martes, 7 de julio de 2020 08:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Sonsoles Ónega: “Los políticos no hacen nada por disimular sus diferencias”

La periodista acaba de publicar ‘Mil besos prohibidos'. Hace unos días sorprendió al público conduciendo una gala de 'Supervivientes'. Tiene declarada la ‘guerra' a los alimentos procesados.

Archivado en: entrevistas, literatura, Sonsoles Ónega, televisión

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

“La tele ha hecho una labor fundamental, informando y acompañando”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Mamen Crespo
11/6/2020 - 12:39

En uno de los peores momentos que vive nuestro país, hay personas que recogen los frutos de su esfuerzo y dedicación. Es el caso de Sonsoles Ónega, que acaba de publicar su nueva novela y que se estrena como presentadora de un ‘reality' en Telecinco. Está feliz y se le nota. Eso sí, como la gran mayoría, ha sacado muchas lecciones de los días tan duros que hemos vivido. Hasta tal punto, que le ha sabido a poco todo lo que le ha aportado la Fase 0.

¿Cómo has vivido estos meses?

Ha sido un confinamiento relativo, saliendo de casa todos los días para venir a la tele, con miedo a contagiarme, pero también a contagiar en casa. Eso sí, ha sido gratificante porque la televisión ha hecho una labor fundamental en las casas, no solo informando, sino también acompañando a tanta gente que ha estado sola.

¿Cómo ha sido hacer ‘Ya es mediodía' con hasta 900 muertos en un día, con los hospitales saturados...?

Lo más impactante fue los ataúdes en las puertas de las residencias y que hubiera tres morgues en Madrid. Habíamos pensado que las residencias eran hogares y no ha sido así. Ahora nos hemos anestesiado, pero espero que sea una anestesia local y no general, porque de esto hay que sacar lecciones importantes.

Las residencias han provocado una ‘guerra' política entre el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. ¿Es en eso en lo que tenemos que estar?

Por supuesto que no tenemos que estar en el insulto, en el reproche y en el ataque. Tirarse la responsabilidad a la cara no vale nada, aunque está claro que hay que saldar cuentas de lo que ha pasado. Produce cierta desazón pensar que la sociedad ha hecho grandes esfuerzos, en los ERTE, con sus negocios cerrados, mientras los políticos no hacen nada por disimular sus diferencias. Nadie les dice que renuncien a lo que piensan, pero es un momento tan excepcional, que deberían hacer el esfuerzo. Tenemos políticos en cueros. Espero que tomen nota.

¿Cómo valoras el papel que ha hecho la televisión en estas semanas?

En este país hay otra pandemia, que es la de la soledad, que la combate la televisión y, algún día, habrá que reconocerle ese papel de servicio social. Donde no llegan los ayuntamientos y lo público llega la televisión.

El caso de nuestro compañero Alfonso Merlos y de Marta López ha sido seguido por millones de españoles.

Los dos son magníficas personas y un día descubrí que se miraba con Marta de forma acaramelada y dije: "Aquí hay tomate". Pero el desenlace no es el mejor para una relación de dos personas que se querían, así es que no me costó mucho posicionarme al lado de Marta porque no me gustó nada lo que hizo Merlos. Eso sí, no digo que no sea algo humano.

Durante esta situación tú has vivido grandes momentos. Has presentado una gala de 'Supervivientes' en Telecinco y en poco tiempo vas a presentar, junto a Jorge Javier Vázquez, ‘La casa fuerte', otro ‘reality'.

Estoy expectante por ver cómo es la dinámica de un formato que desconozco, pero agradecida porque es una gran oportunidad para hacer algo nuevo y aprender.

¿Irías a ‘Supervivientes'?

No, jamás, no tengo resistencia, aunque todos dicen que, al final, pueden.

De alimentación sabes mucho desde que le diagnosticaron a uno de tus hijos diabetes.

Es una enfermedad crónica que terminará convirtiéndose en pandemia por la alimentación tan poco sana que llevamos. No hay todavía una evidencia como con el tabaco, pero llegará el momento en el que se tendrá que reconocer que la alimentación provoca enfermedades crónicas.

La novela, ‘Mil besos prohibidos', se devora. ¿Cómo surge esta historia entre un sacerdote y una abogada?

De una necesidad real de desenlazar la historia de un amor no permitido. Todos tenemos alguna conversación pendiente con alguien. En la ficción puedes hablar de lo que te gustaría vivir en la vida. También quería indagar en los caprichos de la memoria porque reflexiono sobre el paso del tiempo. También hablo de dos temas que a mí me preocupan: el derecho a elegir cómo morimos o la rendición de cuentas de los poderosos.

¿De dónde sacas el tiempo para escribir?

Tiempo hay para todo, hay que buscarlo. Para mí, escribir es el momento de relajación y evasión y, por eso, no me cuesta nada hacerlo. Igual lo que más me cuesta es sacar ese momento en una casa de niños. Dosis de sacrificio, sí, renuncias, también, eso sí, sin renunciar nunca a lo importante.

¿Qué planes estás deseando hacer?

Me quedaría en Fase 0 porque he descubierto que se está muy a gusto sin estar quedando todo el día.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres