lunes, 22 de julio de 2024 07:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Comisiones de investigación

Ha bastado que el PP haya perdido la mayoría absoluta en las Cortes de Castilla y León para que se pongan en marcha varias comisiones parlamentarias de investigación sobre presuntas irregularidades de la Junta de Castilla y León. Hasta ayer mismo, el PP ha venido abusando de su eterna mayoría absoluta para impedir cualquier intento de la oposición destinado a investigar posibles irregularidades y, sorprendentemente, ahora, son los populares los que se ponen a la cabeza en este tipo de iniciativas en aras de la transparencia, claridad e información que demanda la sociedad. Es como el milagro de Saulo, quien un día se cayó del caballo y al siguiente se convirtió en San Pablo. La fe mueve montañas. Algo así le ha tenido que pasar al presidente Juan Vicente Herrera, quien, de pronto, ha tenido un arranque de democratitis al aceptar lo que en 18 años ha negado sistemáticamente, es decir facilitar la creación de comisiones parlamentarias de investigación sobre actuaciones dudosas de su gobierno.

Martínez Carrión
16/10/2015 - 08:40

Lo que hace no disponer ya del rodillo de la mayoría absoluta. Milagros. Bienvenida sea esta especie de arrepentimiento porque el beneficiado es el ciudadano y, de paso, la buena imagen de la clase política. Crear una comisión de investigación no presupone absolutamente nada, sólo es un instrumento para averiguar si se ha actuado conforme a la ley o no. Todo el mundo es inocente hasta que no se demuestre lo contrario, una presunción que también afecta a los políticos, a pesar de su mala imagen bien ganada ante los ciudadanos. Ahora, con este tipo de comisiones tienen una oportunidad para recobrar credibilidad de cara a la opinión pública.
En este sentido, las Cortes han constituido esta semana una comisión para investigar posibles irregularidades en la concesión de licencias de una serie de parques eólicos repartidos por toda Castilla y León. Hay sospechas de que desde la Administración regional no se ha obrado bien, favoreciendo determinadas propuestas en detrimento de otras.
Algo parecido sucede en el nuevo hospital de Burgos, cuyo presupuesto inicial se ha disparado de forma escandalosa, para, al final, ser traspasado a la gestión privada en un proceso poco claro. Todas las sospechas serán dilucidadas a través de una comisión parlamentaria de investigación. Ese es el cauce. Ya está bien de recurrir de forma manida a los tribunales en busca de titulares alarmantes. El proceso lógico es investigar primero de forma interna, aprovechando los cauces que permite la ley, y acudir a los tribunales sólo cuando haya certeza de que se ha actuado mal y existan indicios racionales de algún tipo de delito.
No es buen síntoma que el PP se haya reservado la presidencia de la primera comisión parlamentaria de investigación en las Cortes de Castilla y León en 18 años, ni que las sesiones sean a puerta cerrada, a pesar de que el reglamento permita ambas actuaciones; pero lo importante es que la oposición va a tener un gran oportunidad para poner en práctica sus auténticas propuestas políticas de reforma, de saneamiento del sistema parlamentario y, sobre todo, de limpieza y regeneración de la propia clase política. Y, en esta ocasión, el PP no lo va a poder impedir, salvo que a los miembros de la oposición de estas comisiones se dejen obnubilar por el voluntarismo, el foco de los flases o la inexperiencia.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres