domingo, 19 de septiembre de 2021 15:32 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / EDUARDO MORÁN / PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE LEÓN

"Debemos llegar a un acuerdo sobre qué queremos para la provincia de León y cuál debe ser el formato"

Eduardo Morán, presidente de la Diputación de León, repasa en el ecuador de la legislatura la situación actual de la provincia leonesa, el reto de llevar internet a todos los pueblos, incluso al más recóndito y los principales proyectos en marcha. Asegura que la marcha del ministro Ábalos del Gobierno de Pedro no influirá en cumplir los objetivos del PSOE con la provincia de León. Señala que su intención es que en 2022 estén funcionando, al menos, los cuatro primeros parques de extinción de incendios y anuncia un nuevo crédito extraordinario de dos millones de euros para la protección del patrimonio cultural.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"La marcha del ex ministro Ábalos no influirá en cumplir los objetivos del PSOE con la provincia de León" - "Mi intención es que en 2022 estén funcionando los cuatro primeros parques de extinción de

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Anabel Martínez
03/9/2021 - 06:15

Dos años al frente de la Corporación provincial. En el ecuador de la legislatura, ¿ha visto cumplidas sus expectativas?
Básicamente, se han ido cumpliendo los objetivos que nos habíamos marcado en el inicio de la legislatura, pero es verdad que esta pandemia nos ha trastocado muchos proyectos y, por supuesto, hemos tenido que dedicar mucha atención y dinero a otras cuestiones. Espero que en la segunda parte de la legislatura podamos recuperar ese tiempo perdido y llegar al final de mandato con los objetivos cumplidos.

¿Cuál es el nivel de cumplimiento de los 24 puntos del pacto del PSOE con UPL que le llevaron a la presidencia?
No me gusta hablar de porcentajes porque al final ese compromiso de 24 puntos con la UPL no sólo tengo interés por cumplirlo porque haya sido una acuerdo con la UPL, que lo es, sino porque entiendo que es bueno para León, y por eso lo asumimos. Por lo tanto, estamos trabajando diariamente en el cumplimiento de esos objetivos que son buenos para León, pero es verdad que la mayor parte no dependen de la Diputación provincial sino del Gobierno central. Por supuesto, con el apoyo del PSOE a nivel provincial, autonómico y nacional vamos a intentar cumplir al 100% con los objetivos, incluso mejorarlos. Pero no sólo pensando en el propio acuerdo de gobierno, sino en que es bueno para la provincia.

¿La marcha de Ábalos del Gobierno de Pedro Sánchez pone en peligro la ejecución de los proyectos y el propio pacto de gobierno?
Yo entiendo que no, no tiene por qué afectar. Es verdad que la relación personal con el exministro Ábalos era muy cordial. Él conocía perfectamente todos esos acuerdos, pero son acuerdos del Partido Socialista. El hecho de que esté o no Ábalos no va a influir en el cumplimiento de esos objetivos. Pero es verdad, que cuando trabajas con una persona con la que tienes una relación personal ya muy fluida, es mucho más fácil. Pero desde luego, la marcha del ex ministro Ábalos no va a influir en cumplir objetivos, que son objetivos del PSOE con la provincia de León.

La pandemia ha provocado una legislatura atípica. En 2020 la Diputación destinó una partida importante, de 124 millones, a paliar los efectos de la pandemia que continúa en 2021. ¿Se mantienen estas ayudas a los ayuntamientos?
Vamos a ver en qué condiciones estamos a partir de septiembre. En principio, la Junta de Castilla y León mantiene las restricciones hasta el 13 de septiembre. A partir de ahí vamos a ver cómo evolucionan las cosas. Alguno de los esfuerzos económicos que ha hecho esta Diputación provincial y que no le corresponden es en materia de auxiliar a los ayuntamiento en los gastos que han supuesto de manera extraordinaria los colegios, en materia de limpieza, en materia de exigencia de calefacción al tener que tener los colegios ventilado... En todo ese tipo de instalaciones de educación, donde la Junta de Castilla y León tiene toda la competencia, ha tenido que salir la Diputación provincial en auxilio de los ayuntamientos. Siempre repito el mismo caso. En Camponaraya hemos recibido de la Junta de Castilla y León 1.270 euros y de la Diputación provincial 12.000. En ese parámetro nos hemos manejado. Esta Diputación ha hecho un esfuerzo importantísimo para ayudar a los ayuntamientos, que al final es una de nuestras responsabilidades, pero porque otras administraciones, y este caso la Junta de Castilla y León que ha recibido muchísimo dinero del gobierno de España para el Covid-19 que además ha presentado unas cuentas de superávit, no lo ha gastado auxiliando a los ayuntamientos que es donde debería haberlo hecho.

También hemos hecho esfuerzos en otro sentido, ayudando a los ayuntamientos en materia de los costes de materiales, de epis, de desinfección e incluso de contratación de personal para algunas actividades como pueden haber sido las piscinas. Hemos duplicado el plan de empleo para ayudar a los ayuntamientos porque tenían unos trabajos extraordinarios y no tenían ninguna ayuda extraordinaria para ese fin.

La Diputación ampara a 208 ayuntamientos con menos de 20.000 habitantes y algunas juntas vecinales han desaparecido por falta de habitantes. ¿Existe una fórmula mágica contra la despoblación?
Acabar con la despoblación en esta provincia o en cualquier otra es muy difícil. Lo primero que tenemos que hacer es intentar frenar esa situación, tenemos que darle a los pueblos unos servicios de calidad similares a los que tienen los ciudadanos que viven en las grandes ciudades. Eso es costoso, eso es complicado, eso es difícil pero hay que hacerlo. Y por eso, esta Diputación provincial, este equipo de gobierno, se ha marcado como uno de los objetivos llegar con internet a todos los pueblos del mundo rural, porque si no tienen un servicio tan imprescindible como es hoy internet es muy difícil que la gente se quede en los pueblos. Hoy es básico, lo ha demostrado la pandemia incluso para poder trabajar y vivir en el mundo rural para que los propios chicos que son estudiantes puedan tener las mismas posibilidades que los que viven en la ciudades. Desde luego, no estoy de acuerdo con la estrategia de la Junta de Castilla y León de agrupar los servicios en las grandes ciudades, en los grandes núcleos de población, y no atendiendo presencialmente a la gente que vive en los pueblos.

Como ha dicho, uno de sus proyectos es dotar de conectividad a toda la provincia. ¿Son suficientes los cinco millones consignados en los presupuestos de 2021 para llevar internet a todos los pueblos?
En estos momentos no hemos utilizado ese dinero porque estamos trabajando de la mano de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. También hemos firmado un convenio con la Junta de Castilla y León que todavía no hemos utilizado. Lo que estamos utilizando es los medios que nos presta el Gobierno de España a través de es Secretaría de Estado y que con fondos europeos acaba de sacar una licitación para llegar con fibra óptica o internet de esa calidad a un determinado número de pueblos de la provincia de León. También va a haber una licitación en septiembre de 5G. La primera licitación es de 250 millones de euros, una cantidad muy importante desde el punto de vista del Gobierno de España en esta materia. A partir de ahí veremos qué los pueblos se han quedado fuera de esas convocatorias o de esas adjudicaciones. Ahí es donde tendremos que hacer el esfuerzo. Seguramente serán pueblos muy pequeños, que queden muy apartados de las grandes líneas de distribución que tienen las compañías, donde tenemos que intentar hacer el esfuerzo con fondos propios de la Diputación provincial.

Próximamente tendremos en la Diputación una reunión de trabajo con el secretario de Estado de Telecomunicaciones para fijar los criterios para atender a esos pueblos que puedan quedar fuera de estas dos convocatorias. Inicialmente, lo que hacemos es aprovecharnos de esos fondos públicos que vienen de Europa, para llegar con ese servicio tan necesario y tan importante para todos los pueblos.

Por las características y orografía de la provincia, supongo que será muy difícil llegar a todos los pueblos con la misma calidad.
Efectivamente, una de las cuestiones son cuestiones técnicas, no tanto económicas. Es prácticamente imposible llegar con fibra óptica a todos los núcleos de población, por eso se está valorando el 5G y las distintas fórmulas técnicas que maneja el Ministerio para que incluso en el pueblo más recóndito desde el punto de vista geográfico podamos llegar con esa calidad de servicio.

¿Cuál es el futuro de los pueblos de León? La gran mayoría sólo revive en verano, con la llegada de veraneantes.
Es verdad que este verano, quizás como consecuencia de la pandemia, ha regresado mucha gente a los pueblos pero también es verdad que en los últimos meses alguna gente ha venido a los pueblos y se ha quedado a trabajar y a vivir. Lo que tenemos que demostrar, pero haciendo ese esfuerzo las administraciones, es que si les prestamos unos servicios de calidad esa gente puede vivir dignamente en los pueblos. Ahí es donde tenemos que poner toda la carne en el asador, en dar posibilidades a la gente que quiere quedarse en el mundo rural, posibilidades de tener los mejores servicios, pero también posibilidades de trabajo. Cuando las familias tienen trabajo, las familias se asientan en ese entorno. Pero también tiene que haber un esfuerzo y un compromiso de la parte privada, de las empresas. Vamos a intentar aprovechar entre todos los fondos de resiliencia y recuperación que llegan de Europa, porque son extraordinarios, son únicos, y no podemos perder esa oportunidad. Creo que podemos mantener la población que tenemos en el mundo rural, pero incluso mejorar esa situación, asentando a las personas que realmente han decidido o entienden que en los pueblos se puede vivir con la misma calidad y la misma dignidad que en la ciudades. Esperemos que en un futuro, creo que a medio largo plazo de seis, ocho, diez años, podamos recuperar esta población que hemos perdido y que la gente joven que ahora se nos va tenga la oportunidad de emprender en esos pueblos y quedarse a vivir donde han nacido o donde han nacido sus padres.

Uno de los efectos de la pandemia es que algunas familias volvieron al pueblo ante el temor de un nuevo confinamiento.
Sí, eso lo han hecho algunas familias. ¿Cuál es el problema? El problema se plantea cuando esas familias tienen niños y ya tienen un problema con la educación porque a lo mejor en esos pueblos pequeños se ha cerrado los colegios y entonces, para que tengan una atención adecuada desde el punto de vista educativo, esos niños tienen que madrugar mucho y hacer unos recorridos brutales en el transporte escolar para acudir a un colegio que está en un núcleo de población mucho más importante y a veces muy alejado. La sanidad y los servicios sociales son servicios que tenemos que potenciar muchísimo. Creo que el tema de los servicios sociales, que estaba muy dirigido a atender a las personas mayores en esos grandes centros, en esas residencias de mayores y centros de días, hay que intentar atender a esa gente si es posible en su domicilio, en su entorno familiar. Creo que bueno para la calidad de vida de esas personas mayores pero además eso nos permite crear puestos de trabajo en el territorio, en el medio rural y que la gente asiente población.

En León, como destino de interior, el turismo, Valporquero y el Camino de Santiago son un balón de oxígeno, en verano. ¿Qué hay que hacer para que el turismo se mantenga a lo largo de todo el año y no sea estacional?
Lo que tenemos que hacer es un esfuerzo, y lo está haciendo la Diputación provincial y a través del Consorcio provincial que yo mismo presido, estamos intentando poner en valor toda esa riqueza patrimonial, cultural y natural que tenemos, para que no sea sólo estacionalmente los meses de verano cuando acude la gente a la provincia. Tenemos calidad y cantidad suficiente de recursos para ofrecerlo a lo largo de todo el año, y lo que estamos planteando son campañas importantes de promoción de todos nuestros valores.

Así vamos a tener en breve, en el mes de noviembre, ese congreso internacional, esa reunión de las empresas más importantes del sector turístico de todo el mundo, de cinco continentes, aquí van a estar 120 organizaciones de empresarios del turismo y eso va a ser un momento importante para promocionar nuestra provincia, porque no solo van a hablar del turismo en general, sino que vamos a darles a conocer la provincia. Eso nos va a permitir estar en todo el mundo y que todo el mundo conozca el potencial que tiene León. Esperemos que a partir de ese momento, de ese encuentro, podamos revertir la situación que tenemos de llegada de turistas a la provincia de León, que se queden con nosotros. Y también vamos a aprovechar ese recurso que nos permite, desgraciadamente el Covid-19, de tener un Año Xacobeo más que es el año 2022. Vamos a intentar revitalizar el sector turístico vendiendo bien lo que tenemos que es mucho.

Para la atracción de turistas el aeropuerto también es importante.
Sí, hasta ahora es un aeropuerto con muchas limitaciones de funcionamiento, pero lo que hemos hecho desde esta casa, desde el propio consorcio del aeropuerto, es hacer un esfuerzo para generar más actividad. El esfuerzo que hemos hecho en los últimos meses, a pesar de la pandemia, nos está diciendo que las cosas van en una línea positiva y ascendente de vuelos, de gente que utiliza esos vuelos. Estamos con ese vuelo experimental a París, el primer vuelo internacional que ponemos en marcha, y los que tenemos a distintos puntos de la península y a la islas están funcionando de manera correcta, aumentando en el número de usuarios. Lo que pretendemos es que esos viajes sean de ida y de vuelta. No sólo pretendemos llevar a la gente de León a esos puntos, sino que queremos que esa gente que viene de esos puntos venga a conocer la provincia y como decía antes se puedan quedar aquí; además de otras posibilidades que venimos trabajando desde hace casi dos años en darle más utilidad al propio aeropuerto. Aeropuerto que es militar y que tiene una limitaciones de funcionamiento, no es un aeropuerto de AENA o de la propia Diputación provincial o del Consorcio, es un aeropuerto militar que tiene unas connotaciones muy importantes y muy delicadas en cuanto a funcionamiento. Ahí estamos estudiando varias posibilidades y espero que en un tiempo prudente podamos ofertar alguna cosa más.

La Diputación, a través del ILC, ha realizado una apuesta firme por la recuperación del patrimonio, entre sus últimas iniciativas. ¿Qué papel juega en la promoción cultural y de lo leonés dentro y fuera de la provincia?
En pocas provincias habrá un departamento, en este caso es prácticamente una administración paralela como es el Instituto Leonés de Cultura, que se dedica a la promoción cultural de la provincia de León. Lo que estamos intentando hacer todos los días es, primero, que llegue la cultura a todos los pueblos de la provincia, pero también proteger todo lo que es la cultura, lo que significa de la provincia, y la cultura significa apoyar a nuestros artistas, a nuestros escritores, a nuestros pintores, a todo el mundo del arte, pero también proteger ese patrimonio cultural que tenemos, que estaba en una situación muy delicada desde el punto de vista físico. Me estoy refiriendo a esos edificios y por eso este año hemos hecho un esfuerzo yo creo único en la provincia de León de poner en macha 6 millones de euros dedicados a recuperar patrimonio. Yo creo que eso es importantísimo y es un deber, una obligación que tenemos los responsables políticos con lo que nos han dejado nuestros antepasados. Además espero que antes de que finalice el año podamos hacer otra dotación. Vamos a hacer una modificación de crédito para aportar un crédito extraordinario en torno a dos millones de euros para poder atender a aquellas solicitudes que no pudimos atender en esta convocatoria y que entendemos que es de justicia.

También le voy a plantear a la Junta de Castilla y León un convenio de colaboración en ese sentido, donde podamos hacer una dotación económica ambas administraciones. La Junta de Castilla y León tiene mucho que decir en la recuperación y mantenimiento del patrimonio de esta provincia y vamos a exigirle que colabore con nosotros económicamente en ese esfuerzo.

La Diputación cuenta con un presupuesto de 144 millones de euros. ¿Es suficiente para afrontar todas las necesidades de la provincia?
Nunca es suficiente. Siempre necesitamos más, entre otras cosas porque tenemos que entender que cada vez queremos poner en marcha nuevos servicios y eso supone un esfuerzo mayor. Queremos tener unos servicios públicos de máxima calidad. Por ejemplo en los Servicios Sociales, la Junta de Castilla y Leon tiene que hacer un esfuerzo económico mucho más importante del que hace. Nosotros estamos dedicando una cantidad de dinero muy importante, entre 24 y 25 millones de euros de nuestro presupuesto, a los servicios; pero también estamos haciendo un esfuerzo en materia de carreteras y haremos un esfuerzo para llegar con internet a todos los pueblos, y también estamos intentando poner en marcha ese servicio tan necesario y tan demandado que es el Servicio de Extinción de Incendios Provincial y que va a suponer un coste anual superior a los seis millones de euros inicialmente a esta Diputación provincial. Con lo cual, tenemos que pensar que si el presupuesto de la Diputación no aumenta y vamos creando nuevos servicios, que nos cuestan mucho dinero, algún día tendremos que plantearnos de dónde reducimos para esos servicios que ponemos en marcha. Por lo tanto, la cantidad es insuficiente. En general, en este país hay una deuda histórica de todos los gobiernos con las administraciones locales, con la financiación de ayuntamientos y diputaciones provinciales, que al final somos la administración más cercana. Al final nosotros auxiliamos a los ayuntamientos y los ayuntamientos son la administración más cercana a los ciudadanos y hay un déficit de financiación que algún día hay que corregir y espero que sea más pronto que tarde. Y estoy seguro que el Gobierno socialista lo va a hacer porque siempre ha sido el más sensible con los pueblos de ese país.

Los parques de bomberos parecían enquistados y ahora parece que ya están aquí. ¿Cuándo estarán operativos los primeros?
Ya hemos adjudicado los parques con plazo de quince días para formalizar los contratos. Espero que en un mes aproximadamente se inicien ya las obras de los tres parques que hemos adjudicado y en paralelo trabajamos con esa autorización que nos tiene que permitir el Ministerio de Hacienda para contratar a 60 bomberos funcionarios y poner en marcha los cuatro parques. Con los dos parques de Ponferrada y León con los que hemos llegado a un acuerdo que no existía en esta casa vamos a tener una cobertura muy importante del Servicio de Extinción de Incendios en la provincia de León, que se irá complementando con otros parques de otra entidad menor en el futuro.

¿Está siendo muy difícil la negociación para la contracción de los bomberos?
Sí, porque hay una ley que afecta a la tasa de reposición de las entidades públicas y por lo tanto en este caso es una excepción. Como tal excepción hay que explicarla muy bien y justificarla y a veces explicar estas cuestiones con documentos es muy difícil para quien tiene que tomar la decisión y además, hay que hacerlo con toda la documentación necesaria. Hemos pedido una reunión presencial para poder explicar cuál es la cuestión. Es un servicio nuevo que implanta la Diputación provincial, y entonces entendemos que debe estar afectado por esa tasa de reposición. Creo que vamos a convencer al Ministerio para que nos lo autorice de inmediato y poder iniciar el proceso de todo lo que supone con la selección de personal antes de que finalice el año, porque mi intención es que en el año 2022 estén funcionando al menos estos cuatro primeros parques de extinción de incendios de la Diputación provincial.

¿La deuda de Gersul ya es cosa del pasado?
En Gersul hemos tomado decisiones muy acertadas. La primera es poner al día los cobros, porque es injusto que una gente pagase y otra no. La segunda es que no hemos dejado prescribir un recibo mientras nosotros estamos aquí. Y la tercera es que hemos intentado poner en orden esa situación de deuda que había reconocida judicialmente con la concesionaria, hemos pagado 13,5 millones de euros con dos créditos bancarios y después, dadas las dificultades que teníamos para volver a poner en marcha un crédito por la diferencia, por los 10 millones restantes, lo que hemos hecho es un acuerdo en el propio consejo de administración de Gersul en el que hemos decidido que las partes vamos a pagar de nuestros propios fondos la cantidad correspondiente. De tal manera, la Diputación provincial se hace cargo del 52% de esa deuda de los 10 millones que es lo que supone a los ayuntamiento de menos de 20.000 habitantes, y la parte proporcional como les corresponde por población la van pagar los ayuntamiento de León, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo. Creo que las cuatro administraciones ya estamos trabajando en ello y espero dejar esto resuelto por lo menos en el mes de septiembre, de tal manera que una vez que hayamos saldado la deuda y a partir de entonces empezaremos a hablar de la mejora de las instalaciones, en el propio centro de tratamiento y también de intentar convencer a la gente de que Gersul presta un servicio necesario en la provincia de León, imprescindible, de calidad, pero que se puede mejorar y que todos tenemos que ser corresponsables con él.

¿La Mesa por el futuro de León se ha quedado en una mera declaración de intenciones?
La Mesa por León lo que no ha celebrado son reuniones pero las distintas administraciones estamos trabajando para poder plantear o presentar un documento. La propia directora de la agencia está haciendo un esfuerzo personal impresionante, ha contactados con muchos sectores de la sociedad de León y tiene un borrador de documento que esperemos podamos plasmar en un documento definitivo o provisional, pero para presentar a todas las partes que formamos esa Mesa por León. Espero que sea si es posible a lo largo del mes de septiembre o los primeros días del mes de octubre; pero para que tengamos un documento una vez revisado todos nosotros, un documento definitivo antes de finales de año y que incluso podamos plantearle a las distintas administraciones algunas de las cuestiones que se plantean en ese documento de cara a la elaboración de los futuros presupuestos generales de las distintas administraciones. Y por qué no, pensando también en esos fondos europeos extraordinarios que llegan que seguramente serán susceptibles de resolver algunos de los planteamientos que se van a hacer en ese documento de proyecto de desarrollo económico de la provincia de León.

La Diputación es una gran empresa en la que trabajan más de 1.200 trabajadores. Pero parece que como dice el dicho, las cosas de palacio van despacio. ¿Los trámites burocráticos son un hándicap para la ejecución de proyectos y el acceso a ayudas? ¿Qué soluciones hay?
Yo creí que sería capaz de agilizar algunas cuestiones en esta casa. Las instituciones públicas, en general, somos lentas en funcionamiento. Yo creo que esta casa es muy lenta en la gestión y diariamente el equipo de gobierno intenta hacer todo lo posible para que no sea así, pero es verdad que nos cuesta mucho y a veces uno se desespera. Y es muy difícil explicarle a los ciudadanos que teniendo posibilidades económicas, que teniendo las ideas claras, que teniendo proyectos, no somos capaces de ponerlos en marcha.

Desgraciadamente, cada cuatro años nos eligen sólo a los políticos. Si tuviesen que elegir a algunos responsables que tienen mucho que decir en las administraciones públicas a la vez que nos eligen a los políticos, quizás esa maquinaria fuese mucho más ágil. Pero este es el funcionamiento que tenemos en la administración en este país, que es lenta, que desespera a veces sobre todo a los ciudadanos, a los que no están en el día a día, y yo lo único que les pido a los leoneses y leonesas es disculpas en esos retrasos en la solución a esos problemas pero que sepan que nuestra intención es ser lo más ágiles posibles y dar respuesta lo antes posible a los problemas que se nos plantean.

¿Va a hacer algo la Diputación para controlar que no haya escaqueo con el teletrabajo?
Hay medios para controlar a los trabajadores. Yo parto de la buena fe de los trabajadores de esta casa. Entiendo que cualquier funcionario de la Diputación provincial, sea laboral , todos los días sabe que tiene un compromiso con la institución, que prestamos un servicio muy agradecido en la provincia de León, ésta es una institución muy querida y una institución que es querida es por el trabajo que se hace por parte de todos los que la formamos, de los trabajadores y de los políticos. En ese aspecto, yo creo que el trabajo es aceptable, es positivo. Siempre puede haber laguna pero las hay en cualquier familia y esta es una familia muy grande. En líneas generales, y a pesar de todo lo que ha ocurrido durante estos meses de pandemia, el esfuerzo que se ha hecho es muy importante. Creo que no se ha notado en cuanto a la tramitación de los expedientes, en la ejecución del propio presupuesto y luego hay servicios que nosotros entendemos que han sido muy importantes. Me refiero a los servicios sociales, a la atención de esas personas que tenemos en nuestros centros donde la atención ha sido de primerísimo orden. Quiero reconocerlo a todos los trabajadores y trabajadoras de la Diputación provincial y en breve haremos un reconocimiento ex proceso para decirle a la sociedad leonesa que en esta casa venimos a trabajar y que lo hacemos con todo el cariño y con todo el compromiso.

La Diputación reanuda en octubre la Feria de los Productos de León tras el patrón obligado por la pandemia en 2020. ¿Se igualarán los datos de participación de 2019 con casi un centenar de expositores?
Hemos valorado mucho esta situación, de si recuperábamos la feria o no después del parón del año 2020. Recientemente hemos estado en la feria de muestras de Gijón y hemos visto que con mucho cuidado desde el punto de vista sanitario se pueden celebrar ferias. Desde luego, no vamos a tener los mismos resultados que en el año 2019, año que fue brutal de asistencia de público que tuvimos en el recinto. De hecho, en algunos momentos tuvimos que cerrar el acceso porque había un aforo muy exagerado. Vamos a hacer las cosas bien. Lo importante no es cuánta gente va a participar sino mantener esa actividad de la feria de los productos de León, ayudar a los productores a facilitarles la venta. Estamos ahí también intentando poner en marcha una plataforma de venta on line, pero sobre todo entendemos que después de esta situación tan difícil que han pasado tenemos que ayudarles a su promoción y la Feria de los Productos de León es un magnífico escaparate para esa promoción. Así que con todos los cuidados desde el punto de vista sanitario vamos a hacer una feria de productos, que repito, aunque no tenga los aforos que tuvimos en 2019 va a ser muy importante para el sector, y desde la Diputación provincial vamos a estar apoyándolo porque es un proyecto de esta casa que va a cumplir 27 años y que no podemos renunciar a ello. No obstante, además de esa feria estamos plantándonos otras campañas de promoción de nuestros productos fuera del territorio de la provincia, porque también entendemos que hay que dar a conocer estos productos fuera del territorio y hay algunas zonas del país que son muy susceptibles y donde nuestros productos son muy agradecidos. Haremos esas campañas en los meses que resten del año y a lo largo del año 2022.

El sector agroalimentario tiene un peso importante en León ¿de qué forma podría contribuir a la lucha contra del despoblación? ¿Qué apoyos ofrece la Diputación a este sector además de la promoción?
Te estaba planteando llegar con internet a los pueblos, primero para que tengan todos los medios posibles, porque hoy ha evolucionado todo también afortunadamente en el sector agroalimentario. Pero también para esa plataforma online para que puedan hacer venta online de esos productos. También con asesoramiento. Estamos ayudando a los consejos reguladores, a la asociaciones a formar o a contratar a técnicos para que mejoren la calidad de sus productos. Hasta ahora, esa cuestión en esta casa no se hacía y nosotros lo que estamos haciendo ahora es subvencionar la contratación de técnicos que ayudan a mejorar la calidad de sus productos. Estamos trabajando indirectamente a través del Ministerio y la Junta, reclamando mejoras de regadíos, que eso también supone una mejora para la implantación de nuevos agricultores y ganaderos en el mundo rural especialmente. Tenemos una línea de financiación, de subvención a emprendedores en el mundo rural, estamos apostando por sectores dentro del sector agroalimentario, sectores incipientes como el de la miel, pero también a los resineros. Creo que somos los única o la primera Diputación de España que está apoyando un sector que además de generar puestos de trabajo asienta población en el mundo rural. En definitiva, tenemos muchas línea abiertas, y además, ahora hemos puesto en marcha una línea de ayudas para la vivienda para los jóvenes en el medio rural y estamos pensando en jóvenes que pueden tener esa actividad agrícola y ganadera y les vamos a ayudar para que pongan en marcha su vivienda y asienten su familia en el territorio. Son muchas líneas las que tenemos abiertas en la Diputación provincial para colaborar con un sector tan importante como es el agroalimentario en la provincia de León. Desde luego, la modernización es muy importante y por eso que haya internet en todos los pueblos va a suponer un antes y un después dentro de la evolución del sector agroalimentario.

¿Cómo es la relación de la Diputación con administraciones limítrofes, por ejemplo Asturias, en la negociación de proyectos y problemas comunes como los peajes, las estaciones de invierno...?
Procuro ser leal con las administraciones, creo que como institución pública, como Diputación provincial la facilidad que tenemos para contactar con todas las administraciones limítrofes es la habitual y normal, creo que hay mucha cordialidad entre administraciones públicas por parte de esta Diputación provincial, con el Principado de Asturias, con la Junta de Castilla y León, con otras diputaciones provinciales, por supuesto con los distintos ministerios... Pero luego es verdad que cuando planteamos cuestiones que desde el punto de vista mediático puedan resultar más o menos atractivas, pues unos somos más leales que otros y hay gente que ese intenta apuntar el tanto. Yo en ese aspecto no tengo nada más de decir, cada uno tiene su autonomía. Yo procuro ser leal con la gente que trabaja con migo, ahí me refiero también a otras administraciones que cuando planteamos proyectos conjuntos me gusta que vayamos al unísono. A veces alguien se desliza, intenta apuntarse ese tanto. Bueno, si al final el objetivo se cumple, tampoco me preocupa demasiado.

Los ayuntamientos y pedanías que han aprobado la moción leonesista, entre ellos los grandes como León y San Andrés, suman más de la mitad de la población de la provincia. Está previsto que en septiembre se debata en la Diputación y usted ya ha dejado claro que no la apoya. ¿Cree que con el resultado de la votación en la Diputación de León, la UPL, su socio de gobierno, pueda tomar algún tipo de represalia y dificultar las relaciones en el gobierno de la institución?
Yo espero que no, primero porque es una cuestión que hayamos planteado para el acuerdo que hayamos tenido. Lo que sí tengo claro es que con la UPL y con el resto de los partidos políticos tendremos que llegar a un acuerdo de qué queremos para la provincia de León, qué queremos que sea la provincia de León. La Mesa por León nos va a indicar un poco por dónde debe ir el futuro de esta provincia. Creo que más que colgarnos eslóganes u otro tipo de cuestiones, lo que tenemos que hacer es dialogar. La política es diálogo, la política es negociación y estoy seguro que si hemos llegado a un acuerdo con la UPL para tener una acuerdo de gobierno para este mandato, y llegamos a acuerdos con otros grupos políticos para cuestiones importantes para la provincia, creo que tendremos que llegar a un acuerdo para qué queremos para la provincia de León y cuál debe ser el formato. Desde luego, siempre dentro del ámbito de la ley, porque fuera no me van a encontrar, pero yo creo que hay muchas fórmulas de trabajo conjunto para trabajar, para reivindicar, para apostar por esta provincia. Desde luego ahí, ese diálogo, en ese intento de acuerdos y de consenso, a mí es fácil encontrarme.

¿Cómo calificad la oposición que han venido desarrollando PP y Ciudadanos?
Dentro de lo que cabe, la oposición ha sido una oposición responsable, haciendo su papel. Lo que sí es verdad es que cuando has tenido la responsabilidad de dirigir esta casa durante 24 años es muy difícil pedir a quien acaba de llegar que resuelva lo que tú no has resuelto durante tanto tiempo. Pero también es verdad que en los últimos meses, donde el PP ha estado inmerso en esa situación de congreso y nueva dirección política, quizás por las nuevas exigencias de la nueva dirección del Partido Popular o porque lo que están en la casa tienen que hacer méritos para continuar, pues están haciendo una política en la que están intentando hacer política de cuestiones que no se debería hacer. Pero eso depende ya de cada partido político y de las personas que lo dirigen. En definitiva, creo que hasta ahora ha sido una relación cordial y de respeto, cada uno en su papel, y espero que esto siga así a lo largo del mandato. Y si eso no fueses así, desde luego yo voy a perder mucho tiempo en contestaciones a cuestiones que se salga del funcionamiento habitual de la casa. Yo he venido aquí a trabajar en la Diputación provincial para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos leoneses y leonesas, en el ámbito que nos toca trabajar, todo el equipo de gobierno lo tiene claro y vamos a trabajar en esa dirección y no vamos a perder mucho tiempo en contestar a cuestiones que a veces lo único que buscan son titulares, pero a veces en eso se pierde mucha energía y deberíamos dedicarla a lo que realmente percibe la gente que es solucionar problemas.

Ya quedan menos de dos años para la nueva cita electoral con las municipales. ¿Se presentará de nuevo a la alcaldía de Camponaraya? ¿Quiere revalidar otros cuatro años en la presidencia de la Diputación?
Si mis compañeros y mi agrupación me lo permiten, me gustaría volver a presentarme como candidato a la Alcaldía de Camponaraya. Eso lo tengo claro. La cuestión de la Diputación provincial es algo que surgió y que no estaba en mi mente, y que agradezco enormemente a mis compañeros de partido, a los cargos públicos del Partido Socialista que por unanimidad han decidido que yo sea l el candidato a la presidencia, y con el acuerdo con la UPL presidente de la Diputación provincial. Es un acuerdo y un compromiso que tengo para cuatro años y lo voy a cumplir al 100%, que voy a intentar dejarme la piel en esto, pero una vez que finalice el mandato plantearemos qué hacemos. Desde luego, este es un trabajo que requiere mucho sacrificio personal, es verdad que es voluntario y por lo tanto no nos podemos quejar, pero quedan dos años de muchísimo trabajo y no sé lo que será mi vida política a partir de ese momento. Pero sí que me gustaría ser candidato a la Alcaldía de mi pueblo y si es posible, repetir como alcalde.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres