miércoles, 11 de diciembre de 2019 12:17 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

San Emeterio decide, el Caja Laboral se lleva la Liga ACB

Archivado en: baloncesto, ACB, final, campeón, Caja Laboral, Regal Barcelona, Tiago Splitter, Fernando San Emeterio

 

Con un contraataque llevado por Palacio y culminado por Eliyahu en un 'alley-oop' el Caja Laboral se ponía 22-18 a falta de pocos segundos para el término del primer cuarto. Con este marcador, finalizaban los primeros 10 minutos de un encuentro en el que la ocupación de cada metro cuadrado de pista valía su peso en oro, tenso hasta la extenuación como demostraba el roce de Navarro con los árbitros y marcado por el dominio de Splitter (13 de valoración) en la pintura.

Una antideportiva de Carl English a Lakovic en la reanudación ejemplificaba la garra que ponían los jugadores sobre el Buesa Arena. El juego interior vitoriano se imponía a las torres azulgranas y el Barça no carburaba en ataque, pese a sus buenos resultados en el rebote ofensivo. Eliyahu anotaba y colocaba la máxima ventaja en el electrónico para los locales (28-20) a siete minutos para el descanso. El pívot turco y Pete Mickeal mantenían con grandes acciones a los suyos, pero el Caja Laboral marcaba otra máxima diferencia con un triple de Huertas (37-28). El partido entró una fase de imprecisiones, con pérdidas de balón y errores en los lanzamientos. Mickeal (14 puntos al descanso) lideraba al Barça y los chicos de Ivanovic visitaron los vestuarios con cinco puntos de ventaja: 41-36.

Poco a poco, el Regal Barça recuperó el terreno perdido a lo largo del tercer cuarto debido a una mayor agresividad en defensa. De este modo, conseguía su segunda ventaja en todo el partido después de aquel 17-18. Un parcial de 4-11 colocaba el partido en un 50-51, Eliyahu aportaba su granito de arena (14 puntos hasta entonces) y una gran acción individual de Ricky Rubio permitía una mínima ventaja para los barcelonistas a falta de diez minutos: 52-53. Los problemas de faltas incomodaban a ambos conjuntos. Mickeal, Vázquez, Huertas y San Emeterio sufrían desde el banquillo.

Caja Laboral arrancó el último cuarto con cuatro puntos consecutivos, demostrando la misma fuerza en este tramo del encuentro que en los choques del Palau. De todos modos, apretaron las defensas, se sucedieron las posesiones al límite y surgieron tiros forzados o precipitados. Eliyahu seguía brillando con luz propia, dos triples barcelonistas apretaron el marcador, los vitorianos conseguían un 5-0, Navarro anotó un triple fantástico y Morris machacaba el aro local (66-66). El pívot norteamericano del Regal Barcelona taponó, de forma aparentemente ilegal, un gancho de Eliyahu y el 66-66 definitivo provocaba la prórroga.

 

SAN EMETERIO, FACTOR DECISIVO

Splitter (MVP del encuentro) se apoderó de la zona rival y Mickeal (16 puntos) se fue definitivamente al banquillo con cinco faltas. Entonces, los jugadores de Xavi Pascual, comandados por Ricky Rubio, lograron un parcial de 0-9 (70-75). Teletovic detuvo la sangría, aparecieron los nervios y con 76-78 en el marcador San Emeterio se jugó la posesión decisiva. Penetró, anotó, forzó una falta, encestó el tiro libro adicional y el Caja Laboral se convierte en merecido campeón de la ACB.

Marcos Blanco

marcos@gentedigital.es

Publicado el 15 de junio de 2010 a las 22:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD