sábado, 24 de octubre de 2020 04:32 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Alberto Castillo

Sin acritud

Esperpento con auriculares

Archivado en: Editorial, Senado, traducción simultánea

Las lenguas cooficiales han entrado en el Senado permitiendo por primera vez a sus señorías que utilicen el catalán, euskera, gallego y valenciano en sus discursos en el pleno. Hasta ahora sólo se permitía en el debate del estado de las autonomías y en las sesiones de la comisión de las comunidades autónomas, pero desde ya, los senadores pueden seguir las intervenciones gracias a un sistema de traducción simultánea y pinganillos instalados en sus escaños. El servicio, con siete traductores, costará 12.000 euros por pleno: unos 250.000 euros al año, más los 100.000 euros de la traducción que ya se prestaba en comisión. Siempre he defendido que los medios de comunicación debemos proyectar a la sociedad una imagen de cordura, sentido común y responsabilidad, puesto que contribuimos a la creación de opinión y a la formación de la conciencia crítica de quienes nos leen, ven o escuchan. Pero ante caminos tan surrealistas como el que ha decidido emprender el Senado con la ocurrencia del plurilingüismo, he pasado con asombrosa facilidad del sonrojo al bochorno y de la indiferencia que tradicionalmente me han provocado las tediosas sesiones del Senado a la estupefacción por el esperpento en que se ha convertido la Cámara Alta. Hago soberanos esfuerzos para intentar que mi sentido de la responsabilidad no nuble mi sentido común y me impida expresarme con la mesura con que cada semana me asomo a esta página, porque lo que me pide el cuerpo es liarme la manta a la cabeza y echarme al monte en una llamada a la rebelión ciudadana y a la insumisión fiscal. Como español me siento profundamente avergonzado, decepcionado y cabreado porque el dinero de mis impuestos se utilice para sufragar la imbecilidad de tener que utilizar traducción simultánea para que los senadores puedan entenderse, pues se ve que en el idioma común son incapaces de hacerlo. En tiempo de crisis y de necesaria austeridad, de dificultades para la mayoría de los españoles, gastar 350.000 euros en esta patochada es una inmoralidad. Que se lo pregunten a los que les han retirado las ayudas de 450 euros con la que malvivían, o a los más de cuatro millones de parados. Despilfarros como este no tienen nada que ver con la defensa de las lenguas, pues ningún idioma oficial sufre menoscabo o persecución, si acaso el castellano en Cataluña y sólo responden a otra cesión ante la presión del nacionalismo. Convertir el Senado en una torre de Babel es una burla que sólo sirve para aumentar la desafección de los ciudadanos hacia los políticos.

Publicado el 21 de enero de 2011 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | Alberto Castillo - 22/1/2011 - 17:19

Estimado Guillermo, las ventajas del bilingüismo quienes no parecen apreciarlas son los dirigente políticos nacionalistas que en Cataluña promovieron la norma de multar a los comerciantes que rotularan en castellano.

2 | Retrato en Sepia - 24/1/2011 - 20:22

Me parece muy oportuna e interesante la reflexión que, desde su blog, ofrece a los lectores. Bien es cierto que, al amparo de la Constitución Española, una de las riquezas que hay que preservar en el marco del Estado de las Autonomías es el hecho diferencial, cultural y social de cada una de éstas, donde hay que destacar el respeto pleno a las diferentes lenguas que coexisten con el castellano, como lengua española oficial del Estado y cuyo conocimiento es obligado para todos los españoles y, además, se constituye en un derecho, según reza el artículo 3 de nuestra norma fundamental.
No obstante, creo que en la agenda política hay que hacer valer criterios de prioridad en función de las circunstancias, necesidades y coyuntura que rodean la vida de los ciudadanos. Y en este escenario, entiendo que existen muchas otras necesidades que resolver antes que la relativa al bilingüismo de sus señorías, dicho sea con todo respeto, si tenemos en cuenta la grave crisis y las medidas de austeridad que están sufriendo trabajadores, pensionistas, funcionarios y, en definitiva, la mayoría de los ciudadanos más humildes.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Alberto Castillo

Alberto Castillo

Director de Gente en Madrid. Periodista madrileño, de 46 años, cuenta con una dilatada experiencia en medios. Ha sido subdirector general de la Agencia de Noticias Servimedia. Gran parte de su carrera profesional ha estado vinculado a la radio en distintas cadenas. Comenzó en la Cadena Rato en los años 80 y de ahí pasó a la COPE, cadena en la que fue redactor de informativos locales, redactor jefe del informativo matinal "La Mañana" (con el desaparecido Antonio Herrero), redactor jefe de informativos de fin de semana y jefe de prensa. Su última etapa en la radio fue en la extinta Radio España-Cadena Ibérica.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD