domingo, 17 de noviembre de 2019 01:51 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Luis Gutiérrez Muñoz

Sonrisas de colores

Bal Mandir diverso

Archivado en: Bal Mandir, Kathmandu, Nepal, Matruchhaya, orfanatos, cooperación, desarrollo, ONG

imagen

Esta es la cuarta vez que trabajamos con los menores de Bal Mandir. Al finalizar cualquiera de las anteriores ediciones, hemos sentido la satisfacción de haber realizado una labor provechosa para los niños y niñas del orfanato, o al menos haberles hecho pasar unos días algo más felices de lo habitual; pese a lo cual, en numerosas ocasiones nos hemos sentido frustrados porque, a pesar de nuestros continuos esfuerzos, Bal Mandir sigue siendo una dura realidad, difícil de transformar. Al hacer balance final de cada experiencia, hemos encontrado aciertos, pero también nos hemos dado cuenta de errores y aspectos que mejorar, no ya en Bal Mandir, sino en nuestra propia labor con los menores.

El trabajo en este orfanato es particularmente difícil, por la propia complejidad y desorden de la institución, y porque en Bal Mandir viven unos doscientos menores, de todas las edades, escolarizados en diversos colegios de Kathmandu, algunos en régimen interno. Nunca sabemos con qué cantidad de niños trabajaremos cada día, ya que no hay un calendario oficial de vacaciones escolares en Nepal, y cada colegio termina las clases y las reinicia en fechas diferentes. Sólo hay tres días, los correspondientes a la festividad grande del Dashain, que son comunes a todos, pero el resto, es decisión de cada centro educativo. Por otro lado, cuando se acerca la fiesta grande del Dashain, algunos niños y niñas del orfanato son recogidos por algún pariente, que decide incorporarlos por unos días a su familia, para pasar con ellos esta festividad, que tiene un marcado carácter familiar, como nuestra Navidad.

Aunque cada año hemos ido aumentando el número de voluntarios, tanto españoles como nepaleses, para llevar a cabo las actividades, siempre nos hemos visto obligados a dejar un poco desatendidos a los niños o niñas que tenían alguna dificultad para trabajar con nosotros. Este año, desde el principio, nos propusimos dedicar más atención a los que presentan problemas. Nos marcamos como objetivo hacer que los veintidós niños y niñas de Bal Mandir censados con alguna discapacidad, pudiesen participar en nuestras actividades, y cuando ello no fuese posible, diseñar otras expresamente adaptadas a sus limitaciones. Para poder hacer realidad esto, incorporamos a nuestro equipo a dos expertos en el trabajo con personas con discapacidad mental: Pablo y Luis.

Afortunadamente, la mayoría de esos niños y niñas especiales, aunque con más atención que los demás, han podido participar en nuestras actividades con relativa normalidad; pero otros, con discapacidades más severas, no han podido hacerlo. En esos casos, Pablo y Luis han diseñado actividades específicas para ellos, y les han dedicado mucho tiempo. Los casos más graves son los de Nimi, Roji y Lata, tres niñas con parálisis cerebral, que permanecen todo el tiempo tumbadas; Jayanti, una niña de trece años con síndrome de Down, y posiblemente autismo; y Ram, un niño de unos diez años de edad, con un notable retraso mental. Pablo y Luis han tratado de estimular a estos menores con gran variedad de actividades.

De las tres niñas con parálisis cerebral, Lata, de 14 años de edad, es la menos afectada; por eso, pensamos que podría permanecer sentada durante un tiempo en una silla de ruedas, que recuperamos de un almacén del orfanato, y aprovechamos esa circunstancia para explorar con ella el universo de Bal Mandir que se abría más allá de su habitación.

Estamos contentos con la respuesta que apreciamos en todos los menores, pero sobre todo en estos niños y niñas especiales; el trabajo con ellos resulta muy gratificante, porque habitualmente reciben muy pocos estímulos, y eso les hace muy receptivos a cualquier experiencia que implique una atención personalizada, por sencilla que sea.

Publicado el 5 de octubre de 2009 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 1

1 | Charo (Web) - 05/7/2012 - 18:28

Tengo una hija nepalí ( no es de Balmandir) pero tengo unos amigos con una hija de Balmandir. Estuve en Nepal estas navidades y regreso la próxima semana.


Os felicito especialmente por la ayuda a estos niños discapacitados. Gracias en nombre de todos.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Luis Gutiérrez Muñoz

José Luis Gutiérrez Muñoz

José Luis Gutiérrez Muñoz (Madrid, 1963), pofesor Titular y Director del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Director del Grupo de Investigación UCM "Arte al servicio de la sociedad". Responsable de diversos proyectos de cooperación al desarrollo que desde 2004 vienen llevándose a cabo en orfanatos de India, Nepal y Ecuador.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD