jueves, 27 de junio de 2019 13:58 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

La escasa paciencia de Abramovich juega en favor de Fernando Torres

Archivado en: fútbol internacional, Premier League, Chelsea, Di Matteo, Villas-Boas, Fernando Torres

imagen

Apenas ocho meses ha durado la andadura de André Villas-Boas al frente del Chelsea. Avalado por su experiencia dentro del cuerpo técnico de Mourinho primero y como entrenador de éxito después, el joven técnico portugués llegó a Stamford Bridge para liderar un proceso tan espinado como complejo: la renovación de una plantilla en la que su columna vertebral (Terry, Lampard y Drogba) está más cerca del retiro que de sus mejores días.

Villas-Boas era el séptimo entrenador en el que confiaba Roman Abramovic desde que se hiciera dueño del Chelsea en el verano de 2003, una lista más corta de lo que las cifras de su cuenta bancaria invitaba a pensar en su llegada a Fulham Road. Sin embargo, la relación de amor con el extécnico del Oporto ha durado mucho menos de lo que cabría esperar. Algunos apuntan al influjo del recuerdo de José Mourinho, otros al menor nivel de la plantilla 'blue'. Sea cual fuere la razón, lo único objetivo es que Villas-Boas llegó a Stamford Bridge con una filosofía de juego que su plantilla nunca acabó de asimilar y cuando los resultados empezaron a no estar de su lado, el portugués dejó de ser fiel a su libro de estilo. Esto pudo ser la gota que colmara el pequeño vaso de la paciencia del magnate ruso.

En medio de los rumores sobre el hipotético regreso de Mourinho y/o del fichaje de Rafa Benítez, Roberto Di Matteo ha pasado a ocupar el puesto de primer técnico. Este nombramiento bien podría tomarse como algo temporal, pero el hecho no deja de ser una excelente noticia para Juan Mata y sobre todo, para Fernando Torres. El italiano es un hombre que conoce el club a la perfección (vistió la camiseta 'blue' desde 1996 hasta 2002) y llega con una idea clara de juego de ataque bajo el brazo. No es que Villas-Boas sea un técnico defensivo, pero con Di Matteo el equipo puede parecerse a aquel West Bromwich Albion tan alegre que logró el ascenso a la Premier League en la 2009-2010.

Pero sin duda la gran novedad llega con el soplo de aire fresco que supone para el vestuario del Chelsea la llegada de Di Matteo. Es vox populi que la relación de Lampard, uno de los pesos pesados, con Villas-Boas no era del todo positiva. Con la llegada del nuevo técnico, la tensión se relajará y eso irá en beneficio de todos los jugadores, incluido un Fernando Torres que ve cómo se le escapa el tren de la Eurocopa.

Publicado el 10 de marzo de 2012 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD