miércoles, 27 de marzo de 2019 00:43 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Rafa Nadal: la Copa Davis y las malas costumbres

Archivado en: tenis, Copa Davis, Rafa Nadal, Verdasco, Feliciano López, David Ferrer

imagen

Seis finales de Copa Davis en once años y cinco títulos. Ese es el bagaje que me lleva a proclamar que el actual equipo de España es el mejor de todos los tiempos en la competición por equipos más importante del mundo del tenis. Qué lejos parecen aquellos años en los que la Armada miraba con recelo a los sorteos, esperando que cayera en suerte un rival asequible y sobre todo que la eliminatoria se jugara en casa. Les invito a muchos aficionados a hacer memoria para recordar esas sensaciones no tan lejanas en el tiempo y así desterrar el fantasma que ha perseguido a muchos durante este fin de semana: ganar la Copa Davis no es sencillo por más que este éxito se haya repetido con cierta frecuencia en la última década.

El nombre propio este lunes es el del hombre que acapara todas las portadas: Rafa Nadal. El número 2 mundial no falló (y ya van unas cuantas) al equipo y a los aficionados españoles dando el punto definitivo ante Juan Martín Del Potro. Nadal no llevaba vendajes, ni se echó mano a sus maltrechas rodillas cuando el partido le era menos favorable. Sacó su coraje indomable, ese que él mismo ha reconocido que le ha faltado en algunas fases de esta temporada, para escribir otra hermosa página en la historia del tenis español. Nunca antes había tenido la posibilidad de ganar el punto decisivo en una final, un acicate demasiado grande para un ganador de la raza del manacorí.

En medio de la fiesta, Nadal confirmaba lo que se sospechaba desde hace días: no disputará la Copa Davis el próximo año. En este país, el reino de los ventajistas, no dudo de que saldrán muchas voces hoy criticando al número dos del mundo. Para todos ellos les recuerdo el formidable esfuerzo que este jugador hizo para llegar a la semifinal contra Francia, apenas cinco días después de jugar la final de un grand slam, con la losa moral que suponía el hincar la rodilla una vez más ante Djokovic. Por cierto, el serbio no hizo lo mismo en la eliminatoria Serbia-Argentina. Demos todos las gracias a la ATP por saturar un calendario de locos en el que los jugadores afrontan doce meses casi sin tregua, dando la vuelta al mundo y pasando de las pistas duras a la tierra batida o a la hierba como el que se cambia de zapatillas.

Ahora llega el momento de que otros den un paso adelante. España no ha ganado estos títulos sólo por Nadal. Si así fuera, seguro que la Suiza de Federer ya habría levantado alguna ensaladera. Ferrer, Verdasco, Feliciano, Almagro...han sido varios los jugadores que han asumido la responsabilidad cuando había que afrontar viajes incómodos para  jugar en pistas complicadas de Argentina, Estados Unidos o Perú. Todos ellos también forman parte de esta época dorada y por más que Feliciano y Verdasco no hayan estado a un buen nivel últimamente también es de mérito reconocérselo. Hoy toca celebrar esos triunfos y disfrutar de ellos, a partir de mañana habrá que empezar a planificar el futuro, tal vez con capitán nuevo y sin Nadal. Como cantaba Freddy Mercury: "The show must go on".

Publicado el 5 de diciembre de 2011 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD