jueves, 3 de diciembre de 2020 05:51 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
75.000 PERSONAS HAN VISTO LA OBRA

Fiebre teatral por 'Un Dios Salvaje'

Apúrense si quieren ver uno de los grandes éxitos de la temporada. El 8 de febrero, útima función. Desde el 3 de octubre, lleno tras lleno. Casi 75.000 personas han visto a Maribel Verdú, Aitana Sánchez-Gijón, Pere Ponce y Antonio Molero en el Teatro Alcázar de Madrid.

Archivado en: teatro, Un Dios salvaje, Maribel Verdú, Aitana Sánchez-Gijón, Antonio Molero, Pere Pont

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Desde el pasado 3 de octubre, el Teatro Alcázar acumula lleno tras lleno para ver al cuarteto dirigido por Yasmina Reza

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
15/1/2009 - 15:11

'Un Dios salvaje' baja el telón el 8 de febrero en el Teatro Alcázar de Madrid. Desde el 3 de octubre, la obra dirigida con maestría por Tamzim Townsend e interpretada por este fantástico cuarteto ha llenado día sí y día también las butacas del teatro madrileño. Tal situación no tiene visos de cambiar hasta la última función. De hecho, los números lo dicen todo. Cerca de 75.000 personas han vivido en primera persona la "involución hacia el ser primario que llevamos dentro", como diría Maribel Verdú.

"Si el teatro hubiera sido más grande, más gente que hubiera entrado", nos comentan fuentes cercanas a la dirección de la obra teatral. La reunión de dos parejas en el hogar de una de ellas para 'arreglar' un asunto aparentemente intrascentente marca el comienzo el espectáculo. El hijo de una ha golpeado al de otra. La educación en las formas, con declaraciones tolerantes y comprensivas se va transformando en una lucha dialéctica por defender el territorio propio, tanto personal como relativo a cada 'matrimonio'. El lado onírico de nuestras existencias desaparece, para dar paso a la insatisfacción vital de los cuatro personajes. Maribel y Pere, por un lado. Aitana y Antonio, por el otro.

Siento predilección por Maribel. No puedo obviarlo. Tan cómica como drámatica, al igual que sus compañeros de reparto, ofrece un desarollo escénico y expresivo extraordinario. Aitana lo borda. Y la parte masculina de la obra, un tanto eclipsada por dos actrices mediáticas, aporta calidad, mucha calidad. Sobre todo Antonio Molero, que necesitaba quitarse el sambenito del 'Fiti', personaje que popularizó en la serie televisiva Los Serrano. Cada actor establece con los restantes una vida propia. Del mismo modo, surgen cuatro dúos por filias, fobias, tensiones o anhelos compartidos. Cuando acaba el 'duelo', cuatro rondas de aplausos. Hasta que duelan las manos.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres