martes, 27 de septiembre de 2022 14:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Vetusta Morla: "En cada disco nos gusta salir de la zona de confort"

La banda madrileña publica este viernes 26 su quinto trabajo de estudio, ‘Cable a tierra'. Aseguran que en estas nuevas composiciones hay mucha música de raíz. Ya piensan en la gira de presentación a lo largo de 2022.

Archivado en: entrevistas, música, cultura, Vetusta Morla

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Fotos: Jerónimo Álvarez

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
26/11/2021 - 00:35

Dice el refrán que no hay quinto malo, y Vetusta Morla se ha empeñado en corroborarlo. El nuevo trabajo de la banda madrileña, ‘Cable a tierra', sale a la venta este viernes 26 de noviembre, diez canciones empapadas de ritmos folclóricos pero que respetan la esencia que les ha llevado a ser considerado uno de los grupos más importantes de la escena nacional. Sobre este álbum y la gira futura, con el 24 de junio en el Wanda Metropolitano como fecha más destacada, hablamos con Juanma Latorre (guitarra), David García (batería) y Álvaro B. Baglietto (bajo).

"Canciones del siglo XXI con música de raíz". Esa es la definición que he leído del nuevo álbum, pero no sé si se ajusta a vuestra visión.
Juanma Latorre:
No está mal esa definición. A nosotros siempre nos gusta pensar que hacemos música popular, en el sentido de que la gente la tiene en el día a día, que forma parte de su vida. Eso conecta con la música de raíz y tradicional, son canciones que significan algo en la vida en la gente, que han cumplido un papel determinado en ciertos momentos de sus vidas y que así también lo transmiten a los demás. Desde luego es música del siglo XXI porque está hecha con herramientas de nuestro tiempo, vivimos en el presente, nos interesa lo que hay ahí fuera.

Hay un acercamiento muy palpable en el disco a la música folclórica. ¿Cómo surgió la idea?
Álvaro B. Baglietto: Creo que no ha surgido de algo premeditado, han confluido un montón de circunstancias, una de ellas es la atracción que siempre hemos tenido hacia estos instrumentos diferentes. Otra de ellas, sin duda alguna, es el confinamiento; ahí llega un momento en el que te planteas cuál es tu identidad y rebuscando ves de dónde vienes, cuál es tu raíz, qué ha pasado en tu entorno, en tu familia y en tu pueblo... Otra circunstancia ha sido gente cercana que nos ha abierto las puertas al mundo de estos ritmos del folclore. De una manera no premeditada se han juntado todos estos elementos, y cuando decidimos hacer el disco empezó a surgir de una manera natural. Recuerdo que en las primeras reuniones en las que comenzamos a hacer como una paleta de colores del disco no estaba esto definido, y de repente, con la instrumentación y las canciones que iban aportando Juanma y Guille (Galván, guitarra) se vio que iba a haber un poco de este color. En cada disco nos gusta salir de nuestra zona de confort, nos gusta el reto.

"Es indudable que el formato de canción le ha hecho un sorpasso al disco" 

Este disco adquiere otra dimensión artística con la obra en 3D de Laura Millán, complementaria a las canciones.
Álvaro B. Baglietto: Para nosotros ha sido también algo diferente, algo nuevo. Cuando propusimos a Laura era como en cualquier reto creativo, no sabíamos hacia dónde nos iba a llevar, pero sí sabíamos que ella tenía un currículum conocido, es una artista con la que habíamos trabajado en otros proyectos, pero más a nivel de escenografía. Hicimos charlas de trabajo sobre el disco que ya habíamos creado, porque a ella la llamamos cuando ya teníamos las canciones hechas. En una de esas reuniones empezamos a tirar del hilo del concepto artístico con el terrazo, a través de unas figuras en las que ella ha tenido rienda suelta para trabajar como considerara. Es verdad que abre una vía nueva, nos va a colocar en un punto en el que Vetusta Morla ya no solo es conocido por sus canciones, sino también por sus artes a la hora de sacar un vinilo o un CD.

Ha habido tres adelantos del disco, 'Finisterre', 'La virgen de la humanidad' y 'Puñalada trapera'. ¿Cómo veis esta tendencia actual a enseñar buena parte de un disco antes de su lanzamiento, bien diferente a hace unos años cuando apenas se conocía un single antes de que el LP llegara al público?
Juanma Latorre: Creo que en nuestro primer disco ni siquiera hubo single. Es indudable que el formato de canción le ha hecho un sorpasso en toda regla al concepto de álbum. Tampoco es algo nuevo, ya ha habido otros momentos de la historia reciente de la música, no hablo de la noche de los tiempos sino de los años 50, en los que la canción ha sido un formato preferido al álbum. Sí que es verdad que nosotros venimos de la tradición del disco, porque desde The Beatles existe esa idea. Lo bueno de los tiempos actuales es que, desde el punto de vista técnico, es perfectamente compatible. En algunos momentos parece que hay algún interés por recuperar un poco el formato, por ejemplo, ayer leí que Adele ha logrado que Spotify elimine la reproducción aleatoria de su último disco, obviamente quiere que la gente lo escuche en el orden en el que ella ha establecido. Son maneras de acceder a la obra que configuran el modo en el que el artista se pone a crear, nosotros vamos abordándolas como discos, luego pasan por un despiece que asumimos como parte del funcionamiento de la industria musical, y lo hacemos, pero nuestra obra es 'Cable a tierra' completo, en el orden tal y como aparece en el disco.

En medio de una sociedad que apuesta por la inmediatez y con un consumismo compulsivo, ¿cómo encajáis esa demanda casi constante de crear contenido en medio de un proceso que requiere un reposo y una madurez?
David García: Haciendo un poco como hemos hecho con las tres últimas canciones que hemos publicado, es decir, que a nivel conceptual y artístico vayan englobadas en una historia audiovisual que formen una trilogía a través de los videoclips, rodados a través de una idea común. Así podemos crear una pequeña obra dentro de nuestro disco, aunque no estaba premeditado en un origen. A nosotros nos sirve también para darle otro sentido a este cambio que ha habido en los lanzamientos de los discos, donde está todo basado en el pico que hay justo a la hora de publicarlo y que su desarrollo no es igual que años atrás, donde se alimentaba todo a través de singles, videoclips y una gira para que tuviera más recorrido.

Curiosamente, este viernes, además del lanzamiento de vuestro disco, también se estrena la película 'La hija', para la que habéis hecho la banda sonora. ¿Cómo ha sido esa experiencia?
Juanma Latorre: Ha sido una experiencia preciosa, la verdad. Es la primera vez que lo hacemos y nos ha abierto un mundo de posibilidades, hemos aprendido muchas cosas que luego hemos aprovechado para 'Cable a tierra', y hemos practicado una manera diferente de componer, porque el motivo ya no es una pulsión narrativa de contar algo, sino que te pones al servicio de una obra, te integras en un trabajo que trasciende a la propia música. Es muy bonito y te hace desarrollar muchas capacidades diferentes. Ojalá podamos repetirlo, porque la experiencia ha sido fantástica y muy enriquecedora.

Sin dejar el tema cinematográfico, el último corte de 'Cable a tierra' se titula 'Al final de la escapada'. ¿Es un guiño al largometraje de Jean-Luc Godard?
David García: Habría que preguntarle a Guille, que es quien la compuso, pero sabiendo de sus inclinaciones cinéfilas me atrevería a decir que sí. La primera grabación que hicimos en nuestro local de ensayo, en el año 98 o 99, el casette que grabamos tenía como portada el fotograma del cartel de 'Al final de la escapada'.

En otras de las canciones de este álbum, 'La virgen de la humanidad' y 'La diana', se aprecia un aire de rebeldía. ¿Entronca con la idea de otro disco anterior como 'La deriva'?
Juanma Latorre: Sobre todo 'La diana' sí que tiene implícito un comentario social importante de cómo vivimos en la cultura del señalamiento, cómo incluso a veces las víctimas y los verdugos se confunden y cómo machacamos a las víctimas. 'La virgen de la humanidad' también tiene algo de comentario social, probablemente en un sentido más amplio, casi cultural, esta relación entre lo viejo y lo nuevo que acaba llegando casi al terreno político. Esa lucha entre lo viejo y lo nuevo, que está presente en casi todos los órdenes, la vivimos hoy en día casi en carne viva. Por cómo vivimos, las tensiones entre la tradición y la modernidad se hacen muy a sangre y casi todos los días, vivimos de manera muy permanente en esa tensión y en esa inestabilidad.

"Las dos actuaciones que hicimos en el Teatro Real fueron muy divertidas" 

El disco lo componen diez canciones. ¿Habéis tenido que dejar fuera mucho material?
Álvaro B. Baglietto:
Sí, ha sido doloroso (entre risas). Siempre es complicado llegar a un repertorio cerrado, que alguna canción se quede fuera. Hemos hecho un pacto para sacar esos temas, porque hasta ahora las canciones que no hemos publicado están en un cajón, como semienterradas. Luego tampoco se sabe, hay veces que pasa el tiempo y no ves adecuado sacar esas canciones pasados cinco años. Hay temas que me parecen muy interesantes que no han visto la luz.

El primer concierto lo habéis hecho en TikTok. Después llegarán citas en Amsterdam, Bruselas o Ciudad de México. ¿Os quedan aún fronteras por explorar?
Álvaro B. Baglietto: Sí, a mí siempre me ha llamado la atención los grupos que hacían gira por Japón o por Asia. Eso nos queda. Ojalá podamos hacerlo. También hay planes de ir a Estados Unidos, por supuesto Europa. Pero África, Asia y Europa del Este aún no las hemos hecho.

En esta gira destaca un concierto, el del 24 de junio en el Wanda Metropolitano, pero con la pandemia tanto artistas como público nos hemos visto obligados a adaptarnos a otros contextos. ¿Actuaciones como la que tuvisteis en el Teatro Real han servido para que disfrutarais de una manera diferente?
Álvaro B. Baglietto: Sí, sin duda. Estábamos tocando para gente sentada, sobre todo en el teatro. Ha sido mejor de lo que esperábamos. Los teatros son como muy mágicos, hay una predisposición de público y grupo, suele haber buena acústica... El resto de los conciertos en los que el público estaba sentado, cuando se supone que tendrían que estar de pie, han sido muy buenos, quizás fuera de pronóstico. Se mezclan las ganas de las dos partes para poder sacarlo adelante. En el Teatro Real estaban todos nuestros amigos y familiares, era en Madrid, que es una ciudad muy importante para nosotros, en un teatro así donde no habíamos tocado nunca... Fueron dos noches muy divertidas.

Juanma Latorre: Recalcar la esperanza que tenemos en que todo pueda volver a algo parecido a lo que teníamos antes de la pandemia, tenemos muchas ganas, es nuestra ilusión que todo regrese a su cauce, especialmente el concierto del 24 de junio en el Wanda, que nos hace mucha ilusión

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres