domingo, 5 de julio de 2020 03:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Córdoba

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

La apuesta por la agricultura de conservación aumenta el secuestro de carbono en los cultivos extensivos

Un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO) y el Ifapa analiza el potencial de la siembra directa para conseguir los objetivos de la iniciativa '4perMille' y refleja que la apuesta por la agricultura de conservación aumenta el secuestro de carbono en los cultivos extensivos.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

30/6/2020 - 12:15


CÓRDOBA, 30 (EUROPA PRESS)

Un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO) y el Ifapa analiza el potencial de la siembra directa para conseguir los objetivos de la iniciativa '4perMille' y refleja que la apuesta por la agricultura de conservación aumenta el secuestro de carbono en los cultivos extensivos.

La actividad agrícola es responsable de en torno a un 12 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España. Sin embargo, la adopción de buenas prácticas agrícolas puede ayudar a revertir la situación, aumentando el secuestro de carbono orgánico en los suelos.

Con ese objetivo, el de compensar las emisiones de CO2 producidas por la actividad agrícola a través de la fijación de carbono orgánico en suelos, nació la iniciativa '4perMille' en el marco del Acuerdo del Clima de París (adoptado en la COP21 de 2015), según informa la UCO en un comunicado.

La agricultura de conservación utiliza prácticas como la siembra directa (sembrar sin labrar previamente el suelo), las cubiertas vegetales y la rotación de cultivos, que son beneficiosas a la hora de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En esta línea, el profesor del Departamento de Ingeniería Rural de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Monte (Etsiam) de la UCO Emilio J. González, del GI AGR 126 'Mecanización y Tecnología Rural', ha participado en un trabajo desarrollado con el equipo de Rafaela Ordóñez, del Área de Agricultura y Medio Ambiente del Ifapa.

En el mismo, han analizado el potencial de la agricultura de conservación para alcanzar el objetivo de aumentar el carbono orgánico en suelo un 0,4 por ciento anualmente, objetivo principal de la iniciativa '4perMille'. Aplicando el modelo 'Carbon Benefit Project', diseñado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, concluyeron que la aplicación la siembra directa en cultivos extensivos podía aumentar hasta en tres veces el objetivo de secuestro de carbono acordado.

Tras comparar una situación de agricultura convencional basada en el laboreo intensivo con los datos que aporta el modelo basado en una situación de siembra directa en cultivos extensivos (cereales, girasol, legumbres, especies forrajeras), aparecen zonas como el valle del Guadalquivir, Navarra, Aragón o Cataluña donde se podría hasta triplicar el secuestro de carbono fijado por la iniciativa '4permille'.

Con este estudio, se contrasta científicamente "la capacidad de la agricultura de conservación para mitigar el cambio climático, ofreciendo así herramientas para políticas de gestión agrícola como la Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea, que actualmente se está debatiendo con objetivos verdes muy centrados en la mitigación y adaptación al cambio climático".

Este estudio se encuadra dentro del proyecto europeo 'LIFE Agromitiga' cuyo objetivo es contribuir a la transición hacia un sistema agrario hipocarbónico.

REDUCCIÓN DE LA EROSIÓN DEL SUELO

Además de aumentar el secuestro de carbono orgánico, la apuesta por la siembra directa y demás prácticas de la agricultura de conservación implica una reducción de la erosión del suelo hasta en un 95 por ciento. De esta manera se estaría haciendo frente al principal problema medioambiental del país, muy acentuado en las cuencas de los ríos Guadalquivir y Ebro, como es la pérdida de suelo.

Las grandes comunidades dedicadas a la agricultura, por tanto, se verán muy beneficiadas por la aplicación de la Agricultura de Conservación, cuya adopción se sitúa por encima de las 700.00 ha de cultivos extensivos en España, lo que convierte al país en líder europeo en la aplicación de estas técnicas.

De continuar esta senda, aumentarán tanto los beneficios medioambientales para el entorno y la sociedad, como la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas, que conservarán su principal activo a la hora de producir, su suelo, y además ahorrarán costes en las labores y combustible.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres