Asuntos pendientes - Blog de Patricia Costa http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/ Tue, 28 Apr 2015 17:55:44 +0100 FeedCreator 1.7.2 "Se busca" la Cara B de la música http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11621/se-busca-la-cara-b-de-la-musica/ Trece alumnas del CEIP Pío XII publican 'Milagros', su propio disco, dirigidas por la profesora Ana Molina En el Colegio Lourdes, Javier Santamaría sustituye instrumentos por 'apps'

Ya no hay tiempo suficiente. Tampoco recursos ni el respaldo necesario a la asignatura, según el profesorado. La forma tradicional de enseñar música en los colegios busca alternativas. "La ley educativa no respeta en absoluto la educación artística, aunque contribuye a la formación integral del alumnado, y todos estos factores se tienen que traducir en algo", explica Ana Molina, profesora de Música en el Colegio Público Pío XII de Madrid. En su caso personal, la traducción tiene forma de vinilo, el que acaba de lanzar con el coro de 13 adolescentes formado hacer un par de años en el propio centro escolar. Hace mucho que no se ven, pero sus caras reflejan perfectamente su pasión por este proyecto educativo, que retoman para preparar actuaciones.

Es la primera vez que ven el disco titulado 'Milagros' y editado bajo el sello Club Social, de color fucsia, con una fotografía de Sonia Ruiz en su interior, y con diseño de Hugo Sierra, una portada poblada por una manada de leonas. "Cuando comenzamos, estudiábamos 6º de Primaria y todo surgió de la nada. El primer tema, 'For Ever 1', es a capela, y el resto más electrónicos", apunta Bianca Rusu, mientras repasa las letras junto a Diana, Nora, Lesly y el resto de compañeras de coro y de estudios.

Juntas han dado vida a cinco canciones inéditas, pop con base electrónica, después de muchos ensayos sacrificando la media hora diaria de recreo. "Subían al aula y repasábamos lo que hacíamos en clase, pero ninguna había tenido acceso a formación musical extra escolar", subraya Molina, que busca demostrar "que en los colegios públicos se hacen cosas que merece la pena oír". "Espero que todo el mundo nos escuche y nos reconozca", añade Bianca.

Con móviles y tabletas

En otro centro de la capital, en este caso concertado, el Colegio Lourdes, Javier Santamaría dirige otro ensayo bien distinto. Su coro, que echó a andar hace 3 años con 50 alumnos, sustituye instrumentos físicos como maracas, piano, claves, cajón, batería o pandereta, por aplicaciones instaladas en tabletas o teléfonos móviles. "Las 'apps' nos ayudan a llevar el ritmo y la afinación. Utilizamos 'loops' para mantener el tempo y multipistas para lanzar la base y cantar encima. Aquí, por ejemplo, tengo todos los acordes del piano y puedo llevarlo a cualquier parte en mi tableta", comenta, mientras prepara el repertorio. "Hoy tocaremos 'Piscatunga', una canción inca que se utiliza para atraer a la lluvia. También el tema 'Andrés e Inés', de un compañero mío; y la canción 'Pan y mantequilla' de Efecto Pasillo", cuenta.

Lucía, Irene, Carlota, Inés y el resto de coristas, muchos y muchas de Primaria, se van colocando, tableta en mano, para iniciar uno de sus dos ensayos semanales. "Los niños son súper rápidos y manejan todo esto mejor que nosotros. Para ellos es una fuente de motivación enorme", concluye. También para los profesores, tanto para Ana como para Javier, aunque no lo confiesen o lo quieran esconder detrás de su responsabilidad docente.

Disponible también en Bandcamp
El vinilo de 'Milagros' puede adquirise en la web Holaclubsocial.tumblr.com. Además, sus temas están disponibles en Milagros.bandcamp.com. Denisia Cionabu, Carolina Feliz, Iman Erradi, Nora El Bouhni, Larisa Sara Iordan, Alicia de la Torre, Ana Paula Maidana, Fatin El Imrani, Adelina Hurduza y Yaiza Borja Jiménez completan el elenco. En lo que se refiere al Coro del Colegio Lourdes, sus vídeos se encuentran en Lourdesmusical.wordpress.com.

]]>
Patricia Costa Fri, 10 Apr 2015 07:00:00 +0100
Paternidad masculina: derecho perseguido por la desigualdad http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11608/paternidad-masculina-derecho-perseguido-por-la-desigualdad/ 19 de marzo en familias monoparentales
Jose Luis, vía gestación subrogada; y Daniel, a través del acogimiento, han sido padres en solitario. Critican la discriminación fiscal sufrida.

Interrumpimos la merienda de Rodrigo, un plátano y un yogur que empieza a comer solo a su año y medio de vida. Una vida que comenzó en junio de 2013 en Chicago, cuando su propio padre, Jose Luis Pérez, profesional sanitario de 42 años, asistió el parto. Ahora, después de ese complejo y largo proceso, "que me ha hipotecado para toda la vida", construyen día a día su hogar en Madrid. "Si quieres ser padre soltero, tienes dos opciones: recurrir a la adopción, que es prácticamente imposible; o bien a alguna técnica de reproducción asistida, como la gestación subrogada, que fue mi caso", explica, mientras atiende a su pequeño en la cocina.

Como él, cada vez son más los valientes que se atreven con la paternidad en solitario, popularmente asociada al colectivo gay, pero no en exclusiva. "Hay muchos hombres heterosexuales, en su treintena, entrando en los cuarenta, que no han encontrado pareja pero quieren llegar en plenitud a ver cumplido su sueño y derecho a la paternidad como ciudadanos", aclara Jose Luis, cofundador de la consultoría Surrobaby, especializada en asesorar de forma gratuita a quienes eligen la gestación subrogada.

Una cara poco amable
A unos cuantos kilómetros de Madrid, en Tenerife, Daniel Mínguez atiende también a su hijo de acogida en la hora de la merienda. "Este ha sido mi segundo intento. No resulta fácil, vienen de otra casa de acogida o de un centro, de unas normas, y tú tienes que enseñarles que existen otras. Además, siempre te están como probando, para ver si les quieres o no", reconoce, identificando como mágico el momento "en el que esa personita llega a tu casa, y si es mayor te habla, o si es bebé te sonríe por primera vez... Y entonces te los comes". Como Jose Luis, Daniel, de 48 años, emprendió la aventura de la paternidad en solitario, pero a través del acogimiento, alternativa con una cara poco amable. "Sabes que lo cuidarás seis meses, un año, dos... y que cuando se vaya lo pasarás mal. Pero mientras, tú eres el padre. Cuando se marche, le abrazaré y le desearé lo mejor", subraya.

Prestación de maternidad
Otra cara mala que afecta a las familias monoparentales en general es la de la discriminación fiscal, pese a que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en el último Debate sobre el Estado de la Nación que extenderá las exenciones fiscales a las formadas por dos hijos. Rosa Maestro, directora de la web Masola.org, lanzó recientemente una campaña de recogida de firmas, a través de Change.org, para pedir precisamente que se les desgrave 3.450 euros por hijo, como ocurre en las familias biparentales, y no sólo 2.150 euros.

Y la relación con Hacienda tampoco mejora en el caso de los padres solteros. "En mi declaración de la renta de 2013 ya me llamaron para preguntarme por qué me deduje los 600 euros por haber tenido un niño, como hace cualquier mujer. Me obligaron a justificar ese dinero y a hacer una paralela", critica Pérez. La tarde avanza y Rodrigo reclama la última parte de la merienda. Una sonrisa gigante y unos transparentes ojos azules dejan al fisco en un merecido segundo plano.

Sin permisos y con préstamos eternos
Como Jose Luis, la mayor parte de los hombres que son padres en solitario tienen "un nivel socioeconómico medio y, en base a su deseo, piden préstamos que les acompañarán el resto de sus días", comenta, en función de su experiencia en Surrobaby. La mayoría, por otro lado, sufren también la ausencia de permisos paternales. "Cualquier niño que nace, sólo con un padre, debe tener derecho a esas 16 semanas que a mí me denegaron", zanja.

Fotografía: Rafa Herrero.

 

]]>
Patricia Costa Fri, 13 Mar 2015 06:30:00 +0100
"A veces se juntaban el día y la noche" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11607/a-veces-se-juntaban-el-dia-y-la-noche/ 8 de marzo DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA
La necesidad y las jornadas interminables marcaron la vida laboral de las hermanas Padilla, sombrereras; o de Capilla, modista · Sólo unas pocas, como Nellyda, tuvieron otras opciones

Muñecos y muñecas tipo Nancy por toda la casa, ataviados y ataviadas con gorros y vestido o pantalón a juego, dan cuenta de su dedicación y pasión. Los sombreros de las hermanas Luisa y Faustina Padilla se vendían en El Bebé Inglés de la calle Galdós y de Gran Vía, en Lencería Ideal, en Simeón, y también en ciudades como Bilbao y Valencia. "Incluso, los llevaron en su primera comunión las nietas del Caudillo. Era un modelo sencillo, como una pamelita de ala pequeña", presume Luisa. Pero detrás de esta ilusión se encuentran horarios intempestivos, en el taller y en casa, y muchos domingos ocupados. "Y ganábamos sólo 250 pesetas a la semana, que debíamos entregar a mi madre", recuerda Faustina.

Ella se adentró en el mundo laboral con 15 años; Luisa a los 18, pese a la dificultad de contar con una malformación en su mano derecha. Ambas por necesidad y siguiendo la estela familiar marcada por una madre sastra y una hermana modista. "Estuvimos diez años en el taller de Luisa Montero de la calle Atocha, justo frente a la Farmacia del Globo. Luego nos montamos el taller en este piso, en López de Hoyos, las cinco hermanas y mi hermano", explica Luisa. Con este último es, precisamente, con quien acudían a negociar con los comerciantes de Sol, muestrario en mano.

Ahora, superada la barrera de los 80 y a punto de conmemorar un nuevo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, repasan lo hecho y lo que quedó por hacer. "Me hubiese gustado ser profesora de corte y confección y tener mi empresa, pero no tuve presupuesto suficiente para comprar el método", confiesa la sombrerera.

En la costura hasta los 50
No muy lejos, en la zona de Diego de León, Capilla Rodríguez, a punto de cumplir los 92 años, abre la puerta de otro museo. En este caso, las tallas de su padre sustituyen a las muñecas de las hermanas Padilla quienes, como ella, son usuarias de la Fundación Amigos de los Mayores. "Fui modista desde los 18 y hasta los 50 años. Comencé como aprendiz en Conde de Peñalver, primero sin cobrar. Entonces no era fácil colocarse. Muchas mujeres servían, porque había mucho 'señoriteo', pero mi padre no lo consentía", matiza. En este 8 de Marzo, Capilla reconoce que le hubiese gustado estudiar y trabajar en un ministerio, como una hermana. "Ser funcionaria, tener sueldo fijo, tiempo libre. Porque, de modista, a veces se juntaban el día y la noche. Hasta tomaba Simpatina para soportar la jornada", concluye.

De mecanógrafa a artista de museo
Un tercer museo, más aproximado a la realidad,es el que guarda la casa de Nellyda Rivkin en Antón Martín. "Esta obra la titulé 'Geometría'", apunta, señalando una pared del salón, ocupado también por un pequeño taller de grabado. Bonaerense afincada en Madrid desde hace más de tres décadas, se autodefine como artista intimista. Quería ser arquitecta, terminó estudiando Perito Mercantil y luego Bellas Artes, viajó a París, expuso, y en Madrid vendió sus grabados en los años 80, en los soportales de la Plaza Mayor con el grupo 'La voz gráfica'. Pero recuerda, "mi primer empleo fue con 17 años, como dactilógrafa en una cooperativa de crédito". Su próximo reto: publicar una antología poética.

Fotografía: Chema Martínez

]]>
Patricia Costa Fri, 06 Mar 2015 06:15:00 +0100
Sufrimientos evitables e innecesarios http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11597/sufrimientos-evitables-e-innecesarios/

Enfermos de estas patologías piden que se legalice este método con tres ADN, como se hará en Reino Unido, rodeado por el debate ético. Exigen garantías y el derecho a tener hijos sanos.

Por qué ver sufrir a un hijo cuando se puede evitar. Es la gran pregunta de Amparo, una madre que perdió a su pequeño Jorge en noviembre, con 19 meses, víctima de una enfermedad mitocondrial que durante un año le machacó el sistema respiratorio. "No tiene cura ni tratamiento, y que haya una técnica para evitarla, es todo un acontecimiento", confiesa. Se refiere a la posibilidad de que España legalice el mismo método de reproducción asistida al que Reino Unido ha dado el primer visto bueno. Una técnica que utiliza el ADN de tres personas, precisamente para evitar la transmisión de enfermedades genéticas como la que mató a Jorge.

Al igual que Amparo, otras madres y padres, miembros de la Asociación de Enfermos de Patologías Mitocondriales (Aepmi), reivindican su derecho a tener hijos sanos, a que esta opción exista en su país. "No cuento con diagnóstico, no sé si la enfermedad es de transmisión materna, ni si mi otra niña, de 14 años, es portadora. En caso de que así sea, esta técnica le ofrecerá garantías en un futuro", añade.

Todavía en la lucha se encuentran Julio y su familia. Su hijo Rubén, que padece el síndrome de Pearson, cumplirá muy pronto 5 años. Todo empezó con una fuerte anemia diagnosticada a las 48 horas de nacer. Muy pronto, "órganos como el páncreas o los riñones comenzaron a funcionar mal. Ahora está afectado de un montón de cosas, incluso neurológicas, que dañan su corazón, su respiración... Estás contento porque le tienes aquí, contigo, cuando normalmente no alcanzan los 3 años, aunque, en fin...", resume emocionado.

El síndrome de Pearson es una enfermedad mitocondrial más, cuyo origen se encuentra en el orgánulo que traslada la energía a las células del cuerpo, perjudicando a los órganos que más las necesitan, como el corazón, el cerebro o la musculatura externa. "Son enfermedades genéticas, en algunos casos hereditarias y en otros fruto de una mutación nueva. También son degenerativas. A veces se manifiestan al nacer y en otras ocasiones con el paso del tiempo, pero hay chavales como Adrián que siguen ahí, peleando", asegura Javier, padre también de un niño que perdió la vida hace dos años.

Perfiles como el de Adrián, inyectan esperanza a otras personas como Cristina, madre de Nico, que ya ha sobrepasado los 5; o Mónica, madre de Bruno, que ha cumplido los 7. "Quiero ser programador de videojuegos, estudiar la carrera, y convertirme en deportista paralímpico de piragüismo", afirma Adrián, rotundo. A sus 16 años, estudia el Bachillerato de Ciencias a distancia, y advierte que la enfermedad no le va a parar. De fondo queda el debate ético que desdibuja la buena noticia. "Soy católico y creo que esta técnica está a favor de la vida", sentencia Javier. "Si va contra tu moral, no recurras a ella, pero no se lo impidas a los demás", concluye Mónica, mientras Bruno mira fijamente a Adrián, quizás pensando también en un futuro olímpico.

Fotografía: Chema Martínez.

]]>
Patricia Costa Fri, 13 Feb 2015 06:30:00 +0100
"La profesora no hacía nada mientras se burlaban de mí" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11594/la-profesora-no-hacia-nada-mientras-se-burlaban-de-mi/

La plataforma Itgetsbetter.es recoge vídeos de apoyo con experiencias de quienes han sobrevivido al acoso escolar. Pide la implicación de la comunidad educativa.

El 11 de abril de 2013, Carla decidió lanzar al mar de Gijón la humillación, la incomprensión, el aislamiento y un día a día en el que constantemente le recordaban su problema de estrabismo o su presunta homosexualidad. Tenía sólo 14 años. Dos más había cumplido Mónica, la joven ecuatoriana que puso fin a su vida en 2012, en Ciudad Real. Las innumerables jornadas escolares salpicadas por insultos y agresiones le consumieron.

Para prevenir estos finales precoces motivados por el 'bullying', nace la plataforma It Gets Better España, filial de It Gets Better Project, que busca visibilizar y concienciar sobre el acoso escolar que sufren los menores en España. Lo hace publicando vídeos con mensajes de apoyo para que, aquellas personas que atraviesen este tipo de situaciones violentas, no se sientan solas y tengan fuerza para cambiar sus vidas.

Lourdes, estudiante de Periodismo de 18 años, protagoniza uno de ellos. "Sufrí 'bullying' en el instituto, hace dos o tres años. La gente me tachaba de chica rara. Ahora mismo estoy genial y esa etapa me sirvió para ayudar a quienes viven algo similar", explica, sin perder la sonrisa. "Quiero mostrar mi experiencia y decirles que se apoyen mucho en su familia en todo momento y que sigan para adelante", subraya.

Otro testimonio colgado en Itgetsbetter.es lo firma David, de 36 años, víctima de acoso homofóbico. "En mi mensaje he querido transmitir que este tema tiene que estar mucho más presente en los colegios. Los mayores no deben dejar escapar estas agresiones", opina, mientras recuerda alguna de las escenas de aquellos años: "Estaba en clase de ética, y tenía que compartir el libro con un compañero. Cuando me tocó leer, él decidió que no me lo prestaba, y la profesora pasó mi turno para que no hubiese más revuelo, en lugar de mediar".

Algo parecido le ocurrió a Lourdes. "Estaba haciendo los deberes. Un niño se acercó y empezó a insultarme. Toda la clase me rodeó y comenzó a burlarse, mientras la profesora permanecía en una esquina, sin hacer nada", critica. Desde It Gets Better se busca, precisamente, "que toda la comunidad educativa se involucre para conseguir que el colegio sea un espacio seguro para todos", concluye Gonzalo Garrido, secretario de la plataforma. Cualquiera puede aportar su vídeo escribiendo a contacto@itgetsbetter.es.

Un proyecto de Dan Savage, en EE.UU.

Un 43% de los jóvenes que sufren acoso homofóbico han pensado en suicidarse y un 17% lo ha intentado, según la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FLGTB) y el Colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM). Para frenar estos terribles datos, se puso en marcha It Gets Better, un proyecto que nació hace 5 años en EE.UU. tras una ola de suicidios. Entonces, Dan Savage y su pareja colgaron un vídeo en YouTube para transmitir esperanza. 500.000 usuarios se han sumado hasta ahora.

Fotografía: Rafa Herrero.

]]>
Patricia Costa Fri, 06 Feb 2015 06:00:00 +0100
Sobrevivir a la violencia, por segunda vez http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11589/sobrevivir-a-la-violencia-por-segunda-vez/

El aislamiento y el desempleo conforman la principal barrera para quienes deciden huir de las agresiones y volver a la vida. El Ayuntamiento les ofrece cursos de reinserción y orientación.

"¿Qué es una nómina? Muchas habéis dicho que nunca habéis visto una". Ana, de 25 años, asiente, mientras Pedro de Juan, su profesor de orientación laboral, continúa con la explicación. Así transcurren los Talleres Cauces, una iniciativa integrada en la red municipal madrileña contra la violencia machista para la reinserción laboral de quienes han sobrevivido al maltrato. "Tenemos tres cursos diferentes: uno con mayor nivel, para orientar en la búsqueda de empleo, centrado en el cuidado a personas mayores en el ámbito doméstico y/o residencial; otro para la formación y orientación en la búsqueda activa de trabajo; y otro más básico sobre gestión y desarrollo de la vida diaria", aclara Luisa, psicóloga y coordinadora del proyecto.

Aprovechando el descanso, Ana visita a su hija de 13 meses en la guardería puesta en marcha -en el mismo pasillo- para que tanto ella como el resto de madres supervivientes puedan formarse. "Las dos estamos muy contentas de estar aquí. Hubo un momento en el que ya no pude más y, si salí, fue por mi hija. Necesitaba estar a gusto, no tener miedo, sobre todo por ella, que es muy pequeña", confiesa.

Ahora intenta salir de ese aislamiento y desempleo que suele envolver a este tipo de mujeres, con frecuencia doblemente victimizadas, primero por su pareja o expareja y, más tarde, por la propia sociedad. "Vengo a estos talleres para formarme como persona y buscar trabajo, porque llevo tres años sin hacerlo. Me gustaría poder llegar a poner en práctica este taller de geriatría, que no tenía ni idea que me iba a gustar tanto. Me siento muy agradecida", añade.

Volviendo a la clase, Pedro de Juan, anuncia próximos contenidos. "Después de ver la estructura salarial y del papel que juega la nómina, el siguiente paso será hablar del convenio específico de geriatría", explica.

Fuera del aula aguarda Verónica, una de las usuarias de este recurso del Ayuntamiento que, tras sufrir tres años de paro, alcanzó su objetivo. "Ahora cuido de los mayores, estoy pendiente de ellos, les doy cariño.... ¡y me siento tan bien haciéndolo!", exclama. "Soy muy mimosa con ellos, les hago reír, a veces hasta bailar... son muy graciosos", subraya esta latinoamericana, madre de tres hijos. "Venir aquí me ha ayudado muchísimo, he seguido los cursos de geriatría y ahora trabajo en una residencia. Llevaba tres años cobrando sólo el subsidio de 420 euros", puntualiza, viendo constantemente el reloj para volver a su puesto en una céntrica residencia religiosa, y sin perder la sonrisa.

Sin ella, sin ese preciado gesto vivió Verónica de los 17 a los 27 años, tiempo que pasó junto a su presunto agresor. "Los golpes no ocurrían todos los días ni todos los fines de semana, pero sí las ofensas verbales, para mí era algo normal", confiesa. "Apuntarme a estos talleres fue mi tabla de salvación. Estaba dolida con lo que había ocurrido, pero de repente me sentí aliviada, tranquila", concluye.

En la clase, De Juan se despide. "Mañana hablaremos de los incentivos para contratar a mujeres como vosotras". Mujeres valientes y con futuro.

Ayudas: la Renta Activa de Inserción

Todas las supervivientes de la violencia machista pueden solicitar el programa de Renta Activa de Inserción, que apoya la integración laboral de colectivos con especiales dificultades. Reciben así un subsidio mensual y en ocasiones alguna ayuda extra. Para gestionarlo es necesario acercarse al Servicio Público de Empleo Estatal. Por otro lado, aquellas mujeres que trabajen y sufran maltrato también pueden pedir la suspensión temporal de su relación laboral con reserva del puesto de trabajo o su extinción definitiva, ambas formas de desempleo involuntario. Más información en Sepe.es.

Si necesitas ayuda, llama al teléfono 016 contra el maltrato. Es gratuito, confidencial y no deja rastro en la factura del teléfono.

]]>
Patricia Costa Fri, 30 Jan 2015 08:45:00 +0100
Musulmanes, pero también madrileños http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11582/musulmanes-pero-tambien-madrilenos/

Fotografía: Chema Martínez

Más de 250.000 fieles de Mahoma residen en la región y muchos han nacido en ella. Pese a todo, continúa su lucha por integrarse en una sociedad que vuelve a establecer distancias.

"Los musulmanes suponen un peligro para toda Europa", "no se adaptan al común de la gente occidental" y tienden al "fanatismo". Estas opiniones, afortunadamente, no representan al total de la población española, pero son algunas de las ideas automáticas sobre esta religión recogidas a pie de calle, la mayoría fruto del desconocimiento y la falta de convivencia. Los atentados contra el semanario satírico 'Charlie Hebdo' y la tienda 'kosher' de París han despertado nuevamente los aires de islamofobia que comenzaron a respirarse tras el 11-S y, especialmente en Madrid, tras el 11-M. Unos aires que para nada tienen en cuenta que el islam forma parte ya de la realidad madrileña. "Se habla de nosotros, de los musulmanes, como si todos fuésemos gente de fuera, y no es así. Este es nuestro país", subraya Naima El Akil, de 30 años, nacida en la capital, licenciada en Derecho y Periodismo, y miembro de Achime (Asociación de Chicas Musulmanas de España). "Buscamos que la gente nos vea como parte integrante de la sociedad", añade.


Con ella coincide su compañera Hayer Salih, madrileña, estudiante de Educación Social y también musulmana. "Te ven con el pañuelo y te preguntan de dónde eres. Yo nací en España, pero hasta que no cuento que mi padre es de origen sirio, no se callan. Mi madre procede de Montehermoso, en Extremadura", aclara. Un estudio reciente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide) y del Observatorio Andalusí, afirma que 9 de cada 10 nuevos musulmanes residentes en territorio nacional son españoles y, de ellos, más de la mitad ha nacido en el país.

Revela, por otro lado, que un total de 1.732.191 musulmanes viven en España, siendo Madrid una de las regiones con mayor población (255.088), por detrás de Cataluña y Andalucía. Pese a los datos, "siempre hay que dar explicaciones", apunta Fátima Lemalen, alumna de Trabajo Social y miembro de Achime. Sin embargo, lo peor no son las permanentes respuestas exigidas, sino "los ataques que pueda sufrir la población musulmana tras los últimos atentados. Es un momento de pánico que deja que estas cosas ocurran. Por eso creo que se debe actuar en los colegios, a nivel asociativo...", opina Lemalen.

Para los jóvenes musulmanes de la Comunidad de Madrid, hombres y mujeres, trabaja también la asociación Tayba. "La gran confusión es que todo musulmán es árabe, que todo árabe es musulmán, y que todo musulmán es malo. No todos los musulmanes son de origen árabe, por ejemplo, aquí tenemos a muchos españoles que antes eran cristianos pero que se han convertido", comenta Basma Rameh, secretaria de dicho colectivo, española y musulmana. Y erradicar confusiones como la que cita resulta imprescindible para normalizar al musulmán. "Ya desde el 11-M tenemos que aclarar que actos como los de París no están dentro de lo islámico. Actos que hacen que la gente tome más distancia con nosotros. Aunque yo quiero ser optimista", explica. Dentro de ese positivismo, su compañera Mariam Hamdi, argelina, estudiante de doctorado en Madrid desde hace 3 años pide, además, la responsabilidad de unos medios que poco o nada positivo cuentan del islam. Pero, como vacuna implacable contra la intolerancia, propone una única estrategia: "convivir con el otro" .

]]>
Patricia Costa Fri, 23 Jan 2015 06:30:00 +0100
"No soy la minusválida que hace teatro" http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11558/no-soy-la-minusvalida-que-hace-teatro/ 3 DE DICIEMBRE DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
Darío Facal reinterpreta la obra teatral 'Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?', un proyecto de integración de Blanca Marsillach · Sus actores luchan por que se les vea como profesionales

Teresa Hurtado es una actriz sevillana de ojos claros y pelo ondulado. Ricard Sales, colega catalán, suele llevar perilla y tiene cuerpo de bailarín. En realidad, poco importan estos rasgos a la hora de informar sobre su trabajo, la obra teatral 'Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?', de Adolfo Marsillach, que estrenarán el próximo 2 de diciembre en el Teatro La Latina. Sin embargo, sí se destacará siempre que otros compañeros de reparto, como Miriam Fernández, no se separa de su andador. De Enrique Herreros se mencionará su problema de audición, de Adela Estévez su artritis reumatoide, y jamás pasará desapercibido el bastón de Antonio Lagar.

Sin embargo, a las tablas todos han venido a hacer lo mismo: teatro. Así que, si se corrige esta presentación, de Adela habría que subrayar que es licenciada en Arte Dramático por la RESAD, por ejemplo. "Luchamos por ser profesionales en lo nuestro, llevo treinta años formándome. No quiero que me miren como la minusválida que viene a hacer teatro. Soy la actriz que, además, tiene artritis reumatoide. Soy una actriz y punto", aclara la gallega, titulada también en Periodismo y en Canto Lírico, y alumna del curso de interpretación para personas con discapacidad del Proyecto Pro, como el resto de sus compañeros, con Eliana Sánchez.

Sin adjetivos
Juntos, respaldados por Varela Producciones y la Compañía de Blanca Marsillach, reinterpretarán junto a Hurtado y Sales esta obra estrenada en 1981, con José Sacristán y Concha Velasco sobre el escenario, la historia de un hombre y una mujer que se encuentran en el metro y que terminan pasando por el altar, en un aparentemente feliz pero fracasado final. Pero ellos lo harán bajo las órdenes de Darío Facal. "Lo interesante es que su discapacidad forme parte del personaje. No creo que haya que adjetivarlos como actores discapacitados, son actores, es como si dijésemos que son rubios o de 1,80", puntualiza, añadiendo que "el teatro tiene más que ver con conmocionar y enfrentar al espectador con algo que le obliga a reposicionarse, con algo inesperado. He tratado la discapacidad y la sexualidad con total irreverencia". Y en ese tratamiento de su condición, Miriam tiene mucho que decir. "En los audiovisuales no solemos aparecer y, si lo hacemos, la historia del personaje gira en torno a la discapacidad, y no tiene porqué. Queremos que se nos vea como actores". Con ella coincide Antonio. "Si en la vida real puedo ser farmacéutico o director de un banco, ¿por qué no puedo serlo en el teatro". Difícil respuesta. Más información: Facebook.com/varelaproduccionesblancamarsillach.

Fotografía: Rafa Herrero.

]]>
Patricia Costa Fri, 28 Nov 2014 06:00:00 +0100
La lucha, también, desde el 'smartphone' http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11553/la-lucha-tambien-desde-el-smartphone/ El maltrato en parejas adolescentes continúa con su ritmo ascendente. Diferentes aplicaciones móviles tratan de concienciar a los más jóvenes, pero falta información sobre su utilidad final.

En el informe 'El impacto de las aplicaciones en la violencia de género', que firma Djamil T. Kahale Carrillo, se estudian los comentarios vertidos por los usuarios de este tipo de herramientas, muchos de ellos menores de edad. "La falta de promoción de las aplicaciones por parte de las Administraciones es mi principal denuncia. Resulta necesario tener información de quienes se las descargan para mejorarlas", apunta este profesor universitario. Reclama, aparte, la celebración de más concursos que fomenten su creación, como el 'I Hackathon contra la violencia de género' celebrado recientemente en Andalucía. La 'app' 'En tu mano', que incluye un 'botón del pánico' para geolocalizar a las supervivientes, ganó el certamen.

Crece el número de adolescentes procesados por ejercer la violencia machista en España (un 5% en 2013, con respecto a 2012), así como las chicas entre 13 y 19 años que reconocen haber sufrido maltrato en forma de insultos o ridiculizaciones (pasó del 14% al 23% entre 2010 y 2013). Aumentan, también, las terapias dirigidas a este foco precoz de la violencia y, afortunadamente, se incrementan, de forma paralela, las aplicaciones y herramientas tecnológicas desarrolladas para llegar a los más jóvenes. En España destaca la 'app' 'Libres', lanzada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en 2013, con la ventaja de contar con un icono camuflado que imita al de 'Ajustes' de cualquier 'smartphone'.


Esta herramienta incluye testimonios de supervivientes y una guía sobre qué hacer ante una agresión pero, a juicio de Djamil Tony Kahale Carrillo, profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad a Distancia de Madrid (Udima), el problema de ésta y de otras aplicaciones radica en que "no hay un seguimiento por parte de las Administraciones, no se sabe si la víctima la usa o no, si es realmente útil para ese sujeto pasivo". Esta es una de las conclusiones que aparecen en su estudio 'El impacto de las aplicaciones en la violencia de género', XVII Premio Leonor de Guzmán, que presentará en Córdoba este 21 de noviembre.

Otra 'app' pensada para luchar contra el maltrato es 'Enrédate sin machismo', creada por el Cabildo Insular de Tenerife en 2012, que busca concienciar a los más jóvenes a través del juego y de una guía. Destaca igualmente 'SMS.Amor 3', una idea del Instituto Canario de Igualdad de 2013, con cuestionarios para detectar el machismo en las relaciones adolescentes; así como 'Relación sana', impulsada por el Gobierno murciano en esta misma línea; y 'Ligando de buen rollo', promovida este año por la Delegación de Igualdad de la Diputación de Granada con fines educativos.


Propuestas nacionales y al otro lado del charco


'Pillada por ti', una 'app'-cómic que vio la luz en 2012, a iniciativa también de Sanidad, muestra las pautas de una relación de control, abusiva, a través de dos personajes: Olivia y Martín, y se dirige también al público adolescente.

Fuera de nuestras fronteras se encuentran otras propuestas, bajo idéntica orientación. El Instituto Municipal de la Mujer de Rosario (Argentina) anunciaba hace apenas unos días la puesta en marcha de 'Juntas', pensada para identificar los primeros indicios de maltrato y acceder a los recursos disponibles para denunciarlo.

Siguiendo al otro lado del charco, en Costa Rica, destaca la aplicación 'Tu novio es...' que, vía Facebook, ayuda a los jóvenes a valorar si su relación es o no saludable. Esta 'app' fue la vencedora en el 'I Hackathon contra la violencia de género' organizado en 2013 por el Banco Mundial en Washington y América Central.

 

]]>
Patricia Costa Thu, 20 Nov 2014 17:30:00 +0100
Sin rastro de 50 mayores de 60 años en lo que va de año http://www.gentedigital.es/blogs/pendientes/36/blog-post/11528/sin-rastro-de-50-mayores-de-60-anos-en-lo-que-va-de-ano/ Son los datos que maneja Sosdesaparecidos. La solución pasa por abaratar la localización.

Por el cierre de muchos centros de día, víctimas de la crisis. Por la imposibilidad de las familias de pagar este tipo de recurso social o por los recortes en la ley de dependencia. Por la falta de preparación de quienes se quedan a su cargo en el hogar. Por su soledad. Son muchos los motivos que intentan explicar el aumento de mayores desaparecidos y el fatal desenlace registrado en buena parte de los casos. "En lo que va de 2014, hemos recibido y difundido en SosDesaparecidos 50 casos de personas mayores de 60 años. De ellas, 20 han sido localizadas en buen estado (40%), pero han sido encontrados los cuerpos sin vida de 22 personas (44%), sin duda una cifra altísima", explica Joaquín Amills, presidente de dicho colectivo. Añade, por otro lado que, a día de hoy, no hay ni rastro de 8 de esos 50 mayores ausentes. "Es otra cifra alarmante, teniendo en cuenta que es un 16%, el doble de la media nacional de desaparecidos sin resolver que decía el señor ministro de Interior en 2013, cifrándolo en el 8%", subraya.

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores, el próximo 1 de octubre, desde SosDesaparecidos exigen que se tomen medidas urgentes para reducir ese número de personas halladas sin vida. Y esas medidas pasan por abaratar los dispositivos de localización GPS disponibles en el mercado y dirigidos especialmente a personas con Alzheimer o demencia. "La propia Administración es la primera que debe afrontar este problema. La falta de poder económico en una familia o una pensión de jubilación mínima no debe significar que estos recursos tecnológicos no puedan ser facilitados", opina Amills. El precio, por ejemplo, de un reloj GPS, "ronda los 900 euros", indica Francisco Jiménez, coordinador de SosDesaparecidos, "y eso no todo el mundo puede afrontarlo, ni siquiera la administración", afirma.

En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid acaba de presentar el programa piloto 'Código QR' para enfermos de Alzheimer, que se probará en 200 usarios de centros de día municipales. Se trata de un código de barras bidimensional colocado en chapas, pulseras, colgantes y otros soportes que, a través del lector de un móvil, identifica a estas personas, accediendo a los datos de su ficha.
En la cara buena, se sitúa el bajo precio del dispositivo, en torno a los dos euros. En la cara mala, el desconocimiento sobre su uso. "Todavía es muy bajo el número de personas que sabe cómo leer un código QR, o qué aplicación utilizar. Aunque sí es cierto que se trata de una alternativa muy asequible", puntualiza Raúl Jiménez, informático de Esri, compañía especializada en información geolocalizada.

Sin embargo, y paralelamente al abaratamiento de estos dispositivos, evitar la soledad de nuestros mayores sería otra de las estrategias a seguir. Más de 1.800.000 viven solos en España, una realidad contra la que lucha la asociación Amigos de los Mayores. "Los cambios sociales y demográficos llevan a que cada vez haya más mayores solos, y a que muchas familias ya no puedan responder como les gustaría a estas situaciones", concluye Tatiana Barrero, directora de dicha organización.

Jornada sobre la soledad y soluciones

La Federación Amigos de los Mayores abarca a Amics de la Gent Gran de Catalunya, Amigos de los Mayores de Madrid y Amics de la Gent Major de Valencia. El próximo 7 de octubre celebrará la Jornada Internacional sobre 'Soledad y personas mayores: Alternativas y soluciones desde la ciudadanía', para analizar cómo estos cambios afectan a estas personas en diversos países europeos y qué se está haciendo para ayudarles. Además, el colectivo acaba de lanzar la campaña 'No estáis solos', contra la soledad no deseada.

]]>
Patricia Costa Fri, 26 Sep 2014 08:00:00 +0100