jueves, 14 de noviembre de 2019 04:22 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA

Leo Bassi: "La izquierda está dormida, le falta determinación"

Hasta el próximo 20 de marzo se representa 'Utopía' en el Teatro Alfil de Madrid. Todo sería normal, si su protagonista no fuese Leo Bassi, uno de los artistas más extravagantes y clarividentes que han pasado por nuestro país en los últimos años.

Archivado en: Leo Bassi, utopía, teatro Alfil, izquierda, Público, La Revolución

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Leo Bassi, con su querido patito

Leo Bassi, con su querido patito en el Alfil.

Enlaces Relacionados

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
26/1/2009 - 13:57

Como en él es habitual, de traje y con corbata. Las facciones de su rostro, cuando gesticula, parecen un mapamundi. Es uno de los artistas más extravagantes que ha pasado por nuestro país. Y clarividente, aunque no lo parezca. Estamos acostumbrados a verle envuelto en sus locuras a través de los medios de comunicación. Pero engaña. Y mucho. Leo Bassi (Nueva York, 1952) tiene demasiado en común con cualquiera de nosotros. Aunque haga comentarios pausados, su tono de voz ocupa todo el patio de butacas del teatro Alfil. Se sienta. Allá vamos.

Durante la rueda de prensa, ha dicho "yo creo confusión. Siempre digo las mismas cosas, pero de forma diferente y dependiendo del público, porque no puedes ponerte a hablar seriamente de político en un sitio televisivo como 'El Hormiguero'". Lo que nunca genera es indiferencia. ¿Tiene tanto de loco como de cuerdo?

Siempre he querido mantener las dos cosas, porque soy las dos cosas. Evidentemente, hay ventajas y debilidades tomando estas dos actitudes. La debilidad es que, aunque digas opiones serias, esta imagen que a veces ofrezco a lo mejor hace que la gente piense que soy un payaso, un bufón, y quita importancia a lo que dices. Mientras tanto, la ventaja es que estoy 'tocando' a una gran cantidad de público. Público de la calle, de la televisión...y ‘tocándoles' de una manera especial, que igual no han visto, porque les sorprende ver a un hombre de mi edad que haga locuras y sea caótico. Creo que esto puede hacer que la gente se acerque a mis ideas políticas, esa gente que nunca se ha planteado lo que significa la anarquía, la rebelión... Entonces, voy conquistando, en cierta manera, un público a lo mejor más joven, inocente, por el hecho de que lo que hago es muy diferente al tratamiento de los filósofos o los teóricos políticos. Siempre tengo la esperanza de que una persona tenga curiosidad, se meta así en mi web, por ejemplo, y vea mi trabajo. A lo mejor no tengo el reconocimiento de la cúpula intelectual de este país. Pero, del otro lado, tengo una base enorme de gente que me escucha, esa gente que a mí me gusta, sencilla, de la calle. Vengo de una familia de circo, esa ha sido mi vida y siempre he estado al lado de la gente normal. No de los intelectuales.

Hace dos años, con 'La Revelación' provocó las iras de la derecha, de la población más conservadora, debido a sus pensamientos religiosos. Según comenta, aquella 'rebelión' contra su persona le hizo ver que la derecha tienen muy clara la sociedad que quiere. Mientras tanto, acusa a la izquierda de estar falta de pasión, tirando del 'centrismo' y ausente a la hora de observar la sociedad... ¿'Utopía' es un palo a la izquierda en toda regla?

El palo no es sobre sus ideales, porque comparto esas ideas sobre una vida comunitaria, de una sensibilidad por los pueblos indígenas, el anticolonialismo... Todo esto es de 'izquierdas'. El palo es a la forma de hacer política. ¡Están dormidos! Buscando compromisos, teniendo miedo de las elecciones, sin decir las cosas claras, ni utilizar determinación y fuerza. Escucho a mucha gente que me dice "¿Dónde está la izquierda?". Las personas quieren hacer cosas, pero no hay un líder y sí demasiadas organizaciones, asambleas, etc... Sobre todo me refiero a un público joven, que se desinteresa por la política. Por ejemplo, hace tan sólo dos años salió un nuevo periódico: el 'Público'. Tenían la libertad de dar más caña, de no medir demasiado sus palabras y, de repente, tienen 80.000 ejemplares vendidos, siendo el número 1 para una determinada categoría de personas. Este periódico demuestra la necesidad que existe de oír otras cosas, posiciones más claras, más cañeras... Entonces, quería hablar sobre esto y 'Utopía' es el lugar.

Para el espectáculo, utiliza como personaje al 'payaso de la cara blanca' para mostrar la lejanía de la 'utopía', con sus tiempos poéticos. Además, ofrece propuestas concretas para volver a la esencia de la izquierda, pero ¿Cuál es el objetivo primordial de la obra?

Yo, como bufón, quiero despertar conciencias haciendo reír y no sólo despertar conciencias, sino la idea de soñar. Tenemos derecho a soñar y no pensando en mañana o en un año, si no pensando en lo que nos gustaría hacer de nuestras vidas. Por ejemplo, uno de mis sueños es poner de acuerdo a todos los pueblos del planeta para bajar el número de habitantes del planeta. ¡Se viviría mucho mejor con 500 millones de habitantes y no los 6.000 o 7.000 que somos ahora! Si tú dices esto, igual alguien se lleva las manos a la cabeza, pero, mira, cuando la Biblia fue escrita había 36 millones de habitantes en el planeta... Siempre dicen "hay que respetar la bilbia, hay que vivir como nos dice la biblia"... Entonces, podríamos empezar por ahí, porque existen cuidades como México DF o Lagos (Nigeria) con millones de personas viviendo en condiciones infrahumanas. Es decir, que durante 10 generaciones deberíamos pensar en una política familiar, tratando asuntos como el aborto. Si tú no amas el futuro y no quieres un hijo, mejor no tenerlo porque somos demasiados... Esto es mi visión 'utópica'. Cada uno tendrá la suya. Más árboles, más plantas, más zonas verdes y menos cemento en las ciudades, organizarnos de un modo más cooperativo...

Hay un millón de historias pendientes. Más que proponer un modelo de sociedad, la clase política debería decirle al público "vosotros podéis soñar también". Si hacemos eso, hay cosas que no serían tan difíciles. Recibo constantemente mensajes en mi página web con propuestas que se van haciendo. Uno de ellos, de unos chicos que han 'cogido' un descampado aquí en Madrid y ahora van a hacer allí juegos para los niños, pondrán plantas.... Esto, por ejemplo, es un sueño. Es una 'utopía'.

¿Qué 'utopias' mueven el mundo de Leo Bassi?

¡Este pato! (un pato de plástico preside el escenario del Alfil. Para Leo es la paz, la imagen menos agresiva que te puedes imaginar y algo que salva a la gente eternamente). Y tengo uno más grande todavía para ponerlo fuera. Mi vida es utópica, como lo demuestra hacer este espectáculo sin subvenciones, diciendo lo que quiero, pagando sus costes con mis propios medios... Ahora, os toca a vosotros conseguir que las vuestras también lo sean.


Recordemos las consecuencias que tuvo para Bassi su obra 'La Revelación'

 

 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres