jueves, 2 de febrero de 2023 12:00 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Jan Ullrich, el pasado y el dopaje en el mundo del ciclismo

Archivado en: ciclismo, dopaje, Jan Ullrich

imagen

"Ullrich quería ser un campeón sin mierda". Esta frase, pronunciada por el ex director del Telecom Rudy Pevenage, ilustra a la perfección la práctica tan extendida que se convirtió el dopaje en el ciclismo a finales del siglo XX y a comienzos del XXI. En una impresionante entrevista en L'Equipe, el antiguo director de Ullrich deja testimonios para la reflexión y la vergüenza de algunos miembros del pelotón.

"Se han limitado a castigar a un número mínimo de personas y dejaron que el Tour 2006 arrancara con un pelotón en el que al menos la mitad había cometido las mismas gilipolleces", comenta un indignado Pevenage para quien él, Ullrich y Eufemiano Fuentes no fueron más que los chivos expiatorios al igual que sucedió con el equipo Festina en 1998.

Pevenage tampoco se lava las manos y entona el 'mea culpa' por sus decisiones: "Con el dinero que ganaba (Ullrich) no podía permitirse perder frente a corredores de segunda fila. Entró en una espiral perversa, estaba mal con su conciencia (por doparse) y también por eso tenía tendencia a engordar. Hoy, que no corre, está mucho más delgado que cuando terminaba el Tour. El estrés arruinó su carrera, tenía miedo de no estar a la altura y no le gustaba todo aquello que estaba obligado a hacer. Quería ser un campeón natural. Sin mierda". Estremecedor.

Para el ex director del Telecom, quien asegura que no habló antes porque tenía la esperanza de regresar a algún equipo, las prácticas ilegales se mantuvieron al menos hasta 2006: "Incluso aquel año hubo corredores que empezaron el Tour con 45% de hematocrito y llegaron a París con 49,5%. Es naturalmente imposible, pero burlaron los controles. Es como saltarse un semáforo: puedes hacerlo cinco veces sin que te vean y da rabia, cuando te cogen, ver que otros hacen lo mismo sin consecuencias fastidia más".

Estas declaraciones, interesadas o no, confluyen en el tiempo con las que realizó Floyd Landis hace escasos días. Es la hora de que todos los miembros del pelotón internacional den un paso al frente y recuperen el espíritu de lucha de antaño, ese que hizo que tanto espectadores como patrocinadores se acercaran a un deporte tan fascinante.

Publicado el 9 de julio de 2010 a las 00:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD