miércoles, 20 de noviembre de 2019 02:55 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de El eterno suplente

Tiempo muerto

Estuvo 'Mou' orgulloso

Archivado en: fútbol, semifinales, Champions League, Barcelona, Inter, José Mourinho, Victor Valdés

José Mourinho (Setúbal, 1963) llegó a Barcelona como traductor de Robson en 1996 y se marchó cuatro años después tras haber sido ayudante de Van Gaal. Excéntrico y exhibicionista, engrandeció su ego con las manos en alta desde el centro del Camp Nou tras eliminar al Barça. 'Mou' orgulloso.

Con un conservadurismo abominable, el Inter se ha metido en la final de la Champions y lo ha hecho con una solidez defensiva brillante en el choque de vuelta correspondiente a las semifinales, así como habiendo utilizado una táctica inteligente en la ida, achacable a las directrices técnicas de 'Mou'. Con él, no verás buen fútbol, pero sí hará todo lo posible para conseguir la victoria, fin que justifica los medios en muchas conciencias. Ha ganado una Champions en el Oporto (2004) y quiere la segunda.

Cuando acabó el partido, Mourinho se puso a correr por el césped como un loco y levantó los brazos en actitud rabiosa, fruto de la presión contenida durante las últimas fechas o de una cuenta pendiente con la afición del Barça. De aquel Mourinho, que pasó por la Ciudad Condal sin hacer ruido, a éste media un abismo. Victor Valdés, guardameta del Barcelona, le agarró para que dejase de hacer gestos supuestamente irrespetuosos hacia la grada. Pagaría por saber qué dijo 'Mou' y cómo le calmaba Valdés. Lo cierto es que estaba 'Mou' contento.

 

Publicado el 29 de abril de 2010 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El eterno suplente

El eterno suplente

El míster te mira. ¿Vas a salir?, dice. Desde el banquillo, uno también juega su particular partido. Hablas, organizas, gritas, sufres, encestas, tiras a portería, sueltas un revés o cambias de marcha al llegar a la curva más peligrosa del circuito. No eres el protagonista ante las cámaras, pero te sientes vivo porque eres un loco del deporte. El deporte mueve masas y es un gran espejo para el ser humano que busca emociones fuertes y no entiende de límites.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD