Asuntos pendientes - Blog de Patricia Costa http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/ Sun, 20 Apr 2014 06:00:31 +0100 FeedCreator 1.7.2 Mujeres sin peineta ni mantilla a la vista http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11431/mujeres-sin-peineta-ni-mantilla-a-la-vista/

Sin mantilla, sin peineta, ropa oscura, rosario y vela en mano, uniforme requerido históricamente a la mujer para acompañar a un paso religioso. Así se dibuja su perfil en la Semana Santa actual, sustituyendo dicho vestuario por otro más adecuado para ejercer de anderas, costaleras o penitentes, funciones prohibidas hasta hace no demasiado tiempo, al menos en la capital. Ángela Muñoz, consiliaria de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Fe, también conocida como Cofradía del Silencio, ya ha probado algunas de ellas. "Hace unos 8 ó 10 años, en esta cofradía se decidió que nosotras también podríamos salir con un paso, y fue la primera de Madrid en sacar a la Virgen portada únicamente por mujeres, por anderas", explica. Lamentablemente, el paso se estropeó y, debido a la falta de recursos para recuperarlo, no pueden lucirlo ahora en procesión.

Pero la prohibición no se queda ahí, porque tampoco han podido convertirse en penitentes, y en las juntas de las hermandades se encuentra cierta discriminación. "Antes casi no había mujeres en ellas, era todo cosa de hombres y nosotras ejercíamos de espectadoras, mientras que ahora, por ejemplo, en esta cofradía somos mitad y mitad en la Junta", añade Ángela, concluyendo que, al menos en su hermandad, la mujer ocupa ya el lugar que se merece: "No conozco el funcionamiento de las demás cofradías, pero en ésta le aseguro que tenemos totalmente el espacio que queremos".

LA SOLEDAD Y EL DESAMPARO
Desde Atocha, 87, donde se encuentra la Iglesia del Santísimo Cristo de la Fe que este Viernes Santo saldrá en la procesión (19 horas), caminamos hasta la parroquia de San Ginés, en Arenal, 13. Entrando por la calle Bordadores, nos encontramos con María del Carmen Cámara, Olga Martín y María Teresa Moreno, camareras y anderas y dos de ellas damas de Nuestra Señora de la Soledad y el Desamparo. Nada más verme, cubren la imagen en señal de respeto. Juntas preparan a la Virgen para el Encuentro del próximo 19 de abril (17 h.), vistiéndole su ropa interior, las enaguas, una camisa pequeña, una camisola y varios cancanes. "Esto lo hacemos sólo las mujeres, pero aquí no hay discriminación, los hombres y las mujeres somos uno, aunque sí sé que en otras cofradías la cosa es diferente", comenta Olga que, junto a Mari Carmen, pertenece también al grupo de anderas de María Auxiliadora de Parla. Un hábito negro, color que presidirá el resto de sus prendas (zapatillas, calcetines...), un cinturón de cordón blanco y guantes de idéntico color, aparte de un tercerol que les cubrirá el rostro, conformarán su vestuario para salir como penitentes en procesión, en la capital.

Mientras colocan los complementos finales, entre ellos varias medallas de la congregación y un rosario, Francisco José Perales, camarista de la imagen, supervisa los trabajos. "Yo le doy sólo los toques finales, la parte delicada es cosa de ellas", matiza,mostrando el vestido con claveles bordados que lucirá la Virgen y en el que ha invertido cuatro meses de trabajo. "Creo que la mujer es el futuro de la Semana Santa. Años atrás lo fueron las bandas o los costaleros. Ahora le toca tirar a ellas, pasando de estar relegadas a ser partícipes en todo, como capataz de paso, hermana mayor...", subraya el bordador, que viste este año a un total de 65 vírgenes, en puntos como Galicia, Barcelona o Huelva, además de Leganés (la Soledad).

MARIANA MARTÍNEZ
Con Mariano Rivera, Hermano Mayor de la Real Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y el Desamparo, caminamos de nuevo hacia Atocha, en esta ocasión hacia la Parroquia de la Santa Cruz, a la altura del número 6. Y en el trayecto descubrimos que, de las once cofradías principales que existen en la almendra central, sólo una está presidida actualmente por una mujer: la Cofradía de los Siete Dolores. Sin embargo, "fue la de la Soledad la primera en tener una mujer como Hermana Mayor, en el siglo XVIII: Mariana Martínez. Era la viuda de uno de los zapateros, fue muy mal visto e incluso hubo un pleito para destituirla", recuerda Rivera. No fue hasta el Concilio Vaticano II y hasta la reforma del Código de Derecho Canónico, a principios de los 90, cuando se reconoció que "hombres y mujeres podían pertenecer a cofradías, algo no permitido hasta entonces. La mujer tampoco podía participar en procesiones, para no mezclarse con los hombres. Afortunadamente, la mujer ha cobrado un valor en las congregaciones incluso más importante que el hombre", afirma.

PARROQUIA DE LA SANTA CRUZ
Llegamos a nuestro destino final para conocer a Cristina Navazo, Hermana Mayor de los Siete Dolores, la única mujer que hoy en día lidera una cofradía en el centro de la ciudad, "tal vez porque esta congregación es mariana y esto se ve con mejores ojos, aunque realmente no creo que un hermano mayor se pueda oponer en estos tiempos a algo así", reflexiona. Aquí, "la limpieza del paso se hace entre mujeres y hombres, y ellos, por ejemplo, colocan el paso porque su fortaleza es superior, es lo único en lo que son superiores", bromea Navazo. "Las mujeres se encargan de organizar los actos, mantener la cera, los devocionarios... Esto es dedicación nuestra", aclara. Sin embargo, es un hombre el que se dispone a vestir a la Virgen. Momento de marcharnos, en señal de respeto, por ella y por todas las mujeres.

VISTIENDO A LA VIRGEN DE LOS SIETE DOLORES
Aunque Cristina Navazo, Hermana Mayor de los Siete Dolores, tiene siempre la última palabra, un hombre viste a la Virgen en esta cofradía, acompañado de dos camareras. "Siempre se ha dedicado a esto, escribió incluso un libro, tiene mucho gusto y disposición. Cada vez hay más hombres que cumplen esta función", asegura Navazo, que ejerce este papel desde hace 2 años.

]]>
Patricia Costa Tue, 15 Apr 2014 06:00:00 +0100
Aplausos a cambio de ilusión y autoestima http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11426/aplausos-a-cambio-de-ilusion-y-autoestima/

"¡Venimos a entregarte a este hombre, Jesús de Nazaret!", grita el pueblo a Pilato. En esta escena comienza uno de los ensayos semanales del Grupo de Teatro Multicultural San Vicente de Paúl, enmarcado dentro del programa integral que dirigen las Hijas de la Caridad en el Paseo del General Martínez Campos. Sobre las tablas del salón de actos, ubicado en la Casa Provincial de esta orden religiosa, dejan su talento más de veinte actores de diez nacionalidades diferentes que, dirigidos por la actriz Isabel Prinz, aprenden a interpretar 'La Pasión de Cristo'. "Es una Torre de Babel, por un lado y, por otro, el milagro de Pentecostés, en el que, a pesar de que cada uno hablaba su idioma, todos se entendían, y eso yo lo he descubierto aquí. Tenemos actores de Camerún, Cabo Verde, Marruecos, Rumanía, Bulgaria, Ucrania...", explica Prinz, que comenzó como voluntaria del comedor social y que ha impulsado esta agrupación teatral a petición de Sor Pilar Ramiro. "Decía San Vicente de Paúl que el estómago y el corazón están muy cerca, y a estas personas hay que alimentarles el corazón dándoles oportunidad de que gocen, de que tengan relaciones positivas, para que vayan progresando en su personalidad a través de los diferentes talleres que hacemos", subraya  la hermana.

"ME AYUDÓ A RELACIONARME"
Continúa el ensayo de la obra, que se estrenó el pasado año y que el próximo 12 de abril se representará en el Centro Cultural Carril del Conde (Calle Carril del Conde, 57. 19 horas. Hortaleza) y el día 13 en el Salón de Actos del Colegio María Inmaculada (Paseo del General Martínez Campos, 18. 17 horas. Chamberí), con entrada gratuita. En medio del reparto nos encontramos con María Magdalena, un papel al que da vida Begoña Alcalá, madrileña. "Un día me vi en la necesidad de pedir ayuda  y la verdad es que, cuando llegué aquí, me quedé muy bloqueada. El teatro me ayudó a relacionarme y a saber que era capaz de hacer muchas cosas que desconocía", reconoce. Con ella coincide María Elena García, regidora del montaje. "Me acogieron en un momento muy difícil de mi vida. El estar en contacto con el público y recibir ese calor tan humano, ese cariño y los aplausos, supone una muy buena oportunidad a nivel emocional", apunta.

CLASES INDIVIDUALES
Además de ensayar cada domingo de 14 a 18 horas, Isabel Prinz imparte clases privadas a cada uno de los actores y actrices para enseñarles a trabajar su movimiento escénico, a memorizar o a proyectar su voz, entre otras técnicas. "Lo más complicado ha sido reubicarles dentro de la disciplina, pero el fruto es maravilloso, porque les aplauden. Y eso a ellos les ha ayudado mucho en su autoestima, en su valoración y en su capacidad de superación", destaca la actriz, que a lo largo de su trayectoria ha trabajado al lado de figuras como Sharon Stone o Sigourney Weaver, pero que debuta como directora con este proyecto. "Para esto sólo hay que tener paciencia y hacer algún chiste cuando se producen fallos. Están dolidos, sensibles. Son personas que han tenido una vida, casa, familia, que han pagado sus impuestos y es injusto verles así. Aquí estamos para ayudarles", concluye Prinz.

'LA PASIÓN DE CRISTO' es una adaptación teatral de José Luis Corchete que se ha representado también en residencias de la tercera edad, en centros culturales y en iglesias, además de en el Centro Integral San Vicente de Paúl (en la imagen). Su comedor social atiende a unas 500 personas cada día.

]]>
Patricia Costa Fri, 04 Apr 2014 07:45:00 +0100
"Me gustaría grabar todo el proceso de vida del Congreso" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11422/me-gustaria-grabar-todo-el-proceso-de-vida-del-congreso/

Nada más entrar en aquel rascacielos abandonado de 25 plantas que protagonizaría su documental 'Edificio España', Víctor Moreno se encontró invadido por decenas de objetos personales varados, reflejo de una época que se remodelaría al mismo ritmo que aquel inmueble. Durante una semana pensó en confeccionar un inventario con todas aquellas fotografías, libros de cuentas o placas que le ayudaban a reconstruir la historia de aquellas paredes y la de nuestro propio país, "pero me vi desbordado y lo devolví todo a su sitio", confiesa. Aunque, de todos los hallazgos, lo que más le impactó fue "una habitación de una vivienda perfectamente ordenada con muebles de los años 50 y la cama hecha. Sentías la presencia de aquellas personas", añade el director canario.

Así dio los primeros pasos de un largometraje en el que recoge las obras de reforma del emblemático inmueble ubicado en Plaza España, levantado a mediados del siglo pasado como símbolo de la prosperidad y de la modernización del régimen franquista, y cerrado desde 2006. Una cinta que necesitó 200 horas de grabación y que posteriormente vetaría durante más de un año el Banco Santander, propietario del edificio, por considerar que afectaba a sus intereses comerciales. Pero, una vez hecha pública su venta al magnate chino Wang Jianlin por 260 millones de euros para abrir un hotel y un centro comercial, Emilio Botín levantó la prohibición. Fue el pasado mes de febrero, después también de una fuerte campaña popular.

Ahora, 'Edificio España' llega al Pequeño Cine Estudio (Magallanes, 1), donde este viernes y sábado 28 y 29 de marzo se ha programado una presentación y coloquio posterior con el director y con otros representantes de la cultura. Atrás queda el sufrimiento después de cinco años de trabajo, "porque, justo cuando llegó la censura, el documental empezaba a despegar en lo que se refiere a la distribución que, ya de por sí, resulta siempre complicada. Además, tuvimos que rechazar nuestra participación en más de 30 festivales por no contar con la libre explotación de la película", puntualiza Moreno. Tras su proyección en Pequeño Cine Estudio, la cinta viajará a Barcelona, Galicia, País Vasco o Asturias, entre otros.

Pero la obra, lejos de prestar atención a aquel inventario que tanto obsesionó al cineasta en sus comienzos, pone el foco sobre todos aquellos trabajadores encargados de vaciar y rehabilitar la mole de hormigón. "Descubrí un encuentro de culturas y fraternidad, y me llevé una lección de humanidad, observando las ilusiones de todos ellos, sus esperanzas de comenzar una vida, la capacidad de colaboración", reconoce Moreno. Muchos de ellos, inmigrantes, se han visto obligados a volver a sus países de origen, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Otros, como Antonio, sobreviven en la larga lista de la cola del paro. "Ese trabajador me dijo una frase muy significativa: no éramos conscientes de que estábamos demoliendo nuestro futuro, además del inmueble", recuerda Moreno.

Sobre su próxima película y preguntado por qué inmueble de la capital podría protagonizarla, lo tiene claro: "El Congreso de los Diputados. Lo vemos mucho, pero en realidad no lo conocemos. Me gustaría grabar todo su proceso de vida", concluye el cineasta. Más información en la web Edificioespaña.es.

La Plaza como punto de encuentro
Víctor Moreno (Santa Cruz de Tenerife, 1981) es autor del largometraje 'Holidays' y del mediometraje 'La Piedra', presentados en festivales como el de San Sebastián. Esta semana acompañaba en el Festival de Málaga a Nayra Sanz, productora de 'Edificio España', que presentó el corto 'Un día cualquiera'. Sobre los planes de futuro del edificio, y haciendo referencia a su entorno, advierte: "No me gustaría que se perdiera el sentido de Plaza de España como punto de encuentro".

 

]]>
Patricia Costa Fri, 28 Mar 2014 08:30:00 +0100
Barras y paralelas para cambiar el mundo http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11415/barras-y-paralelas-para-cambiar-el-mundo/ Todo el mundo puede cambiar el mundo, aunque sea, simplemente, con una barra de dominadas, unas paralelas largas y suelo de caucho para hacer flexiones sin dañarse las manos. Estos son los requisitos básicos para practicar 'street workout', un deporte creativo que consiste en hacer ejercicios con tu propio peso y al aire libre, en diferentes parques y espacios de ciudades como Madrid. Tomando como base esta disciplina, se ha lanzado el proyecto Barbarrio.com, que pretende introducir hábitos saludables entre los jóvenes creando pequeñas comunidades en las que se juntan para practicarla en zonas habilitadas por los Ayuntamientos o en la propia calle.

En el centro de la capital se encuentran estos grupos en puntos como el Campo de la Cebada o Retiro, aunque la red llega también a municipios como Leganés y Parla, a otras ciudades españolas como Almería e, incluso, a países como Guinea Ecuatorial, México o Ucrania. Hasta estos rincones del globo se ha extendido este proyecto, uno de los recientes ganadores en el concurso 'Jump for Health' ('la Salud') convocado por Ashoka, la mayor red intermacional de apoyo al emprendimiento social, presente en más de 84 países y con más de 30 años de experiencia identificando y apoyando a personas con ideas innovadoras.

Romper estereotipos

Detrás de Barbarrio.com, fuertemente agarrados a su barra de dominadas, nos sorprenden dos jóvenes de 18 y 23 años, Noureddin El Yemlahy y Carlos Bodas, dos de los padres que han parido este proyecto, en 2010, "para romper todo tipo de estereotipos", explica el primero de ellos. "Los jóvenes no sólo se reúnen para hacer botellón, fumar porros o cometer actos vandálicos", aclara. "Tampoco tienen por qué estar haciendo algo malo un negro, un marroquí, un rumano, un colombiano y un español juntos en un parque. Simplemente, pueden estar entrenando. Lo que buscamos es que los jóvenes abandonen malos hábitos, el alcohol, las drogas... y que hagan más deporte, sobre todo aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión social", apunta Bodas. Entre los beneficios del 'street workout', subrayan el aumento de la autoestima, la mejora de los estudios al seguir una disciplina y su gratuidad.

En la parte mala, destacan la falta de parques disponibles para practicarlo. "Hay pocos, porque casi todos son para personas mayores y están infrautilizados. Por eso pedimos que por favor nos hagan más caso cuando presentamos Barbarrio en los ayuntamientos, somos los jóvenes los que hoy en día estamos en la calle", reconoce Carlos. Al margen de crear esas comunidades de jóvenes, desde Barbarrio organizan también diferentes exhibiciones, festivales de cultura urbana, charlas en institutos y, sobre todo, torneos. "Organizaremos el segundo campeonato sub-18, el tercero nacional en junio, y el primer festival de 'street workout' con invitados de todo el mundo", avanza Noureddin.

Planes a los que ayudará, en buena medida, tanto el 'capital semilla' (400 euros) que Ashoka les aportará tras ganar el concurso 'Jump for Health', como la difusión y los contactos que les sumará esta plataforma. 

"Tienen iniciativa, liderazgo e ilusión"

"Apostamos por los jóvenes como agentes de cambio y como sujetos activos autónomos, con capacidad crÍtica y propuestas concretas", afirma Ainhoa Zamora, responsable del programa de'Jóvenes Changemakers' de Ashoka, describiendo a los protagonistas de esta historia, Noureddin y Carlos, como "jóvenes que tienen iniciativa, liderazgo, ilusión y ganas de cambiar lo que les rodea", aspectos comunes a todos los ganadores de 'Jump for Health'.

Fotografía: Chema Martínez.

]]>
Patricia Costa Fri, 21 Mar 2014 06:00:00 +0100
"Hay muchos prejuicios sobre qué puede hacer un invidente" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11408/hay-muchos-prejuicios-sobre-que-puede-hacer-un-invidente/ "Me he hecho una foto con Manu Carrasco! Si necesita que lo guíe, ¡aquí estoy yo!". Este es uno de los últimos tuits de Nevi, una de las empleadas que nos reciben en el Consultorio de Fisoterapia SM de la calle Covarrubias. Acompaña a Mónica, la encargada de comunicar cuántos correos electrónicos hay en la bandeja de entrada o qué mensajes han enviado por Whatsapp en el iPhone de Salvi Melguizo, trabajadora del Instituto Provincial de Rehabilitación del Gregorio Marañón y dueña de esta clínica que ya recorremos junto a las tres.

Todas ellas son fieles seguidoras de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, pero sólo una, Melguizo, ha sido reconocida en 2013 como 'Mujer con historia 2.0', dentro de Madrid Womans Week. Unas jornadas de comunicación sobre la mujer actual que concluyen este viernes día 7 y en las que ha participado nuevamente para relatar su experiencia personal de empoderamiento. 

Una liberación
Volviendo al Consultorio de Fisioterapia SM, entramos en su sala de tratamiento, que cuenta con cuatro camillas y con otro espacio más amplio donde se encuentra todo el material de electroterapia. Allí nos acomodamos. Nevi, perra guía de Salvi, aprovecha para estirar sus patas; y Mónica, la voz sintética de su teléfono móvil, le transmite sus últimas alertas de Twitter. "Cuando la gente dice que la tecnología nos hace distantes y fríos, siempre digo que para nosotros es casi una liberación. Nos ha normalizado y unido a todos los demás con cantidad de cosas, nos ha abierto un mundo que jamás habíamos soñado", explica Melguizo, invidente desde su nacimiento.

Dentro de ese mundo que describe hay hueco para el perfil en Twitter de su inseparable Nevi (@Neviperraguia). "Empezó como un juego. En sus 'tweets' cuenta las cosas que le pasan conmigo, trabajando, y acerca así a la gente el día a día de los perros guía", apunta la fisioterapeuta granadina, que también gestiona su cuenta @bimbalablanca, nombre que recuerda a su anterior perra, ya jubilada; además de su página Facebook.com/salvi.melguizo.
comunidad 'online'

Por otro lado, esta clínica, en la que trabajan otros siete empleados con algún tipo de discapacidad visual (además de tres perras guía), ha creado su propio rincón en la red, con su presencia en Twitter (@fisioterapiaSM) y en Facebook.com/FisoterapiaSM. "Pensé que sería buena idea para el centro movernos en las redes sociales. También abrimos un blog y hemos creado una especie de comunidad para compartir artículos", subraya esta 'Mujer 2.0', reconociendo, eso sí, las dificultades que entraña para la plantilla el acceso a Internet. "Si hablamos de Windows, necesitamos un lector de pantalla que cuesta unos 1.000 euros, y una línea de braille supera los 2.000. Aunque donde nos manejamos mejor es con dispositivos móviles, iPhone o iPad. Ser ciego es un artículo de lujo", confiesa. Pero no un impedimento para alcanzar los retos que uno se planteé. "La gente tiene demasiados prejuicios sobre qué puede hacer o no un invidente. Primero hay que conocerlo", concluye. Tomemos nota.

Manos como garfios o alas de mariposa
Las manos de Salvi Melguizo no son muy grandes y desprenden calor constantemente. Las malas lenguas las describen como garfios, y las mejores como alas de mariposa. "Depende de la lesión de sujeto", bromea esta fisioterapeuta que iba para periodista. "Me admitieron primero en la Escuela de Fisioterapia, me encantó, aprobé luego oposiciones en la Comunidad y, ya con la plaza, decidí montar la clínica junto a otros socios", comenta. Aunque en el camino de esta trabajadora nata no han faltado obstáculos. "Yo lucho simultáneamente contra mi discapacidad y por ser mujer", reconoce.

Foto: Chema Martínez

]]>
Patricia Costa Fri, 07 Mar 2014 06:00:00 +0100
HealthEye: El perfil "malo" pero útil de las redes sociales http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11401/healtheye-el-perfil-malo-pero-util-de-las-redes-sociales/ Embarazada y con 29 años, mientras se sometía a una revisión rutinaria en La Paz, Asunción descubrió que aquellos mareos que sufría desde niña tenían nombre y apellido: epilepsia. Ese día sufrió tres ataques. Pero hasta entonces, "me sentía muy rara. Los médicos nunca me decían nada, era como si estuviera loca, no había información", confiesa, ya a sus 51. Ahora, su hijo, Jonathan Yrula, para evitar que se repita esa desorientación que han conocido de cerca tanto su madre como otros pacientes, pone en marcha HealthEye, una red social sanitaria que busca unir a personas con la misma enfermedad rara. Un proyecto que el pasado 20 de febrero se presentó en la tercera edición de Hub Micro(me)cenas, el único evento de financiación colectiva para emprendedores sociales de la capital, que se celebró en su sede de la calle del Gobernador.

"Nuestra filosofía principal se basa en compartir todo lo que conoces sobre tu enfermedad porque, si llevas toda la vida con una misma enfermedad rara, sabrás todo sobre ella, y esa información puede resultarle muy útil a otra persona que haya sido recientemente diagnosticada y esté totalmente perdida, sin saber dónde acudir", explica este estudiante de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid (E.T.S.I.), de sólo 21 años.

Sensación de abandono
Previamente al lanzamiento de la página web Healtheye.es, en su versión beta, Yrula y su equipo realizaron numerosas entrevistas a personas que conocían directa o indirectamente alguno de estos males poco frecuentes, "y todos coincidían en una frase: me siento abandonado, no sé qué hacer ni dónde acudir", apunta, matizando que, si bien existen numerosas asociaciones y fundaciones, "no todas se encuentran en la misma ciudad en las que residen quienes padecen 'x' dolencia. Por tanto, ahora que tenemos Internet, por qué no hacer una web que conecte a todas ellas y les ayude".
Aclara, por otro lado, que no se trata de un foro donde cualquier anónimo pueda entrar y vertir cualquier tipo de información. "HealthEye es una red social fiable, porque estamos en contacto con doctores especializados y fundaciones. Toda la información pasa por esos filtros previos", setencia el CEO de esta nueva plataforma sanitaria, que desde los 19 años ha trabajado en el desarrollo de dos 'startups'.

Financiación colectiva
Además, HealthEye busca promover la investigación científica en el ámbito de las enfermedades raras, y lo hará lanzando cada mes una campaña de financiación colectiva. La primera de ellas se dedicará a la Atrofia Muscular Espinal (AME). "Estas personas se encuentran con muchos problemas económicos. Necesitan sesiones de fisioterapia, sillas de ruedas adaptadas... Queremos aportar nuestro granito de arena", subraya Yrula. La AME es una enfermedad que padecen 1.500 españoles. Otros 1.000 conviven, por ejemplo, con el síndrome de Wolf-Hirschhorn; y así, sumando y sumando, nos encontramos con tres millones de personas víctimas de enfermedades raras en nuestro país, aquellas que afectan a uno de cada 2.000 individuos. "Y detrás de estos números hay personas y muchas familias", concluye este joven emprendedor.

Aliados con la web Notanraras.org
HealthEye es la primera red social de estas características que existe en España, "porque no se centra únicamente en enfermedades crónicas y más comunes como el autismo o la propia epilepsia", insiste Yrula. Para gestionar los pagos que esta web recaude a través de sus campañas de 'crowdfunding' se ha aliado con otro portal, Notanraras.org, que permite solicitar financiación para causas concretas, a través de donaciones.

Fotografía: Chema Martínez.

]]>
Patricia Costa Fri, 28 Feb 2014 06:30:00 +0100
300 metros cuadrados de refugio disponibles para el "verdadero yo" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11399/300-metros-cuadrados-de-refugio-disponibles-para-el-verdadero-yo/ Durante prácticamente toda su vida, Jose María se ha visto obligado a dejar sitio para su "otro yo", un hombre heterosexual que durante más de dos décadas regentó un bar de copas. Porque, si su "otro yo" no hubiese contado con espacio suficiente, se habrían terminado los clientes y el sustento. Ahora, ya jubilado, y a sus 68 años, busca refugio para su "verdadero yo", un hombre homosexual que evita acudir a residencias o centros de día en los que jamás podrá confesar su verdadera orientación sexual. "Vivo en un pueblo del sur de Madrid y voy a un centro de mayores para practicar actividades como natación, gimnasia de mantenimiento o cursos de internet, pero allí estoy dentro completamente del armario, para que no me dejen de lado. Porque lo necesito, cuando te jubilas, la casa se te cae encima", confiesa.

Pero el de José María no es un caso aislado entre los 120.000 LGTB (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) mayores de 65 años que residen en Madrid, contabilizándose más de 70.000 que superan la barrera de los 80 y que viven solos. Por esta razón, la Fundación 26 de Diciembre, que lucha por la construcción de espacios físicos y sociales especializados en este colectivo, pondrá en marcha en Lavapiés un Centro Socioeducativo para evitar que personas como José María "se queden solos en casa por sentirse observados, intimidados o no comprendidos" en las residencias o centros de mayores hasta ahora disponibles, explica Federico Armenteros, presidente de la fundación madrileña.

El nuevo recurso se inaugurará en los próximos días en el número 27 de la calle Amparo, en una antigua vaquería. En el inmueble, de unos 300 metros cuadrados, "se organizarán las actividades que demanden los usuarios. También haremos un comedor solidario donde todo el mundo podrá hacer su aportación, limpiando, preparando el menú... Queremos transmitir la idea de que las personas no son inútiles. Aunque vayas en silla de ruedas, puedes hacer muchas cosas con las manos, como coser o cocinar", subraya. "También habrá terapia ocupacional, asesoramiento jurídico para el tema de herencias o pensiones, trabajo social para todo el tema de la Ley de Dependencia o educadores sociales", añade Armenteros.

Pero si acudir a un centro de mayores resulta violento para una lesbiana o para un homosexual, la situación se complica si hablamos de la atención a transexuales, "porque es todavía más acentuada la situación 'armarizada', por el hecho de la cuestión de la genitalidad y por la falta de documentación afín a la identidad", afirma Sonia, secretaria de la Fundación 26 de Diciembre.

Para cubrir las necesidades de unos y de otros nace este nuevo recurso especializado, que también podrán utilizar los mayores heterosexuales, "porque queremos que sea la diversidad quien eduque, no es exclusivo", matiza Federico. A él podrán acudir quienes busquen "un lugar donde hablar, donde comunicarse, donde leer, refugiarse... porque muchos de ellos no tienen a nadie", concluye Armenteros. La mayoría pasan sus días acompañados únicamente por ese "otro yo" que tanto les ha frenado, que tanto mal les ha hecho, un disfraz que les ha privado de libertad y del que ahora deben resarcirse.
Más información en la web Fundacion26d.org.


Residencia especializada en Miraflores
El Centro Socioeducativo de la Fundación 26 de Diciembre va unido económicamente a una residencia especializada en mayores LGTB que en apenas diez meses funcionará en Miraflores de la Sierra, en un antiguo hotel. "El dueño de ese establecimiento ha avalado tanto el centro de día como la residencia, que se financiarán a través de la banca ética, a través de Fiare", aclara Armenteros. La residencia tendrá capacidad para unos 40/50 apartamentos, unos 100 usuarios. Previamente, la Fundación solicitó al Ayuntamiento de Madrid un local para su centro, obteniendo un local en el Ensanche de Vallecas que rechazó por su ubicación.

Fotografía: Chema Martínez

]]>
Patricia Costa Fri, 21 Feb 2014 08:45:00 +0100
"Estos niños no tienen un control ni una persona de referencia" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11379/estos-ninos-no-tienen-un-control-ni-una-persona-de-referencia/ Matías se cae y se levanta una y otra vez, gateando sobre las alfombras de colores de la Kanguroteca, su segunda casa. Aquí pasa algunas mañanas desde su primera semana de vida. Su madre, Tania, de sólo 21 años, necesitaba dejarle con alguien para finalizar sus estudios de Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicación e Informática, reto que, por cierto, ha alcanzado. "Estoy sola en esto de la maternidad, mi padre está en paro y mi madre trabaja y vivimos de su sueldo", explica esta ecuatoriana residente en España desde 2008. Como ella, muchas otras mujeres acuden a la Kanguroteca y al Centro de Día de la Fundación Luis Amigó, en el barrio de La Elipa, un recurso que opera en toda la ciudad y que, a través de su proyecto de intervención familiar, trabaja por la atención, integración y formación de padres -la mayoría madres solteras latinoamericanas- e hijos.

Niños y niñas en riesgo de exclusión social que llegan derivados de Servicios Sociales, de Salud Mental o de cualquier Centro de Salud de la ciudad, y que terminan su periplo en organizaciones como ésta, en muchos casos debido a los recortes en los servicios públicos. "Estamos todo el día buscando subvenciones. Servicios Sociales deriva muchos casos, pero nos dicen que no hay fondos. Antes, los niños venían todos los días, que es lo que necesitan, pero ahora recibimos dos tardes a cada uno para poder atender a más", puntualiza María del Mar Baena, coordinadora del Centro de Día y de la Kanguroteca.

En esta última se atiende cada mes a entre 25 y 30 bebés de 0 a 3 años, por las mañanas; mientras que el Centro de Día acoge de 20 a 30 menores de 6 a 16 años en las jornadas vespertinas. "La primera hora de la tarde la dedicamos al apoyo escolar, y luego desarrollamos actividades diversas: el taller de debate, donde les enseñamos a expresarse dentro del respeto; el curso de comida sana e higiene; el de expresión corporal y teatro; manualidades, excursiones, campamentos urbanos, habilidades sociales, relajación...", subraya Judith Barrantes, una de las trabajadoras sociales. La mayoría de estos menores, añade, "llegan con falta de orden, de rutinas, les cuesta mucho organizar el tiempo. Las madres trabajan todo el día y estos niños no tienen un control, una persona de referencia, esa es su mayor carencia".

Por otro lado, a las mujeres le ofrecen asesoramiento en materia de búsqueda de empleo, atención y cuidado del menor y un grupo especialmente dedicado a ellas en el que se tratan desde la autoestima a asuntos vinculados a la violencia machista. Una lacra social que Charo ha conocido de cerca. Esta ecuatoriana, casada y con cuatro hijos de 22, 18, 16 y 14 años, recibió en la Fundación Amigó la ayuda necesaria para dejar atrás el maltrato, para denunciar y también para recuperar a sus hijos, que durante diez meses permanecieron tutelados por la Comunidad de Madrid debido a esa situación de violencia. "Ahora vuelvo a estar con él, pero de manera muy diferente", aclara.

Son ya las 17:30 horas. Matías intenta levantarse una vez más para irse a casa y las mesas del Centro de Día se llenan de cartulinas de colores. Marco, Ángel, Sara, Juliana y compañía pintarán y recortarán máscaras para comenzar a decorar de carnaval el que es ya su segundo hogar, una familia alternativa que nunca les dejará solos ni desatendidos.

]]>
Patricia Costa Fri, 24 Jan 2014 06:45:00 +0100
Almudena Grandes: "Nguyen Ha pudo tener una vida similar a la mía" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11359/almudena-grandes-nguyen-ha-pudo-tener-una-vida-similar-a-la-mia/ Nguyen Ha ganó su primer premio de Literatura con 15 años, en 9º Grado, reconocimientos habituales también en la juventud de Almudena Grandes. Y a los 24 conoció la maternidad, experiencia que, del mismo modo, comparte con la escritora madrileña. Sin embargo, Ha nunca ha podido publicar novelas tan exitosas como 'Las edades de Lulú', debut de Grandes allá por 1989. Porque Ha es una de esas mujeres a las que un día se les negó la educación.

Ahora, la historia de esta vietnamita de 38 años llega a nosotros a través de la campaña 'Vidas en progreso', impulsada por la ONG Paz y Desarrollo. Mara Torres, Carmen Posadas, Rosa María Calaf, Ángeles Caso y Almudena Grandes han escrito las biografías de Ha y de otras cuatro asiáticas: Angelita Precioso (Filipinas), Rahima Begum (Bangladés), Ith Sopha (Camboya) y Francisca Mónica Da Fátima (Timor Oriental), mujeres anónimas que, pese a haber sufrido serias dificultades y discriminaciones, se han convertido en referentes sociales dentro de sus comunidades e, incluso, de sus países.
Paralelismos

"Si hay una cosa que te enseña la literatura, es que los seres humanos somos básicamente iguales. Lo que explica que nosotros podamos leer hoy El Quijote o La Ilíada y entenderlos y emocionarnos, es que esos libros, escritos en momentos muy distantes, cuentan nuestra propia vida", subraya Grandes, autora del prólogo que perfila la biografía de Nguyen Ha. "En este caso, te planteas a priori que vas a hablar de una mujer vietnamita de 38 años, que vive en un país lejano y en unas condiciones muy distintas a las mías. Pero luego te das cuenta de que, a partir de tu propia experiencia, de la maternidad, del amor, del desamor, de la relación que tú misma has mantenido con tu padre... Resulta que al final entiendes perfectamente lo que ocurre. Más allá del exotismo inicial, Ha es una mujer que ha pasado por lo mismo que tú", añade.

Fue precisamente el padre de Ha el que hizo todo lo posible por que su hija estudiase e, incluso, cuando enfermó se negó a que se quedase en casa cuidándole. Pero, cuando murió, fue su madre la que le prohibió ir a la escuela de talentos literarios donde le habían reservado una plaza. Hallamos aquí el otro gran paralelismo entre Ha y Grandes: su pasión por la pluma. "Ella podría haber tenido una vida muy similar a la mía. Es una escritora frustrada, su gran drama en la vida ha sido que no ha podido educarse. Aun así, es una mujer muy capaz, no sólo de emprender un negocio con éxito, que es lo que está haciendo ahora con la fábrica de pollos que ha levantado", indica la escritora. Por eso, de esta vietnamita ha aprendido la madrileña que en condicones de penuria inconcebibles para nosotros se puede mantener la fuerza para progresar. "Su vida me ha devuelto mucho la experiencia de lo que era España cuando yo era niña, esa forma de convivir con la pobreza con dignidad y orgullo. Ese espíritu no nos debería resultar ajeno, porque vivimos en un país que siempre ha sido pobre, menos en los últimos años, y que siempre ha sabido ser pobre, lo que no hemos sabido ser es ricos, y por eso estamos ahora como estamos", opina.

La campaña 'Vidas en progreso' se incluye en las actividades de sensibilización de dos convenios regionales financiados por la Agencia Española de Cooperación. Una iniciativa que busca rescatar del anonimato a mujeres en el contexto asiático y que deja en blanco las páginas finales de estas biografías. "Espero poder escribir un final feliz, que es el destino supremo de los seres humanos, vivir con paz y serenidad. Ha es una mujer con mucho potencial, una empresaria de éxito, una líder que, además, enseña ahora a otras personas lo que ella ha aprendido", concluye Grandes. Más información sobre la campaña y las biografías en la web Vidasenprogreso.org.

Proyectos desarrollados por ONG's locales
Tanto Ha como el resto de las protagonistas que aparecen en las portadas han crecido gracias a proyectos desarrollados por organizaciones locales. "Les enseñan derechos laborales, políticos, económicos, a montar una empresa, a gestionar su hogar... Y muchas han logrado convertirse en 'lideresas' de grupos de microcréditos", aclara Isabel Fernández, responsable de comunicación de Paz y Desarrollo.

]]>
Patricia Costa Mon, 23 Dec 2013 06:00:00 +0100
"Sentí más peligro tras denunciarle" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11348/senti-mas-peligro-tras-denunciarle/ A Ana le diagnosticaron un buen día el síndrome de Teresa de Calcuta. Le dijeron que ayudaba a los demás de forma desmedida y que ello le llevaba a vivir determinadas situaciones. Pero 'la enfermedad' de Ana tenía otro nombre: violencia machista. "Yo llegué aquí rebotada de otra psicóloga sin formación específica en maltrato, por eso no me sentía con ganas de contarle mi historia a nadie más", confiesa esta superviviente de 23 años.

Finalmente, sí que habló, aunque costó. Lo hizo en la consulta de Olga Barroso, psicóloga y coordinadora de una unidad de atención especializada en adolescentes víctimas de maltrato, gestionada por la Fundación Luz Casanova e integrada dentro del programa 'No te cortes' de la Comunidad de Madrid. "Ana se encontró con una profesional que la desatendió, y que en lugar de ayudarle le hizo más daño. Cuando llegó aquí, trabajábamos sólo con adultas y todavía pensábamos cómo hacer algo especializado en adolescentes. De hecho, este centro es muy reciente, lo creamos en enero", apunta Barroso.

Sin recursos para ellos
Este recurso de atención, el único público y totalmente gratuito que existe en la región dirigido a menores de edad que ya han conocido la violencia, atiende a jóvenes de entre 12 y 25 años, aunque la media se sitúa en 15/16. Sin embargo, ellos, los agresores, varones en su mayoría, no cuentan con ninguna atención de este tipo que les ayude a combatir ese patrón de funcionamiento emocional que les ha conducido al maltrato. "Si un chico de 18 años funciona así, si no trabajas con él, ¿a cuántas mujeres perjudicará a lo largo de su vida?", se pregunta esta profesional. "Necesitan cambiar por ellos mismos y por los demás", añade.
programas espías

Precisamente, ayudar a su agresor fue una de las principales preocupaciones para Ana. "Sobre todo, porque me sentí más en peligro después de denunciarle. Fue entonces cuando comenzó a acosarme con programas espías de acceso público en internet. Te registras, escribes el número y puedes ver todo: llamadas, mensajes, correos... Salía de casa y me decía 'sé que estás en tal sitio'. Me volví loca hasta saber que existía ese programa. Y lo que pido es que se prohíban", concluye. Más información: Vgjovenes@madrid.org o en el teléfono 116111 (ANAR).

9 meses de relación, 4 años de terapia

Cuando Ana se enfrentó a la violencia machista tenía 18 años, uno más que su entonces pareja, con quien llevaba 9 meses de relación. "Aunque he tardado casi 4 años en superarlo", bromea, sin dejar de sonreír ni un solo segundo. "Al llegar a esta consulta me derrumbé, habían pasado dos años, pero seguía con muchas secuelas. Aquí me fueron quitando capa a capa todas las dudas y el dolor que sentía", reconoce, acerca de su recuperación. Un proceso similar al de las supervivientes adultas, "pero hay que tener en cuenta que están terminando de madurar", señala Olga.

]]>
Patricia Costa Fri, 22 Nov 2013 08:45:00 +0100