viernes, 19 de julio de 2019 15:19 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Usain Bolt, el hijo del viento

Archivado en: atletismo, Usain Bolt

Por primera vez en mi vida contemplé una final del campeonato del mundo de los 100 metros lisos en un bar acompañado de gente. No jugaba la selección, ni era una final de Copa de Europa. No. Todos los que estábamos allí sabíamos que nuestra atención durante diez segundos estaría puesta en una misma persona: Usain Bolt.

Las cámaras van enfocando uno a uno a todos los finalistas y Bolt se siente cómodo con los flashes. Pistoletazo de salida. Comienza la prueba y Bolt, contrario a su costumbre, sale realmente bien. Avanza metros como una gacela y su gran rival, Tyson Gay (quien había dicho que iba a ganar al jamaicano), nota como por la calle de al lado pasa alguien como una exhalación. Cruza la meta y todos miramos al reloj. ¡¡¡9:58!!! Siempre he pensado que en esta prueba llegará un momento en el que una marca no sea rebajada jamás. Si esto sucediera, Bolt tiene muchas papeletas de escribir su nombre en ese récord.

Publicado el 7 de enero de 2010 a las 20:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD