domingo, 27 de septiembre de 2020 09:44 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CONFERENCIA EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

Juan José Millás: "Las palabras son herramientas para comprender el mundo"

Juan José Millás es una de las plumas más conocidas y reconocidas de la literatura española. Sus novelas, columnas o artículos periodísticos tiene un sello propio, una mirada inconfundible. La Biblioteca Nacional ha brindado a sus lectores una gran oportunidad para escucharle.

Archivado en: Juan José Millás, conferencia, Biblioteca Nacional, palabras, El Mundo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Juan José Millás en Cachemira

Un abrazo, una palabra única.

"Si la realidad no me extraña, es imposible escribir literatura"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/M. Blanco
19/11/2009 - 15:06

El escritor valenciano ofreció el pasado miércoles día 18 una conferencia en la Biblioteca Nacional de Madrid, cuyo título respondía al nombre de ‘'Las Palabras' y que formaba parte de la 'Sesión del ciclo Premios Nacionales en la Biblioteca Nacional de España'. El recuerdo al Premio Nacional de Narrativa de 2008, otorgado a Millás, era la oportunidad perfecta para verle, escucharle y reflexionar sobre su personalidad. Más de 200 personas acudieron al evento y muchas personas no tuvieron más remedio que seguirle de pie.

Millás leyó un texto sobre las palabras, que despertó las carcajadas de los asistentes en múltiples ocasiones. Comenzó disertando sobre este tema, refiriéndose a la apariencia sonora de términos como monegasco o colutorio. Lo hizo, al igual que con otros tantos ejemplos, para resaltar la conflictiva relación entre las palabras y el lenguaje. Así, surgían preguntas entre los espectadores. Por ejemplo, ¿Deberían existir sillas y sillos teniendo en cuenta el sexo de quien mencione el término? La infancia de Juan José Millas García le sirvió al autor para profundizar en sus dudas lingüísticas e inquietudes léxicas sobre la supuesta hemiplejia de los palabras, la necesidad de recurrir a la tercera persona para hablar de uno mismo o la colección de frases hechas tan usuales en nuestra educación y durante toda la vida. ¿Y esos sustantivos que siempre llevan consigo un epíteto inevitable? Daño irreparable, gas natural, masa encefálica, lluvia torrencial, fumador empedernido... Durante su alocución, una se imaginaba perfectamente la lectura de 'El Mundo', obra con la que ganó el Premio Nacional de Narrativa en 2008 o el Premio Planeta en 2007, al escucharle hablar de ferreterías y farmacias.

"Las palabras son herramientas para comprender el mundo, embajadoras de la realidad y no hay otro modo de relacionarse con ella", comentaba Millás. El escritor jugaba con sus significados y la relación mental que, más allá de lo que estipule la RAE, posee con muchas de ellas. En este sentido, bromeó sobre su deseo de publicar una especie de diccionario con la historia de las palabras dentro de su mente. Arrancó con la letra A y asoció los abortos con cosas sobrenaturales, mostró un gran temor al posible hecho de abotargarse, la perspectiva insultante que desprende abúlico o esa sorpresa que tuvo al leer que anglosajón es un individuo procedente de los pueblos germanos que en el siglo V invadieron Inglaterra. "Todo el mundo sabe lo que pueden hacer las palabras, pero no sabemos lo que las palabras pueden hacer con nosotros", argumentó Millás para acabar esta lectura reflexiva.

"CUANDO UNA IDEA ME OBSESIONA, CONTIENE UN SIGNIFICADO QUE ME EMOCIONA"

Posteriormente, llegó el turno de las preguntas. El escritor parecía ajeno a la admiración que desprendían las formulaciones del respetable. Para 'Juanjo', "la escritura es un concepto manual. Tienes que ordenar todas las piezas para que funcionen bien", dejaba caer el autor, a quien le gusta "transitar entre géneros porque me enriquece. Si lo único que tuviese que hacer fuese una novela estaría siempre en un espacio único y asfixiante", añadía el creador de 'El Mundo'. De hecho, añadió que no le dedica más de 2 o 3 horas al día a una novela cuando hay una en proceso. ¿Y cómo se planifica Millás para escribir una obra? "No planifico nada. Nunca sé lo que va a pasar en la página siguiente. Escribo por algo: una idea, una conversación, una lectura... Cuando una idea me obsesiona, sé que contiene un significado que me emociona", contesta el valenciano, que habla de rachas a la hora de explicar esos períodos fructíferos o sombríos en la escritura. Por ello, recuerda que, al menos en su caso, "la inspiración es, fundamentalmente, trabajo y disciplina".

El niño autobiográfico que narra en 'El Mundo', su última novela, también hizo acto de aparición en la conferencia. "Me interesa mucho la niñez porque, como parte de la adolescencia, es una etapa misteriosa y en esa época tienes la capacidad para conectar con otros mundos. De pequeño, no da vergüenza decir que no entiendes y crecer consiste en fingir que entiendes. Estos temas están en varios de mis libros porque son etapas de una enorme sabiduría. Pienso que el escritor tiene la obligación de mantenerse siendo un niño y debe cultivar la ingenuidad. Desde la ingenuidad, se ve la extrañeza de la realidad y si la realidad no te extraña, no puedes escribir literatura. Sin conflicto es imposible". Punto y final a la lección literaria de Millás. Aplausos. Un señor, emocionado, le deseó muchos años de salud para seguir disfrutando con su prosa. Con las palabras.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres