sábado, 21 de mayo de 2022 20:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Cuenca

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

De Cuenca a La Haya: Luis Doménech y sus compañeros de UC3M vencen el campeonato de derecho y diplomacia Day of Crisis

Cuando una persona decide estudiar el doble grado de Derecho y Ciencias Políticas, es casi improbable que piense que alguna vez en su vida vaya a acabar siendo ganador de un concurso organizado por la Academia de Derecho Internacional de La Haya (Países Bajos).

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

13/5/2022 - 20:12


CUENCA, 13 (EUROPA PRESS)

Cuando una persona decide estudiar el doble grado de Derecho y Ciencias Políticas, es casi improbable que piense que alguna vez en su vida vaya a acabar siendo ganador de un concurso organizado por la Academia de Derecho Internacional de La Haya (Países Bajos).

Pero este es el caso del conquense Luis Doménech, que junto a sus compañeros Carlos Aldea, Nazaret González, María Palos y María Revert, todos estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid, el fin de semana del 29 y 30 de abril consiguieron vencer en la competición de derecho internacional público y diplomacia 'Day of Crisis' celebrada en la sede de la Corte Internacional de Justicia de la ciudad neerlandesa.

Esta competición se celebra anualmente desde el año 2012 y este año ha tenido lugar, por primera vez, en el Palacio de la Paz de La Haya. La UC3M, única representante española en la competición, se ha enfrentado a otras ocho universidades, entre las que se encontraban la Universidad Panthéon-Sorbonne, la King's College London o la Universidad de Leiden, que cuentan con una acreditada trayectoria en este tipo de certámenes.

Pero para llegar ahí, tanto Doménech como sus compañeros ya habían acumulado experiencia en otros concursos sobre derecho público internacional como la Jessup, quienes, tras participar en ediciones pasadas, y buceando por internet, encontraron esta competición en Países Bajos.

"FUE LA BOMBA GANAR"

Tras inscribirse en esta prueba, la organización del concurso hizo una primera criba y al final pudieron asistir hasta la ciudad neerlandesa, "todo un orgullo por poder competir contra otras universidades". "Cuando lo ganamos fue la bomba", relata Doménech en declaraciones a Europa Press.

Toda una bomba porque, tal y como reconoce este conquense, el resto de universidades que competían contra ellos sí que tenían más experiencia en el ámbito de las competiciones en derecho internacional público, cosa en la que en España "no se tiene tradición".

"España no suele estar en estos foros, no suele competir fuera del país, y cuando lo hace, no suele ganar", explica este conquense afincado en Madrid con el orgullo de que su grupo de la UC3M haya vuelto de esta competición con dos primeros premios y otros dos segundos premios.

En cuanto a las medallas de plata, estas fueron en las categorías de mejores escritos jurídicos y mejores negociadores. El oro llegó tanto en el global de mejor equipo que mejor lo hizo, así como la mejor intervención oral en una simulación de una asamblea general de la ONU, en donde se daba un discurso ante un jurado "bastante importante".

Pero aparte de todo esto, "la experiencia en sí ya es el premio", asegura Doménech. "Ha sido una experiencia única, en todos los sentidos", relata, una situación que ve "difícil" poder vivirla otra vez por la propia metodología de la competición, el escenario en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y, como no, por haberlo ganado.

METODOLOGÍA DEL CONCURSO

Una metodología que, como explica este conquense, a lo largo del torneo, los equipos deben prestar asesoramiento jurídico durante 24 horas ininterrumpidas a todo tipo de actores internacionales, como Estados, ONGs, multinacionales y organizaciones internacionales, en un contexto de sucesivas crisis internacionales.

También deben desarrollar estrategias diplomáticas y negociar en nombre de sus clientes en asuntos de temática tan variada como cambio climático, espionaje, inversiones internacionales, armas autónomas y uso de la fuerza, entre otros.

Por ejemplo, en esta última edición uno de los retos que le propusieron fue el de que un Estado ha proclamado su independencia, y había tanto otros estados como diferentes instituciones que les contactaban para ver si en base al derecho público internacional les convenía o no reconocer esa independencia.

"Al ser 24 horas ininterrumpidas va todo más allá del derecho, porque también se pone a prueba tus propias habilidades porque tienes que conocer al resto de tus compañeros, asignar bien cada tarea porque no todos sabemos lo mismo de muchos temas", relata Doménech.

Pero "cuando llevas 17 horas de escritos y aun te quedan otras tantas, es imprescindible coordinarse y saber trabajar codo con codo con tus compañeros", un trabajo para el que todo el equipo también tiene que estar preparado tanto a nivel anímico como físico.

Después de todo ese trabajo durante 24 horas ininterrumpidas llegó el primer premio. "Es una liberación tremenda y un chute de adrenalina que te digan que tu equipo ha vencido", reconoce Doménech, y es que "para nada" se podían haber imaginad alzarse con el primer premio.

"Éramos conscientes de que nuestros escritos que íbamos enviando estaban bien, eran buenos, pero tampoco sabes cómo son los del resto porque no te puedes comparar en directo", subraya este estudiante, por lo que ha asegurado que ese momento en que les comunicaron que habían sido el mejor grupo de la competición "fue un sorpresón, una alegría, y sobre todo porque todo el trabajo se hizo en inglés jurídico siendo los cinco compañeros nativos españoles".

JURADO "DE ALTO NIVEL"

El jurado de la competición lo conformaron en esta última edición expertos en derecho internacional como la magistrada de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) Hillary Charlesworth; el secretario de la CIJ Philippe Gautier; el exministro de Asuntos Exteriores de Países Bajos Bernard Bot; el embajador de Argentina ante Países Bajos Mario Oyarzábal; la embajadora de Perú ante Países Bajos Marisol Flavia Agüero, y el socio en Simmons & Simmons Paris Philippe Cavalieros.

De este modo, el buen hacer de Doménech, Aldea, González, Palos y Revert ha hecho que la Universidad Carlos III de Madrid se convierte en la primera universidad española en ganar una competición internacional de estas características, sumando así un nuevo éxito al ya cosechado en la competición Jessup Moot Court, donde la UC3M se posicionó top 30 del mundo en 2021, entre más de 600 equipos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres