miércoles, 5 de octubre de 2022 18:34 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Muñeco Vudú: "La fórmula del éxito fácil no es algo que esté al alcance de cualquiera"

La banda asturiana lanza un nuevo álbum, el cuarto de su carrera. ‘Sigamos vivos' vuelve a constatar el sello de un grupo con una trayectoria reconocible.

Archivado en: entrevistas, cultura, música, Muñeco Vudú

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
18/2/2022 - 00:02

Una historia que arranca en Guatemala, continúa en Asturias y que sigue escribiendo páginas con un sello personal inconfundible. Muñeco Vudú está de vuelta con ‘Sigamos vivos', el cuarto álbum de su carrera, diez canciones que hablan de sentimientos familiares para el común de los mortales y que vuelven a poner de manifiesto el espíritu colorista de la banda. Su líder, Ivo Pérez, cuenta a GENTE cómo ha sido el trayecto desde que en el 2010 la banda asturiana comenzara su andadura tras ganar un concurso de maquetas y cómo afrontan el futuro a corto y largo plazo.

Han pasado unos años, ya no estáis 'Gravemente ilesos', sino que seguís vivos, como reza el título del disco. ¿Cómo podemos definir este nuevo álbum?
Igual alguien me puede llamar díscolo, pero cuando alguien me pregunta qué hacemos siempre invito a escuchar los discos que tenemos y cada uno saque sus propias conclusiones. En este caso nos vamos a encontrar cierta madurez, obviamente, y ciertos personajes que se meten en diferentes asuntos, algunos salen mejor parados que otros.

'Sigamos vivos' es un título que adquiere otro matiz en este contexto de pandemia. ¿Esa era vuestra intención inicial?
En realidad no. Ha habido unas cuestiones personales de salud, que al salir de ellas, al estar limpio, me pareció muy buen momento para llamar así al disco. Es la dinámica que tenía durante el proceso.

¿Podemos decir entonces que es un mensaje optimista?
Sí. Aunque hay personajes que, como decía antes, se meten en asuntos de despedidas y a veces salen mejor parados que en otros. Muñeco Vudú es un grupo bastante colorista, al menos en lo que al fondo se refiere.

"Ojalá dentro de otros 11 años tengamos varias giras a las espaldas" 

Yendo a los comienzos, ¿a qué se debe el nombre de Muñeco Vudú?
Es una historia larga. Llegué de Guatemala, donde estuve trabajando, con una maqueta bajo el brazo y un nombre que era aún peor. En nuestro primer disco había una canción que nos gustaba mucho tocar, un intento de funky, se llamaba 'Baile vudú'. En la letra aparece el concepto de muñeco vudú y hablamos en aquel momento de que sí existía algo de vudú, pero de buen rollo, no de intentar castigar al prójimo, sino de sanación. Al final, tanto nos gustaba tocarla que acabó llamándose así el proyecto.

En 2010 ganabais un concurso de maquetas. ¿En qué ha variado la filosofía del grupo desde entonces?
Ha variado bastante, de hecho el proyecto ha pasado varias etapas y de la formación inicial quedamos tres, hasta eso cambiado. Somos distintos, sabemos un poco mejor dónde estamos, hemos comprendido un poco mejor el entorno, al principio era más el disfrute, el aprendizaje y preocuparse por poco más que los ensayos y tocar en directo. Ahora entendemos lo que hay alrededor, nos preocupa la escenografía, terminar bien las canciones... Musicalmente, once años dan para mucho, para comprender un poco mejor cómo transmitir un mensaje desde la armonía de las canciones, tus virtudes y tus defectos, aceptar tu voz.

Con 'Gravemente ilesos' pudisteis afrontar conciertos de más envergadura, incluso apareciendo en televisiones nacionales. ¿Qué ha sido la pandemia para vosotros, un frenazo en seco o un paréntesis para poder trabajar en este nuevo disco?
Las dos cosas. Teníamos una situación que no estaba mal, pero nos ha servido este parón para trabajar mucho en el sentido de presentar las canciones con un formato audiovisual, acompañarlas de videoclips, que por cierto los hacemos nosotros mismos, pensando sobre todo en las redes sociales, además de tener un poco de calma a la hora de grabar. Creo que lo hemos hecho moderadamente bien.

Al hilo de esto, os implicáis en todos los procesos, no dejáis nada al azar. Supongo que será un motivo de orgullo, pero a la vez un plus de dedicación y esfuerzo.
Así es, poco más que añadir. Literalmente hacemos eso. Somos un grupo que, más allá de algún trabajo ocasional, no tenemos manager; y que, a pesar de haber sacado el primer disco por haber ganado el concurso de maquetas, todo lo demás ha sido autoeditado. En definitiva, está muy guay, pero a veces sí que te preguntas dónde te has metido. Compites contra Goliat, pero también compartes con David.

Recientemente, en una entrevista, decíais que entre vuestras inspiraciones hay "lo español, lo británico y las tres Américas". ¿No sentís la tentación de coger atajos o caminos más fáciles para tratar de llegar al éxito?
Entiendo lo que dices, que se puede optar por aquello que esté pegando en ese momento, pero no creo que lo de Rosalía o lo de C. Tangana, por ejemplo, sean de éxito fácil como sí ocurre con otros artistas que abusan demasiado del 'autotune'. A estas alturas, si conociéramos la fórmula para tener una canción fácil que sonara mucho, igual acabábamos haciéndola. Hacemos lo que nos gusta, en base a nuestras virtudes y defectos. La fórmula del éxito fácil no es algo que esté al alcance de muchos.

Este disco lo habéis grabado en Avilés, vosotros sois de Asturias. ¿Compartís la sensación de otros grupos que no están en Madrid o Barcelona de tenerlo un poco más complicado?
Esa percepción existe, más aún cuando gente que conoces personalmente ha tenido que ser parte de éxodo, compañeros y compañeras que se marchan a Madrid y sí les funcionan los proyectos. Si estás en Madrid o Barcelona, en núcleos que tengan más actividad o donde residen las sedes de algunas compañías, estás un poco más cerca de todo, es más accesible. Pero también hay ejemplos, gente como Ilegales o Rodrigo Cuevas, que siguen viviendo aquí y triunfan. A día de hoy, las distancias se han acortado. La historia es estar bien conectado, y ahora mismo hay maneras de lograrlo que hace unos años.

Como has comentado anteriormente son 11 once años de trayectoria. ¿Dónde te gustaría ver a Muñeco Vudú dentro de otros 11 años?
Me veo como un anciano tocando por ahí. El otro día lo hablaba con un amigo: en mi opinión, la fórmula del éxito es algo similar a Javier Krahe, no por el estilo, sino porque era un tipo que en verano no trabajaba y en invierno no acudía a festivales ni grandes estadios, pero sí a salas en las que el aforo era de 200-300 personas, y las llenaba, fuera donde fuera. Para mí eso es el éxito, hacer una gira larga y que veas que la gente se interesa por tu mensaje, no necesariamente llenar el WiZink Center. Me gustaría que dentro de un tiempo tuviéramos 23 discos y hubiéramos hecho al menos 15 giras.

"Hay ejemplos de que se puede triunfar sin tener que salir de Asturias" 

Mirando a la gira, con una actuación destacada en junio en Oviedo, ¿cómo van los preparativos?
Es una cosa curiosa: nunca habíamos tenido tantas entradas vendidas de forma anticipada, pero tampoco habíamos tocado en un recinto para 700 personas. Luego está la pandemia, no sé hasta qué punto el público tiene motivación para meterse en un espacio cerrado. Somos de aquí y hace mucha ilusión.

¿Hay un punto mayor de presión por tocar en casa y en un espacio tan emblemático como el Filarmónica?
Hay un poco más de exigencia. Hemos hablado con gente para cuidar la escenografía, queremos incluir una serie de elementos que forman parte del diseño del CD. Más allá de tocar bien, mimamos aspectos como el juego de luces. Me parece que esa autoexigencia debe estar siempre.

¿Hay alguna de las nuevas canciones que creáis que va a conectar bien con el público en los directos?
Personalmente, creo que es un disco que le va a gustar más a la gente que a nosotros, no por nada, simplemente porque llevamos 11 años y estamos en una dinámica de trabajo que nos hace estar inmersos en muchos detalles. Al final es un disco que lo va a notar más el de fuera que el de dentro, y lo digo en el buen sentido, es algo que hemos trabajado y repetido hasta la extenuación.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres