jueves, 1 de octubre de 2020 00:40 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Josean Pérez

Rebufo. Lecturas, bufidos, sapos y rebufos

El Pentateuco de Isaak

Archivado en: Pentateuco de Isaak, Angel Wagenstein, Patxi asesor literario, humor en la tragedia

Hace ya unos meses que Patxi (asesor literario) me recomendó El Pentateuco de Isaac, de Angel Wagenstein. (Libros del Asteroide, 2008). Me resistí, porque tenía otras lecturas pendientes. Me resistí, incluso, cuando mi amiga Amaya Muruzábal publicó una crítica.

El caso es que Patxi optó por la fórmula magistral: "Toma, léelo".

Lo he leído en los últimos nueve días, muy despacio. Cuenta la biografía terrible de un judío de Galitzia. Se puede leer la historia: la caída del Imperio Austrohúngaro tras la Gran Guerra, el avance del poder soviético, la Soah... Se puede leer, también, una aguda lección de pensamiento político. Se lee una novela.

El Pentateuco de Isaak está narrado como una larga confesión con un sentido del humor extraordinario, repleto de chistes judíos que sirven para la comprensión de las ideas.

Éste es uno de los que me contó Patxi mientras leía la novela:

"De todos modos, ¿no cayó acaso en la misma tentación el rabino Ben Zwi al ver en una carnicería cristiana un jamón de Praga rosado y fresco?

-¿A cuánto es este pescado? -le preguntó al carnicero.

-No es pescado, sino jamón de Praga.

-No te pregunto cómo se llama el pescado, sino a cuánto sale..."

El chiste viene después del relato de cómo el protagonista judío come el pan negro y el tocino que le había entregado el sturmfürer Zuckerl en el campo de trabajo nazi.

 

Portada de novela

Extraordinario.

Añado, además, una frase que se queda clavada cuando se termina la novela:

"Si la vida nos ha sido dada, la hemos de vivir, no faltaría más."

No es un optimismo idiota.

Publicado el 8 de febrero de 2009 a las 17:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Josean Pérez

Josean Pérez

Donostiarra nómada, licenciado en Comunicación, doctorando que estira el gerundio desde hace más de diez años, caprichoso de las botas de montaña, lector (maniático de los cuentos y de las crónicas).

Desde hace más de 20 años, las señoras que me conocen (y que aún no han muerto) me dicen: "Cómo has crecido". Yo ya no les digo que tengo la misma estatura, tampoco les digo ya que no quiero caramelos ni chocolate, que prefiero un bocadillo de chorizo o un buen plato de lentejas.

 

MIS ASESORES

Pedro de Miguel. Peter. Bilbaíno de adopción. Licenciado en Historia. Lector inopinado. Micólogo. Hombre bueno y discreto. Gracias a él descubrí a McCarthy, comprendí a Nabokov, leí El vaso de plata de Marí... Algunos dirán que Peter murió el 12 de agosto de 2007. Sí, pero para el asesoramiento literario no hay perfiles perfectos.

Francisco Ostolaza. Patxi. Donostiarra. Montañero friolero/friolento. Licenciado en Químicas. Excelso catador de moras (zarzamoras). As de la orientación con brújula. Si Patxi me dice que un libro es bueno..., es bueno. Gracias a él descubrí a Mrozek o Askildsen.

Mº José Hughes. Fefi. Montevideana. Cantante frustrada. Escritora y cineasta. Licenciada en Comunicación. Si Fefi dice que un libro es malo, es porque le falta amor (no cursilería o sirope, ¡amor!), o porque lo rebusca en el agujero equivocado. Por eso, Fefi defiende a Yiyun Li o a Ring Lardner, por eso desprecia algunos cuentos con agujero de Flannery O'Connor.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD