un espacio de sombras en la plaza de Los Pinazo. "Son muchas las personas que pasan por ahí, y servía de parada sobre todo para los mayores del barrio", recuerda Juan López-Aranguren.

"El proyecto 'Autoparques' puede formar parte del propio proceso pedagógico, de las clases"

Dentro de la línea de trabajo que busca construir cosas por uno mismo y controlar el entorno, Basurama desarrolla otra iniciativa, 'Autoparques', que trabaja con la comunidad escolar (alumnos, padres y profesores) para dar respuesta a las necesidades de los centros empleando recursos locales, creando huertos verticales o zonas de juego. "Esta idea, que puede formar parte del propio proceso pedagógico, de las clases, la llevamos a cabo con colegios de la Fundación Hogar del Empleado. Hemos tenido ya una experiencia en el Colegio Lourdes (al lado de la Casa de Campo) y en otros centros de la periferia de Madrid", comenta Juan.

En el Colegio Lourdes, Basurama trabajó para construir un huerto vertical, pero en otros centros les han pedido desde un espacio cubierto pero al aire libre hasta una zona de sombras. "Nos acaban de contactar de una guardería de Fuenlabrada donde nos piden cómo hacer juegos para niños con los recursos locales", aclara.

Comisariar la Noche en Blanco, 'un reto'

Uno de los grandes retos de Basurama fue comisariar la Noche en Blanco en 2010. "En vez de crear un 'chill out' para unas horas, construimos elementos de juego (columpios, toboganes) que hoy están en la Cañada Real (...) También planteamos recuperar solares abandonados como el Campo de Cebada, en la Latina, que lleva dos años activo", indica Juan.

Más información sobre este colectivo en Basurama.org.

Publicado el 5 de octubre de 2012 a las 08:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Larga lista de espera en San Fernando

Archivado en: mercado municipal, lavapies, madrid, san fernando, libros, la casqueria, malugu, comercio justo, barrio

Cuarenta personas aguardan, en riguroso orden de lista, para instalar su negocio en el resurgido Mercado de San Fernando, en Lavapiés. Pero, de momento, en su semana de reinauguración, prevista del 10 al 18 de noviembre, participarán los 55 comercios ya establecidos, 20 de ellos estrenados a lo largo de 2012. Al lado de puestos tradicionales como la pollería de Enrique, que funciona desde hace dos décadas, se unen ahora los libros al peso de La Casquería, el comercio justo de Malugú, la comida vegetariana de La Republicana o los arquitectos de PEC (Puesto En Construcción), entre otros.

Además, se busca titular para la pescadería, y se espera la próxima apertura de una tienda de productos griegos en el número 33, aparte de un restaurante de 600 metros cuadrados-para verano de 2013, aunque pendiente de licencias municipales- ubicado en la planta superior, donde antiguamente continuaba el mercado y donde en 2005 se colocó un centro de salud. "En la parte de arriba había puestos más económicos y esta era para los ricos", recuerda Ángela, de 78 años, vecina del barrio.

Sin embargo, esos negocios a los que se refiere, comenzaron a cerrar a finales de los ochenta. Por otro lado, explica Víctor Alonso, gerente del mercado, "en estos años atrás realizamos un proyecto que no pudo ejecutarse por falta de financiación. Una mediana superficie llegó a acuerdos con los comerciantes para que dejasen algunos locales vacíos y así entrar. Luego, estos no quisieron volver". Para ocuparlos de nuevo, reconoce, "dimos toda libertad, y el resultado es la mezcla que ves, perecederos junto a bodegas de vino a granel o cervezas artesanales, puestos que antes no existían". Al margen de su reinauguración y buscando un mayor tráfico de clientes, el mercado colaborará en la iniciativa gastronómica Tapapiés del 17 al 27 de octubre.

Enrique, dueño de la pollería que lleva su nombre, apunta que "los mercados municipales no puden competir en cuestión de horarios, pero sí en calidad de trato. Ahí somos infinitamente mejores". Con él coincide Rita, su clienta, que vive en esta zona de Madrid desde hace trece años. "En el mercado la compra sale mas económica y la atención es diferente". "No cambio a mi carnicero, me corta los filetes finos, para los niños, eso no ocurre en un supermercado", explica Lourdes mientras hace su pedido.

En los nuevos locales nos encontramos a Silvia, voluntaria de Malugú, una asociación de cooperación al desarrollo que vende artesanía procedente de un proyecto llevado a cabo en Ghana. "Hemos abierto aquí porque era más asequible y porque apostamos por volver a la vida de barrio". Las mismas razones da Ana, socia de La Casquería, un comercio que levantó su reja hace hace seis meses para vender al peso libros de segunda mano (10 euros/kilo). "No hay apoyo institucional ni a lo público ni a las iniciativas sociales. Los mercados son la oportunidad ahora de poner a funcionar la cooperación y la economía social, más allá del beneficio económico". Sobre la renovación del mercado, apuesta porque vuelva a funcionar "como una plaza pública, un punto de reunión para que la gente pueda encontrarse".

Publicado el 28 de septiembre de 2012 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Extraña muerte en el Centro de Menores Teresa de Calcuta (Brea de Tajo)

Archivado en: brea de tajo, centro de menores, ramon barrios

imagen

Ramón Barrios, de 18 años, cumplía su tercer fin de semana de internamiento en el Centro de Menores Teresa de Calcuta (Brea de Tajo). Le faltaban otros nueve fines de semana de castigo por haber cometido varios delitos -"pequeños hurtos", según la familia- cuando aún no tenía la mayoría de edad.
Su madre, Esther, y su tío, Sixto, le acompañaron el viernes hasta el centro. "Iba cantando en el coche, con su música y con un bote de Coca-Cola, junto a otro compañero", explica su progenitora, vecina de Villaverde Alto. Pero a mediodía del sábado, ambos recibían la mala noticia: Ramón había fallecido en las dependencias del centro, presuntamente por una parada cardiorespiratoria. A partir de ahí y hasta el cierre de esta edición, las contradicciones se sucedieron unas a otras.

Al recibirnos en su domicilio, en la calle de Calamocha, Sixto se apresura en mostrarnos las fotografías del cadáver de su sobrino. "Las marcas de la cara y de la oreja no son normales", señala. "Según el cuerpo cambiaba de temperatura (...) y el maquillaje iba desapareciendo, en el rostro de Ramón aparecían signos de posible violencia. Los ojos tenían rasgos de haber sido golpeados, en el cuello han aparecido marcas de arañazos (...)", explican los amigos del joven en un comunicado.

Por este y otros motivos, los familiares de Ramón deciden solicitar una segunda autopsia, pendiente de autorizar por el titular del juzgado número 2 de Arganda del Rey, que sigue a la espera de los resultados del primer informe. Mientras tanto, en la tarde del jueves Esther intentaba tramitar los documentos necesarios "para que el Ayuntamiento se haga cargo de los gastos" de conservar el cadáver hasta que se realice esa segunda autopsia.

Mientras llega ese momento, unos y otros formulan hipótesis sobre las posibles causas de la muerte. "No digo que le hayan querido matar, pero sí que se les fue la mano. Pienso que Ramón sufrió represalias, porque el fin de semana anterior le habían pillado fumando en la celda. Él ya entró con miedo. Me dijo: 'Tío, esto va a tener consecuencias'. Y así fue: 'Ahora sí que vas a saber cómo se trata a un perro', le dijeron el viernes nada más poner un pie en Brea de Tajo", confiesa Sixto, con una profunda mirada.

El pasado miércoles, varios chicos que ese fin de semana residían en el centro, se acercaron al domicilio de Ramón. "Uno vio a personal machacando algunas pastillas en un vaso", revela Esther. "Y el chico de la funeraria nos comentó que cuando recogieron el cuerpo tenía síntomas de sobredosis", apunta el tío de Ramón, mientras sus amigos insisten en que no tomaba ningún tipo de droga dura. Ahora sólo queda esperar a esa segunda autopsia y a que se haga justicia. Ramón cumpliría el mes que viene 19 años. Descanse en paz.

Concentración en Ciudad Lineal
Los amigos y familiares de Ramón se concentrarán este viernes (12:00) en la calle Albasanz, 2 (Metro: García Noblejas) para pedir justicia por su ser querido y para aclarar las circunstancias de su muerte. En un comunicado destacaron el trato "inhumano y distante" del personal del centro donde Ramón falleció cuando su madre y su tío se acercaron al mismo, el 9 de julio.

Investigación interna abierta
Al margen de la investigación penal, la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, anunció este miércoles que se ha abierto una investigación interna para aclarar lo sucedido en la muerte de Ramón Barrios. Por su parte, la nueva directora de la Agencia para la Reeducación y la Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid, Regina Otaola, aseguró que "se han cumplido todos los protocolos y la profesionalidad de los servidores del centro está aprobada".

Publicado el 14 de julio de 2011 a las 19:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Patricia Costa

Patricia Costa

Asuntos Pendientes. ¿Cuántos tienes tú? En este blog recogeré mi punto de vista y breves reportajes sobre temas sociales y todo tipo de desigualdades, centrándome especialmente en la mujer.

Nací en Redondela (Pontevedra), en 1981. Soy doctora por la Universidad de Vigo (con la tesis 'El tratamiento de la violencia machista y la lucha por la igualdad en la radio pública. Análisis del programa 'Tolerancia Cero' de Radio 5. Propuesta de modelo'), Master en Radio por la Universidad Complutense de Madrid y licenciada en Publicidad y RR.PP (UVIGO). 

Comencé en Radio Galega, en Deportes, y desde 2007 soy colaboradora de Radio Nacional de España. Actualmente trabajo en los espacios 'Abierto hasta las 2' (Radio 1), 'Tolerancia Cero' y 'Tendencias', ambos en Radio 5. Además, soy redactora del semanario Gente en Madrid desde 2006, en este momento cubriendo la información relativa a la capital.

En 2009 gané el premio Carmen Goes de Periodismo en la modalidad de Radio por un reportaje sobre la ablación que podéis escuchar en este programa de Tolerancia Cero.

Y en junio de 2013 el XV Premio Tiflos de Periodismo de la ONCE en la modalidad de radio por un reportaje sobre los recortes en la universidad.

Por otro lado, la Academia de la Radio otorgó a 'Tolerancia Cero' el premio Teresa de Escoriaza en febrero de 2014.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD