domingo, 8 de diciembre de 2019 11:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Malos tiempos para Calderón

Archivado en: baloncesto, NBA, Calderón

imagen

Se perdió el Mundial de Turquía por una lesión que llegó en el peor momento posible, justo antes de hacer las maletas hacia el país otomano; y ahora el base extremeño José Manuel Calderón se prepara para vivir una temporada en los Toronto Raptors cuanto menos incierta.

Los problemas físicos han sido su cruz en las últimas campañas. La carga de partidos a la que se ven sometidos los jugadores de la NBA le impidió recuperarse completamente. Las consecuencias han sido terribles ya que la mejor versión de Calderón, esa que le hizo ser uno de los jugadores con mejor juego de piernas de todo el continente, ha pasado casi a mejor vida.

A nivel colectivo las cosas no pintan mucho mejor. Se marchó el jugador franquicia, Chris Bosh, en busca de los éxitos que prometen los 'galácticos' Miami Heat, y los Raptors han pasado a ser una plantilla en la que hay un claro sello europeo pero cuyo rendimiento es toda una incógnita.

En el primer partido de la temporada, Calderón repartió siete asistencias, líder de su equipo en ese apartado, pero comenzó el partido desde el banquillo. Esa condición de suplente y el resultado, 98-93 ante unos Knicks que no aspiran a mucho, hacen albergar pocas esperanzas al base español. Ojalá que la situación comience a cambiar a partir de esta madrugada ante Cleveland Cavaliers.

Francisco Quirós Soriano

Publicado el 29 de octubre de 2010 a las 18:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La ausencia de Calderón, un gran contratiempo para Scariolo

Archivado en: Calderón, Raúl López, Mundial Turquía, selección española, baloncesto

imagen

Los peores augurios se hicieron realidad y José Manuel Calderón no estará en el próximo Mundial de baloncesto que comienza este sábado en Turquía. La suerte ha dado la espalda al base de Villanueva de la Serena: se perdió por lesión la final de los JJOO de Pekín, el último Eurobasket y ahora el campeonato del mundo.

Su experiencia acumulada tanto en la ACB como en la NBA hacen de Calderón un jugador casi irremplazable. No había encontrado su punto ideal durante la fase de preparación, pero la confianza de Scariolo es plena, tal vez por ello se había convertido en la prolongación del seleccionador sobre la cancha.

Así que más allá del extraordinario rendimiento deportivo, la selección pierde a uno de sus valores morales. Tanto él como los hermanos Gasol han sido los encargados de desterrar los complejos del baloncesto español, tanto en los campeonatos internacionales como en la mejor liga del mundo. Su ausencia en Polonia el pasado verano fue suplida con el liderazgo de Navarro y Pau Gasol junto a la frescura de Llull. Ahora, sin el campeón de la NBA y con el escolta balear en baja forma por las lesiones, este papel queda única y exclusivamente en manos de la 'Bomba'.

Las cualidades de Raül López son indiscutibles pero no goza del carisma del extremeño. No conviene olvidar que en este tipo de torneos ese 'aura' juega también un papel importante, para los compañeros, los rivales e incluso para los árbitros. Sin embargo, el base del Khimki juega con una baza a su favor: conoce bien a Scariolo tras un año a sus órdenes en Rusia.

Con todo esto hay motivos para el pesimismo, pero no es el momento de ver la botella medio vacía. Estos jugadores están dando los años más gloriosos del basket nacional y eso debería suponer un plus de confianza hacia ellos. Las bajas también servirán para rebajar la exigencia y las expectativas.

Francisco Quirós Soriano

francisco@gentedigital.es

 

Publicado el 24 de agosto de 2010 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Calderón se une a Pau Gasol en la lista de bajas de la ÑBA

Archivado en: Calderón, Raúl López

imagen

El amistoso ante Estados Unidos dejó una mala noticia para el equipo español de baloncesto. El jugador que estaba llamado a ser base titular, José Manuel Calderón, sufrió una lesión en el último cuarto del encuentro que le hará perderse la cita mundialista de Turquía. Raül López será su sustituto.

De este modo, Scariolo y España pierden a dos de sus mejores jugadores, Calderón y Gasol, para un Mundial que promete estar muy parejo. Pero no hay margen para las lamentaciones. El campeonato comienza el próximo sábado y ahora, Raül López sólo dispone de unos pocos días para acoplarse a un equipo con el que ya tocó la gloria el verano pasado en Polonia.

Con algo menos de velocidad que en sus esperanzadores inicios en el Joventut pero con buenas capacidades para llevar la manija y un buen tiro exterior, Raül esper hacer olvidar al base de los Toronto Raptors que tampoco estuvo en el último Eurobasket.

Sin Calderón, España pierde imaginación y experiencia en el puesto de base. Sin embargo, Raül López ya demostró tanto en su etapa como junior de oro como en la NBA que es un jugador con una calidad contrastada. Él es el último en sumarse en una lista que tiene ante sí un reto de enorme dificultad pero no imposible: repetir el éxito de Japón 2006.

Publicado el 23 de agosto de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Acaso los 'ÑBA' son intocables?

Archivado en: baloncesto, NBA, autocrítica, medios, Pau Gasol, Marc Gasol, José Manuel Calderón, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez

(Segunda parte y conclusión de este reportaje)

El Eterno Suplente anda fastidiado porque se ha hecho un esguince en el ligamento deltoideo del tobillo izquierdo durante su partido dominical con los argonautas y esta dolencia ha supuesto el fin a su temporada. Al final, la consideración del deporte como una fuente peligrosa de dolor va a tener cierto sentido. El cabreo que supone la citada lesión trae como consecuencia una visión más ácida de la realidad circundante durante estas fechas.

La siguiente reflexión viaja hacia la NBA o se inmiscuye en el raciocinio de quienes elaboran noticias sobre las actuaciones de los jugadores españoles que juegan en la mejor liga del mundo. La valía de Pau Gasol está fuera de dudas y los aficionados entienden el indudable nivel de Calderón, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez o Marc Gasol en su baloncesto.

Cada día y en cada informativo, nos cuentan las peripecias de todos ellos, agarrándose a las estadísticas como fuente más fiable a la hora de valorar sus actuaciones. ¿Acaso hay que tomar esta referencia como básica en un campeonato donde un tío puede meter 40 puntos con un 10 de 30 en tiros por poner un ejemplo? El interminable calendario, la potencia física y agilidad de los norteamericanos suponen una lucha constante de los nuestros (¡viva el plural mayestico!), que, como es obvio, hacen buenísimas actuaciones, buenas, regulares, malas y horrorosas.

Lo que sucede es que cuando los 'ÑBA' no están a la altura de las circunstancias o atraviesan un mal momento deportivo siempre se anteponen cuestiones externas como la falta de minutos o la poca confianza del técnico para argumentar la verdad. Hagamos un poco de autocrítica, actitud que ellos agradecerán, y no tapemos con números o confundamos al personal con milongas baratas.

 

Publicado el 9 de marzo de 2010 a las 12:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Rudy recupera su nivel cuando los Lakers sufren en la NBA

Archivado en: NBA, Lakers, Gasol, Raptors, Calderón, Turkoglu, Rudy Fernández, Portland, Marc Gasol, Grizzlies

Los Toronto Raptors de Calderón derrotaron a Los Ángeles Lakers (106-105) con dos tiros libres finales de Turkoglu, después de que los árbitros pitasen una falta dudosa de Gasol sobre éste. Rudy ha vuelto por sus fueros este fin de semana (19 puntos en la victoria de Portland contra Detroit) y Marc Gasol continúa realizando una temporada espectacular. El pasado sábado contribuyó de forma notable (15 puntos) a la victoria de Memphis (23-19) contra Oklahoma City. 

Los Raptors vencieron a los Lakers en un final de infarto. Turkoglu se jugó la última posesión y decidió meterse hasta la cocina para buscar una bandeja. Entonces, los árbitros pitaron una falta de Pau Gasol, que perseguía al turco, pero que en las imágenes televisivas no parece contactar de forma clara con Turkoglu. Sin embargo, hubo falta, dos tiros libres y el base de los Raptors no falló para provocar la segunda derrota de los angelinos en los últimos tres partidos (derrota ante Cavs, victoria en New York y derrota en Toronto). Ahora mismo, el equipo de Gasol lidera la Conferencia Oeste con un balance de 33-11. El mejor conjunto de la NBA, en lo que a números se refiere, son los Cavaliers de LeBron James (34-11). Aquí tienen las clasificaciones, para hacerse a una idea de cómo va la temporada.

En este sentido, los Portland Trail Blazers atraviesan un momento dulce. Los números lo dicen todo. El regreso de Rudy Fernández ha sido muy importante para el equipo y éste ha anotado 19 puntos en la reciente victoria contra Detroit. Inmaculado desde la línea de tiros libres (10 de 10), Rudy está recuperando el tono físico y competitivo que necesita. Así lo corroboran estas imágenes...

 

 

Publicado el 25 de enero de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Baño celeste en el Calderón

Archivado en: fútbol, Copa del Rey, cuartos de final, Atlético de Madrid, Celta, Vicente Calderón

Atlético de Madrid y Celta de Vigo empataron a uno en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, que tuvo lugar en el Vicente Calderón. Los vigueses merecieron un triunfo abultado por ocasiones, fútbol, atrevimiento y lucha, pero les faltó definición. El equipo colchonero, un juguete roto sobre el campo, transmitió una imagen lamentable en esta eliminatoria que, por fortuna para los de Quique, todavía tiene solución en la vuelta. El choque de Balaídos en siete días promete emociones fuertes. Tiene aspecto de lotería rusa.

Con más de 40.000 espectadores en las gradas del Calderón y una nutrida presencia de aficionados celestes en el Fondo Norte, se enfrentaban sobre el césped, a priori, un equipo de Primera contra otro de Segunda. Visto lo sucedido, los papeles parecían invertidos. Los rojiblancos llegaban al envite después de tres triunfos consecutivas, incluyendo esa remontada copera ante el Recreativo. El Celta de Eusebio, invicto en esta competición, aparecía por Madrid con una progresiva mejoría en su funcionamiento futbolístico, aunque sigue en la parte baja de la categoría de plata. Con este contexto, arrancó un choque que dinamitaron Iago Aspas y Trashorras en tres minutos.

Ese fue el tiempo que tardó el Celta en asustar a la parroquia rojiblanca y a los once pupilos de Quique Sánchez Flores. Cerca de la frontal, Aspas, que se encontraba de espaldas a la carrera de Trashorras, suelta un taconazo primoroso que dejaba al lucense sólo ante De Egea. El céltico colocó el balón en el fondo de las redes atléticas y subió el 0-1 al marcador. A todo esto, con anterioridad, una caída del visitante Michu pudo suponer un penalti favorable a los vigueses. Al Atlético le costó horrores bajar la pelota, llevar el dominio del partido. Se siente más cómodo al contraataque, a impulsos. Esta teoría se caía por su propio peso con el tanto celeste. Poco después, en la segunda llegada local al área contraria, Tiago, nuevo fichaje rojiblanco, marcaba de cabeza el 1-1 tras un saque de esquina. Menos mal que lograron ese tanto, porque esta acción puntual, la falta de puntería viguesa en ataque y la excelente actuación de De Egea, guardameta local, salvaron al Atlético de una derrota dolorosa.

El Celta ofreció un recital de juego y actitud en el Calderón. Bien posicionado sobre campo, con la agresividad necesaria para controlar la calidad rojiblanca, elaboró una y otra vez buscando la portería contraria. Si tuviesen un '9' con olfato de gol, la eliminatoria estaría sentenciada. El 'fútbol de salón' que transmite Eusebio a los suyos sufre en Segunda, porque allí priman otros conceptos (dureza defensiva, líneas muy juntas, muchas patadas y un gol como llave para la victoria) distintos a los que propuso el Atlético, incapaz de imponer sus recursos técnicos y la velocidad en los movimientos que distinguen a ambas categorías. Quique probó con varios sistemas, pero la depresión psicológica que se instala en la plantilla atlética en determinados encuentros merece un profundo estudio. Un buen ejemplo es Perea, coreado por los aficionados visitantes debido a su facilidad para cometer errores en defensa.

Si la primera parte tuvo color celeste, el segundo período continúo en la misma línea. El despliegue físico de los 45 minutos iniciales no pasó factura a los visitantes. Pudo más la motivación y Eusebio oxigenó la media con inteligencia. La aparición de Forlán en el cuadro rojiblanco no mejoró las prestaciones ofensivas del Atlético, que apenas inquietó un par de veces a Yoel. Trashorras marcaba el ritmo de los celestes y se sucedieron las oportunidades viguesas a la contra, debido a los numerosos lanzamientos de córner o a faltas laterales. El citado centrocampista céltico y Iago Aspas, éste por dos veces, se encontraron con De Gea y el Atlético salió vivo de su propio estadio.

El sueño acabará en Balaídos para uno de los dos conjuntos la próxima semana. En el caso colchonero, ésta es la gran ocasión de conseguir un título que les hace falta. Por su parte, el Celta contempla la competición copera como un sueño necesario, teniendo en cuenta su situación liguera y que esto les ayuda a recuperar la autoestima perdida en los últimos años.

Publicado el 22 de enero de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Celtismo en estado puro

Archivado en: fútbol, Copa del Rey, cuartos de final, Atlético de Madrid, Celta, Vicente Calderón

Cuando uno sale de Pirámides camino del Calderón minutos antes del fútbol tiene la impresión de que son las tantas de la madrugada y el personal está a punto de meterse en una discoteca. Cientos y cientos personas hacen su particular botellón en los parques, a 300 metros del campo o colapsa los bares cercanos. Así demuestran que al fútbol no se puede entrar con sed. ¿Destino? Fondo Norte. Segundo Anfiteatro. Sector 508.

Allí se van a instalar los aficionados celestes procedentes de Vigo en varios autobuses, que han salido por mañana para ver a su equipo. ¡Un jueves! ¡Eso se llama a los colores! Sobre todo, en los tiempos que corren, con el equipo en Segunda y mal clasificado. Pase lo que pase. Ahí están. La vida no se acaba para ellos en el Celta, pero tampoco se entiende sin el Celta.

La puerta 7 reúne a viejos conocidos, amigos o integrantes de la misma fiebre celeste. Suben todos a la grada. Hace un frío tremendo. La perspectiva es buena, porque el diseño del Calderón ayuda. Eso sí, cuando llueve no hay quien se salve. ¿Habría 200 aficionados del Celta en las gradas? Por lo menos.

Los que estaban allí no pararon de cantar, de animar a los suyos, de soltar algún improperio que otro y de llevarse las ganas a cabeza por dos motivos. ¿El primero? Estaban alucinando con el partido de sus jugadores. ¿El segundo? No se creían que aquello pudiese acabar 1-1. A todo esto, Hubo reproches mutuos con algunos aficionados atléticos que estaban cerca y muy aburridos por el partido.

Cuando acabó la fiesta, se vació el estadio. Luego, salieron los turistas vigueses con dirección al autobús. Más de uno tenía que entrar a trabajar a las 8 de la mañana. Eso es afición. Lo demás son tonterías. Una vigilante de seguridad mira a varios aficionados y les dice: "Sois la mejor afición que ha pasado por aquí". La respuesta, instantánea. "¡Sómos muy 'bueniños'!". Muy gallego. Balaídos dictará sentencia. La semifinales están a la vuelta de la esquina.

Publicado el 22 de enero de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD