miércoles, 2 de diciembre de 2020 21:08 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Mazembe y la grandeza del fútbol

Archivado en: fútbol internacional, TP Mazembe, Mundial de Clubes, Inter de Porto Alegre

imagen

Se les ha llenado la boca hasta la saciedad a los dirigentes de la FIFA en repetir que su objetivo es llevar el fútbol de élite a todos los rincones del planeta. A pesar de su controvertida decisión de otorgar el Mundial de 2022 a un país como Catar (según la RAE, ahora se escribe así), el máximo organismo sí que dio un paso hacia esa globalización instaurando años atrás el Mundial de Clubes.

Aunque pudiera parecerlo, el torneo ya no se limita a una simple final entre el campeón de la Liga de Campeones y el de la Libertadores. La inclusión de conjuntos africanos y asiáticos sólo era visto por algunos como una nota exótica. Desde ayer, ese argumento ha quedado totalmente anulado. Como sucediera en las primeras participaciones de las selecciones africanas en un Mundial, sus resultados en anteriores ediciones.

Pero en 2010 ha aparecido el TP Mazembe para recordarnos que en otras latitudes este deporte también levanta pasiones. Salvo en 'Sportyou', una gran excepción dentro de la vulgaridad del periodismo español, nadie se ha hecho eco en la portada de la gesta del equipo congoleño que demostró una vez más que el fútbol no entiende de poderío económico ni de superioridades teóricas. Al final, son 11 contra 11 y aquel equipo que explota mejor sus armas, el que más ganas pone, se acaba llevando el triunfo.

Y en el éxito del Mazembe también hay hueco para la añoranza, un pequeño trecho para recordar ese fútbol alegre de Camerún en 1990 o de Nigeria en los Juegos del 96, lejos de la rigidez táctica europea. Esa victoria nos hace pensar a los románticos que el Seongnam Ilhwa puede dar la sorpresa ante el Inter de Benítez y deparar una final que si bien no dará récords de audiencia, servirá para demostrar que hay fútbol más allá de los territorios UEFA o Conmebol.

Puede que se cumpla la lógica y que el Inter de Milán llegue a la final y golee al campeón africano. No habrá pasado nada. El gran paso ya se ha dado. Por partidos como el de ayer, el que aquí escribe y cientos de miles de personas amamos este deporte. El fútbol, afortunadamente, sigue muy vivo.

Publicado el 15 de diciembre de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD