jueves, 18 de agosto de 2022 00:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Eva García Sáenz de Urturi: "Me apetecía volver a la novela contemporánea"

La escritora vitoriana regresa con ‘El libro negro de las horas'. A través de una historia trepidante se sumerge en el ámbito más turbio de los bibliófilos. Para ello se apoya en un personaje conocido: Unai López de Ayala.

Archivado en: entrevistas, cultura, literatura, Eva García Sáenz de Urturi

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: Pablo Terzagui

"No quiero saber todo del pasado de mis personajes; eso los mantiene frescos"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
11/3/2022 - 00:14

Su arranque en el campo de la literatura no pudo ser más brillante, con una novela, ‘La saga de los longevos', que contó con el respaldo de público y crítica. Desde entonces, el nombre de Eva García Sáenz de Urturi es sinónimo de ‘best sellers' y de novelas con una factura impecable, como quedó ratificado con ‘Aquitania', (Premio Planeta 2020) y especialmente con la ‘Trilogía de la Ciudad Blanca', protagonizada por el inspector Unai López de Ayala, Kraken, quien ‘vuelve' a la actividad de la mano de ‘El libro negro de las horas'.

¿Qué le ha llevado a rescatar a Kraken para esta novela?
En mi cabeza los personajes que creo, aunque pasen décadas, continúan activos e interactúan conmigo a menudo. Por eso Kraken, el abuelo, los longevos o Eleanor continúan en mi vida y nunca se van.

Su anterior obra, 'Aquitania', estaba ambientada en una época histórica muy diferente. ¿Cómo se afronta este cambio a la hora de enfrentarse a una nueva historia?
Siempre he basculado entre distintos géneros, desde histórica con ‘Pasaje a Tahití' o ‘Aquitania', como ‘thriller' con la ‘Trilogía de la Ciudad Blanca'. En mi caso, me apetecía volver a escribir novela contemporánea después de pasar tres años en el Medievo con ‘Aquitania'.

El personaje de Ítaca es una de las sorpresas agradables de la novela. ¿Se ha planteado en algún momento 'bucear' en el pasado de otros personajes familiares para sus lectores como El abuelo?
Cuando creo un personaje me lo planteo según la teoría de la caja de J.J. Abrams, guionista de la serie ‘Lost' ('Perdidos'). Cuando era niño su abuelo le regaló una caja, un cubo, con un interrogante dentro. En esa época se vendían en las tiendas de magia. La caja podía contener cualquier cosa, como una piñata, desde chuches a un tren de plástico, una trompeta... Pero el futuro guionista prefirió no abrir la caja porque mientras estuviera cerrada, en su imaginación prodigiosa podía contener cualquier cosa. A día de hoy tiene la caja, todavía sin abrir, en su despacho. Cuando creé a Unai, al abuelo, a Germán o a Estíbaliz y a Ítaca, pensé en todos ellos como cajas que podían contener cualquier pasado. No quiero saberlo todo de ellos, ni saber dónde estaban ni qué hicieron en todas las épocas de su vida. Eso mantiene frescos a los personajes.

Uno de los escenarios de 'El libro negro de las horas' es Madrid ¿Ha supuesto un mayor esfuerzo de documentación adentrarse en el Barrio de Las Letras?
Ha sido una delicia, Madrid es mi tercer hogar, después de Vitoria y Alicante, y viajo muy a menudo. Los viajes de documentación para mí son la parte más hedonista de mi oficio: hablo con expertos, visito lugares que muchas veces no están accesibles al gran público, y si tiene que ver con libros antiguos, suelo salir levitando.

Para las personas que no estén dentro de ese mundillo de la bibliofilia puede resultar llamativa la fiebre de personajes que aparecen en la novela. ¿Qué le inspiró para acercarse al coleccionismo?
El coleccionismo de libros antiguos transcurre paralelo al de las librerías de libros actuales, pero es muy diferente, se parece más al negocio de las antigüedades. Lo que me ha sorprendido mucho es que los coleccionistas suelen ser temáticos: gastronomía, libros de Aguilar, caza, heráldica, alta época, etc...

Cuando fue galardonada con el Planeta 2020 comentaba la tristeza que le generaba las cancelaciones de las firmas de libros a causa de la pandemia. ¿Está pudiendo resarcirse con esta nueva obra?
Por suerte la situación pandémica está más controlada en 2022. Me ha sorprendido mucho la ingente cantidad de personas que han acudido a mis firmas, al mismo nivel que antes de la pandemia. Todavía me quedan varias citas, como Sant Jordi o la Feria del Libro de Madrid.

Con esta son ya ocho las novelas que ha publicado en apenas diez años. ¿Tiene más proyectos en mente o se tomará un tiempo para disfrutar de 'El libro negro de las horas'?
Este oficio me encanta porque supone bascular entre dos ciclos muy opuestos: el de la escritura, que supone pasar meses o años encerrada en el despacho, y el de promoción, que es mucho más social y viajas y te reencuentras con las lectoras y los lectores. Cuando ya tienes suficiente con uno de los ciclos, por suerte llega el otro, que es opuesto, y se compensan muy bien.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres