miércoles, 17 de julio de 2019 05:32 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Patricia Costa

Asuntos pendientes

Campamento Feminista para erradicar la desigualdad y la violencia en Haití

Archivado en: haití, campamento feminista

imagen

En el anterior post os hablé acerca de las violaciones y abusos que se están cometiendo en Puerto Príncipe tras el terremoto, y de los proyectos propuestos para solucionar esta situación. Hoy os puedo anunciar que el Campamento Feminista Internacional es ya una realidad en medio de una tragedia que se ha llevado por delante, al menos, a 200.000 personas.

Pasan los días. Poco a poco nos olvidamos. Porque el telediario ya no nos entrega la noticia masticada, porque ya hemos visto demasiadas imágenes desoladoras -ante las que ya ni nos inmutamos-, y porque ya nos han dado demasiada lástima. Mientras tanto, Haití sigue admirablemente paciente, pidiendo ayuda.

Poco a poco, muy lentamente, demasiado diría yo, la ayuda llega. En este caso, la centrada en mujeres y niñas, de la mano del Campamento Feminista Internacional 'Myriam Merlet, Anne Marie Coriolan y Magalie Marcelin', que recuerda a las tres feministas fallecidas en el terremoto el pasado 12 de enero, y de las que también os he hablado.

Esta iniciativa pretende poner fin a la desigualdad y a la marginación que sufren las mujeres en este país caribeño, y que se acentúan ante tragedias de este tipo. A través de ella, se pretende que la ayuda llegue directamente a mujeres y niñas, y que el movimiento feminista que tanto ha trabajado por su evolución y progreso, vuelva a renacer tras el seísmo. Tal y como recoge la web Pon fin a la violencia, las metas de este Campamento serán:

"- La atención a partos y emergencias obstétricas -incluyendo los abortos espontáneos, a consecuencia de la situación, así como el tratamiento de infecciones vaginales- prácticamente ha desaparecido, incluso en los campamentos y centros de ayuda humanitaria, con las graves implicaciones y riesgos de daños y muertes maternas.

- Se requiere garantizar de manera inmediata la atención psicosocial, respetando las necesidades de las mujeres de todas las edades y estableciendo las condiciones que les permitan procesar el duelo.

- Por otro lado señalan que: Es urgente tomar medidas para prevenir, proteger y sancionar la violencia de género en todas sus manifestaciones, cuya incidencia, se ha demostrado aumenta en situaciones como las actuales, sobre todo en los campamentos y lugares de refugio.

- Tomar en cuenta que el riesgo de trata de personas -especialmente mujeres y niñas- aumenta en situaciones de emergencia y caos como la actual".

También señala como prioridades inmediatas:

"* Abogar, incidir y monitorear para que las necesidades específicas de las mujeres y las niñas se incorporen en las agendas multilaterales y bilaterales de ayuda a la población.
* Apoyar los esfuerzos de las organizaciones de mujeres haitianas y latinoamericanas para incidir en políticas públicas nacionales e internacionales sobre mitigación y reconstrucción, y en el caso de Haití, de refundación de su estado, gobierno y sociedad civil, conforme lo planteen las haitianas, recogiendo la experiencia de las organizaciones de las mujeres en la región en otros casos de desastres.
* Aportar, junto con las compañeras haitianas, al diseño de políticas públicas que tomen en cuenta necesidades que han surgido con el terremoto natural y social que ha devastado ese país, especialmente en lo referente a discapacidad (incrementada en un porcentaje ni siquiera detectable en este momento), traumatología emocional generalizada, violencia de género y salud sexual y reproductiva.
* Apoyar la recuperación de la memoria histórica del movimiento feminista y de mujeres de Haití.
* Acompañar los procesos de duelo y dar apoyo sicológico para afrontar los diferentes efectos y consecuencias de los daños y pérdidas.

* Reforzar la continuidad del Ministerio de la Mujer y de las instituciones del gobierno de Haití responsables de velar por los derechos de las mujeres".

LA ONU REPARTE 'KITS' MÉDICOS A MUJERES EMBARAZADAS

Al margen de este Campamento, también nos llegan noticias de la ONU, que ahora reparte entre las embarazadas haitianas material para que puedan dar a luz en caso de no tener ayuda médica. Se estima que el 15% de las 63.000 embarazadas en las zonas afectadas tendrá problemas en el parto. El "paquete para un parto limpio" incluye un plástico limpio, una cuchilla y un hilo para cortar y atar el cordón umbilical, así como jabón, un pañal para el niño y guantes.

Además, se han distribuido equipos avanzados con material para practicar cesáreas en las tiendas destinadas a los partos en los hospitales de campaña. La agencia de la ONU también está distribuyendo material higiénico para mujeres y niños, así como condones y kits para atención a mujeres violadas y a aquellas que presentan complicaciones tras abortar de forma no segura.

200.000 MUERTOS

Mientras tanto, mientras se trabaja en la reconstrucción de un país destrozado, las autoridades nos hacen llegar cifras y más cifras, de muertos, de heridos... El primer ministro de Haití, Jean Max Bellerrive, ha dicho este miércoles que se han contabilizado más de 200.000 muertos, pero esta cifra no incluye los cuerpos que todavía yacen bajo los escombros ni las víctimas enterradas por sus propias familias en Puerto Príncipe.

Asunto pendiente: Ayuda y más ayuda.

Publicado el 3 de febrero de 2010 a las 18:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Haití: violaciones y abusos en tiempos de conflicto

Archivado en: haiti, reconstruccion, terremoto, campamento feminista, ong, ayuda, cooperacion, violaciones, mujeres, niñas, violencia

imagen

"Patricia, en este momento estamos reunidas organizaciones feministas de República Dominicana junto compañeras de Bolivia, Puerto Rico, Brasil, México, Santa Lucía, Nicaragua, Estados Unidos y Honduras. Estamos escuchando el testimonio de Lise-Marie Dejean, Directora de SOFA, una de las más destacadas organizaciones de mujeres haitianas, y luego iniciaremos los trabajos para definir las acciones solidarias mas allá de la ayuda humanitaria y de emergencia.

Se ha hecho una propuesta de establecer un Campamento Feminista Internacional que se especialice en dar atención a las mujeres, pero también que sea un espacio para que las compañeras haitianas organizadas puedan rearticularse después de la pérdida de sus líderes (1), y de muchas de sus militantes, y que todas podamos colaborar a fin de garantizar que las mujeres y las niñas haitianas no sean revictimizadas como consecuencia de esa tragedia, ni dejadas de lado en el proceso de reconstrucción".

Con este mail, Magaly Pineda, de CIPAF (Centro de Investigación para la Acción Femenina), me informaba acerca de las medidas que se desarrollan en Haití para proteger a las niñas y mujeres que ya sufren abusos y violaciones, unas agresiones que ya se producían antes del terremoto, pero que ahora se acentúan. Muchas niñas deambulan todavía por las calles de Puerto Príncipe, sin saber qué hacer, sin familia, sin nadie. Otras muchas mujeres, instaladas en esa especie de campos de refugiados que se han formado tras el terremoto, se exponen a graves situaciones de riesgo, por la falta de intimidad y de protección. Tampoco existe seguridad, ni comisarías, sólo soldados.

Esta situación, lamentablemente, se presenta como elemento común a las guerras y desastres naturales. En Darfur (Sudán), aunque ya han pasado siete años desde el inicio del conflicto, las mujeres y niñas todavía son víctimas de violaciones y agresiones sexuales. Soldados del Gobierno y milicianos las buscan en las afueras de los campamentos y tratan de aterrorizar a la población con estos ataques. Los responsables, que también suelen ser otros refugiados e incluso familiares, quedan impunes, mientras ellas guardan silencio, sin denunciar y atemorizadas para evitar consecuencias peores.

Kuwait, Ruanda, Argelia, la ex Yugoslavia, Sarajevo, Bosnia, Costa de Marfil, Colombia ... también han sido testigos de estas torturas durante sus respectivos conflictos. Y al igual que las guerras, desastres naturales como el tsunami que devastó el sudeste asiático en 2004, también dan paso a estas agresiones o a la condena de mujeres y niñas a la prostitución.

Para evitar que se produzcan de nuevo, ONG's como Intermón Oxfam, toman una serie de precauciones a la hora de realizar su trabajo en Haití y prestar su ayuda, que consiste en abastecer de agua a la población e instalar letrinas, entre otras cosas. Iván Muñoz, portavoz de esta institución en Puerto Príncipe, me cuenta que procuran instalar el agua en zonas visibles, porque son las mujeres las que van a buscarla, y de esta forma se intimida al posible agresor. También han pensado en su protección a la hora de instalar los baños, que tampoco estarán nunca en zonas apartadas. Hay más letrinas dirigidas a las mujeres y menos para hombres, para que éstas siempre sean más y se puedan defender en caso de que ocurra algo. Este modo de trabajo sobre el terreno, nos explica Muñoz, es común al que han desarrollado en otros países como Congo.

Pero la realidad es que ahora, desde Haití, nos llegan las primeras voces de alarma. Aunque este país caribeño ya registraba altos niveles de violencia sexual contra mujeres y niñas antes del seísmo (2), el caos, la emergencia y la inseguridad se ceban ahora con ellos. Julio César Alonso, periodista y colaborador en la misión de Mensajeros por la Paz en Haití, explica que los agresores no sólo son los presos que han huido de las cárceles tras el seísmo. Lo más grave, asegura, son las bandas organizadas que ya existían antes del desastre y que se refuerzan ahora con los reos. Las primeras violaciones se han producido en Cité Soeil, una de las zonas más miserables de Puerto Príncipe.

Llegados a este punto, sólo queda trabajar para protegerles, simplemente porque la reconstrucción no será posible sin ellas. Las mujeres en Haití encabezan el 43% de las familias y sin ellas no serán suficientes los diez años estimados para devolver a la vida a este país caribeño, uno de los más pobres del mundo.

*Campaña Pon Fin a la Violencia.

*Más información sobre el terremoto de Haití

ANOTACIONES

(1)Magalie Marcellin, de la organización Kayfanm; Myriam Merlet, una activista feminista y actual cabeza del Ministerio de la Mujeres de Haití; y Anne Marie Coriolan, de la organización feminista SOFA (organización feminista de Port-au-Prince), son tres luchadoras feministas que han perdido la vida en el terremoto.

(2) Ya en 1990, tras el golpe de estado que vivió Haití, se creó una formación de extrema derecha que agredía sexualmente a mujeres. En 1996, la Comisión Nacional para la Verdad y la Justicia de Haití declaró que la violación fue usada como arma política. Un año más tarde, Puerto Príncipe acogió el Tribunal Internacional contra la violación de derechos de las mujeres.

Publicado el 29 de enero de 2010 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Patricia Costa

Patricia Costa

Asuntos Pendientes. ¿Cuántos tienes tú? En este blog recogeré mi punto de vista y breves reportajes sobre temas sociales y todo tipo de desigualdades, centrándome especialmente en la mujer.

Nací en Redondela (Pontevedra), en 1981. Soy doctora por la Universidad de Vigo (con la tesis 'El tratamiento de la violencia machista y la lucha por la igualdad en la radio pública. Análisis del programa 'Tolerancia Cero' de Radio 5. Propuesta de modelo'), Master en Radio por la Universidad Complutense de Madrid y licenciada en Publicidad y RR.PP (UVIGO). 

Comencé en Radio Galega, en Deportes, y desde 2007 soy colaboradora de Radio Nacional de España. Actualmente trabajo en los espacios 'Abierto hasta las 2' (Radio 1), 'Tolerancia Cero' y 'Tendencias', ambos en Radio 5. Además, soy redactora del semanario Gente en Madrid desde 2006, en este momento cubriendo la información relativa a la capital.

En 2009 gané el premio Carmen Goes de Periodismo en la modalidad de Radio por un reportaje sobre la ablación que podéis escuchar en este programa de Tolerancia Cero.

Y en junio de 2013 el XV Premio Tiflos de Periodismo de la ONCE en la modalidad de radio por un reportaje sobre los recortes en la universidad.

Por otro lado, la Academia de la Radio otorgó a 'Tolerancia Cero' el premio Teresa de Escoriaza en febrero de 2014.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD