sábado, 19 de septiembre de 2020 18:01 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Sadat Maraña como síntoma

El polémico coordinador de Ciudadanos en León, Sadat Maraña, ha dimitido de todos sus cargos directivos en el partido, aunque seguirá como militante de base. La dimisión se produce después de duros enfrentamientos en el seno del partido y de una actuación polémica, caracteriza por la falsificación de su título universitario, su controvertida elección a través de las redes sociales como coordinador del partido y de ser el autor de unos comentarios más que sexistas en las mismas redes sociales. Es decir, Maraña ha hecho en poco tiempo todo lo contrario a lo que se esperaba de un líder de un partido reformista, moderno, transparente y democrático.

Archivado en: Francisco J. Martínez Carrión, Satat Maraña, Partido Popular, PP, UPyD, Ciudadanos, Albert Rivera, PSOE

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Martínez Carrión
12/2/2016 - 08:23

Maraña no es sólo un líder local cuestionado en un partido político nacional. Es un síntoma. Ciudadanos es un partido de aluvión, formado por militantes y, sobre todo, por cuadros directivos procedentes de otros partidos políticos, sobre todo del Partido Popular, de UPyD de Rosa Díez y, en menor medida, del PSOE. En este aluvión de gentes hay de todo, como en botica. Gente de buena fe en busca de un partido moderno que rompa con los hábitos defectuosos de los partidos tradicionales y aprovechados de todas las calañas en busca de trepar lo más rápidamente posible aprovechando las experiencias en otros partidos.
El principal capital de Ciudadanos es su líder nacional, Albert Rivera, pero eso no es suficiente para estructurar un partido con implantación nacional y organizar unas estructuras internas que de verdad respondan a las líneas fundacionales y programáticas. Es muy difícil que un rebotado del PP, por ejemplo, recién desembarcado en Ciudadanos, cambie de la noche a la mañana su forma de pensar, de actuar, de comportarse y de dirigirse a los militantes y a los ciudadanos en general. Es que son formas muy distintas de ver la vida.
Crisis como la que ahora asola a Ciudadanos de León van a aparecer en múltiples lugares de España. Es lógico. El futuro y consolidación del partido dependerá de la ejemplaridad que se adopte en la resolución de estas crisis. Y sólo hay una manera: aplicando la democracia interna, la transparencia y, sobre todo, la aplicación de los estatutos. Alguien que engaña a sus propios compañeros de partido no puede acceder a cargos internos y ni mucho menos electos.
La consolidación de Ciudadanos como partido no sólo se juega estos días con la resolución de crisis internas como la de León sino, y sobre todo, con la decisión que al final adopte Rivera en la compleja negociación para conformar un gobierno estable a nivel nacional. Hasta ahora, Rivera juega a ser el perejil de todas las salsas, el pegamento necesario para conformar coaliciones y uniones temporales; pero llegará un momento no muy lejano en el que tendrá que elegir, mojarse y optar por apoyar, directa o indirectamente, al socialista Pedro Sánchez o esperar a que Rajoy tenga una oportunidad para conformar una alternativa estable. Tremenda encrucijada.
Ahí está el ejemplo del partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), un antecedente de Ciudadanos, que en poco más de una legislatura ha culminado su ciclo vital con más pena que gloria, pasando de ser una gran esperanza y un revulsivo necesario a terminar en fracaso absoluto. ¿Ciudadanos será también flor de un día?

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres