viernes, 15 de noviembre de 2019 08:26 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Luis Gutiérrez Muñoz

Sonrisas de colores

Reencuentro con Bal Mandir

Archivado en: Bal Mandir, Kathmandu, Nepal, Matruchhaya, Sinincay, Pinto, UCM

imagen

El martes, 8 de septiembre, después de un larguísimo viaje, llegamos a Kathmandu; pero hasta hoy no hemos podido reencontrarnos con nuestros niños y niñas de Bal Mandir. Ha sido un día especialmente intenso y lleno de emociones. Nos ha gustado comprobar que todos se alegraban mucho de nuestro regreso. Este año hemos venido desde España un grupo de diez personas, pero se nos sumarán varios alumnos de Bellas Artes de Kathmandu, y recibiremos también la ayuda de algunas niñas ex Bal Mandir como Sunita y Kalpana, de modo que nuestro grupo de trabajo puede ser de unas quince personas. En esta nueva edición de "Color en Bal Mandir" hay algunas novedades.

La crisis económica que padecemos ya en todos los sectores de la sociedad, también tiene repercusiones en el trabajo que, desde 2004, estamos llevando a cabo en orfanatos de Ecuador, India y Nepal. Hasta ahora, nuestros tres pilares financieros fundamentales han sido: nuestra Universidad Complutense de Madrid, el Consejo Social de dicha Universidad y el Ayuntamiento de Pinto. Además de esto, numerosos amigos y amigas están contribuyendo económicamente a la mejora de las condiciones de vida de los menores que habitan los orfanatos con los que trabajamos. Aunque estas aportaciones no tienen repercusión económica en los proyectos, hay que mencionarlas, porque derivan de ellos.

La UCM ha financiado dos de las acciones, a través de su convocatoria anual de proyectos de cooperación al desarrollo, y además, ha cubierto algunas de mis ausencias mediante la contratación de un profesor asociado que se ha encargado de mis clases durante el tiempo que yo he estado fuera. El Consejo Social nos está respaldando de diversas maneras, desde el comienzo de estas iniciativas: por un lado, ha sufragado varias prospectivas que nos han permitido posteriormente diseñar los proyectos; pero además, desde 2006, viene costeando la tarea que, cada mes de julio, realizamos con menores ecuatorianos; y ha reforzado económicamente algunas de las acciones de India y Nepal. Por su parte, el Ayuntamiento de Pinto, está costeando, desde 2005, la acción que desarrollamos en Matruchhaya durante el periodo vacacional indio del Diwali; y desde 2007, el trabajo que realizamos en Bal Mandir, aprovechando el periodo vacacional nepalés del Dashain. Además, ha concedido algunas ayudas extraordinarias para los menores del mencionado orfanato de Kathmandu.


Los niños y niñas de Matruchhaya, Bal Mandir o Sinincay no entienden de economía, ni falta que hace, al menos por el momento. Ellos simplemente confían en que, cuando lleguen sus vacaciones escolares, nosotros acudiremos nuevamente a su orfanato, y desarrollaremos con ellos diversas actividades lúdicas y creativas. Tal es su confianza, que a ninguno de ellos se le pasa por la cabeza que, tal vez, algún año, pudiera no ser factible nuestra presencia. En los tres lugares en los que actualmente trabajamos, desde que acudimos por segunda vez, ya todo el mundo empieza a dar por sentado que regresaremos anualmente por las mismas fechas. Lo curioso es que no sólo los menores piensan así, sino que también las monjas, o el personal empleado en dichos hospicios, confían en nuestro retorno anual.

Para nosotros esto supone una responsabilidad tremenda, y un motivo constante de preocupación, porque nosotros sí conocemos las dificultades económicas por las que están atravesando las familias, las empresas, los municipios y las instituciones en nuestro país; y somos conscientes de que son tiempos difíciles para dirigir la mirada solidaria hacia afuera de nuestras fronteras, porque también dentro hay infinidad de problemas y necesidades. Pero lo cierto es que, por difícil que sea nuestra situación, no es ni siquiera comparable con la dura realidad que tienen que soportar diariamente los niños y niñas de Bal Mandir. Los menores de Matruchhaya, al menos, tienen cubiertas sus necesidades básicas; pero su orfandad, y las difíciles circunstancias que han tenido que vivir antes de ingresar en el orfanato, hacen que nuestro trabajo con ellos sea especialmente beneficioso. Los niños y niñas de Sinincay también soportan una situación difícil, por la emigración de sus padres, por la necesidad de tener que trabajar desde muy pequeños, y porque la crisis económica del primer mundo tiene efectos inmediatos en los países exportadores de mano de obra.

Por eso, para no poner en peligro la continuidad de los tres proyectos que tenemos en marcha, a principios de año buscamos la participación de alguna otra empresa o entidad. La grave situación económica que afecta al Ayuntamiento de Pinto, nos hizo pensar que había llegado el momento de solicitar otras ayudas. Hemos tenido suerte porque, el grupo farmacéutico Pfizer, líder mundial en su sector, respondió con entusiasmo y rapidez a nuestra petición, y gracias a ello hemos podido reducir al mínimo la aportación del Ayuntamiento de Pinto en el proyecto de Nepal.

La incorporación de Pfizer, con la colaboración de la Fundación Adecco, además nos ha permitido marcarnos un nuevo objetivo con los menores de Bal Mandir. En esta edición nos proponemos mostrar especial atención a los veintidós niños y niñas de este orfanato que padecen algún tipo de discapacidad severa. Queremos que también ellos puedan beneficiarse de las actividades creativas, mediante su participación en los trabajos que hagamos con el resto de los menores, cuando sea posible, o a través de la realización de actividades creativas adaptadas a sus limitaciones. Para poder cumplir esta meta, hemos incorporado a nuestro grupo a Pablo y a Luis, dos expertos en el trabajo artístico con personas con discapacidad intelectual.

Publicado el 10 de septiembre de 2009 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | Marta Serrallonga - 02/5/2011 - 15:30

Apreciado José Luis
soy madre de uno de los pequeños que tienes en una de las fotos publicadas el 10 de septiembre de 2009. Tenemos un problema legal con la edad del niño y nos sería tremendamente útil saber la fecha exacta en la que se tomó esta foto. Te agradecería muchísimo si me pudieras contactar.
Seguimos tu trabajo en Bal Mandir con mucho cariño, como puedes imaginarte.
Un saludo afectuoso

2 | pere - 07/5/2011 - 14:44

hola José Luis,yo estuve en este orfanato hace mucho tiempo, tambien tengo una hermana del mismo lugar, y tengo dudas sobre mi edad me gustaria saber como solucionarlo gracias.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Luis Gutiérrez Muñoz

José Luis Gutiérrez Muñoz

José Luis Gutiérrez Muñoz (Madrid, 1963), pofesor Titular y Director del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Director del Grupo de Investigación UCM "Arte al servicio de la sociedad". Responsable de diversos proyectos de cooperación al desarrollo que desde 2004 vienen llevándose a cabo en orfanatos de India, Nepal y Ecuador.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD