miércoles, 20 de marzo de 2019 21:54 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Alberto Castillo

Sin acritud

Una conferencia de paz al dictado de ETA

Archivado en: ETA, Conferrencia de paz, mediadores, terrorsmo

Los intentos de alcanzar la paz por la vía del diálogo han sido ya explorados con las consecuencias de todos conocidas. Allí donde se atisbara el más mínimo resquicio de esperanza había que intentarlo, y así lo hicieron todos los gobiernos de uno y otro signo político. Las suficientes veces como para cerciorar la nula voluntad de ETA de dejar de asesinar y corroborar que las treguas de la banda no han sido más que una pantomima para rearmarse en tiempos en que la presión policial les ha asestado los golpes más duros. En la estrategia de ETA no se concibe la rendición, ni la entrega de las armas, ni el reconocimiento del daño cometido. En su escenario sólo se contempla la justificación política de sus crímenes. Por eso la Conferencia Internacional de Paz ha sido una mascarada para dar oxígeno a ETA que sólo ha servido para internacionalizar sus objetivos y para insultar la memoria de las víctimas del terrorismo. Un  retroceso de los demócratas que ha contado con la inestimable ayuda del PSE y la connivencia del Gobierno, que ha amparado por acción u omisión la celebración de una conferencia organizada para respaldar la hoja de ruta de ETA. Alguien tendría que explicar quién ha pagado el viaje y la estancia en España de los mediadores, porque el colmo sería que encima lo hubiéramos pagado los españoles de nuestros impuestos. La lucha contra ETA no puede tener como estrategia nada más que la derrota incondicional de los asesinos, pues lo contrario legitima el camino de terror recorrido por la banda, que en el más desafortunado símil ha sido calificado por los mediadores como "la última confrontación armada de Europa". Es insultante que la conferencia haya asumido con tanta naturalidad el lenguaje de los terroristas haciendo creer al mundo que en España hay una guerra entre dos bandos que se matan entre sí. Consentir que se equipare a los asesinos de ETA con las víctimas a las que los mediadores ni siquiera se han dignado a escuchar es una de las últimas villanías que tendremos que soportar a este Gobierno, que busca a la desesperada una baza electoral a costa del supuesto fin de ETA. Con la declaración de los mediadores ya sólo cabe esperar la declaración pública de la banda instando al Gobierno a que dé el siguiente paso. Se lo han servido en bandeja: la resolución de la conferencia de paz recomienda a España y Francia que negocien con los etarras como si se tratara de dos bandos enfrentados, y que paralelamente se abra una mesa de partidos. Ni la propia ETA lo podría haber escenificado mejor.

Publicado el 20 de octubre de 2011 a las 20:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 1

1 | erun - 21/10/2011 - 09:21

Tanto los mediadores como nuestros mal llamados políticos, son la hez, la escoria de la humanidad,al haber mercadeado con el dolor de los verdaderos héroes: las víctimas y familiarers de esa banda de asesinos que son ETA.Nuestro clamor debe alzarse contra toda esta parafernalia mediática, para que la mentira, el engaño y la manipulación no nos desvíe de la meta:fin ABSOLUTO de E.T.A

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Alberto Castillo

Alberto Castillo

Director de Gente en Madrid. Periodista madrileño, de 46 años, cuenta con una dilatada experiencia en medios. Ha sido subdirector general de la Agencia de Noticias Servimedia. Gran parte de su carrera profesional ha estado vinculado a la radio en distintas cadenas. Comenzó en la Cadena Rato en los años 80 y de ahí pasó a la COPE, cadena en la que fue redactor de informativos locales, redactor jefe del informativo matinal "La Mañana" (con el desaparecido Antonio Herrero), redactor jefe de informativos de fin de semana y jefe de prensa. Su última etapa en la radio fue en la extinta Radio España-Cadena Ibérica.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD