martes, 6 de diciembre de 2022 05:34 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Leandro Pérez: "Es fácil ponerse en la piel de Libertad Guerra; todos nos hemos enamorado"

El escritor burgalés publica ‘La última noche de Libertad Guerra' (editorial Planeta), novela en la que se plantea una España en la que ha triunfado el golpe del 23-F.

Archivado en: entrevistas, cultura, literatura, Leandro Pérez

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: JEOSM

"Un escritor se puede sentir cómodo en territorios como Marte"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
20/5/2022 - 00:50

La Real Academia Española define ucronía como una "reconstrucción de la historia sobre datos hipotéticos". Y, aunque el término no resulte familiar, sí que refleja un juego al que, en mayor o menor medida, nos ha llevado la imaginación en algún momento. Leandro Pérez ha ido un paso más allá y con ‘La última noche de Libertad Guerra' dibuja en una novela la España en la que hubiera triunfado el Golpe de Estado del 23-F.

¿Cómo surgió la idea de esta ucronía del 23-F?
Más que pensar en palabras técnicas sobre qué tipo de novela iba a escribir, lo que me pasó es que pensé en una mujer que trabaja como periodista en Pueblo y que se enamora de un chico que desaparecería en un furgón policial. Para encajar esas primeras piezas del puzle creí que lo mejor era ponerlo en un contexto donde el 23-F había triunfado y que en esa misma noche habían muerto Suárez, Carrillo y el Rey. Todo son una especie de licencias para que Libertad Guerra esté en una España distinta, alternativa, en la que busca a ese chico que ha desaparecido en un furgón.

Como dices, la novela tiene como protagonista a Libertad Guerra, un nombre que parece una especie de oxímoron.
Surgió dando vueltas sobre cómo podía bautizar al personaje. En otros casos lo he tenido muy claro, pero cuando comencé a escribir esta novela, hace casi tres años, y decidí que se llamara Libertad Guerra ya marcó toda la novela. Ella es libre, es guerrera, tiene un segundo apellido, Pacheco, que viene de una familia extremeña que también tiene mucho peso en la novela. Es indudable que el nombre le marca a ella como personaje, y a mí como narrador.

Las ubicaciones, la banda sonora, acontecimientos como la visita del Juan Pablo II... ¿Has tenido que revisar mucha documentación sobre la época?

Planteo una España alternativa, que no es la que realmente ocurrió. En ese sentido, me acuerdo mucho de una canción de Sabina que dice "lo que pudo pasar y no pasó". Eso sí, cuando cuento cosas que tienen que ver con ese Madrid, son episodios reales. Libertad Guerra va al Rockola, al Vía Láctea, al Penta... Cuando hay comentarios históricos, como la muerte de Bob Marley, no me invento lo que ha ocurrido, me ciño a lo que sucedió en esa época. Al ser cosas que tenemos frescas en la memoria, he tratado de ser preciso y verosímil.

Recurres a Tolstoi para explicar que lo que sucede en la novela es pura ficción. Pese a todo, la historia es muy creíble, tanto que incluso algún lector ha especulado con que Imanol Zubizarreta es Imanol Arias.
Creo que todas las novelas inventan o modifican la realidad, todas plantean mundos alternativos, a su manera. Este personaje se basa en una declaración que hizo Imanol Arias, donde recordaba que, cuando vino a Madrid, dormía en la calle Ballesta cuando las prostitutas dejaban de trabajar. A raíz de esa frase me inventé un personaje distinto, de ficción, que no es, por supuesto, Imanol Arias.

"El contexto era ideal para encajar las primeras piezas del puzle" 


En 1981 tenías 9 años. ¿Te has llegado a plantear cómo habría sido tu vida en el caso de haber crecido en la ucronía que planteas en la novela?
No me he puesto en la piel de Libertad Guerra, he dejado que ella viva sus propias aventuras en ese Madrid. Quizás mis pasos, en ese contexto, hubieran sido similares, tal vez también fuera periodista o habría escrito novelas, pero la realidad habría sido peor.

La historia se desarrolla en varios escenarios, algunos de ellos, como Vitoria, ya lo usaste para ambientar parte de un libro anterior, 'Kolia'.
Los escritores se sienten cómodos en ciertos territorios, aunque estén en Marte o en la Edad Media. Yo, al plantear una novela ochentera, casi contemporánea, he escogido lugares que conozco, como Burgos, mi ciudad natal, Lerma y Vitoria, que las conozco muy bien, o Madrid, donde he vivido varios años. Ha sido algo no meditado, sino que ha surgido. La novela tiene algo de 'road movie'.

Respecto a otros personajes, la madre de Libertad, María, refleja una realidad que sí existió.
Quería que fuera distinta de Libertad. Hay un momento en el que la describo como "una especie de Audrey Hepburn a la extremeña", aunque vive en Lerma. Es viuda de un escritor importante, pero tampoco se parece a otras viudas más célebres. Es un personaje, para mí, muy importante y que muestra que viene de una España distinta de la actual.

Han pasado 40 años desde entonces, pero la crítica palpable respecto al periodismo, en cuestiones como la precariedad laboral y el posicionamiento político, puede seguir vigente. No hemos cambiado tanto.
Creo que la profesión no ha cambiado desde que comenzó, aunque los instrumentos tecnológicos sean otros. Sí que es verdad que el periodismo desempeña una labor crucial, la de informar, pero muchas veces en situaciones precarias y en entornos laborales que no son los mejores. Es parte del oficio.

"El periodismo no ha cambiado, aunque ahora haya otros instrumentos" 


Sobre Libertad Guerra, ¿seguirá los pasos de Juan Torca y protagonizará nuevas historias?

No lo sé. La novela me permite contar su historia pensando en lo que ocurre un tiempo después, pero hasta que no me siente de nuevo a escribir, que será cuando acabe la promoción, no tendré una decisión clara. Veremos. Ojalá.

Dentro de la extensa oferta literaria de la actualidad, ¿qué le dirías al lector para que se decante por 'La última noche de Libertad Guerra'?

Es fácil para cualquiera ponerse en la piel de Libertad Guerra: todos hemos estado enamorados y hemos pensado, en algún momento, que esa persona se aleja de nosotros, por el motivo que sea. En el fondo a Libertad le sucede eso. El contexto es distinto del nuestro, pero quiere encontrar al hombre que le gusta.  

Es la primera vez que empleas una voz femenina para narrar una novela. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Ha sido similar a la de libros anteriores. Era un personaje que tenía que ser mujer para vivir determinadas cosas, me he dejado arrastrar por ella. Para mí ha sido una experiencia entretenida y muy satisfactoria. En 'La sirena de Gibraltar' aparecía un pequeño diario de una mujer que se podría tomar como un pequeño precedente. Fue un paso previo que me ha servido para escribir este nuevo libro.

Más a título personal, padre, director de Zenda, socio de Trestristestigres... ¿de dónde sacas el tiempo para escribir?

Ahora, a nivel profesional soy, sobre todo, escritor. La vida familiar es lo más importante, pero la escritura está en el primer lugar de mis prioridades.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres