jueves, 24 de septiembre de 2020 17:11 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Castilla y León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
caza- medio ambiente

Asaja dice que el decreto de caza no ha sido consultado con el sector pese a tener consecuencias importantes para la ganadería

El Decreto 65/2011 de 23 de noviembre, publicado el jueves en el Boletín Oficial de Castilla y León, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre, se ha aprobado sin la previa consulta con las organizaciones profesionales agrarias, a pesar de que una parte importante de su contenido afecta en gran medida al sector ganadero. En concreto, el control poblacional de la fauna salvaje, es el principal caballo de batalla que tiene enfrentados a los ganaderos con los responsables del Medio Ambiente, debido a los daños que está ocasionando en la cabaña ganadera un crecimiento desmedido de las poblaciones de diferentes especies. ASAJA denuncia una vez más la nula sensibilidad de Medio Ambiente para compaginar los intereses medioambientales con el ejercicio de la actividad agropecuaria y denuncia la falta de coordinación entre las dos consejerías de la Junta con competencias compartidas, Agricultura y Ganadería por un lado, y Fomento y Medio Ambiente por otro.

Los daños del lobo y de herbívoros cinegéticos en los cultivos y sobre todo el contagio de enfermedades animales, no se trata con la seriedad debida en el texto

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
25/11/2011 - 10:19

El Decreto aprobado ayer dedica cuatro líneas contadas en un párrafo en el que se recoge el control del lobo, texto deliberadamente ambiguo y escueto para abordar la problemática con este cánido que está diezmando las cabañas ganaderas y echando al ganado doméstico de los pastos que se vienen aprovechando de forma tradicional desde hace cientos de años. Tampoco se aborda con la seriedad debida la respuesta de los poderes públicos al contagio de enfermedades a los animales domésticos por parte de la fauna salvaje, enfermedades que algunas de ellas forman parte de las campañas oficiales de saneamiento ganadero y tienen la condición de zoonosis -trasmisibles al hombre-. Y aunque también lo menciona, difícilmente se verán satisfechos con las medidas que se proponen los agricultores que cada año denuncian daños millonarios en las cosechas provocados por los conejos u otros herbívoros considerados especies cinegéticas.

ASAJA denuncia que una vez más la consejería de Fomento y Medio Ambiente, con Antonio Silván al frente, haya desaprovechado la ocasión para mostrarse receptiva a los problemas de los ganaderos, haya legislado una vez más sin consultar a los representantes legales de los mismos -la última había sido hace escasamente quince días al poner en marcha un seguro contra los daños del lobo rechazado por todo el sector-, no haya coordinado sus actuaciones con la consejería de Agricultura y no haya asumido aún que la sanidad de las especies salvajes es hoy la principal amenaza para el futuro de la ganadería de extensivo que pasta en los montes y dehesas de Castilla y León.

A pesar del desprecio reiterado de Silván hacia el sector agrario, legislando por segunda vez en menos de quince días contra los intereses del sector y sin consulta previa, y a pesar de seguir negando un encuentro con las Opas prometido por el presidente Juan Vicente Herrera, y hasta de hacernos responsables de los incendios forestales, ASAJA se sigue mostrando dispuesta a abrir cauces de diálogo para defender la presencia de una agricultura y ganadería sostenible compatible con los valores de la defensa de la naturaleza en el sentido más amplio.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres