lunes, 5 de diciembre de 2022 15:43 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Santi Sánchez: "Este tema es un canto a nuestra vida; en los bares hemos vivido de todo"

La Banda del Capitán Inhumano regresa con ‘Vámonos al bar', un himno que pone en valor a un sector tan maltratado por la pandemia como el de la hostelería.

Archivado en: entrevistas, música, La Banda del Capitán Inhumano, Santi Sánchez

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
04/6/2021 - 00:23

Hay canciones que son flor de un día y que sin el riego de los chiringuitos veraniegos y otros sustratos acaban marchitándose. Otras, por el contrario, parecen cultivadas a prueba del paso del tiempo. ‘Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000' o ‘Duba-duba' son ejemplos de temas musicales de hoja perenne, de himnos sin fecha de caducidad.

Con esa esencia por bandera, La Banda del Capitán Inhumano regresa a la escena con ‘Vámonos al bar', un tema que nos sirve de excusa para charlar con Santi Sánchez, su cantante.

Si hace dos años te hubieran propuesto sacar una canción para apoyar a la hostelería, tal vez no lo habrías visto ni siquiera necesario.
Pues sí, creo que no hubiera sido ni siquiera necesario, hablaríamos de otras cosas, de algo completamente distinto, porque esto que ha sucedido ni lo esperábamos ni lo imaginábamos.

Además, creo que la hostelería es un sector que te toca muy de cerca...
Sí, soy hijo de hostelero y aparte he tenido negocio propio. Por eso considero a la hostelería un sector esencial, por un lado porque considero esencial a cualquier trabajo que te da de comer, si alguien paga su hipoteca gracias a ello ese trabajo es esencial. Se puede discrepar en algunas cosas, pero la hostelería toca algunas cosas que, aunque no sean propiamente de su ámbito, viven de ello. Por ejemplo, recuerdo que cuando tenía un local era raro el lunes que no tenías que llamar a un fontanero porque el lavavajillas no funcionaba, a un electricista porque había dejado de funcionar alguna luz, a un pintor porque había que dar una mano a un techo... En relación a esto, el otro día hablaba con una empresa de jardinería en Santander que va a cerrar porque se dedicaban íntegramente al mantenimiento de los jardines de hoteles. Esto sin hablar de repartidos, camareros, alquileres de locales...

Vamos a la génesis de la canción, ¿cómo se te ocurrió 'Vámonos al bar'?
Si digo la verdad, cantar 'Vámonos al bar' surgió en un camerino en el que pedimos unas cervezas. Íbamos a recoger un premio a toda una trayectoria, años atrás, teníamos agua para beber, pedimos unas cervezas al equipo de producción porque el acto se iba alargando y nos dijeron que no había. Respondimos que habíamos visto a los del camerino de al lado tomarse unas y resulta que habían salido fuera, a un bar cercano, a comprarlas. De forma espontánea comenzamos a cantar “al bar, vámonos al bar”. Ese fue el origen, luego ha habido mucha evolución.

Y ahora parece el momento ideal para sacar la canción.
Sí, se grabó inicialmente y se regrabó después cambiando letra y melodía. Queríamos hacer un guiño a la frase “Volveremos a llenar las calles”, que está muy ligada a lo que está pasando, pero no queríamos que fuera una canción que recordara a un tiempo de pandemia.

Como artista, ¿cómo llevas el hecho de estar alejado del público por esta situación?
Fatal. Me considero un animal de escenario, es mi hábitat natural. No es que no me guste grabar discos, pero no es ni de lejos lo que más me motiva de esta profesión, es el contacto con el público, de hecho, cuando tienes bajones no te levanta una canción, sino el aplauso del público o que un fan te escriba en redes. Es bastante desmotivador cómo está el sector ahora mismo y es el concierto el motor que te sigue poniendo en contacto con la gente. Llevo 15 meses sin subirme a un escenario, así que imagínate cómo estoy, me subo por las paredes. No puedo ejercer mi profesión y además no me dan una alternativa, es un no porque no, una puerta cerrada. Muchos de los trabajos que han estado parados, regresan ahora y se van a conectar en el punto en el que lo dejaron, mientras que en el caso de los artistas tenemos que volver a empezar de cero, a buscar trabajo, porque las modas no son las mismas y las giras están copadas por otros artistas nuevos.

Un artista que conoces muy bien, Alberto Comeseña, está de vuelta con Amistades Peligrosas. ¿Va a haber algún regreso de La Banda del Capitán Inhumano?
Ahora mismo la idea es estirar esta canción, estamos muy en contra de que haya un producto de usar y tirar, que es lo que está fomentando la industria musical en estos momentos. Con todo el cariño a la gente que lo consume, a eso responden el reggaeton o el trap, personalmente, estoy muy lejos de esos gustos. Soy un nostálgico, me gusta vinilo y que una canción perpetúe en el tiempo. Un libro no lo tiras, lo guardas y probablemente lo releas; lo mismo sucede con una película, puedo ver de nuevo 'El padrino' 200.000 veces. Esto es un poco igual, salvando las distancias. Queremos que esta canción aguantara hasta el verano, ya si perviviera décadas como nos ha sucedido con otras sería maravilloso.

Hay artistas que critican el hecho de que en la industria ya no se apueste por los discos. ¿Es culpa de la propia industria o del consumidor?
Inicialmente es culpa de la industria. El consumidor actúa según le educas. Siempre he dicho que Coca-cola lanza un producto no piensa en cómo es el consumidor de Europa o de Asia, al final al público se le educa o maleduca. He tenido muchas conversaciones con uno de los jefazos de una discográfica durante mi etapa de La Banda del Capitán Canalla y desde allí me decían una cosa muy buena que se me quedó grabada: el fan siente que traiciona al artista cuando se hace con una copia pirata de un disco. El artista tiene que comer de su trabajo, al mismo tiempo que salías a aplaudir al balcón han salido propuestas en Change.org para pedir que se anularan las fiestas de algún pueblo, entonces, ¿cómo llenó la nevera?

Décadas atrás triunfaban bandas como Los Inhumanos, The Refrescos o No Me Pises Que Llevo Chanclas que hacían música muy desenfadada. ¿Por qué ahora se apuesta por estilos tan diferentes?
Ha habido una evolución de la industria respecto al artista. Si analizas los últimos productos que han salido, todos son calcos, de hecho cada vez más se tiende a hacer algo lineal, todo lo que sale suena igual, se hace en un ordenador. Antes había propuestas para diferentes gustos, si te gustaba el rock estaban Los Rebeldes, si te gusta el mod tenías a OBK... Muchos estilos, ahora, que suenen en radios y televisiones no hay ninguno. No me creo que en una época de tanta diversidad en todo musicalmente vayamos a lo contrario, a la uniformidad, me parece una contradicción.

En tiempos de pandemia, ¿qué es más difícil, hacer el amor o ver un Simca 1000?
En tiempo de pandemia es más difícil hacer el amor, y ya si sumas las dos cosas no te quiero ni contar.

Este tiempo ha servido también de reflexión. En tu caso, si te tuvieses que quedar con uno, ¿cuál sería el momento que escogerías de toda tu carrera?

Tengo muchos. Quizás me marcó mi primera gira en América, a principios de los 90. Muchas veces tendemos a pensar en el pasado como algo maravilloso obviando que no era tanto lo que hacías como la edad que tenías entonces. La Banda del Capitán Inhumano queremos tener esos momentos, sin perder de vista la edad que tenemos, no puedes hacer lo mismo con 20 años que con 50, pero sí puedes tener el mismo espíritu.

Mirando al futuro, cuando volváis a salir de gira, ¿qué canción no puede faltar en vuestro repertorio?

Sin duda, 'Vámonos al bar'. Personalmente me transmite muy buen rollo, mucha positividad y además es una canción que, sinceramente, creo que se puede convertir en un himno, toca a mucha gente por hosteleros y consumidores. Es un canto a nuestra vida. Hemos celebrado el gol de Iniesta y los triunfos de Nadal, hemos llorado los males de amores, hemos conocido a nuestras parejas en la hostelería.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres