domingo, 17 de noviembre de 2019 17:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Cáceres

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

La Junta ratifica que la obra del entorno de Alzapiernas en Cáceres no cumple la normativa de accesibilidad

La OTAEx decidirá qué actuaciones llevar a cabo y el Gobierno local pide un informe jurídico sobre las responsabilidades del proyecto

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

02/10/2019 - 13:45


La OTAEx decidirá qué actuaciones llevar a cabo y el Gobierno local pide un informe jurídico sobre las responsabilidades del proyecto

CÁCERES, 2 (EUROPA PRESS)

El informe que ha elaborado la Dirección General de Accesibilidad y Centros de la Junta de Extremadura sobre las obras que se han ejecutado en las calles Alzapiernas, Sánchez Varona, Parras y Zurbarán de Cáceres, concluye que el proyecto incumple la ley de accesibilidad, tal y como había denunciado un particular que presentó un escrito ante la administración regional sobres este asunto.

El Ayuntamiento de Cáceres ha recibido este miércoles el informe en el que se realiza un análisis detallado de cada una de las calles donde se ha actuado y explica los incumplimientos en los que se ha incurrido. Así, en la calle Alzapiernas, que ha estado cortada nueve meses por las obras, el proyecto incumple "total y absolutamente" la normativa técnica de accesibilidad, aunque la Junta no entra a valorar la ordenanza municipal de accesibilidad, porque no es su competencia.

No obstante, sí marca unos incumplimientos como que las rampas tienen un desnivel del 22%, un 23% y un 25% según los tramos, cuando la legislación establece que la pendiente debe situarse entre el 8 y el 10%. Tampoco se cumple el paso de 180 centímetros en el itinerario peatonal.

Las escaleras de obra tampoco tienen la altura máxima exigible y faltan tramos de barandillas en dos alturas para facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida. En cuanto a la escalera mecánica que se ha instalado en un tramo de la calle, el ancho es de 80 centímetros, cuando debería ser de un metro como mínimo. Además, los espacios previos carecen de pavimento tacto-visual para advertir del peligro de caídas a personas con discapacidad visual.

En la calle Sánchez Varona, que fue la primera en la que se actuó, la pendiente supera el 17% y no cuenta con el pasamanos a doble altura que debe tener este tipo de rampas. En la calle Zurbarán, las rampas no tiene el ancho libre mínimo permitido, que se sitúa en 180 centímetros, sino que miden 150. Sus tramos no deberían ser superiores a diez metros y lo son, y la ampliación del acerado tampoco mide el mínimo permitido por la ley de metro y medio.

Finalmente, la calle Parras, que se propone en el proyecto como un itinerario accesible, el único ensanche de acerado que se ha ejecutado llega a 138 centímetros, por lo que tampoco alcanza el metro y medio necesario. La única calle que cumple la normativa es Felipe Uribarri, situada a 250 metros de Alzapiernas y que cuenta con una rampa del 4%.

A pesar de estos incumplimientos, la Junta de Extremadura ha decidido no iniciar un proceso sancionador ante la "buena fe" del actual equipo de Gobierno en buscar soluciones y "acometer las mejoras necesarias para cumplir la ley de accesibilidad en esta zona".

El contenido del informe lo ha dado a conocer en rueda de prensa, el portavoz del Gobierno local y concejal de Fomento, Andrés Licerán, que ha recordado que el PSOE "siempre" ha tenido "serias dudas" de que el proyecto, que se puso en marcha en la legislatura anterior, cumpliera con la normativa, por lo que ha criticado que se haya "despilfarrado" dinero público para llevar a cabo una obra que no cumple la ley.

DIRIMIR RESPONSABILIDADES

Por ello, se ha solicitado un informe jurídico tanto a los servicios técnicos, sobre las deficiencias que traslada la Junta de Extremadura, como de las "posibles responsabilidades" que se puedan derivar de la aprobación de este proyecto "a sabiendas de los incumplimientos que se estaban llevando a cabo".

Ante esto, Licerán "no" descarta que de ese informe jurídico se puedan dirimir responsabilidades "técnicas" o "políticas" pero ha advertido que "no se va a abrir una caza de brujas contra los técnicos del ayuntamiento" porque la decisión "política" de actuar en esta calle "tiene que asumir sus responsabilidades si el informe jurídico decide que así sea".

En este sentido, ha recordado que esta obra que la Junta de Extremadura dice que es "ilegal", la ha ejecutado el gobierno anterior de los que algunos miembros forman parte del actual Grupo Popular del ayuntamiento, por lo que Licerán cree que "son ellos los que tendrán que dar respuestas a por qué apoyaron esta decisión y qué van a asumir ahora con este informe de la Junta".

"Nosotros estamos muy comprometidos con el uso del dinero público y no se puede malgastar en soluciones que no son accesibles", ha insistido el portavoz, que ha recordado que el proyecto, que se ha financiado a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) con una ayuda europea, ha alcanzado los 500.000 euros.

Precisamente, Licerán ha dicho que el equipo de Gobierno está "muy preocupado" por la posibilidad de que Europa pida explicaciones y, al final, se tenga que devolver el dinero si hay que modificar el proyecto. "No tenemos la resolución concreta pero estamos preocupados por ese tema y por la irresponsabilidad que alguien ha podido cometer al ejecutar con dinero público estas actuaciones que ahora, posiblemente, tengamos que modificar", ha concluido.

ASESORAMIENTO DE LA OTAEX

Con todo esto, el actual equipo de Gobierno ha decidido remitir el informe regional a la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (OTAEx) para que asesore y aconseje las propuestas técnicas que deban acometerse en el entorno de las cuatros calles afectadas (Alzapiernas, Sánchez Varona, Zurbarán y Parras).

Las conclusiones que emita la OTAEx se llevarán a la Comisión de Accesibilidad, según ha explicado Licerán, para que se decida "qué medidas tomar". "No descartamos nada", ha subrayado el portavoz que espera que las mejoras que se lleven a cabo no vuelvan a cerrar la calle Alzapiernas y no se afecte de nuevo a los empresarios y vecinos de la zona porque "bastante castigados han estado ya con esta actuación". El contenido del informe se trasladará a los empresarios, así como la decisión del gobierno de pedir consejo a la OTAEx.

"Centraremos todos nuestros esfuerzos en que estas actuaciones que se tengan que acometer puedan evitar el cierre de la calle Alzapiernas porque ya han sufrido suficiente los comerciantes, los hosteleros y residentes y tienen nuestro compromiso de que vamos a pelear para no tener que volver a cerrar el paso de esa calle que, tristemente se está haciendo famosa", ha lamentado el portavoz.

Una vez se sepa la decisión de la OTAEx, de la que se desconoce el tiempo que podría tardar, se actuará "a la mayor brevedad posible" y el Gobierno local tendrá que "buscar fondos" para financiar las actuaciones que podrían llevarse a cabo para solucionar "este problema puntual".

Con todo ello, la escalera mecánica seguirá funcionando porque el Gobierno cacereño no se ha planteado pararla al entender que "generaría más problemas que el que se pretende mejorar", ya que si se clausurara la escalera solo se podría acceder a la calle a través de dos escalinatas que no cumplen la normativa.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres