jueves, 29 de septiembre de 2022 16:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Burgos

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Los Ayuntamientos de Villalba de Losa (Burgos) y Orduña (Vizcaya) reclaman la implicación de la Junta de Castilla y León y del Gobierno Vasco para reparar los daños que sufre en la actualidad

Cae parte del revestimiento del monumento a la Virgen de la Antigua, en Villalba de Losa

El alcalde de Villalba de Losa, José Losa, y la alcaldesa de Orduña, Itziar Biguri, han dado la voz de alarma tras los desprendimientos que se han producido esta semana en el monumento a la Virgen de la Antigua, como consecuencia de las grietas que presentaba desde hace tiempo.

Archivado en: Monumento a la Virgen de la Antigua, Villalba de Losa, Orduña, desprendimientos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Galería

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/I.S.
26/6/2021 - 13:55

Ha transcurrido más de un siglo desde su inauguración, concretamente 117 años, y el paso del tiempo y la falta de mantenimiento han hecho mella en el monumento a la Virgen de la Antigua, situado en el monte Charlazo, en terrenos del Ayuntamiento de Villalba de Losa, pequeño municipio burgalés perteneciente a la comarca de Las Merindades, lindando con el País Vasco.

Construido en hormigón armado, se alza majestuoso coronando la cima de ‘la peña', a 927 metros de altitud. Su imponente silueta con forma de árbol de 25 metros de altura, en cuya copa está esculpida una imagen de la virgen, es todo un referente no solo para los habitantes del Valle de Losa, sino también para los de la cercana localidad de Orduña (Vizcaya), que fue quien promovió a comienzos del siglo XX levantar un monumento en honor a su patrona.

Su estratégica ubicación, sin embargo, le hace estar expuesto a las inclemencias meteorológicas, soportando fuertes rachas de viento, acumulaciones importantes de hielo y nieve en los inviernos y la acción del calor en los veranos. Todo ello, unido al paso de los años, ha provocado un deterioro progresivo tanto en el exterior del monumento como en su interior, que desde hace años permanece cerrado a las visitas.

Salvo algunas restauraciones puntuales -la última data de 1975-, esta joya arquitectónica requiere de una intervención global y urgente para evitar daños irreversibles. Así lo reclaman el alcalde de Villalba de Losa, José Losa, y la alcaldesa de Orduña, Itziar Biguri, quienes han dado la voz de alarma tras los desprendimientos del manto de hormigón de la virgen que se han producido esta semana, como consecuencia de las grietas que desde hace tiempo presentaba el revestimiento.

En declaraciones a este periódico, José Losa explica que los ayuntamientos de Villalba y Orduña han acordado conjuntamente una primera medida de urgencia, consistente en vallar la zona del monumento que se ha visto afectada para evitar que los excursionistas se puedan acercar.

La próxima semana, ambos regidores mantendrán una reunión para determinar otras medidas, si bien tienen claro que pedirán a las administraciones autonómicas, Junta de Castilla y León y Gobierno Vasco, que se impliquen en la búsqueda de una solución. "Es de urgente necesidad que se actúe", resalta el alcalde de Villalba, quien también se muestra partidario de vallar todo el perímetro del monumento "para que nadie pueda entrar" y evitar así riesgos. Añade, no obstante, que "esta no es la solución; la solución es tomar medidas para arreglar de una vez por todas un monumento singular y de los primeros de la historia en hormigón armado. Se ha ido dejando y hemos llegado a esta situación".

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres