lunes, 24 de septiembre de 2018 14:42 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Por qué el COI no quiso unos JJOO para Madrid 2020

Archivado en: Madrid 2020, COI

imagen

Sayonara Madrid. A la tercera (consecutiva) no fue tampoco la vencida y la capital de España se queda sin Juegos Olímpicos para el año 2020. Durante unas horas el mundo del deporte patrio ha vuelto al pasado, a mirar con recelo al exterior y a creer en teorías de la conspiración, un mal camino si se quiere optar a candidaturas posteriores. Después de varias intentonas, Madrid debería conocer las reglas del juego. Se puede estar de acuerdo con ellas o no, pero esas normas no han cambiado en los últimos años. Es cierto que Madrid 2020 parecía ir con los deberes hechos, pero al COI no le importan las candidaturas rentables. Basta con mirar el estado actual de las instalaciones que albergaron los JJOO de Pekín 2008 para entenderlo.

Lo cierto es que el revés de Buenos Aires ha supuesto a una bofetada brutal para el movimiento olímpico español y para la candidatura madrileña. No se vio (o no se quiso ver) que Tokio también presentaba un proyecto de altura y que a la hora de ganarse a los votantes del COI hace falta algo más que apelar a la emoción. Es ahí donde verdaderamente surge el problema de Madrid. Alejandro Blanco, una de las personas a las que no se las puede reprochar su entrega y trabajo, reconocía minutos después de quedarse fuera de la votación final que no sabía en qué se había fallado. Ese, tal vez, sea el gran error de Madrid, no saber cuáles son los puntos sobre los que se debe incidir para decantar la balanza a su favor, como por ejemplo la lucha contra el dopaje, un campo del que España se congratula por la nueva ley al mismo tiempo que obvia el ridículo internacional que ha supuesto la gestión de la 'operación Puerto'.

Madrid se queda sin sus soñados Juegos, pero no es la gran damnificada por ello. La peor parte va, sin duda, para los deportistas. Alejándonos de las disciplinas más mediáticas encontramos a deportistas cuyos ingresos se antojan a todas luces insuficientes para dedicarse única y exclusivamente al entrenamiento y la competición. Después llegan los Mundiales y los JJOO en deportes como el atletismo, la natación, la gimnasia y otras tantas especialidades y exigimos éxitos y medallas sin entrar a valorar las condiciones en las que han tenido que preparar esa gran cita.

Muchos de esos deportes esperaban como agua de mayo unos JJOO en el horizonte que sirvieran como excusa para remodelar profundamente el decorado, desde el sistema de becas hasta las instalaciones. Es lamentable que estos deportistas se tengan que aferrar a una decisión que está en manos de unos señores (los miembros del COI) a los que esta situación les es totalmente ajena. El deporte español y un país en general no pueden depender de una elección para intentar salir de la crisis. Sin embargo, el papel de Madrid 2020 en Buenos Aires ha vuelto a poner de relevancia algo que ya intuíamos: nuestros deportistas están muy por encima de nuestros políticos, incluso a nivel de formación. Con estos mimbres parece complicado que España albergue unos JJOO a corto plazo. Si Madrid se lanza de nuevo a la carrera para 2024, que Dios (y el COI) nos cojan confesados.

Publicado el 9 de septiembre de 2013 a las 09:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD