domingo, 17 de noviembre de 2019 16:01 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Cádiz

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

La campeona del mundo de Kitesurf sitúa a Pérez-Dolset en el negocio en Tarifa al que Zed envió dinero

Se investiga si el CEO de la tecnológica distrajo fondos a espaldas del accionariado para su lucro personal en el contexto de este deporte náutico

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

09/10/2019 - 15:30


Se investiga si el CEO de la tecnológica distrajo fondos a espaldas del accionariado para su lucro personal en el contexto de este deporte náutico

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La diez veces campeona del mundo de Kitesurf Gisela Pulido ha testificado por videoconferencia este miércoles en la Audiencia Nacional que el ex CEO de Zed Worldwide Javier Pérez-Dolset estaba involucrado en la gestión de "La Venta del Tito" un negocio en Tarifa (Cádiz) del que es administradora única su pareja, Nuria García, y que habría recibido fondos distraídos de la tecnológica sin conocimiento del accionariado, según los investigadores.

En una breve declaración ante el Juzgado Central de Instrucción número 6, que investiga la 'operación Hanta', Pulido ha expresado su malestar con Pérez Dolset, de quien ha dicho que aún le debe dinero de patrocinios y premios aunque no tiene interés en emprender acciones legales al respecto, de acuerdo a las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

Los informes de la UDEF que obran en la causa exponen que Pérez-Dolset y su pareja habrían canalizado a través del mundo del kitesurf, del que son aficionados, fondos distraídos del Grupo Zed "convirtiéndolo en su lucro particular" a través de las mercantiles Pure Action -que controlaba la marca 'Best', patrocinadora de Gisela Pulido-- y Blue Kite 25 y sirviéndose de un entramado societario para mover el dinero bajo apariencia de servicios y patrocinios.

Apuntan en concreto que en marzo de 2014 Pérez-Dolset solicitó al director financiero de Zed que realizara una transferencia de 900.000 euros para el supuesto pago de una deuda a la sociedad belga Crescenda, "en realidad", controlada por el propio Pérez-Dolset y Daniel Arteaga, director del departamento legal del grupo.

Al día siguiente, salieron 900.000 euros de Crescenda a Blue Kite 25, de la que es administradora única Nuria García y que seis días más tarde, emitió ocho cheques bancarios por 800.000 euros con los que adquirió tres fincas, entre ellas la que incluía la explotación de la mencionada 'Venta del Tito' en Tarifa.

Gisela Pulido, de acuerdo a los investigadores, mantuvo relaciones comerciales con Pérez-Dolset a través de ese establecimiento y su propia mercantil "fruto de la amistad que ambos mantenían" hasta que surgió "alguna desavenencia" entre ambos por la estrategia que él seguía respecto de las sociedades vinculadas al kitesurf, llegando a "controlar un gremio y obtener beneficios del mismo" tras construir un entramado "gracias a las salidas de capital de ZED".

SE INVESTIGA SI EL PATROCINIO ERA FALSO

En este sentido, según los mensajes de texto entre ambos que obran en la causa, Pérez-Dolset habría desplegado su influencia a través de Gisela Pulido para favorecer ese negocio de hostelería. "Sé bien que me has utilizado, como cuando me pediste que fuera a hablar con el alcalde para decir que sólo se hacía la PKRA (el mundial de kitesurf) si se hacía en la venta", llega a decirle la deportista.

Blue Kite desembolsó en mayo de 2014 una cantidad de 650.000 dólares -la transferencia la firmaba García y fue a través de una sociedad panameña-- para adquirir la sociedad denominada PKRA, organizadora de los mundiales de kitesurf.

En ese año, Blue Kite 25 sólo declaró 25.065,43 euros en ingresos. El informe indica que además, "la facturación repercutida al Grupo Zed por parte de Blue Kite 25 S.L., no responde a unos servicios reales, sino que se facturan 'conceptos' para justificar las partidas de capital que reciben ambas sociedades provenientes de Zed, según los mismos informes policiales.

Durante su declaración al respecto el pasado mes de julio, Pérez-Dolset negó irregularidad alguna y defendió que el dinero se había movido en el contexto de las actividades de patrocinio de este deporte. Argumentó también que entró en PKRA porque se presentó como "oportunidad" y explicó que entraron otros socios de Zed en el negocio pero con la premisa de que el porcentaje que tuvieran en Pure Action debía ser igual o inferior al que ostentasen en la tecnológica.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres